Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Documentos > Informe Nacional España Habitat II > http://habitat.aq.upm.es/in/a005.html

Cooperación internacional




1. Líneas generales. Criterios y prioridades de la cooperación internacional




1.1 Instrumentos y medios


España, país desarrollado de tipo medio, miembro de la Unión Europea, y unido por vínculos históricos y culturales de especial fuerza con los países iberoamericanos, ha empezado a definir en el último decenio, a través de una política exterior renovada, el lugar que le corresponde ocupar en un mundo como el actual, pequeño, interdependiente, cerrado ecológicamente y con una base de recursos naturales amenazada, que experimenta graves problemas por la persistencia de extensas zonas de pobreza y por un ritmo de crecimiento demográfico insostenible. Ante tal panorama, la respuesta de los países desarrollados ha sido la puesta en marcha de políticas de cooperación. Estas políticas, imprescindibles hoy en la conducta internacional de los países desarrollados, son al mismo tiempo, un instrumento poderoso de vinculación entre las sociedades, y, especialmente, de conexión del mundo empresarial y de las organizaciones ciudadanas. En ese contexto, España pone en marcha su propia política de cooperación, con los objetivos siguientes:

Tales objetivos quedan, asimismo, reflejados en el actual Anteproyecto de Ley de Cooperación, informado favorablemente por el Consejo de Cooperación al Desarrollo, que señala como principios rectores de la política española de cooperación internacional, los siguientes:

  1. El reconocimiento del ser humano en su dimensión individual y colectiva, como protagonista y destinatario último de la Política de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

  2. El respeto de los derechos humanos, y la igualdad de derechos y libertades de todas las personas y pueblos.

  3. El compromiso con la democracia y las libertades públicas, y,

  4. La participación ciudadana en la consecución de un desarrollo sostenido y sostenible.
Sobre la base de todo lo anterior, se pueden distinguir los siguientes rasgos que caracterizan la filosofía y métodos de la cooperación española:





1.2 La cooperación internacional al desarrollo o ayuda oficial al desarrollo (AOD)


Anualmente para organizar la cooperación internacional, se elabora el Plan Anual de Cooperación Internacional (PACI) que recoge las distintas actuaciones programadas de la cooperación española: la cooperación internacional, según los criterios del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), se califica como Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) cuando satisface los requisitos de:

  1. Los fondos para la cooperación provienen del sector público, bien en forma de donaciones o como préstamos o créditos blandos;

  2. El elemento de liberalidad de los créditos blandos es de al menos un 25%;

  3. Tiene por objetivo esencial la mejora del desarrollo económico y el nivel de vida de los países en vías de desarrollo (PVD); y,

  4. El país beneficiario figura incluido en la lista de PVD elaborada por el Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE.

En España, el coste previsto para la cooperación internacional al desarrollo en el Plan Anual de Cooperación Internacional para 1995, es de 277.668 millones de pesetas distribuídos en 142.606 millones para cooperación bilateral, y 135.061 millones para cooperación multilateral.

Sin embargo, de esos 277.668 millones, sólo se considera Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) 190.741 millones, de los que 126.071 son destinados a ayuda bilateral y 64.669 a multilateral.

Se analiza a continuación la cooperación multilateral y la bilateral en la actualidad:

1.2.1 Cooperación Multilateral

Comprende las cuotas y contribuciones a organismos internacionales. La previsión de gastos de la AOD para 1995 en la cooperación multilateral se eleva a 64.669 millones.

Los instrumentos a través de los que España desarrolla esta cooperación multilateral son:


1.2.2 Cooperación Bilateral

Se refiere a las relaciones que se establecen directamente entre el país donante y el beneficiario de la ayuda, y, también, las que se realizan con organismos internacionales, en caso de que el país donante pueda decidir el programa concreto a que deben ser destinados los fondos o el país receptor de los mismos. La precisión de gastos de la AOD en la cooperación bilateral para 1995 se eleva a 126.071 millones.

Sus componentes básicos son:




2. Cooperación española en los sectores de la vivienda y del desarrollo de los asentamientos humanos




2.1 Programas y actividades prioritarias en materia de vivienda y asentamientos humanos


La cooperación española en vivienda y asentamientos humanos se centra en:


Tales líneas de actuación se han abordado, a través de los años, desde perspectivas diferentes. En la actualidad, sin desdeñar la atención a proyectos concretos, que con la adecuada formulación puedan ser abordados aisladamente, se tiende a tratar el ámbito de los asentamientos humanos desde un enfoque integrado.

Tras una primera etapa en la que abundaron los proyectos de construcción de viviendas, especialmente en el área centroamericana, para dar respuesta urgente a problemas de reasentamiento y dotación de recursos habitacionales a poblaciones con deficiencias en este sentido, se ha ido pasando a una línea de trabajo en el ámbito de los asentamientos humanos más centrado en el fortalecimiento de las entidades locales como agentes de desarrollo.

La experiencia sobre el terreno ha permitido detectar que son las municipalidades el factor potencialmente más operativo en este ámbito, pero las municipalidades de muchos de los países receptores, cuentan con escasos recursos humanos, escasez de medios económicos por ausencia de canales eficaces y claros de financiación y recaudación de contribuciones e ineficiencia, cuando no simple ausencia de servicios básicos.

Por otra parte, la tradición municipalista de España, revitalizada desde mediados de los setenta como elemento esencial de la consolidación democrática, muy valorada en el exterior y especialmente en Iberoamérica, constituye una enorme ventaja comparativa de la cooperación española. Los municipios, las diputaciones y los organismos españoles especializados en formación e información sobre temas municipales, tanto desde el punto de vista de la gestión, como del tratamiento técnico de los servicios, atesoran una gran capacidad de oferta de recursos. Incluso, la creciente preocupación social respecto a la cooperación para el desarrollo lleva a los ayuntamientos españoles a generar una excelente buena disposición para aportar sus medios, básicamente técnicos, pero también financieros, para actuar en el ámbito que les es más propio.

Se trabaja, así, en una línea del fortalecimiento institucional, administrativo y técnico de las municipalidades. Una más cercana gestión de los recursos y ejecución de proyectos urbanísticos, de vivienda y de infraestructuras y servicios constituirían, además, objetivos enmarcados en el afianzamiento democrático y los procesos de descentralización administrativa, una de las metas estratégicas de nuestra cooperación.

En ese sentido, se perfilan las líneas de trabajo siguientes:


2.1.1 Programas de desarrollo municipal
En 1990 se puso en marcha el Programa de Desarrollo Municipal en Centroamérica (DEMUCA), cuyos resultados, tras cinco años de experiencia, permiten que pueda ser concebido como una auténtica experiencia piloto con perspectivas de ser ampliado a otras regiones. Una somera descripción del mismo nos permite perfilar lo que puede ser un modelo de intervención trasladable a otros ámbitos geográficos, incorporando las peculiaridades de cada caso.

Los objetivos del DEMUCA son:


Lo que se busca es la transformación efectiva de la gestión municipal en el área de los servicios públicos y en la administración general del municipio, de manera que, a la retirada de la cooperación, estas municipalidades sean capaces de gestionar adecuadamente sus recursos y brindar servicios a sus ciudadanos, con la participación de éstos en la gestión, control y seguimiento de los mismos.

Los beneficiarios del Programa son:

El Programa comprende:

En este último aspecto, el Programa se ha planteado en términos de la mayor concentración sectorial, de recursos y de tecnología disponible de manera que los proyectos tuvieran éxito asegurado y carácter de experiencia piloto en la gestión de unos servicios básicos municipales prioritarios.

Otro factor de importancia en este proceso es la creación de canales de intercambio de información técnica entre las instituciones locales que han servido de contraparte -institutos nacionales de fomento y asesoría municipal- e instituciones españolas que han participado en el Programa tanto en el aspecto formativo como en la ejecución de proyectos concretos, entre los que destaca el Centro de Estudios Municipales y de Cooperación Interprovincial - CEMCI- de la Diputación de Granada.

Por lo que se refiere a su cobertura el programa ha tenido un aspecto:


2.1.2 Cursos de formación en gestión municipal y servicios sociales básicos

Independientemente de las actividades de formación incorporadas al Programa DEMUCA o a los Programas de Desarrollo Municipal que se lleven a cabo siguiendo su modelo, existen también cursos genéricos de formación para el seguimiento del desarrollo de la cooperación de España con determinados países. Inicialmente se ofrecen cursos intensivos de gestión municipal, pero, en función de las demandas específicas se está en disposición de abordar cursos de formación sectorial. Se cuenta con el concurso del CEMCI, antes mencionado, así como con las Comunidades Autónomas.

2.1.3 Asesoramiento y asistencia técnica

Se sustenta, para el área iberoamericana, en un Acuerdo con el Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU) para ayuda directa a las municipalidades en la elaboración o mejora de planes urbanísticos de las ciudades miembros de esa Institución.

2.1.4 Otros

Existen, también, otras actuaciones concretas, a partir de demandas específicas de actuación formuladas a través de las Oficinas Técnicas de Cooperación que tiene España en determinados países.

En ámbitos rurales, se mantienen la puesta en marcha de proyectos de Desarrollo Rural Integrado, especialmente en el área centroamericana.

También existen proyectos de gestión integral y de rehabilitación de centros históricos.




3. Proyectos de cooperación


En el anexo II se relacionan los principales proyectos de cooperación en el ámbito de los asentamientos humanos, que han sido financiados a Organizaciones no Gubernamentales por la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, durante los años 1993 y 1994, así como los que actualmente están siendo financiados por la Agencia Española de cooperación Internacional (AECI).

Entre los primeros, destacan los de reasentamiento de población refugiada -cuatro en el período que se analiza a continuación-; por su singularidad, se señala el establecimiento de dos campos de refugiados en Bosnia-Herzegovina; y los desarrollados en Guatemala y Mozambique.

Otro grupo lo configuran los cinco proyectos relacionados con la construcción de viviendas.

En el sector del agua se subvencionan seis proyectos para abastecimiento de agua potable; y dos de letrinización. En este ámbito se observa una progresiva demanda de subvención de proyectos por la importancia de la disponibilidad de agua para lograr una adecuada salud de la población.

Otros proyectos abarcan el terreno de la electrificación rural y urbana -tres-; y el resto de subvenciones se destinan a proyectos referentes a otras actuaciones medioambientales o de desarrollo rural integrado en los que se combinan la componente específicamente habitacional con la de carácter educativo y sanitario (como construcción de escuelas, colegios o centros de asistencia médica).

Entre los segundos, son de señalar los correspondientes a planes integrados para el desarrollo de los países del Norte de África (Marruecos y Mauritania) y los de desarrollo urbanístico o viviendas en países de Iberoamérica (Nicaragua, Guatemala o Uruguay, entre otros).

España ha colaborado, asimismo, con las distintas organizaciones del sistema de Naciones Unidas especializadas en asentamientos humanos y población, como el Fondo de Naciones Unidas para Asuntos de Población (FNUAP) con el que existe un programa conjunto en Filipinas; con la Agencia de Naciones Unidas de Socorro y Obras Públicas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA); y con el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) con quien se ha trabajado en diversos países con problemas de migraciones forzadas por conflictos bélicos.




4. Posibilidades de cooperación que España puede ofrecer en el campo de Asentamientos Humanos


España, como se ha ido viendo en los apartados anteriores, ha centrado sus actuaciones en el campo de los asentamientos humanos, en el fortalecimiento y modernización de las administraciones locales en edificación de viviendas, depuración de aguas residuales y tratamiento de desechos sólidos, en asesoramiento técnico en materia de planificación urbanística y en la recuperación y rehabilitación de cascos históricos urbanos.

La experiencia de la cooperación española en algunos de estos terrenos, permite la formulación de proyectos con carácter integral que dan prioridad al fortalecimiento de los municipios como agentes de desarrollo social. Por consiguiente, la cooperación española está en condiciones de ofrecer su colaboración en:


Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente

Fecha de referencia: 31-05-1997

Documentos > Informe Nacional España Habitat II > http://habitat.aq.upm.es/in/a005.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio