Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2645.html   
Parque Micológico Ultzama (Navarra, España)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2010, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — España
Región según Naciones Unidas — Europa
Región ecológica — montañosa
Ámbito de la actuación — ciudad; pueblo
Agentes — gobierno local

Categorías — Buena gestión urbana: gestión y administración públicas; fomento de la colaboración pública y privada; políticas públicas.


Contacto Principal

Ayuntamiento del Valle de Ultzama — gobierno local
Javier Pérez Arregui, Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Ultzama

C/ San Pedro 11, CP: 31797, 
Larraintzar, Navarra, España.

Tel: +34 948 305115
Fax: +34 948 305134

E-mail: ayuntamiento@ultzama.es
info@parquemicologico.com
Web: http://www.parquemicologico.com
http://www.ultzama.es


Organización Nominadora

Comité Hábitat Español — asociación entre los sectores público, privado y ciudadanos
José Luis Nicolás Rodrigo
 
Ministerio de Vivienda.
Paseo de la Castellana 112, 
CP 28046, Madrid, 
España.

Tel: +34 91 7284091
Fax: +34 91 7284862
E-mail: concursobbpp@vivienda.es
Web: http://www.vivienda.es


Resumen

El Valle de Ultzama se sitúa al noroeste de Navarra a 25 kilómetros de su capital, Pamplona, y está compuesto por 14 pequeñas localidades (1.600 habitantes).

El 65% del valle (6.271 hectáreas) son bosques con interés micológico, compuestos principalmente por hayedos (4.502 hectáreas) y por robledales (1.044 hectáreas). La propiedad del bosque es comunal y todo el terreno forma parte de la Red Natura 2000, que se incluye dentro de la Zona Especial de Conservación de los Robledales de Ultzama-Basaburua (ZEC) y del Lugar de Importancia Comunitaria de Belate (LIC).

El aumento paulatino de recolectores en el valle a partir de 2003, coincidiendo con buenas campañas micológicas, provocó que el Ayuntamiento se planteara la necesidad de regular este recurso natural.

Esta entidad se ampara en el Decreto Foral 59/1992, donde se legisla «la recolección de setas, dando potestad a las entidades locales para su regulación». Esto se traduce en el año 2006 en la redacción del Plan de Ordenación y Planificación del Recurso Micológico de Ultzama, realizado por el experto micólogo Javier Gómez.

El 8 de agosto de 2007, se pone en marcha el Parque Micológico Ultzama tras su declaración como Área de Aprovechamiento Micológico por parte del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra (Orden Foral 372/2007 del 29 de junio. B.O.N. No 97).

Tras tres años de regulación, los resultados demuestran una disminución de la presión recolectora con un cumplimiento del 83% de la normativa. Además, se ha incrementado la recolección sostenible gracias a la sensibilización que se realiza en el parque mediante cursos de formación, visitas guiadas y la Consultoría Micológica, servicio muy demandado debido al desconocimiento de las especies por parte de muchos aficionados, lo que conlleva, en algunos casos, alta peligrosidad si se ingestan, ya que hay especies que pueden ser letales.

Por tanto, se ha logrado reducir el impacto sobre el recurso a través del cambio de conducta y de actitud de la población.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Desde hace años, pero concretamente el pasado año 2006, se estimó la visita de 20.000 recolectores que recogieron 97 toneladas de Boletus gr. edulis (hongos, onddoak) en 3.000 hectáreas. Esta presión supuso que se detectaran los siguientes perjuicios:

Establecimiento de prioridades

La principal prioridad era la regulación de este recurso natural, tras el acuerdo principal de todos los agentes implicados (concejos, Ayuntamiento y población local) llevando a cabo un plan de participación local consistente en lo siguiente:

  1. La distribución de una circular informativa a todos los domicilios del valle para explicar la situación.
  2. La realización de encuestas a la población para dar a conocer el proyecto y recoger sus opiniones y sugerencias.
  3. La realización de entrevistas sectoriales, por ejemplo al sector turístico y a los cazadores.
  4. La celebración de reuniones con representantes de las entidades implicadas para informar sobre el proyecto.
  5. El establecimiento de un buzón de opiniones, consistente en un correo electrónico (jgomezurrutia@yahoo.es) donde se recogen sugerencias y opiniones sobre el proyecto de regulación.

Formulación de objetivos y estrategias

El objetivo principal era lograr un aprovechamiento micológico sostenible a través del equilibrio entre la recolección y la producción de setas del bosque, sin deteriorar el ecosistema ni los modos de vida de la población local.

Las estrategias desarrolladas para este fin fueron:

Movilización de recursos

La Asociación de Desarrollo Rural Cederna-Garalur y el Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra aportaron los recursos financieros para llevar a cabo la redacción y la posterior ejecución del proyecto con las medidas en éste aprobadas.

El Ayuntamiento y los concejos integrantes solicitaron la asistencia técnica del micólogo Javier Gómez para la regulación y puesta en marcha del Parque Micológico Ultzama.

Como recursos humanos, se adjudicó mediante concurso-invitación la gestión del Parque a la empresa local Garrapo S.L.L, conjuntamente con el equipo técnico, encargándose de la consecución de las estrategias y los objetivos formulados.

Con los diversos recursos obtenidos se realizaron en 2007 las siguientes actuaciones:

Proceso

La problemática principal ha sido la comprensión de la necesidad de regulación de este recurso, pues no todos los agentes implicados la han entendido de la misma manera.

Esta iniciativa ha contado desde el inicio con el rechazo de dos entidades locales que no se han adherido al parque, y también con la oposición de muchos recolectores a quienes les ha parecido abusivo el cobro de un pase. También han participado miembros de asociaciones micológicas, de los que se han recibido opiniones de todos los gustos y algunas sugerencias. Tras la primera campaña de puesta en marcha (2007), el número de visitas estimado total fue de 1.907 personas.

A todo esto hay que sumar que para la prensa tanto local como estatal, este proyecto ha generado muchas opiniones, entrevistas y reportajes con un tratamiento bastante polémico del tema.

En definitiva, el principal problema ha sido la puesta en marcha de una experiencia pionera en Navarra sobre la regulación del recurso micológico.

Con el objetivo de solucionar esta problemática, el personal del Parque, del guarderío, del área de atención al público y la dirección se han centrado en la oferta de información y sensibilización, tanto a través de su personal como de la exposición sobre el proyecto, que se ofrece durante toda la temporada. Con aquellas entidades locales que no se han adherido se han realizado reuniones explicativas sobre el funcionamiento y los objetivos del parque.

Las entidades que han colaborado en esta práctica han sido el Ayuntamiento de Ultzama y los concejos adscritos: Alkotz, Arraitz, Auza, Eltso, Eltzaburu, Gerendiain, Iraizotz, Lizaso, Lozen, Gorrontz-Olano, Suarbe, Urritzola y Zenotz.

Todos ellos participan aportando sus terrenos comunales, así como la cuantía necesaria para sufragar el coste del proyecto.

Es muy importante el apoyo institucional, principalmente del Departamento de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra, mediante la concesión de ayuda económica para la puesta en marcha y la gestión del proyecto.

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha sido quien ha autorizado la regulación del recurso y se cuenta con su colaboración para la realización de este proyecto.

Finalmente, la Asociación de Cederna-Garalur ha aportado el conocimiento de otros proyectos de regulación y ha apoyado en todo momento esta iniciativa.

Tiene también mucha importancia el apoyo humano de la Subceladuría de Montes de la zona, el guarda del propio valle y el equipo de guarderío y gestión.

Resultados obtenidos

Los indicadores utilizados para la obtención de datos sobre la presión recolectora han sido el recuento de vehículos y las encuestas a los recolectores, recogidas mediante seguimientos de campo, obteniendo lo siguiente:

Este proyecto ha supuesto cambios en las actitudes tanto de la población local como de aquellas personas que históricamente han recolectado en este valle, alcanzándose un grado de implicación con la sostenibilidad del recurso inexistente antes de la regulación.

Asimismo, ha sido un elemento que se ha debatido a la hora de elaborar regulaciones tanto de ámbito municipal como autonómico (labor que está actualmente en desarrollo). Todas las actuaciones de este proyecto resultan reversibles por su adaptación al medio y a las posibilidades del promotor (Ayuntamiento del Valle y concejos adscritos).

Sostenibilidad

Financiera

El proyecto en su inicio y puesta en marcha ha contado con apoyo financiero institucional. No obstante, para la sostenibilidad económica del proyecto se contempla el cobro del permiso de recolección que hará frente al coste de la gestión y de los materiales. También se ofertarán distintos servicios: visitas guiadas, cursos de formación, etc. y se trabajará el patrocinio o mecenazgo para conseguir la autofinanciación del proyecto.

Social y económica

Este proyecto cuenta con el apoyo de trabajadores de empleo social protegido, contratados por el Ayuntamiento de Ultzama de cara a fomentar el empleo local.

Cultural

La sostenibilidad del recurso pasa por el cambio de conducta tanto de la población como del visitante, mediante el respeto y el conocimiento de éste.

Ambiental

Se pretende lograr un aprovechamiento micológico sostenible a través del equilibrio entre la recolección y la producción de setas del bosque, sin deteriorar el ecosistema ni los modos de vida de la población local, así como favorecer la silvicultura fúngica para la producción micológica.

Institucional

El marco legislativo que regula esta actividad es, a nivel de Navarra, el Decreto Foral 59/92 del 17 de febrero, en el que se regula «el establecimiento de aprovechamientos micológicos en Navarra por parte de las entidades locales». El proyecto se ha dispuesto a información pública en el Ayuntamiento de Ultzama durante un mes y ha sido publicado en el Boletín Oficial de Navarra el 8 de agosto (Orden Foral 372/2007, de 29 de junio). En ningún caso ha habido alegaciones a estos trámites legales.

El Ayuntamiento, a su vez, ha realizado las ordenanzas específicas de este recurso en cuanto a su recolección, uso de vehículos, basuras, etc. (B.O.E. No 92 del 3 de agosto de 2005)

Lecciones aprendidas

Este proyecto, novedoso y pionero en Navarra en cuanto a regulación micológica, lleva desarrollándose en Soria desde hace más de cuatro años. Hasta allí nos desplazamos en el año 2005 para aprender de un proyecto en marcha, de cara a aplicarlo a nuestra zona.

Sin embargo, el objetivo de regulación es diferente, puesto que mientras en Soria este recurso tiene el carácter de atracción turística para la creación de empleo local y para la fijación de la población (muchos de los pueblos sufren riesgo de abandono por despoblación), en nuestro caso el mayor problema es la saturación de recolectores, siendo un objetivo la reducción de éstos.

Pero, en definitiva, este proyecto ha utilizado la experiencia de esta comunidad y la ha adecuado a sus condiciones, realizando las actuaciones de señalización y oferta de pases para el recolector, junto con guarderío para la información y vigilancia.

La experiencia, todavía corta, ha servido principalmente para la valorización de este recurso a nivel de toda la comunidad, ya que ahora son otras entidades locales e incluso la propia administración quien contemplan la necesidad de regulación de este recurso.

Han solicitado nuestro proyecto otras entidades como la Diputación de Huesca o la Expo de Zaragoza, así como organizaciones de la Comunidad Foral que cuentan con la misma problemática y quieren realizar planes o proyectos de regulación para sus zonas.

Tras un análisis DAFO se obtuvieron las siguientes conclusiones:

Debilidades

Amenazas

Fortalezas

Oportunidades

Transferibilidad

Esta innovadora iniciativa, expuesta en diciembre del pasado año 2007 en el Congreso Mundial sobre Micología celebrado en Córdoba (WordFungi 2007), ha sido solicitada por varias entidades locales navarras y por otras comunidades.

Cabe esperar que en los próximos años este recurso pueda estar regulado a nivel de la comunidad, ya que en muchas zonas del norte de Navarra se encuentra la misma problemática (por ejemplo en Sakana, Eugi o Irati).

La transferibilidad de esta iniciativa es clara, y además debe ser necesaria, ya que no se entiende una regulación tan localizada de un recurso natural sin tener en el horizonte una regulación mas generalizada para alcanzar los objetivos, y para ello compartir los conocimientos es una herramienta fundamental. Esto permite rentabilizar esfuerzos para ir conjuntamente en una misma dirección.

Así pues, en caso de solicitud de nuestra experiencia por cualquier entidad, la disposición del equipo de gestión es total y será una manera de rentabilización del proyecto.

Han solicitado el proyecto otras entidades, como la Diputación Huesca y la Expo de Zaragoza, y también organizaciones de la Comunidad Foral que cuentan con la misma problemática y quieren realizar planes o proyectos de regulación para sus zonas (Alsasua, Irati, Bertiz...). A raíz de esta regulación los planes de ordenación forestales que se desarrollan en esta autonomía contemplan la sostenibilidad y rentabilidad del recurso micológico.

Perfil Financiero

Socio 2007 2008 2009
Ayuntamiento del Valle de Utzama 48.812 73.351 50.000

Presupuesto en euros.

Legislación y políticas relacionadas

El marco legislativo que regula esta actividad es, a nivel de Navarra, el Decreto Foral 59/92 del 17 de febrero, en el que se regula el establecimiento de aprovechamientos micológicos en Navarra por parte de las entidades locales. El proyecto se ha dispuesto a información pública en el Ayuntamiento de Ultzama durante un mes y se ha publicado en el Boletín Oficial de Navarra el 8 de agosto (Orden Foral 372/2007, de 29 de junio). En ningún caso se han encontrado alegaciones a estos trámites legales.

El Ayuntamiento, a su vez, ha realizado las ordenanzas específicas de este recurso en cuanto a su recolección, uso de vehículos, basuras, etc. (B.O.E. No 92 del 3 de agosto de 2005)

El debate creado a raíz del establecimiento de la regulación micológica en Ultzama ha provocado que exista una demanda de regulación del sector micológico en Navarra por parte de propietarios de montes, asociaciones micológicas y comercializadores de setas. El Gobierno de Navarra, debido a estas demandas, tiene intención de incluir algún articulado específico sobre micología en el próximo reglamento de montes de Navarra que se está elaborando en el presente año.

La puesta en marcha de este proyecto ha posibilitado además que exista una mayor comunicación entre los recolectores urbanos y los recolectores rurales, facilitando una mayor compresión del otro y de sus demandas. Por otra parte, el gran interés existente entre los vecinos por la recolección de setas facilita su participación en este proyecto.

La gestión del Parque Micológico es supervisada por la comisión del Parque Micológico, en la cual están integrados representantes del Ayuntamiento y de los concejos participantes. Esta comisión asegura que la gestión sea transparente y eficaz.

Referencias

Remírez, Carmen  (2010)   «Más de 3.000 personas han ido a buscar setas a Ultzama este mes»,   Diario de Navarra, 26 de octubre. 

Gutierrez, Natxo  (2009)   «Arranca el nuevo año micológico»,   Diario de Navarra, 19 de mayo. 

Gómez Urrutia, Javier  (2008)   «Parque Micológico Ultzama. Una experiencia pionera en Navarra»,   Jornada micológica Los hongos como herramienta para el desarrollo rural sostenible, Expo Zaragoza 2008 y Grupo micológico Caesaraugusta. Resúmenes de ponencias y comunicaciones. Zaragoza. 

Gómez Urrutia, Javier  (2007)   «Parque Micológico Ultzama. Una experiencia de regulación micológica pionera en Navarra»,   Revista de la asociación forestal de Navarra, Navarra forestal, 18 de diciembre. Trimestral, pag. 24-27. 

La-Mariano, Goizeder; Remírez, Carmen  (2007)   «Hongos y setas: Dónde está el límite?»,   Diario de Navarra, 21 de octubre. 
Vigor, Iñaki  (2007)   «Ultzama en el punto de mira de los seteros»,   Gara, 15 de septiembre. 

Edición del 4-11-2010
Revisión: Rebeca Fernández Yunquera
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2645.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio