Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp171.html

Los problemas del alojamiento de los pobres de las zonas urbanas: un enfoque que tiene en consideración las diferencias de género (India)


Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1996, y catalogada como BEST. ( Best Practices Database.)
País/Country: India

Región según Naciones Unidas: Asia (Irán, Afganistán y Japón incluidos)
Región ecológica: Tropical y subtropical
Ámbito de la actuación: Metrópoli
Instituciones: Académicas y científicas, gobierno central, gobierno local, gobierno regional, organismos internacionales, medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales (ONG), organizaciones basadas en la comunidad (OBC) y sector privado (incluido el sector informal).

Palabras clave = Mitigación. Organizaciones de base comunitarias. Igualdad de género. Asentamientos urbanos. Zonas urbanas.

Categorías = Desarrollo económico: fomento de la inversión. Vivienda y usos de suelo: vivienda asequible; industria de la construcción; el problema de las personas sin hogar; acceso a la financiación de la vivienda; propiedad del suelo y seguridad; ordenación territorial y normativa (SIG incluido). Participación ciudadana y riqueza cultural: participación de la comunidad; expresión y animación; información pública y comunicación social; reducción de la exclusión social; integración social.

Contacto principal:
Society for Promotion of Area Resource Centres (SPARC)
Byculla Area Resource Centre, Meghraj Se
Bombay, Maharashtra, India
400 008
91 22 309 6730
sheela.sparc@axcess.net.in

Patrocinador:
Society for promotion of Area Resource Centres (SPARC)
Ms. Sheela Patel
P.O. Box 9389
Bombay, Maharashtra, India
400 026
91 22 285 1500 / 91 22 283 6743
sheela.sparc@axcess.net.in

Socio:
Mahila Milan
Ms. Sheela Patel, Director, SPARC
P.O. Box 9389
Bombay, Maharashtra, India
400 026
91 22 285 1500 / 91 22 283 6743
sheela.sparc@axcess.net.in

Socio:
National Slum Dwellers Foundation (NDSF)
Ms. Celine D'Cruz, Urban Programme Coord
Byculla Area Resource Centre, Meghraj Se
Bombay, Maharashtra, India
400 008
91 22 285 1500 / 91 22 283 6743

Socio:
Mr. A. Jockin, President, NSDF
Byculla Area Resource Centre, Meghraj Se
Bombay, Maharashtra, India
400 008
91 22 309 6730
sheela.sparc@axcess.net.in


R E S U M E N

La Sociedad para la Promoción de Centros de Recursos de Zona (SPARC) se propone crear un proceso mediante el cual las comunidades se preparen para participar en la vida de la ciudad, exponiendo claramente sus problemas. Este proceso es especial porque ayuda a las comunidades a crear un espacio para que las mujeres participen activamente en el proceso de transformación, no solo expresando claramente sus problemas y encontrando soluciones, sino también gestionando las intervenciones encaminadas al desarrollo, el diálogo con el estado y con los encargados de mantener los logros del proyecto. Este proceso puede reproducirse y las mujeres que lo impulsaron e iniciaron en la Mahila Milan lo están organizando en muchas otras ciudades. El proceso también ayuda a que las mujeres tengan más confianza en sí mismas y puedan realizar las actividades necesarias para la supervivencia diaria. Gracias a la confianza que ganan a través de actividades como el ahorro y el crédito, obtienen el aprecio de la comunidad y continúan procurando que la equidad de género sea mayor en relación también con otras cuestiones.



D E S C R I P C I Ó N


SPARC se creó en 1984, para estudiar medios que hiciesen posible que un grupo de profesionales trabajase con una comunidad pobre para resolver los problemas que esta comunidad sentía como los más graves. En su concepción estaba implícita la idea de que las mujeres debían ser el elemento principal del proceso. SPARC comenzó a trabajar con mujeres que vivían en las calles del centro de Bombay, puesto que las consideraba el grupo más vulnerable de la ciudad. A través de 600 mujeres que vivían en 5 asentamientos, la SPARC estudió por qué los pobres nunca pueden encontrar una vivienda segura en la ciudad y elaboró un programa de formación que permitiese a las mujeres generar recursos humanos y financieros que favoreciesen una alternativa, a pesar de las evidencias que demostraban que eso no era posible.

Durante el estudio, las mujeres crearon una organización llamada Mahila Milan y formaron una alianza con tres socios: SPARC, las ONG y la Federación Nacional de Chabolistas (NSDF), una federación de chabolistas de ámbito nacional, cuyos miembros en aquel momento eran exclusivamente hombres, que comenzó a proporcionar a las comunidades miembros de la federación formación e información, ayuda a las mujeres de esos asentamientos para constituir los colectivos Mahila Milan y a negociar un espacio para participar en las cuestiones comunitarias. Esta red, que estaba en sus inicios, se hizo cada vez más fuerte y en la actualidad, funciona permanentemente en 14 ciudades y esporádicamente en otras 21 ciudades.

SPARC y la alianza también han dedicado muchas energías y tiempo a la creación de condiciones que permitan a las mujeres de los asentamientos pobres dialogar con los funcionarios estatales. Se trataba de acabar con el aislamiento en el que vivían, a pesar de vivir en la ciudad, las comunidades pobres y, en particular, las mujeres y de ayudarlas a que tuviesen acceso a ella. El proceso requirió un diálogo constante con los funcionarios estatales para prepararlos a que comprendiesen el valor y las ventajas del diálogo para conseguir los objetivos de su trabajo, en lugar de que lo considerasen un favor a las comunidades pobres. También supuso una tremenda preparación de las comunidades, en particular, de preparación de las mujeres para que participasen con confianza en este diálogo. Ahora, esta fase del proceso es un elemento fundamental de las estrategias que sigue SPARC en todos sus trabajos.

SPARC y la alianza también utilizan la necesidad que tienen las mujeres de ver para creer, como un método para demostrar a las comunidades y a las mujeres lo que pueden hacer las personas que trabajan juntas. Por todo el país las comunidades pequeñas reciben ayuda para estudiar nuevos métodos de intervención, al margen de lo que consideren que es una prioridad para ellas, y cuando logran hacer algo, la alianza organiza charangas y actividades en la zona para que todos los profesionales, las personas que trabajan en los medios de comunicación, los funcionarios del gobierno, etc. vean lo que es posible hacer.

En los últimos 10 años se han realizado muchos ciclos de aprendizaje con distintos objetivos, que ayudan a tratar nuevos problemas y situaciones. Lo que destaca de este modelo es que las personas crean un espacio de reflexión sobre el problema y buscan la solución deseada. La aspiración de la alianza es buscar una buena solución, adecuada para las mujeres y los pobres y que beneficie a la ciudad. Con anterioridad, no se consideraba que este enfoque fuese un camino que influyese en el cambio político, pero la evidencia de los últimos 5 años sugiere que es una posibilidad de crear precedentes que influirán en el diseño y el cambio políticos.

La paradoja que perdura y a la que deben hacer frente todas las organizaciones feministas cuando trabajan con mujeres pobres es que éstas nunca eligen un camino hacia la emancipación bueno para sí no lo es para sus familias. También son totalmente contrarias a los intentos de analizar las relaciones de género dentro de las familias en la fase inicial del diálogo con las ONG. SPARC y la alianza han visto claramente que las mujeres necesitan establecer su propio ritmo en la senda de la emancipación, que se inicia de un modo muy efectivo ayudando a las mujeres a desempeñar sus cometidos prácticos, a hacer cosas en beneficio de sus hijos y sus familias.

El reconocimiento que reciben al hacer esto les permite dialogar con las autoridades municipales, intercambiar experiencias con otras mujeres y otras comunidades y aprender nuevos roles y pautas. Esta confianza y la colaboración con las instituciones públicas, recientemente descubierta, les da confianza para estudiar de una manera colectiva la igualdad en el ámbito de la familia y para transformar las relaciones de género. Es evidente que se trata de un proceso lento que lleva tiempo, requiere paciencia, no puede ser medido en el tiempo que dura un proyecto, y que, a menudo, tiene que hacer frente a distintos retrocesos. Entre los logros de los que más orgullosa está SPARC está el hecho de que, a pesar de que los dirigentes masculinos de la NSDF siguen siendo el principal apoyo del sistema para establecer el ritmo de las transformaciones, no lo son porque tengan que serlo, sino porque se sienten con fuerzas, liberados y porque participan plenamente en esta nueva alianza entre hombres y mujeres que buscan la igualdad para las comunidades pobres de las ciudades.

Por último, la característica más importante del proceso, en que las ONG son colaboradoras que nunca abandonan, en el sentido más literal de la palabra, es que transforman sus relaciones con las comunidades en una relación de colaboración, que ayuda a las nuevas comunidades, que asume mayor responsabilidad en su formación y capacitación y en la planificación de proyectos, cuya realización es tarea de los dirigentes de la comunidad, y nunca de SPARC, y lo más importante, que la mayoría de las personas que reciben formación son mujeres.



S O S T E N I B I L I D A D


La sostenibilidad del proceso está asegurada por distintas razones. Estas razones se encuentran en los procesos que tienen lugar en el seno de la comunidad, en cómo se buscan nuevas alternativas y, por último, en cómo se desarrollan las negociaciones con el estado para obtener
recursos.

En relación con las transformaciones en el seno de la comunidad, en primer lugar, se trata de un proceso en el que desde el comienzo participan principalmente las mujeres, que establecen un programa para el cambio basado en sus necesidades. El programa se desarrolla a un ritmo que ellas pueden seguir y busca soluciones que las satisfagan y que puedan llevar a cabo por sí mismas. En segundo lugar, las comunidades apoyan decididamente este proceso, porque la plena participación de las mujeres en las comunidades nunca se contempla como una competición con el hombre, sino que las mujeres reciben ayuda para negociar el modo de compartir el poder con los hombres de manera que ayude a las relaciones hombre mujer y beneficie a la familia y a la comunidad. Por último, las mujeres y las comunidades que adquieren cierta experiencia pasan a su vez a ser formadores y gradualmente ayudan a otros grupos a desarrollar esta estrategia, empleando siempre la experiencia para mejorar y desarrollar aún más el proceso.

Cuando se busca una solución, toda la comunidad ayudada por las mujeres, estudia el problema e identifica los factores que en esa situación son las causas del problema o impiden que se solucione. También estudian qué solución les gustaría y de qué depende. Esto se considera esencial porque quién mejor que el que sufre un problema puede saber cuál es la solución que desea. En ese momento intentan poner en práctica la solución y realizar proyectos piloto a pequeña escala para comprobar las alternativas. SPARC les proporciona los recursos de los que carecen, a través de la asistencia al desarrollo. Este proceso demuestra lo que se puede conseguir, establece lo que las personas y en particular las mujeres pueden hacer y constituye las bases de un modelo que son esenciales para una solución a gran escala. La asociación Mahila Milan ha seguido este proceso para tratar problemas como el crédito, la construcción de viviendas, el saneamiento, etc..

Este proceso permite a las comunidades presentarse ante el estado con confianza, como un colaborador que busca una solución que beneficie a la ciudad y a los pobres, no como mendigos que piden limosna. Trabajan para tener la capacidad necesaria que les ayude a negociar.

Gracias a que la federación pone en contacto a comunidades de distintas partes de la ciudad y de muchas ciudades de todo el país, cada comunidad no tiene que volver a elaborar el proceso en cada lugar, ya que se organizan intercambios de información mediante una red, de manera que todos comparten soluciones y ayudan a otras comunidades a comprender sus problemas de la misma manera. Este método espiral de aprendizaje y realización de proyectos se ha extendido en los últimos 10 años y es formidable la capacidad que tiene para dar a los asentamientos pobres la fuerza necesaria para salir adelante.



I M P A C T O


  1. Mahila Milan ha establecido un modelo para el proceso de formación en relación con la vivienda y, en la actualidad, forma a comunidades en todo el país.

  2. Las mujeres de las comunidades pequeñas de toda la India tienen grupos de crédito y ahorro que han convencido a los bancos para que les presten dinero con facilidades de pago.

  3. Mahila Milan está construyendo, en la actualidad, en todos los lugares en los que las comunidades han conseguido la tenencia del suelo y forma a las mujeres para que se hagan cargo de la gestión de la construcción.

  4. El saneamiento de las comunidades diseñado y realizado por Mahila Milan, que crea espacios para los aseos de los niños, las mujeres y los hombres, es la base para el diseño del saneamiento que se está realizando en Bombay, Lucknow y en muchas otras ciudades.

  5. Las estrategias de investigación y planificación que ha adoptado la alianza se han adaptado a la estrategia de asentamientos para quienes están afectados por el Proyecto de Transporte para Bombay apoyado por el Banco Mundial.

I N D I C A D O R E S




Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.

Traducido por Lourdes Domingo.


Revisado por Lourdes Domingo e Isabel Velázquez.

Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 1996 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/96/bp171.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio