Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2441.html   
Programa de rehabilitación del sistema fluvial de los ríos Las Piñas y Zapote (Filipinas) — ACTUALIZACIÓN

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2010, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
Nota del editor: Esta práctica es una actualización de Sagip Ilog: Programa de Rehabilitación del sistema fluvial de los Ríos Zapote y Las Piñas, buena práctica BEST de 2006. El texto resaltado en negrilla corresponde al añadido en la práctica actualizada.
País/Estado — Filipinas
Región según Naciones Unidas — Asia
Región ecológica — costera
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno central; organización no gubernamental (ONG); organización de base comunitaria (OBC); gobierno local.

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; formación profesional; acceso igualitario al empleo, la formación y el crédito. Desarrollo económico: creación de empresas (sectores formal e informal); fomento de la inversión; formación de capital; capacidad empresarial; formación; acceso igualitario a los recursos económicos. Gestión ambiental: reducción de la contaminación; creación de zonas verdes en la ciudad; introducción de criterios ecológicos en el entorno urbano; tecnología ambientalmente responsable; restauración ambiental; higiene ambiental; sostenibilidad ecológica; gestión de recursos; ecoturismo;.


Contacto Principal

Oficina del senador Manuel B. Villar — gobierno central
Ramón D. Durán [ramon_d_duran@yahoo.com]

C. Masibay
BF Resort Village, Las Piñas
República de Filipinas

Tel: +63 28749238, +63 28725488, +63 28728540
Fax: +63 28728540


Socio

Oficina de Cynthia A. Villar — gobierno central
Lcdo. Rhaegee B. Tamaña

C. Masibay
BF Resort Village, Las Piñas
República de Filipinas
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales [Department of Environment and Natural Resources (DENR)] — gobierno central
Teresa S. Salanguit

North Avenue, ciudad de Quezón
República de Filipinas
Web: http://www.denr.gov.ph/
Colaboración administrativa.
Colaboración técnica.


Socio

Parejas para Cristo [Gawad Kalinga (OIKOS)] — organización no gubernamental (ONG)
Rubén Vea

Las Piñas
República de Filipinas
Colaboración técnica.


Socio

Federaciones para la Conservación de las Riberas de Las Piñas y Parañaque [Las Piñas City/ Parañaque City Federations of River Watch] — organización de base comunitaria (OBC)
Conrado Ustán (Distrito 1), reynaldo Ramos (Distrito 2), Benedicto Gaspay (Prañaque)

Las Piñas
República de Filipinas
Colaboración administrativa.


Socio

Unidades Locales de Gobierno de los barangays — gobierno local
Respectivos representantes de los barangays

Las Piñas
República de Filipinas
Colaboración de diverso tipo.

Resumen

Esta iniciativa tiene como objetivo la rehabilitación del sistema fluvial de los ríos Las Piñas y Zapote y de sus afluentes en un contexto de gestión compartida entre diversos departamentos del gobierno central, las unidades locales de gobierno y las diferentes comunidades de la ciudad de Las Piñas. Entre 2002 y 2005, 9.070 residentes de varias comunidades a lo largo del sistema fluvial a su paso por Las Piñas, Parañaque y Bacoor, en Cavite, recibieron cursos acerca de la conservación del río y de la gestión de residuos sólidos en base a criterios ecológicos. 3.576 de ellos fueron designados como vigilantes voluntarios y agrupados en 98 equipos.

A lo largo de cinco kilómetros del sistema fluvial se proyectó la reforestación con bambúes, mangles y otras especies adecuadas para el control de la erosión del suelo. Para complementar este esfuerzo, en dos áreas separadas de las riberas de ambos ríos se han instalado viveros de bambú, plantándose varias especies tanto autóctonas como foráneas. La primera, de 500 metros y que cuenta con 25 especies distintas, en el barangay (término filipino equivalente a pueblo, distrito o circunscripción) Pulanglupa II. La segunda está ubicada en el barangay Talon II, mide 300 metros y cuenta con 27 especies diferentes.

De los 56 kilómetros de longitud del sistema fluvial, 13 son limpiados con regularidad. Esto implica la recogida diaria de la basura flotante en los ríos Las Piñas y Zapote, apoyada por la instalación de cinco filtros de acero que la atrapan y retienen. Para facilitar estas actividades se adquirió maquinaria pesada, consistente en tres retroexcavadoras sobre una barcaza para el río principal, dos retroexcavadoras pequeñas para los arroyos aledaños, tres lanchas motoras, tres remolcadores, dos lanchas inflables con motor y cuatro camiones volquetes. También se construyeron las siguientes estructuras: la extensión del muelle C-5, que alberga las oficinas del proyecto así como el centro de formación del río Las Piñas; el muelle Naga, que funciona como estación de equipamiento; el muelle de equipamiento BF, situado en el río Zapote y la estación fluvial Prinza que alberga un centro de cestería con nenúfares, en el muelle BF Resort Talon 2.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

La contaminación causada por el vertido de diferentes residuos acabó con la vida acuática en el río de Las Piñas y lo convirtió en un inmenso cubo de basura flotante: desagradable a la vista, sucio, maloliente. Lo que solía ser una fuente de vida se convirtió en foco de enfermedades. Un problema aún mayor aparecía con regularidad: las inundaciones.

Establecimiento de prioridades

La primera prioridad fue la reducción de la incidencia de grandes inundaciones en Las Piñas durante los días de lluvia, debidas a la gran cantidad de fango acumulada en los ríos y a la saturación de los sistemas de drenaje. Entre las acciones llevadas a cabo para lograr este objetivo se incluyen el dragado, la limpieza y la reforestación. Otra prioridad fue abordar el creciente problema de la eliminación incorrecta de los residuos debido a la falta de cooperación entre las comunidades situadas a lo largo del sistema fluvial. Estas prioridades se establecieron gracias al esfuerzo conjunto de los diferentes socios del proyecto bajo la dirección del senador Manuel Villar y de Cynthia Villar, diputada del Distrito de las Piñas en la Cámara de Representantes (cámara baja) del Congreso de Filipinas.

Formulación de objetivos y estrategias

Objetivos Estrategias Actividades
Rehabilitación de las cuencas de drenaje de los ríos para controlar las inundaciones Dragado
  • Adquisición, manejo y mantenimiento del equipo pesado
  • Recuperación de afluentes desaparecidos
Ídem Limpieza
  • Eliminación de los desechos flotantes de forma regular
  • Instalación de filtros para la basura
Estabilización de las riberas para controlar la erosión del suelo Reforestación
  • Plantación de franjas de bambú de distintas especies, de mangles, etc.
  • Embellecimiento de dichas franjas con plantas ornamentales
Fomento de la capacidad de auto-organización de las mujeres y los jóvenes en la gestión de los ríos Apoyo y formación
  • Campañas de limpieza
  • Colocación de señalización
  • Distribución de material informativo
  • Seminarios y formación
  • Designación y movilización de voluntarios

Movilización de recursos

Durante la puesta en práctica inicial del programa en los años 2002 y 2003, el senador Manuel Villar donó dos retroexcavadoras, dos lanchas motoras y un camión volquete para las actividades de dragado y limpieza del río. Hoy en día se dispone además de tres retroexcavadoras sobre una barcaza, dos retroexcavadoras pequeñas para los arroyos aledaños, tres lanchas motoras, tres remolcadores, dos lanchas inflables con motor y cuatro camiones volquetes para la realización de dichas actividades. La diputada Villar financió la puesta en funcionamiento y el mantenimiento de este equipo, incluyendo el pago de los salarios de los trabajadores contratados. De forma paralela un tramo de 7,5 kilómetros del río Las Piñas fue dragado a la vez que se reforestaban sus riberas con 3.100 brotes de dos especies de bambú que provenían parcialmente del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Región de la Capital Nacional. El gobierno de la ciudad proporcionó los recursos humanos necesarios para la limpieza regular del río. La Fundación Villar financió los cursos de formación en la conservación de ríos para más de 1.000 residentes de las comunidades y para funcionarios locales. El Departamento de Medio Ambiente proporcionó los recursos humanos y el material informativo mientras que las autoridades locales proporcionaron los lugares de reunión durante los cursos. Las oficinas del senador y de la diputada Villar designaron a los vigilantes voluntarios entre los residentes que recibieron los cursos.

Durante los años 2004 y 2005 el programa se llevó a cabo conjuntamente entre el Departamento de Medio Ambiente y la oficina de la diputada Villar. Ambos socios compartieron la movilización de sus recursos técnicos y humanos. La oficina del senador Villar facilitó un fondo de siete millones de pesos con este fin.

Proceso

El Departamento de Medio Ambiente y las oficinas del senador y la diputada Villar planearon y llevaron a cabo conjuntamente la gestión del programa para el período 2004-2005. A fin de institucionalizar esta colaboración se elaboró un Memorándum de Cooperación entre los socios para definir claramente cada tarea específica. La División de Gestión Marina y de Costas [Coastal and Marine Management Division (CMMD)] del Departamento de Medio Ambiente se convirtió en el centro de coordinación del programa durante dicho período. Proporcionó asistencia técnica durante la puesta en práctica de varios subproyectos del programa, facilitando la distribución de fondos, controlando su desarrollo y realizando informes periódicos acerca de su progreso.

La oficina de la diputada Villar encabezó la dirección de los diferentes participantes en el programa. También fue responsable de la coordinación de éstos con otros socios. Por otro lado, la organización no gubernamental OIKOS proporcionó recursos humanos para la realización de los seminarios, mientras que la División de Gestión Marina y de Costas proporcionó el material informativo necesario. La apatía de los habitantes de los asentamientos informales situados a lo largo del río, el cual atraviesa también otros distritos, ha sido el mayor adversario para los equipos de vigilancia, pero los diferentes actores involucrados en el proyecto no se han dejado abrumar por la inmensidad de este problema, resultado de tres décadas de abandono. Algunos gobiernos locales (de los pueblos o de los barangays) tampoco han sido de mucha ayuda, especialmente en lo referente a las sanciones impuestas a los habitantes descubiertos arrojando basura al río.

Debido a la débil aplicación de las leyes relacionadas con la protección del río y sus cauces, los asentamientos informales y las infraestructuras ilegales ocupan hoy todavía los tres metros de servidumbre de paso exigidos por el Código del Agua Filipino (Decreto Presidencial o P.D. 1067) en los ríos Zapote y Las Piñas. Gracias al esfuerzo de la diputada Villar, las personas que viven en el cauce del río Las Piñas serán realojados en el futuro. De la misma manera, fábricas y almacenes continúan vertiendo agua residual sin tratar a los ríos y arroyos, violando el Código Sanitario (P.D. 856). Algunos habitantes de las comunidades cercanas persisten en tirar basura a los ríos y espacios públicos, violando así la Ley Ecológica de Residuos Sólidos de 2000 (Ley de la República o R.A. 9003). A través del programa, los habitantes y sus representantes en los barangays conocieron la existencia de las leyes mencionadas.

Otro problema detectado fue la falta de financiación continuada, necesaria para mantener la implantación del programa durante diez años. En el período 2002-2003, el programa dependía totalmente de contribuciones voluntarias por parte de los socios (principalmente de las oficinas del senador Villar y la diputada Villar, quienes contribuyeron con 3 y 7 millones de pesos respectivamente). En 2004 el senador Villar facilitó la aportación de un presupuesto de 7 millones de pesos procedentes del Fondo de Asistencia Prioritaria al Desarrollo del Gobierno de la República de Filipinas para la implantación del programa durante dos años más (período 2004-2005).

Resultados obtenidos

El dragado y la limpieza con regularidad del sistema fluvial de los ríos Las Piñas y Zapote han tenido como resultado la rehabilitación de su cuenca de drenaje, viéndose así reducida la incidencia de inundaciones en la ciudad. Asimismo, las actividades económicas no se ven totalmente obstaculizadas durante los días de lluvia. Los estudiantes pueden ir a clase con normalidad mientras que las mujeres son capaces de dedicarse a sus actividades también fuera de sus casas. Además, los problemas de salud han disminuido.

La reforestación de las riberas ha minimizado la erosión del suelo, principal causante de la acumulación de fango en el sistema fluvial. A su vez, los dos viveros de bambú establecidos, los primeros en la región metropolitana de Manila (Gran Manila), son ideales para propósitos científicos y educativos. También se pueden generar ingresos con la recolección de las varas maduras, ya que pueden ser vendidos a fabricantes de muebles y artesanía. Aparte de esto el programa ha proporcionado empleo a 18 trabajadores encargados del dragado, la limpieza y la reforestación del río. Lo más importante es que se ha disuadido a los habitantes de la zona de continuar vertiendo basura a lo largo del cauce del río.

Los funcionarios de las autoridades locales y de las comunidades cercanas han participado activamente en la difusión de información y en las actividades de formación. De los 9.070 residentes que asistieron a los seminarios y talleres de conservación de los ríos, el 62% eran mujeres frente a un 32% de hombres. Sin embargo, de los que fueron designados como vigilantes voluntarios para controlar los actos ilegales de vertido de basuras en las zonas del proyecto, un 44% eran mujeres y un 56% hombres.

La comunidad se ha mantenido alerta: hacia finales del año 2005 se contaba ya con 3.120 voluntarios formados y activos. Estos voluntarios se organizaron en distintos grupos de vigilancia en las zonas que lindan con el río: 174 grupos en Las Piñas, 31 en Parañaque y 55 en Cavite.

Sostenibilidad

Las actividades de dragado, limpieza y reforestación del río pueden ser mantenidas incluso después de completarse (al menos formalmente) el programa. La maquinaria pesada adquirida ha sido asignada al gobierno municipal para posibilitar su futura utilización y mantenimiento. De esta manera puede utilizarse para rehabilitar el adyacente río Parañaque, que también afecta al río Las Piñas.

Las franjas de bambú que han sido plantadas pueden ser adoptadas por propietarios organizados o por las autoridades locales para su cuidado y protección. Además el gobierno municipal puede formular reglas para su correcta protección y mantenimiento a través de su Centro de Salud Ambiental. Esto podría institucionalizarse mediante la aprobación de la ordenanza número 658-05, actualmente un borrador. Igualmente, las autoridades de los barangays también podrían formular soluciones relacionadas con las anteriormente mencionadas.

El esfuerzo de reforestación ha continuado mediante la reproducción de las plantaciones de bambú en las zonas de las riberas que todavía se encuentran sin vegetación. El personal del Sagip Ilog (vigilante del río), formado previamente por el Departamento de Medio Ambiente en el mantenimiento y la propagación del bambú, ya es capaz de producir brotes de buganvilla y esquejes de bambú a partir de plantas maduras.

Los equipos de voluntarios elegidos como vigilantes del río en cada comunidad pueden orientar y formar a otros habitantes interesados en la gestión y mantenimiento del mismo. De esta manera se logrará despertar una conciencia pública continuada y se podrá formar a más voluntarios para detectar y controlar las actividades ilegales que se lleven a cabo a lo largo de todo el sistema fluvial. Los fondos necesarios para movilizar a los voluntarios se pueden generar tanto por las ventas de varas de bambú maduro de recolección regulada como por la de artesanía. Otra fuente de ingresos puede provenir de la venta de materiales reciclados que son recogidos gracias al esfuerzo comunitario. Por último, también podrían provenir de aportaciones voluntarias por parte de habitantes de la ciudad de Las Piñas comprometidos con el medio ambiente.

Este programa puede ser ampliado y replicado en ríos adyacentes en el área de Gran Manila y Cavite, especialmente en aquellos que contribuyen en gran medida a contaminar la bahía de Manila.

Lecciones aprendidas

Una lección es la importancia de trabajar con las autoridades locales que conceden prioridad a la gestión ambiental. Aparte de su fuerte convicción en la protección y la mejora de las condiciones ambientales de la ciudad de Las Piñas, la diputada Cynthia Villar está siempre abierta a ideas de proyecto nuevas y pertinentes, estando dispuesta a invertir sus propios recursos para realizarlos.

Los proyectos llevados a cabo con una baja participación comunitaria son menos efectivos en términos de sostenibilidad. Suele ocurrir que si se da la presencia de promotores del proyecto en el lugar, los socios cooperan activamente, pero una vez que el proyecto se ha completado y el promotor ha abandonado la comunidad las actividades se ralentizan e incluso mueren. Sin embargo si las comunidades se involucran de forma directa el proyecto continúa e incluso prospera a un nivel mayor de puesta en práctica.

Se ha identificado la participación activa de la comunidad y la colaboración incansable entre el gobierno y las diferentes organizaciones privadas como elementos clave para asegurar el éxito del programa. Los distintos actores involucrados en el programa de rehabilitación de los ríos, es decir, las oficinas de la diputada y el senador Villar, el Departamento de Medio Ambiente, las autoridades de los barangays y las organizaciones comunitarias (como por ejemplo Parejas para Cristo) deberían unirse en un ejercicio de planificación estratégica para definir y afinar la visión, metas, objetivos, estrategias y actividades del programa. Este ejercicio debería ir precedido de una evaluación interna exhaustiva de lo que ya se ha logrado con el programa (desde 2002 hasta la actualidad) para incluir las fortalezas, debilidades y deficiencias, así como una exploración de las oportunidades y amenazas en el entorno externo.

Algunos elementos relacionados con los objetivos concretos para el río ya han sido definidos, como por ejemplo la capacidad de que vuelva a albergar peces. Las distintas organizaciones y asociaciones involucradas deberían asimismo determinar su misión y función específicas en relación con el programa. El objetivo general, los objetivos específicos así como las estrategias y actividades previamente establecidas deben reafirmarse, potenciarse o modificarse según sea necesario.

Transferibilidad

En 2001 el Programa Ambiental de la Costa del Departamento de Medio Ambiente replantó una especie de bambú localmente conocida como kawayang tinik para rehabilitar los ríos Marikina y Las Piñas. Estos ríos, ambos situados en la zona de Gran Manila, son dos grandes contribuyentes a la veloz degradación ambiental de la bahía de Manila.

Durante el proyecto, un kilómetro de la ribera del río Las Piñas en el barangay Elias Aldana fue replantado con 500 brotes de las especies de bambú antes mencionadas. Los 100 brotes que sobrevivieron crecieron a lo largo de los manglares existentes en la zona, debido a la cercanía del lugar a la desembocadura del río en la bahía.

Esto inspiró a la diputada Villar a reproducir dicho esfuerzo en la rivera opuesta a Elias Aldana, en el barangay Pulang Lupa II. Villar viajó a China en busca de otras ideas relevantes. Tras este viaje decidió desarrollar y poner en práctica un esquema de gestión más comprensible junto a otros actores involucrados en la rehabilitación del sistema fluvial de Las Piñas-Zapote. Como punto de partida puso en marcha el programa de rehabilitación fluvial Las Piñas Sagip Ilog el 13 de Diciembre de 2002. Aprovechando la ocasión, el senador Villar donó la maquinaria pesada coincidiendo con la celebración de su cumpleaños.

Los nenúfares del río Las Piñas se consideran hoy en día un regalo de la naturaleza, ya que se utilizan como materia prima en el Centro de Cestería de Las Piñas. Gracias a un acuerdo de colaboración con Order.Com Trading, propiedad de la señora Ofelia So, los vecinos de Las Piñas han podido disfrutar de talleres de formación sobre el uso de los nenúfares como material para la cestería. Personal cualificado del Centro de Diseño y Desarrollo de Productos de Filipinas proporcionaron a los participantes la formación necesaria y el conocimiento de las técnicas para conseguir productos con calidad de exportación que también puedan ser utilizados en casa o ser vendidos para complementar los ingresos familiares.

La cestería con tallos de nenúfar se ha convertido en uno de los principales medios de vida en Las Piñas. Los cestos y recipientes fabricados con tallos de nenúfar han alcanzado una gran popularidad, llegando incluso a captar la atención del mercado internacional, y su producción se puede desarrollar hasta llegar a ser una de las principales exportaciones de la ciudad. Desde su lanzamiento formal en julio de 2006, el centro ha conseguido llegar hasta a la clientela local e incluso ha exportado mercancía a los Estados Unidos de América.

El proyecto de cestería con nenúfares como medio de vida ha sido una inspiración para muchas mujeres y para los gobiernos locales, tanto es así que se está repitiendo la experiencia en la ciudad de Taguig en Gran Manila, en las ciudades de Ramón en la provincia de Isabela, y en Cuyapo y Ciudad de San José en la provincia de Nueva Écija.

Perfil Financiero

Socio 2002-2003 2004-2005 2006 2007 2008 2009 Total
Oficina del senador Manuel B. Villar 3 (15%) 7 9 (98%) 10 (93%) 2,3 (80%) 0,17 (10%) 31,47 (61%)
Oficina de la diputada Cynthia A. Villar 17 (85%) - 0,2 (2%) 0,8 (7%) 0,56 (20%) 1,6 (90%) 20,16 (39%)
Total 20 7 9,2 10,8 2,86 1,77 51,63

Todas las cantidades están expresadas en millones de pesos filipinos.

Legislación y políticas relacionadas

Durante la formación en gestión fluvial se orientó a los participantes en las características principales de la Ley de Gestion Ecológica de Residuos Sólidos (GERS) del año 2000 (RA 9003). Se les enseñaron los principios y métodos de la misma como parte importante en la rehabilitación del río. Además, se les orientó acerca de la Regla XVIII (Medidas Penales, Sección 1, 2 y 3) de dicha ley.

También se consideró el Código del Agua de Filipinas (PD 1067) para prevenir la ocupación por parte de más asentamientos informales y la construcción de estructuras ilegales dentro de la zona de servidumbre de tres metros determinada para los ríos a su paso por las zonas urbanas. Además, el programa se guió por el Código Sanitario (PD 854) que proporciona directrices acerca de la gestión de residuos por parte de establecimientos, plantas de tratamiento y fosas sépticas, así como de otras sustancias que pueden causar la contaminación del aire y el agua.

El Ayuntamiento de Las Piñas ha presentado una ordenanza en la cual se adopta el bambú como emblema de la protección del medio ambiente, de acuerdo con la Ley de Vida Salvaje de Filipinas (RA 9147). El 29 de marzo de 2005 el Ayuntamiento refrendó una ordenanza que asegurará la protección de las plantaciones de bambú establecidas en el sistema fluvial de los ríos Las Piñas y Zapote, declarándolo Zona de Protección y Conservación de la Vida Salvaje. Las bases legales para lograrlo se incluyen el Código del Gobierno Local (RA 7160) de 1991 y la Ley de Vida Salvaje de Filipinas (RA 9147).

Referencias

Ramón D. Durán  (2008)   «Iniciativas Sociales para la Rehabilitación de los Ríos: Un Caso para los Modos de Vida sostenibles y la Gestión de Proyectos [Social Enterprises from River Rehabilitation: A Case for Sustainable Livelihood Development and Project Management]»,   Fundación Sipag at Tiyaga (Paciencia y Perseverancia), 30 de noviembre, finalista del Concurso de Escritura sobre Casos Globales, St. Gallen, Suiza, 2009 

Ramón D. Durán  (2008)   Entrevista con la señora Ofelia So   31 de octubre 

Ramón D. Durán  (2008)   Entrevista con Violeta J. Santos   31 de octubre 

Ramón D. Durán  (2008)   Entrevista con Rubén Vea, del Ministerio de Oikos Parejas para Cristo   18 de octubre 

Ramón D. Durán  (2008)   Entrevista con voluntarios de Sagip Ilog   18 de octubre 

Universidad de Filipinas en Los Baños (UPLB)  (2008)   Asistencia técnica en Gestión Ecológica de Residuos Sólidos en el Distrito de Las Piñas y Proyectos de Subsistencia desarrollados por la diputada Cynthia Villar [Technical Assistance to Congressional District of Las Pinas in Ecological Solid Waste Management and Livelihood Projects of Congresswoman Cynthia Villar]   Propuesta de proyecto sin publicar 

Cynthia A. Villar  (2008)   «Husking away»,   Mi Viaje por la Industria de la Artesanía en Las Piñas [My Journey in the Las Pinas Arts and Crafts Industry], Fundación Villar 

Joyce M. Crisanto y Visitación R. de la Torre  (2006)   «Marcando el Camino en la Protección del Medio [Leading the Way in Environmental Protection]»,   Las Piñas, una Ciudad con Patrimonio, Fundación Villar 

Rafael D. Guerrero  (2008)   «Vermicompost»,   Recopilación de Tecnología Ambiental [Environmental Technology Compilation (ETC)], Departamento de Ciencia y Tecnología-Programa Integrado de Tecnologías de Producción Limpias  [Department of Science and Technology-Integrated Program on Cleaner Production Technologies (DOST-IPCT)

«El sistema de suelo feliz en Filipinas [The Happy Soil System in the Philippines]: http://www.3rkh.net» y «La compostadora ventilada a fondo [The thoroughly ventilated bin- compostainer] http://www.ssi-schaefer-asia.com»


Edición del 4-11-2010
Traducción del inglés: Ana Perucha Cañadas
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2441.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio