Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > América Latina y el Caribe > Concurso Internacional 1998 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu98/bp643.html

Saneamiento y limpieza de los ríos y de los cursos de agua en el municipio de Barra Mansa (Brasil)


Fecha de referencia: 26-07-98

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1998, y catalogada como GOOD. ( Best Practices Database.)
País/Country: Brasil

Región según Naciones Unidas: América Latina y el Caribe
Región ecológica: Ribera (cuenca hidrográfica)
Ámbito de la actuación: Ciudad
Instituciones: Gobierno local.

Categorías = Participación ciudadana y riqueza cultural: Participación comunitaria. Situaciones de emergencia y desastres naturales: reducción de riesgos; reducción de la vulnerabilidad. Gestión ambiental: restauración ambiental; reducción de la contaminación.

Contacto principal:
Marcos Antonio Marques -Executive Manager- SAAE/BM
Rua Luis Ponce 263 - Centro
Barra Mansa
Estado do Rio de Janeiro
Brasil
27355 - 250
(024) 322 89 16
(024) 322 39 12
prefeita@pmbm.rj.gov.br

Socio:
Forest State Institute (I.E.F.)
Paulo Wagner Mithidieri Bougleux
Rua Jose Hipolito 149 apt. 201 - Cotiara
Barra Mansa
Estado do Rio de Janeiro
Brasil
27345 - 000
(024) 322 6062 extensión 188

Socio:
Local Legislative Power
Councilman Claudio Cruz
Praca da Bandeira 1 - Centro
Barra Mansa
Estado do Rio de Janeiro
Brasil
27355 - 030
(024) 322 26 52
prefeita@pmbm.rj.gov.br Colaborador: Forest State Institute (I.E.F.) Paulo Wagner Mithidieri Bougleux Rua Jose Hipolito 149 apt. 201 - Cotiara Barra Mansa Estado do Rio de Janeiro Brasil 27345 - 000 (024) 322 6062 extensión 188 Colaborador: Local Legislative Power Councilman Claudio Cruz Praca da Bandeira 1 - Centro Barra Mansa Estado do Rio de Janeiro Brasil 27355 - 030 (024) 322 26 52 (024) 322 37 52
Colaboración política.

Financiación
Presupuesto por actuación:
Poder ejecutivo municipal (Ayuntamiento y Water and Sewer Autonomous Service (SAAE/BM) (Servicio Autónomo de Aguas y Alcantarillado): 17.511,50 dólares de los E.E.U.U.
Empresas privadas y comunidades: Variable (se ha estimado en aproximadamente el 20% del total del presupuesto de ejecución).
Se consideran actuaciones tales como el servicio mutuo de limpieza del río y de los arroyos y la recogida de basuras en las comunidades que carecen de servicios (distintos tipos de residuos) mediante el proceso de "Operaciones de recogida de basura".


Fechas clave

10 de enero de 1997 - Una tormenta inunda Barra Mansa.
17 de agosto de 1997 - La población muestra su deseo de recuperar el lecho del río Cotiara
13 de septiembre de 1997 - Inicio de la primera experiencia (río Cotaria)
21 de septiembre de 1997 - Conclusión con éxito de la primera experiencia.



D E S C R I P C I Ó N


El objetivo del programa es la participación de la comunidad en la tarea de limpieza de los ríos y arroyos, intentando actuar de manera conjunta en el estudio de los problemas y en la ejecución y supervisión de las soluciones que contribuyan a reducir la contaminación del nacimiento y de la ribera del río Paraiba do Sul, para mejorar las condiciones y la calidad de vida de la población que vive en la ribera del río, en el municipio de Barra Mansa.
Los fines específicos propuestos son:

El factor fundamental para el éxito del programa es la demanda de la comunidad nativa, pues la propuesta de poner en marcha actividades relacionadas con la limpieza y el saneamiento hace que la participación sea a todos los niveles, desde la planificación al control y la difusión de la conciencia conservacionista, promoviendo una nueva relación con el manantial y el medio ambiente.
El éxito que en la práctica ha supuesto la puesta en marcha de este programa, ha hecho posible su creación y mejora, y el apoyo que ha prestado el municipio ha demostrado el carácter práctico y el gran ingenio de las gentes a todos los niveles. Las abundantes lluvias caídas el 14 de enero de 1998, permitieron constatar los buenos resultados, las aguas se drenaron sin problemas y sin causar la acumulación de desechos en algunas zonas concretas, por lo que es necesaria una estricta supervisión y la educación ambiental.
La experiencia desarrollada en el río Cotiara, en Vila Coringa, en los arroyos de Vista Alegre, ha tenido como consecuencia la retirada de cerca de 2.000 toneladas de residuos, recogidos de las orillas de los manantiales y de los cauces, las casas situadas en las riberas o cerca de ellas. Además las empresas privadas y los delegados de la comunidad han participado en el programa con gran entusiasmo.

Lecciones aprendidas
Los distintos ríos y arroyos que fluyen por el municipio de Barra Mansa presentan signos evidentes de degradación. El crecimiento de la población en las comunidades asentadas en las riberas que se ha producido en los últimos años ha ocurrido de una manera desorganizada y la ciudad y la propia comunidad han sufrido impactos ambientales que han modificado la calidad de vida y la condición de portabilidad de las aguas de los manantiales.
El incremento de las basuras en las orillas de los manantiales y de los cauces de los ríos, las desviaciones y obstrucciones de éstos causados por las construcciones, a menudo incontroladas, la desaparición del bosque ribereño y el vertido de los residuos transportados a través de las alcantarillas directamente en la naturaleza, son factores que afectan a la calidad del agua de esos ríos y arroyos y provocan alteraciones en las comunidades que viven en sus proximidades, como la presencia de vectores que transmiten enfermedades y las inundaciones constantes durante la estación de las lluvias. Para resolver este problema merece la pena prestar atención a la cuestión del medio ambiente y minimizar las consecuencias del impacto, en la medida en que el crecimiento continúa y difícilmente se podrá limitar. A la vista de los indicios de degradación del río Cotiara, agravados a consecuencia de la violenta tormenta que colapsó
el municipio de Barra Mansa el 10 de enero de 1997, los delegados de una de las comunidades situadas a la orilla del mismo río buscaron a los gestores del Servicio Autónomo de Aguas y Alcantarillado,la autárquica administración municipal, y les pidieron que organizasen la limpieza del lecho del manantial.
Este hecho supuso plantar la semilla de lo que posteriormente sería el Programa de Saneamiento de Ríos y Arroyos en el municipio de Barra Mansa. Antes del establecimiento de las directivas generales del programa y de la realización de la primera experiencia, la relación entre los distintos participantes era exclusivamente institucional y los grupos que colaboraban realizaban su cometido de acuerdo con su buen saber y entender.
El municipio de Barra Mansa está situado a lo largo de la cuenca del río Paraiba do Sul, en el Sul Fluminense del Estado de Río de Janeiro y se caracteriza por tener un relieve desigual. La desordenada ocupación, incluso en las zonas ribereñas, tuvo un grave impacto social y ambiental. Surgieron gran cantidad de comunidades que crecieron en lugares carentes de infraestructura y saneamiento y que vivían juntas en un entorno degradado y en las que había agentes que podían causar enfermedades, debido a la gran población de vectores que pueden provocar enfermedades que allí coexistían.
A los precursores, los delegados de los sectores comunitario, público y privado, les correspondió reconocer y discutir acerca de los graves problemas ambientales y de salud pública que tenían y posteriormente la tarea de motivar e implicar a los ciudadanos en el estudio, el análisis y la búsqueda de soluciones al problema.
Una vez planteada la cuestión, se invitó a los distintos participantes y a los beneficiarios potenciales a participar en las reuniones preparatorias, en las que asistieron a la presentación de un escenario adverso y a actividades de motivación para cambiarlo. Esta práctica se extendió a cada una de las nuevas solicitudes, identificadas y confirmadas, para llevar a cabo la experiencia. Cualesquiera que sean las necesidades de intervenir en un manantial determinado habitado por una comunidad preocupada, la planificación de la acción la decide desde la fase inicial la propia comunidad junto con las autoridades locales y los socios locales. Se especifican las prioridades de acuerdo con las directivas generales establecidas en el programa con el fin de promover la limpieza de los manantiales seleccionados y de imbuir en la comunidad el espíritu de conservación. Se crea y se realiza una campaña de divulgación y de orientación educativa que al igual que el "Servicio mutuo de limpieza" y las "Operaciones de recogida de basura" constituyen parte del Servicio Autónomo de Aguas y Saneamiento (SAAS/BM), la autarquía municipal, de la que se benefició la coordinación general del programa, establece y aporta los recursos materiales y humanos necesarios en cada fase. Del mismo modo, la comunidad y las empresas privadas establecen el material y los recursos humanos de los que disponen, tales como: material divulgativo, equipos de autoprotección, herramientas, equipamiento, cenas, etc.
Dado el peculiar cometido del SAAE/BM, es decir, promover el saneamiento básico en el municipio, se le concedió que asumiera la coordinación general del programa y funcionó bien. Este órgano es el canal de admisión de las solicitudes, que, junto con las personas interesadas, las analiza y confirma y éstas reciben orientación sobre el modo de desarrollar la experiencia que proporcionan las directivas generales del programa. Cada puesta en marcha de una nueva experiencia se hace según el mismo órgano de coordinación.
La implantación efectiva del programa ha encontrado algunas dificultades iniciales, algunas superadas en poco tiempo, otras que han permanecido en cada nueva experiencia. Entre las limitaciones, merece destacar la inexperiencia del personal que debía enfrentarse con una empresa innovadora, cierto escepticismo crítico y la falta de medios adecuados para llevar a cabo las tareas necesarias en el interior de los ríos, arroyos y corrientes, entre otros. Sin embargo, la excelente capacidad de adaptación y el alto grado de motivación de las personas implicadas han creado unas condiciones en las que muchas de las dificultades se superarán.
No obstante, todavía queda por resolver la cuestión de disponer de medios más adecuados para los trabajos que hay que realizar en el interior de los manantiales y la carencia de un control preventivo a posteriori, salvo el de la propia comunidad, que hasta cierto punto ha resultado efectivo, teniendo en cuenta que de él no participa la autoridad reconocida como capacitada para hacerlo.
A pesar de las dificultades y de las limitaciones, parece que se ha conseguido el objetivo de promover un nuevo tipo de relación entre los ciudadanos y el medio ambiente, una vez que los lugares que se han acogido al programa se han preservado y mantenido, gracias al cuidado de la propia comunidad, salvo en algunos casos.
Un estudio realizado recientemente en los lugares en los que se han llevado a cabo las experiencias permite evaluar los resultados de una manera aceptable. Un equipo designado por el órgano de coordinación general inspeccionó distintos lugares, verificando las buenas condiciones de mantenimiento. El mismo equipo entrevistó de forma aleatoria a algunos residentes de los distintos lugares que declararon acerca de la considerable reducción de la población de vectores (ratas, cucarachas, mosquitos patilargos, etc.), al igual que la reducción de los lugares en los que se producen desbordamientos e inundaciones cuando se producen fuertes precipitaciones. Las observaciones enfocadas fundamentalmente a la evaluación, que se han producido durante las visitas realizadas in situ, ofrecen una impresión general de los resultados del programa.
Cada nueva experiencia del equipo del Programa de Saneamiento de Arroyos y Ríos resulta ser más integrada y global, y ofrece unas condiciones de coordinación mejores.
La implantación efectiva del programa demuestra la tesis de que donde se da la participación de la población los resultados son generalmente más consistentes y duraderos, porque en ellos interviene cierta complicidad derivada de la práctica conjunta y asociada.
Los esfuerzos que se realizan en la puesta en marcha de nuevas experiencias han revelado que los recursos son insuficientes y la consecuencia de esta escasez es que en aras del ahorro se sacrifican recursos tanto materiales como humanos sobre el terreno. El programa ha sugerido que se lleve a cabo una evaluación y reuniones de planificación periódicas, un espacio adecuado para realizar ajustes, mejoras y que presenta oportunidades reales en cada uno de los sistemas o procesos en evolución. En vista de la escasez de recursos, su racionalización y optimización son necesidades imperiosas, de hecho, como lo son en cualquier empresa que quiera triunfar.
La divulgación de las experiencias del programa a través de la radiodifusión local amplifica el esfuerzo realizado a nivel nacional en lo que se refiere al fomento de la limpieza y la conservación de los ríos, arroyos y los sistemas de drenaje en general. La participación de las escuelas y comunidades ha provocado un sentimiento conservacionista, que se puede observar en las distintas manifestaciones de autocontrol que llevan a cabo las propias comunidades.
El impacto en los cambios de comportamiento de una parte considerable de las comunidades es incontestable y proporciona una pequeña apertura más en la búsqueda del rescate del legado ambiental original.


Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.
Traducido por Lourdes Domingo.


Revisado por Lourdes Domingo.

Buenas Prácticas > América Latina y el Caribe > Concurso Internacional 1998 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu98/bp643.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio