Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp310.html

Servicios básicos para madres y niños en barrios periurbanos, Antalya (Turquía)


Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1996, y catalogada como GOOD. ( Best Practices Database.)
País/Country: Turquía

Región según Naciones Unidas: Europa oriental (incluidos todos los países en transición)
Región ecológica: Continental
Ámbito de la actuación: Ciudad
Instituciones: Académicas y científicas, gobierno central, gobierno local, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones de base comunitaria (OBC).

Palabras clave = Servicios básicos. Formación. Participación de la comunidad. Zonas urbanas degradadas. Desarrollo sostenible.

Categorías = Protección del medio ambiente: higiene ambiental; seguimiento y control; reducción de la contaminación. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación de la comunidad; riqueza social y cultural; integración social. Igualdad y equidad de género: disponibilidad de los recursos; plena participación en la sociedad; necesidades por razón de género.

Contacto principal:
Ahatli Community
3180 Sokak - Ahatli Health Centre
Ahatli, Antalya, Turquía
90 242 227 0160

Patrocinador:
Ministry of Health, Turkey
UNICEF, Turkey Office
Iran Caddesi No: 35
G.O.P., Ankara, Turquía
90 312 427 8562

Socio:
Ministry of Health
Dervisoglu Ayse Akin
General Director MCH/FP
Yenisehir, Ankara, Turquía
90 312 431 4871
aaplan-0@servis2.net.tr (Dirección dudosa)

Socio:
Antalya Governorate
Ustundag Munip
Dep. General Director MCH/FP
Ministry of Health, Yenisehir, Ankara, Turquía
90 312 431 4871
aaplan-0@servis2.net.tr (Dirección dudosa)

Socio:
Ahatli Community
Cotur Saim, Governor
Antalya Valiligi
Antalya, Turquía
90 242 141 8841


R E S U M E N

En Turquía, los altos índices de urbanización y el rápido aumento del número de pobres de las zonas urbanas justifican un programa de servicios básicos urbanos (UBS).

El Proyecto Ahatli de Servicios Básicos Urbanos se inició a mediados de 1989, en una zona piloto en la ciudad de Antalya. La razón principal que motivo el proyecto fue la creciente concentración de niños y madres en las áreas urbanas, cuyos indicadores de calidad de vida eran bajos. Las desventajas de las políticas de desarrollo, que tradicionalmente hacían hincapié en el entorno rural y en la construcción de grandes proyectos de ingeniería, hizo que este proyecto, un modelo factible de desarrollo participativo, basado en la colaboración intersectorial, se dirigiese a esta grupo de población.

La salud de las madres y los niños y la creación de una infraestructura social para la participación eran los componentes iniciales del proyecto, que se transformó en 1990 en un proyecto que tiene unos elementos fundamentales y otros elementos adicionales de mejora ambiental y generación de ingresos.

El proyecto de Antalya acabó oficialmente en 1994. Después de cinco años de ejecución, el proyecto está preparado para servir de modelo a otros proyectos a realizar en zonas urbanas de Turquía y es el modelo que sigue el proyecto de Ankara, que todavía se está realizando en las zonas de asentamientos ilegales de esa ciudad.



Inicio: 2/1989


D E S C R I P C I Ó N


El gobernador de Antalya, su esposa, que era profesora de salud pública, y el director de sanidad, preocupados por la situación de las madres y los niños en las zonas de asentamientos ilegales de Antalya, iniciaron conjuntamente con UNICEF, el proyecto piloto de Ahatli, en 1989. El objetivo principal del proyecto era crear un modelo factible de desarrollo de la participación comunitaria.

Un rápido estudio antropológico estableció los fundamentos de una iniciativa popular de desarrollo, al establecer qué hombres y mujeres podían participar y proporcionarles formación en la planificación a micro escala en el verano de 1989. Tras la realización del estudio, un grupo central de 30 mujeres, que después se llamarían voluntarias de desarrollo humano, siguió actuando activamente. Auxiliadas por dos doctores del Centro de Salud y un asistente social, las mujeres voluntarias consiguieron rápidamente su mejora y la de su entorno inmediato, mientras que la mayoría de los hombres permanecían indiferentes.

La creación de una Casa de Información Urbana (CIH), dirigida por un asistente social, ha mejorado el acceso de las mujeres de las viviendas precarias a las dotaciones urbanas como hospitales, escuelas, la administración provincial y el Ayuntamiento, ante las que normalmente se sentían intimidadas. La CIH también ha sido el símbolo del dinamismo comunitario, pues se convirtió en el lugar de encuentro de los voluntarios de desarrollo humano y de los dirigentes comunitarios.

En 1991, se constituyó en la ciudad un Comité Intersectorial para los Niños de las Viviendas Precarias, presidido por el gobernador. A la vez que este comité, se estableció un Comité de Ejecución sobre el Terreno, del que formaban parte doctores del Centro de Salud, profesores de escuela, dirigentes de la comunidad y voluntarios de desarrollo humano.

Los componentes del proyecto, la mejora ambiental y la salud de niños y madres, se han reforzado gracias a los voluntarios de desarrollo humano que supervisan algunos índices y ayudan a cambiar las prácticas higiénicas tradicionales.

El proyecto tiene una modesta financiación que oscila entre los 70.000 y 150.000 dólares estadounidenses anuales. También son importantes algunas aportaciones, que han demostrado ya indicios de la sostenibilidad del proyecto, ya que la asistencia externa acabó al término del año 1994.

Empleando el marco legal del país, se ha constituido la Asociación del Centro de Salud Ahatli con el fin de recaudar fondos para los medicamentos esenciales. La Cooperativa de Desarrollo Agrícola de Ahatli, que durante años no había funcionado, se ha reforzado de tal manera que ha logrado que sus actividades de generación de ingresos sean rentables.



S O S T E N I B I L I D A D


En 1996, todavía hay cinco componentes básicos del proyecto (infraestructura social, atención primaria de la salud, vigilancia del crecimiento y nutrición, mejora del entorno y generación de ingresos), que están atendiendo a los miembros de la comunidad y en particular a los voluntarios de desarrollo humano.

Aunque la ayuda exterior se acabó a finales de 1994, llegó a 300 voluntarios de desarrollo humano, que todavía vigilan su entorno en lo que se refiere a los problemas de salud, vigilancia del crecimiento, la obtención de certificados de nacimiento, hacer que los niños vayan a las escuelas, o trabajando en la prevención de la contaminación ambiental, etc.. Los voluntarios de desarrollo humano también vigilan el control de las basuras y el uso de los recursos ambientales.

Se ha creado una biblioteca con juegos para que los usen los niños y los adultos analfabetos reciben cursos de alfabetización que organiza la Dirección de Educación Extraescolar a petición de los miembros de la comunidad.

La cooperativa ha organizado a las mujeres para que hagan uniformes escolares y así generen ingresos.

El proyecto, con el apoyo de las autoridades provinciales se está extendiendo a otras zonas de asentamientos ilegales de Antalya y también se está llevando a cabo en la ciudad de Ankara.

En lo que se refiere al marco institucional, se han creado los organismos de gestión necesarios, sobre el terreno y en la ciudad, se han logrado cambios en la estructura legislativa en relación con los centros comunitarios y las diferencias periurbanas están incluidas en las sesiones de vigilancia de los estudios sobre la dinámica de la comunidad que se realizan en las metrópolis del país.



I M P A C T O




Un total de 35 indicadores, agrupados en 6 apartados, se emplean para medir los cambios en las zonas del proyecto. El sexto apartado sólo se está aplicando en el proyecto de Ankara, ya que el número de niños callejeros en esta ciudad es bastante considerable.

Infraestructura social


Salud maternal e infantil


Vigilancia del crecimiento


Generación de ingresos

Mejora ambiental


Niños de las zonas de vivienda precaria



I M P A C T O


Se han beneficiado del proyecto 380.000 personas, en 1995.

Los otros indicadores de la sostenibilidad y del éxito del proyecto se han descrito anteriormente en los apartados previos.


Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.
Traducido por Lourdes Domingo.


Revisado por Lourdes Domingo e Isabel Velázquez.

Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp310.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio