Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1998 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/98/bp113.html

Hogar Infantil en la Provincia de Masaku (Kenia)


Fecha de referencia: 26-07-98

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1998, y catalogada como BEST. ( Best Practices Database.)
País/Country: Kenia

Región según Naciones Unidas: África
Región ecológica: Árido y semiárido
Ámbito de la actuación: Provincial / estatal
Instituciones: Autoridad local, agencia bilateral internacional, organización de base comunitaria (OBC)

Categorías = Infancia y adolescencia: de 0 a 9 años; de 10 años a la edad adulta; educación y formación profesional, cuidado fuera del horario escolar; salud y nutrición; programas de ocio y culturales; grupos vulnerables. Erradicación de la pobreza: Creación de puestos de trabajo; formación profesional. Servicios sociales: reducción y prevención del delito, educación, salud y bienestar, ocio.

Contacto principal:
Mr Sephen M. Mbondo
Mwatu wa Ngoma Rd
P.O. Box 149
Machakos
Eastern
Kenya
N/A
0145 20212
0145 20018
N/A

Socio:
Ms Francine Pleux
Federación de Municipios Canadienses (Federation of Canadian Municipalities)
24, rue Clerence St
Ottawa
Ontario
Canada
K1N 5P3
(613) 241 - 5221
(613) 241 - 7440
Coalaboración financiera

Socio:
Mr Josiah Munuka
Comunidad de la Diputación Provincial de Masaku (Community of Masaku County Council)
Machakos - Konza Road
P.O. Box 353 Machakos
Machakos
Eastern
Kenya
N/A
0145 - 21687
0145 - 21098
N/A
Colaboración política


R E S U M E N


El Hogar Infantil del Condado de Masaku (Masaku County Children's Home), en el Distrito de Machakos, en la Provincia Este de Kenia, se puso en marcha en 1965.

Durante la guerra por la independencia, muchos niños perdieron a sus padres. La Diputación Provincial de Masaku (Masaku County Council) era responsable de la salud pública y de la educación de la población de esta zona.

Por este motivo, fundó el Hogar Infantil del Condado de Masaku, para proporcionar educación, atención sanitaria, refugio y cuidado familiar a los huérfanos. A pesar de las dificultades económicas, la Diputación abrió el Hogar con el objetivo de satisfacer las necesidades básicas de los huérfanos y de convertirlos en ciudadanos responsables.

Antes de se pusiera en marcha esta iniciativa, los huérfanos no tenían ninguna esperanza. Aunque la comunidad sentía simpatía por ellos, normalmente terminaban en las calles. La falta de una alimentación, una atención sanitaria y un refugio adecuados culminaba en malnutrición y en un sufrimiento indecible. Por esta razón, la creación del Hogar, que contó con la cooperación del gobierno y del Comité Directivo, sirvió para mejorar los servicios e instalaciones puestos a disposición de estos niños.

El Hogar comenzó a generar ingresos con actividades tales como la cría de aves de corral o la industria de productos lácteos. Pero no hubiera podido sobrevivir sin el apoyo financiero de otras organizaciones, como la Federation of Canadian Municipalities (Federación de Municipios Canadienses), el Christian Children's Fund (Fondo de los Niños Cristianos), o
de otros simpatizantes. El Hogar ha transformado a los huérfanos de inadaptados sociales en adultos responsables. Los proyectos para la generación de ingresos han permitido pasar de la dependencia a la autosostenibilidad. El buen trabajo llevado a cabo por el Hogar ha sido tan ejemplar que la African Inland Church (Iglesia Africana del Interior) ha puesto en marcha una iniciativa similar en Kangundo. De esta iniciativa se desprende un lección importante: es imprescindible la autoconfianza y la independencia respecto de ayudas externas.


20 de Setiembre de 1965: Fundación del Hogar.
15 de Diciembre de 1985: Graduación de los primeros niños del Hogar.
17 de Diciembre de 1985: Primeros graduados universitarios del Hogar.
5 de Febrero de 1988: Constitución del Comité Directivo.
15 de Marzo de 1991: Asociación con la (F.C.M.) (Federation of Canadian Municipalities).
23 de Septiembre de 1995: Trigésimo aniversario de la fundación del Hogar.


D E S C R I P C I Ó N


1. Situación de partida

Durante la lucha por la Independencia de Kenia, se produjo un gran derramamiento de sangre. Como suele ocurrir en estos casos, el resultado fue un elevado número de huérfanos.

En aquel momento, la Diputación Provincial de Masaku (que entonces se llamaba el Consejo Africano) era responsable de las necesidades y carencias sociales, económicas y ambientales de la Comunidad. En la Diputación, se sentía la necesidad de hacer algo por el elevado número de huérfanos del distrito, y por ello se creó el Hogar Infantil del Condado de Masaku.

Cuando esta iniciativa se puso en marcha sólo había dos socios implicados, la Diputación Provincial y la Comunidad. Como en un casamiento forzoso, las dos partes estaban poco dispuestas a colaborar entre sí.

Pese a que la Diputación Provincial actuaba con absoluta buena voluntad, la Comunidad mantenía sus temores y sospechas.

En el África tradicional, la familia es la familia, y en tiempos de necesidad siempre cuida de los suyos, sin importar lo distante que pueda ser la relación. Así, cuando ocurría una tragedia se hacía cargo de los huérfanos. Sin embargo, debido al elevado número de estos, los ya mermados recursos se estiraron hasta alcanzar su límite y lentamente las prácticas tradicionales fueron desapareciendo.

El verdadero motivo de temor y de sospecha era la creencia (por supuesto errónea) de que los niños que fueran acogidos en el Hogar Infantil, serían o vendidos como esclavos o empleados en trabajos de esclavos. A causa de estas sospechas y temores, la Diputación se vio obligada, en ocasiones, a usar la coerción para poder recoger a los niños.

Cuando la iniciativa se puso en marcha, el proyecto iba a ser ubicado en una propiedad del Ministry of Public Works (Ministerio de Obras Públicas), que se consideraba el emplazamiento idóneo para el proyecto, dado que estaba en un lugar céntrico (por tanto, con un fácil acceso a los servicios sociales, espirituales, educacionales y de salud), estaba cerca de la Oficina Central del Distrito, el terreno no estaba congestionado (es decir, que había espacio para futuras ampliaciones) y estaba próximo a la Capital del Condado (Sede de la Diputación).

Cuado se puso en marcha el proyecto, los problemas a tratar eran la pobreza, el refugio, la alimentación, la educación y el vestido, así como el consejo y asesoramiento a los niños. Muchos de estos problemas aún continúan.

2. Recopilación de información y clarificación de prioridades
La Diputación Provincial designó delegados que identificaron a los niños en los diferentes lugares y los condujeron al Hogar. También se implicó a los líderes de la comunidad (esto es, a los Jefes), quienes recomendaron qué niños necesitados consideraban que debían ser acogidos en el Hogar.

Las prioridades fueron fijadas principalmente por la Administración Provincial y la Comunidad según un orden de importancia descendente, esto es, alimentación, educación, refugio, vestido y otras.

3. Definición de objetivos y de estrategias, y movilización de recursos
Conforme a lo dicho anteriormente, los objetivos del Hogar eran: proporcionar educación, refugio, comida, ropa, atención sanitaria, cuidado familiar, consejo espiritual y asesoramiento a los niños.

Para proporcionar lo arriba expuesto, se reformaron, bajo la Diputación Provincial, edificios que habían pertenecido al Ministerio de Obras Públicas, con el objeto de habilitarlos para albergar a los huérfanos. Se reservó una partida presupuestaria y se difundió la información a través de Community Development Assistants (Asistentes para el Desarrollo de la Comunidad), así como de organizaciones religiosas y de líderes locales.

El apoyo político se consiguió por medio de líderes locales e influyentes figuras políticas que desde el principio se habían implicado en la iniciativa.

Para la movilización de recursos, se hicieron llamamientos a la comunidad. Asistentes para el Desarrollo de la Comunidad y concejales solicitaron, desde sus respectivas posiciones, comida y ayuda en especies. Las donaciones se almacenaron en una zona del campamento del Jefe hasta que posteriormente fueron recogidas y transportadas al Hogar Infantil. Estas provisiones normalmente duraban un año entero.

También, se recibieron fondos y donaciones procedentes de ONGs tales como Feed the Children (Alimenta a la Infancia) y el Cristian Children's Fund (Fondo de los Niños Cristianos), así como de compañías privadas y de personas individuales que se sintieron atraídas por el trabajo realizado por el Hogar Infantil.

Hasta que se constituyó el Comité Directivo, fue la Diputación Provincial de Masaku la que asumió el papel de liderazgo en la formulación de objetivos y en la puesta en práctica de la iniciativa.

4. Proceso
La reticencia de la gente a enviar a los niños al Hogar, alegando que serían vendidos, constituia la principal dificultad para llevar a cabo esta iniciativa. También existía un problema de accesibilidad a los niños, agravado por el hecho de que aquellos que se encargaban de identificar qué niños eran los adecuados, eran ellos mismos trabajadores sociales no cualificados y sin experiencia.

El problema de la financiación se solventó solicitando la colaboración de la comunidad. La indisposición a enviar a los niños al Hogar se logró solucionar en unos casos persuadiendo amablemente a los familiares que se mostraban reticentes y en otros recurriendo simplemente a la coerción.

El problema de la inexperiencia y de la falta de cualificación del personal aún continua. En cambio, el de la financiación se ha resuelto gracias a las aportaciones de donantes y de participantes. No obstante, mientras los benefactores sigan yendo y viniendo, el problema continuará.

5. Resultados conseguidos
Cuando la iniciativa se puso en marcha nadie pensó en medir los resultados. El objetivo era alcanzar las metas marcadas. Sin embargo, los resultados del Hogar se pueden medir tanto cuantitativa como cualitativamente.
Cuantitativamente, un elevado número de niños ingresan y abandonan el Hogar regularmente.
Cualitativamente, aquellos que salen del Hogar están bien preparados para afrontar los retos que les aguardan. Algunos incluso se han licenciado y graduado en el Sistema Público Universitario, empresa no despreciable si consideramos que en un país subdesarrollado del Tercer Mundo, como Kenia, la mayoría de ellos no contaba más que con su determinación de lograr el éxito y con el apoyo y el ánimo del Hogar.

No se usaron indicadores que midiesen los resultados, los impactos, o el comportamiento de los niños después de abandonar el colegio y el Hogar. Cuando se observó que aquellos niños que dejaban el Hogar adoptaban una actitud caprichosa y despreocupada ante la vida, se decidió que era necesario un asesoramiento sociopsicológico. Esta labor se ha convertido desde entonces en una faceta importante del Hogar.

Con la mayor parte de los niños que han salido desde entonces, se ha conseguido una mejor coordinación e integración dentro de la sociedad, lo que no habría sido posible si no hubieran ingresado en el hospicio.

Desde que se puso en marcha esta iniciativa, y sobre todo desde que se consolidó, el Hogar se ha convertido en una parte importante de las estrategias y políticas locales.

Debido al número de niños que abandonan el Hogar a intervalos regulares, la capacidad institucional a escala nacional y subnacional ha aumentado. A nivel local, la capacidad institucional ha crecido significativamente, ya que la mayoría de los niños son absorbidos localmente.

Al principio, era la Diputación Provincial de Masaku la que tomaba prácticamente todas las decisiones. Con el tiempo, los socios y participantes aumentaron y las decisiones se empezaron a tomar conjuntamente entre la Diputación y representantes de toda la comunidad, como, por ejemplo, la sección local de la Chamber of Commerce (Cámara de Comercio).

Los socios se consolidaron e institucionalizaron a través del Comité Directivo, del que forman parte la mayoría de los implicados, si no todos: Ministerios gubernamentales (concretamente, Ministry of Education (Ministerio de Educación), Ministry of Social Services, Women and Children Affairs (el Ministerio de Servicios Sociales y de Asuntos de la Mujer y de la Infancia), etc), organizaciones religiosas como Iglesias; ONGs (como Alimenta a la Infancia), así como compañías y organizaciones privadas...

Aunque siempre hubo oportunidades para que se produjeran cambios, nadie las prestó una atención especial. Mas bien se consideró que era inevitable adaptarse a los tiempos cambiantes y que el Hogar encontraría por sí solo cuando y cómo hacerlo.

Antes de que se pusiera en marcha esta iniciativa, el terreno donde se construyó el Hogar estaba infrautilizado. Desde que tuvo lugar el cambio de usuario, es decir, desde que pasó de ser un solar vacío perteneciente al Ministerio de Obras Públicas a convertirse en un Hogar para los niños menos favorecidos, esto ya no sucede. Se cultiva la tierra y el Gobierno Central, compañías privadas, organizaciones e individuos particulares conceden becas a los niños y realizan donativos de comida así como de otras materias.

En cada área, se ha consultado a expertos y a personas con la experiencia apropiada. Por ejemplo, sobre el cuidado del ganado y de otros animales criados en el Hogar se consultó al departamento de veterinaria y sobre la construcción del propio edificio, a arquitectos y constructores, etc.

Desde que se puso en marcha la iniciativa, la gente, y especialmente la comunidad local, muestra una actitud más positiva hacia los niños. Se preocupan más por los menos favorecidos y están dispuestos a hacer donativos y a prestar su ayuda.

La mayoría de los objetivos se consiguieron. Sin embargo, debido a la falta de formación y a la baja cualificación de los empleados aún costará alcanzar las metas arriba mencionadas.

A causa del continuo crecimiento del número de huérfanos y al relativamente nuevo fenómeno de los niños de la calle, consecuencia de una urbanización apresurada, el Hogar no puede acoger a todos los niños que desearía.

6. Sostenibilidad
Para conseguir la sostenibilidad, se ha implicado a todos los expertos en varios campos. Culturalmente, se enseñan y se siguen los valores y conceptos tradicionales que se consideran positivos. Por ejemplo, aún se realizan cantos y danzas tradicionales. Así mismo, se ha enseñado a los niños a reconocer la importancia del medio ambiente y la necesidad de conservarlo.

Se recaudaron recursos suficientes en función de lo que se consideró mejor para los niños a largo plazo. Expertos en sus respectivas áreas se encargan de preparar los presupuestos y estimaciones anuales.

Los gastos se han intentado sufragar cultivando la tierra para producir alimentos y mediante proyectos de generación de ingresos, como la cría de aves de corral y la industria de productos lácteos, de modo que el Hogar pudiera llegar a ser autosuficiente.

La dependencia de recursos externos, si es que existe, es mínima. No obstante, los voluntarios son bienvenidos, así como sus contribuciones.

El objetivo último del Hogar es, por tanto, llegar a ser autosuficiente. A pesar de lo cual, no se ha fijado una fecha límite definitiva para lograrlo, así que, de momento, depende en gran parte de donantes que proporcionen los fondos necesarios para los proyectos de autosostenibilidad.

En el proyecto no se ha recurrido a préstamos.

7. Lecciones aprendidas
La Madre que está a cargo del Hogar visitó otros orfanatos, como la Dr Barnadas House (Casa del Dr Barnadas) y el Mama Ngina Children's Home (Hogar Infantil Mama Ngima). Del Dr. Barnadas aprovechó la idea del proyecto avícola. Y el Hogar Infantil Mama Ngina le mostró la importancia de alimentar la espiritualidad.

Se aprendieron lecciones importantes, como la necesidad de guiar y de asesorar a los niños, la necesidad de proyectos para la generación de ingresos, la importancia de unas relaciones públicas eficaces y de unas buenas relaciones con la comunidad y de contar con la ayuda de donantes.

Estas lecciones se han incorporado al Proyecto y ahora son un aspecto importante del mismo.

8. Transferibilidad
De esta experiencia se puede aprender que es necesario preocuparse por los menos afortunados de la sociedad, así como darse cuenta de que prestar un poco de atención, realizar un pequeño donativo y un poco de sacrificio pueden suponer un gran avance.

La iniciativa, al no ser especialmente singular, puede ser reproducida fácilmente y de hecho ya está siendo readaptada en otros lugares. En Muisini, en Kangundo, la Iglesia Africana del Interior ha puesto en marcha un Hogar Infantil muy parecido al nuestro.

Así pues, la posibilidad de que nuestra iniciativa sea traladada a otros lugares, sin más requisito que un poco de dedicación, es muy alta.

Referencias

Ben Mitukaa (1995) "Council Appeals for Funds to save a destitute home". (Kenya times 23-9-95)

Kenya News Agencies (1995) "Leaders donate to home for destitute". (Kenya Times 2 Octubre 1995. 5 pags) .

Ben Mitukaa (1995) "To the rescue of orphans". (Kenya Times 11 octubre 1995. 16 pags) .

Bob Odalo "Wavulana 5 Waliotupwa na Mama Waanza Kustawi". (Taifa leo)

Bob Odalo (1998) "Nothing will stop these bright children". (Daily Nation. 25 febrero 1998)


Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.
Traducido por Beatriz García Alba.


Revisado por Carlos Verdaguer.

Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1998 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/98/bp113.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio