Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp193.html

Proyecto de saneamiento y suministro de agua en el poblado de Maina (Kenia)


Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1996, y catalogada como GOOD. ( Best Practices Database.)
País/Country: Kenia

Región según Naciones Unidas: Africa (incluye Norte de Africa y Madagascar)
Región ecológica: Montaña y alta meseta
Ámbito de la actuación: Barrio

Instituciones: Gobierno local, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones de base comunitarias (OBC).
Palabras clave = Participación de la comunidad. Gestión ambiental. Aspectos jurídicos. Instituciones. Asentamientos urbanos.

Categorías = Infraestructuras: abastecimiento de agua potable; saneamiento.

Contacto principal:
Nyahururu Municipal Council
P.O. Box 189
Nyahururu, Central Province Kenia
+254(365) 22030/2

Patrocinador:
Kenya Water for Health Organization (KWAHO)
Dunga / Workshop road - Industrial area
Nairobi, Kenia
Tel:+252(2)552405;fax+254(2)543265

Socio:
Nyahururu Municipal Council
Mwangola, Margaret
P.O. Box 61470
Nairobi, Kenia
+254(2)552405;fax+254(2)543264

Socio:
Danish International Development Agency- DANIDA
CHAIRMAN Maina Village Steering Committe

P.O. Box 189
Nyahururu, Central Province Kenia
+254(365)22030/2


R E S U M E N

Maina se fundó en 1965 para alojar a los empleados de las granjas y de la administración de la época colonial que habían quedado sin un lugar donde vivir.

Se les concedió a los residentes unas parcelas de 40 por 80 pies, en las que, en aquel momento, construyeron edificaciones de carácter temporal. Fueron beneficiados también con plazos de arrendamiento de 20 años que vencieron en 1985. El Ayuntamiento renovó los arrendamientos en 1992 con la expedición de los documentos de reparcelación para los propietarios de las parcelas, tras un procedimiento que les permitía arrendarlas por 99 años.

El asentamiento comenzó como un pequeño poblado habitado, sobre todo, por trabajadores nómadas masculinos, pero a lo largo de los años se ha expandido hasta albergar una población de 14.000 habitantes. El poblado de Maina es un asentamiento informal dentro de los límites municipales de Nyahururu en Kenia Central. A pesar de su rápido crecimiento el poblado de Maina conservaba su estatus informal con un escaso o inexistente desarrollo de infraestructuras o servicios, hasta que en 1985 un proyecto de Agencia Internacional Danesa para el Desarrollo (DANIDA) se encargó de la construcción del alcantarillado y el saneamiento.



Inicio: 01/85
Interrupción: 12/92


D E S C R I P C I Ó N


DANIDA, en colaboración con el Gobierno de Kenia a través del Ministerio del Gobierno Local ha colaborado en la construcción de sistemas de saneamiento en cuatro ciudades keniatas llamadas Homabay, Busia, Isiolo y Nyahururu. En 1986 entró en vigor un acuerdo para un proyecto de alcantarillado con conexiones a las viviendas para estas ciudades. El poblado de Maina se incluyó dentro de la reforma del suburbio de Nyahururu. El proyecto incluía cuartos de baño conectados con las alcantarillas, viales de bajo coste, el drenaje para el agua de lluvia y la manipulación de sólidos. Después se incluyó la construcción de letrinas en hilera y la repoblación forestal en las zonas más desfavorecidas del poblado.

Se invitó a Kenya Water for Health Organization (KWAHO) durante el período de evaluación exhaustiva en marzo de 1989. Fue entonces cuando se hicieron cargo de que la comunidad (los beneficiarios del proyecto) no participaba en el Programa de Actividades. DANIDA se comprometió con la ONG a que la gente participara en la planificación, implantación y gestión de todos los elementos del proyecto.


Las características del área

Al principio del proyecto, en 1989, se estimaba una población entre 7.000 y 10.000 personas. Los cálculos se basaban en proyecciones del censo de 1979.

En 1990 acudió al poblado de Maina una oleada de gente tras el desahucio por parte del gobierno de los ocupantes ilegales de los bosques cercanos. Se estimaba que la población alcanzó entonces una cifra entre 12.000 y 15.000 personas.

El poblado estaba dividido en dos partes por una calle principal, y había una vía secundaria cada dos hileras de casas. Debido a la alta demanda de viviendas de alquiler y a la proximidad de la zona al centro de la ciudad, cada espacio vacío disponible se utiliza para construir, invadiendo las calzadas y las aceras. Un gran número de casas tenía estructura de madera y cubierta de planchas de acero galvanizado.


Las condiciones sanitarias
Existe un dispensario que se ocupa de la comunidad del poblado de Maina. Cuenta con cuatro médicos empleados que se ocupan de los problemas sanitarios. También hay una delegación de la administración y varias iglesias.

Debido a las condiciones insalubres que existen en el poblado de Maina, hay muchas enfermedades causadas por el agua como:

Según los datos existentes, los niños son los más afectados y se dan más casos durante la estación de las lluvias.

Antes de que se implantara el proyecto, las calles eran intransitables, especialmente durante la estación de las lluvias. Una vez arregladas las calles, se podía llegar a todas las partes del pueblo sin problemas.

La eliminación de los residuos humanos

Para el saneamiento, cada parcela poseía una letrina tradicional compartida entre todos los copropietarios (algunas de ellas hasta con 80 ocupantes). Esto constituía un problema importante de espacio, a la hora de vaciar la última letrina cuando la anterior estaba ya llena. Cuando esto ocurría, las letrinas comenzaban a desbordarse y descargar sus contenidos en los desagües al aire libre, causando así problemas serios de salud. Esto era un importante factor de causa en la incidencia de las enfermedades producidas por el agua y provocaba infecciones de lombrices en los niños así como diarreas y otras enfermedades relacionadas con el saneamiento deficiente. Donde fue factible, las tradicionales letrinas fueron reemplazadas por inodoros modernos conectados al sistema de alcantarillado de la ciudad.

Según los datos extraídos del dispensario del poblado de Maina, el número de casos de estas enfermedades ha disminuido claramente. Esto puede atribuirse a la mejora del saneamiento y a los programas de educación sanitaria implantados por el proyecto.

Se sensibilizó a la comunidad para participar en la mejora del medio ambiente. Los dueños de las parcelas tenían la responsabilidad de tomar las medidas para una mejor evacuación de los residuos humanos y del mantenimiento de un entorno limpio. La actividad organizada de los días de limpieza fue muy popular entre los grupos de mujeres, el comité sanitario del poblado y entre otros grupos de autoayuda. La mejora general del saneamiento del medio ambiente en el poblado de Maina se debe al esfuerzo de estos grupos.

El suministro del agua
El poblado de Maina cuenta con un suministro de agua por tubería del Municipio de Nyahururu. Cerca del 60% de las viviendas tiene conexiones de agua en sus parcelas, especialmente cuartos de baño con agua corriente. El desbordamiento de estos puntos de agua, del agua de fregar en las cocinas, de hacer la colada y la de los baños, contribuye en gran forma al derroche del agua que se estanca en los atascados desagües. Esto plantea un grave peligro para la salud, ya que la gente suele vadear estos desagües y los niños juegan en el agua contaminada.
El poblado cuenta con un manantial protegido que funciona con una fuente alternativa de agua en el caso de que se produzca la sequía o para aquellos sin conexiones de agua en sus parcelas. Se analizó el agua de este manantial y se concluyó que no era la causa de ningún trastorno en el organismo. Constituye también una fuente de agua barata para la comunidad a la que se ha estimulado para que mantenga dicho manantial, ya que es crucial para su uso doméstico y para la evacuación de los cuartos de baño con agua corriente cuando fallen las reservas de agua de la ciudad.

Gestión de residuos sólidos
Antes de la implantación del proyecto, el poblado de Maina no contaba con un sistema de recogida de residuos sólidos. El ayuntamiento no participaba en la recogida de basura del poblado de Maina. Los residentes abandonaban descuidadamente las basuras en cualquier lado, especialmente en las zonas de las calles donde se encontraban las letrinas y en las alcantarillas a cielo abierto.

Estos montones de basura constituían un buen alimento para los roedores e insectos como las moscas y eran una fuente de molestias y de mal olor. Los niños utilizaban los montones de basura como sitio para defecar, lo que aumentaba sus trastornos de salud. Las letrinas y los canales de desagüe al aire libre estaban atascados por la basura y se desbordaban.

Se colocaron drenajes para recoger el agua de lluvia a lo largo de cada calle, llevando las aguas residuales al punto más bajo del poblado. Se han dispuesto 30 puntos para la eliminación de
residuos en lugares estratégicos, en los cuales la comunidad vierte los residuos a la espera de la recogida por parte del Ayuntamiento. Se ha educado a los residentes sobre los peligros que causa a su salud el abandonar la basura en cualquier lugar o el enterrarla.

Los residentes continúan actualmente depositando la basura de sus viviendas en los contenedores de basura. Sin embargo esta actividad fracasa por la incapacidad del Ayuntamiento para recoger regularmente los residuos sólidos de los contenedores. Esto ha llevado a que los contenedores se desborden y las basuras se esparzan a su alrededor. Este desbordamiento bloquea a veces los drenes de agua de lluvia y las alcantarillas.

El programa del gobierno para la resolución de los problemas

El ayuntamiento se ha comprometido a gestionar las conexiones de las alcantarillas en el poblado de Maina. Participa también en la recogida de los contenedores comunitarios y ha prometido colocar en puestos permanentes a algunos empleados del pueblo.

La oficina de salud pública y los servicios sociales han sido los instrumentos para ayudar y estimular la participación de la comunidad para lograr un medio ambiente limpio.

La participación de KWAHO

La participación de KWAHO desde marzo de 1989 tuvo los siguientes objetivos:

Las actividades de KWAHO

Las actividades de KWAHO en el proyecto fueron:

Las reuniones de los líderes
Se celebró una reunión entre los propietarios y el ayuntamiento para allanar algunos aspectos. Esto incluía aclarar los malentendidos acerca de que el ayuntamiento se quedaría con las parcelas cuando se hubiera finalizado el proyecto. Se les informó de que el proyecto estaba meramente destinado a mejorar sus niveles sanitarios. Estos expresaron estar de acuerdo sólo en el caso de que no se produjesen desahucios.

Durante el transcurso de la implantación del proyecto se establecieron multitud de contactos entre la comunidad del poblado de Maina, los líderes de opinión, el Ayuntamiento, y los Departamentos Gubernamentales que trabajaban en dicha área.

El Comité del poblado y sus funciones

El Comité del poblado estaba formado por 15 miembros perteneciente a diferentes zonas del poblado de Maina. El comité incluía a los representante de los propietarios, los inquilinos, los grupos de mujeres y del comité sanitario del poblado.
Los miembros nombrados como representantes eran: el asistente social, el Ayuntamiento, el representante de la Salud Pública, el Asistente en jefe, el abogado, el Centro de Asistencia para la infancia, y los directores de los centros educativos Thame y primarias. Los términos de referencia para esos comités fueron:


Posteriormente el comité acordó su propio compromiso con los siguientes temas:



S O S T E N I B I L I D A D


La maquinaria para la sostenibilidad había comenzado a funcionar. Se esperaba que los miembros del poblado de Maina gestionaran sus ventajas con la ayuda del Ayuntamiento de Nyahururu (NMC). Los acuerdos institucionales entre el NMC y el poblado ayudaron a la colaboración entre el gobierno y los grupos comunitarios para el mantenimiento de las mejoras del medio ambiente.

Se aseguró un suministro regular de agua para permitir el adecuado funcionamiento de las mejoras del saneamiento. La comunidad acordó pagar las cuentas del agua para evitar el corte del servicio.

La comunidad aseguró el uso adecuado de los contenedores para sólidos y se llevaron a cabo campañas regulares para la eliminación de sólidos y la limpieza de lo drenes. El desigual vaciado de los contenedores que lleva a cabo el Ayuntamiento dificulta la sostenibilidad de la recogida de los sólidos.



I M P A C T O



Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.
Traducido por Arantza Alvarez Zabala.


Revisado por Lourdes Domingo e Isabel Velázquez.

Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp193.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio