Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2309.html   
Programa contra la pobreza urbana (Luanda, Angola)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2010, y catalogada como AWARD. (Best Practices Database)
País/Estado — Angola
Región según Naciones Unidas — África
Región ecológica — costera
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — organización no gubernamental (ONG)
gobierno local

Categorías — Erradicación de la pobreza: acceso a créditos; acceso igualitario al empleo, la formación y el crédito. Buena gestión urbana: gestión y administración públicas; fomento de la colaboración pública y privada; políticas públicas; gobernabilidad urbana y metropolitana; colaboración con la sociedad civil. Agua y saneamiento: gestión del suministro y la demanda de agua; acuerdos de colaboración pública, privada y comunitaria.


Contacto Principal

Taller de Desarrollo de Angola — organización no gubernamental (ONG)
Allan Cain

Taller de Desarrollo de Angola.
Rua Rei Katyavala 113.
PO Box: 3360,
Luanda,
Angola.

Teléfono: + (244) (222) 448-366/71/77 
Fax: + (244) (222) 449-494 

E-mail: Allan.devworks@angonet.org


Organización Nominadora

Taller de Desarrollo de Angola — organización no gubernamental (ONG)
Allan Cain

Taller de Desarrollo de Angola.
Rua Rei Katyavala 113.
PO Box: 3360,
Luanda,
Angola.

Teléfono: + (244) (222) 448-366/71/77 
Fax: + (244) (222) 449-494 
E-mail: Allan.devworks@angonet.org


Socio

One World Action — organización no gubernamental (ONG)
Andy Rutherford

Bradley's Close.
74/77 White Lion Street.
London N1 9PF,
United Kingdom.

Teléfono: +44-20-7833-4075 
Fax: +44-20-7833-4102
E-mail: arutherford@oneworldaction.org
Colaboración administrativa.
Colaboración financiera.
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

CARE Internacional — organización no gubernamental (ONG)
Robert Builten

Bairro do Palanca.
Rua Olímpia Makweria, Travessa da Rua E n º 1,
PO Box 5602. 

Teléfono: +244 222 407 264
E-mail: careangola@co.care.org
robertjanbulten@yahoo.com
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Save The Children - Angola — organización no gubernamental (ONG)
Fabrice Beutler
Jorge Trula

Barrio Miramar.
Rua de Benguela n º 23, 1 º andar,
PO Box 2380.

Teléfonos: +244 222 448 116, 244 923 326 677 
Fax. +2444 222 440470
E-mail: Beutler.scia@gmail.com
Colaboración técnica.
Colaboración otras.


Socio

Ayuntamiento de Cacuaco — gobierno local
Sr.Barbosa

Bairro da Policia.
Rua Direita hacer Cacuaco,
Largo da Administração.

Teléfonos: 244 222 511 022, 222 511 081
E-mail: adnc.cdi@hotmail.com
Colaboración política.


Socio

Ayuntamiento de Cazenga — gobierno local
José de Oliveira dos Santos Bastos

Barrio Tala Hady. 
Rua dos Comandos.

Teléfonos: 244 222 336 602 222 336 793
E-mail: Josebastos27@hotmail.com
Colaboración política.


Socio

Ayntamiento de Kilamba Kiaxi — gobierno local
Danielo Muondo

Barrio do Golfe I.
Rua 9.

Teléfonos: +244 222 000 840 222 000 841, 244 923 509 089
E-mail: danielmuondo@yahoo.com.br
Colaboración política.

Resumen

Este programa se puso en marcha en 1999 con el objetivo de reducir la pobreza e incrementar las prestaciones y los servicios básicos ofrecidos a las personas con recursos más limitados. La meta es capacitar a las comunidades de manera que puedan autogestionarse y proveerse por sí mismas de los servicios necesarios, participar activamente en el gobierno municipal y defender, promover e influir en las políticas nacionales a favor de las personas desfavorecidas. Las mejoras incluirán la posibilidad de dialogar con las administraciones locales y de planificar y cubrir las necesidades que ellos mismos identifiquen como prioritarias.

La aplicación de este programa ha llamado la atención de los dirigentes nacionales, provinciales y municipales sobre el tema de la pobreza urbana, estimulando el debate y la acción e incluyéndola en la agenda de las políticas públicas. Se demostró la importancia de la participación comunitaria en el proceso de planificación municipal y de la toma en consideración de las necesidades y opiniones de los grupos tradicionalmente excluidos como niños, jóvenes, mujeres, ancianos, personas con discapacidad y enfermos de VIH/SIDA. Ahora los ciudadanos participan de manera activa en los foros urbanos y sobre la pobreza y tienen la posibilidad de defender su acceso a los servicios básicos. La planificación municipal y la elaboración de presupuestos son ahora más integradoras, participativas, responsables y transparentes.

Los ministerios del gobierno han adoptado este modelo de gestión comunitaria en lo que se refiere a la prestación de los servicios urbanos. Ahora hay fuentes de gestión comunitaria que proporcionan agua limpia a 74.000 residentes, se ha reducido el coste del agua hasta en 20 veces y se ha duplicado la cantidad de agua de la que disfruta cada individuo hasta alcanzar los niveles mínimos recomendados. Los consumidores han comenzado a utilizar su poder colectivo para obtener mejoras en los servicios ofrecidos por el proveedor paraestatal de agua. Este programa está desarrollando políticas y directrices nacionales de capacitación por una administración comunitaria de las fuentes de agua. Por otra parte, se están creando guarderías comunitarias organizadas y gestionadas por el Ministerio de Asistencia y Reinserción Social (MINARS) en las 18 provincias del país.

Se ha creado un proyecto de microfinanciación que posteriormente se ha convertido en KixiCredito, la primera institución no bancaria de microcréditos en Angola. KixiCredito cuenta con 13.000 clientes, el 62% de los cuales son mujeres y desde 1999 ha acumulado un total de 70 millones de dólares EE.UU. en préstamos con una tasa de reembolso del 98% en 2009.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

El programa se puso en marcha en 1999, durante una de las fases más destructivas de la guerra civil que azotó Angola desde 1975 hasta 2002. Las infraestructuras básicas estaban abandonadas o destruidas y hubo cerca de 4 millones de desplazados, la mayoría de los cuales buscaron refugio en Luanda. Luanda era una ciudad diseñada para 750.000 habitantes en la que viven en la actualidad 6 millones de personas. Las áreas ocupadas por estos refugiados carecían de servicios básicos e infraestructuras.

Establecimiento de prioridades

La principal prioridad era reducir la pobreza y facilitar el acceso a los servicios básicos como agua y saneamiento, apoyo y bienestar infantil o microfinanzas, de una forma sostenible. En segundo lugar, debía generarse un entorno donde las comunidades participasen activamente en la obtención y gestión de servicios urbanos. Debía continuarse dotando a estas comunidades de derecho a voto en las administraciones del gobierno local, para poder participar, dialogar y planificar con los ciudadanos la forma de hacer frente a las necesidades prioritarias identificadas por ellos mismos. Por último, la pobreza urbana debía ocupar un lugar en la agenda política nacional a fin de promover políticas en favor de las personas con menos recursos y asegurar que se cubrían las necesidades básicas y servicios para sus comunidades.

Formulación de objetivos y estrategias

En asociación con ONGs internacionales y locales, organizaciones de base comunitaria y todos los niveles del gobierno, el programa se centra en reducir la pobreza e incrementar la prestación de servicios básicos a las personas con menos recursos de la ciudad de Luanda. Su enfoque se basa en desarrollar las capacidades de modo que las comunidades puedan gestionar y prestar tales servicios y participar activamente en el gobierno municipal y defender, promover e influir a nivel nacional en las políticas a favor de dichas comunidades más desfavorecidas. También se pretende que el gobierno local promueva el diálogo y la planificación con las administraciones y establezca una prioridad respecto a las necesidades que las comunidades han identificado. El objetivo final es integrar a los sectores tradicionalmente marginados, como son mujeres, niños, jóvenes, personas afectadas por el VIH/SIDA y personas económicamente desfavorecidas.

Movilización de recursos

La ayuda financiera y técnica se obtiene principalmente de los fondos del Reino Unido de ayuda al desarrollo. Esto ha sido posible gracias a los esfuerzos de One World Action. Las ayudas técnicas las ha proporcionado CARE Internacional, especialmente la gestión de la participación de los grupos comunitarios y sus vínculos con la administración municipal, y Save the Children - Angola, que ha aportado los modelos a aplicar en el cuidado de los niños y los asuntos relativos a la infancia y la mujer, que ahora se están replicando por todo el país. El Taller de Desarrollo de Angola hace aportaciones técnicas, especialmente en lo referido a la planificación y los presupuestos participativos, el compromiso con las comunidades pobres, la gestión de claves y los componentes de la coordinación. Los fondos adicionales se obtuvieron de donantes como la Agencia Internacional para el Desrrollo de Estados Unidos (USAID), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Internacional para las Migraciones (DIM) y de los Fondos de Desarrollo Municipal.

Además de CARE y Save the Children, en las actividades de campo también colaboraron la Red contra la Pobreza Urbana, el Foro Urbano Nacional y diversas organizaciones de base comunitaria.

Proceso

Al principio la parte relativa a la microfinanciación supuso problemas en varios sentidos: entre los clientes prevaleció una actitud como si los fondos aportados por los donantes fuesen a fondo perdido y por lo tanto no hubiera que devolverlos, pero una estrecha monitorización y una supervisión de los grupos solidarios de crédito, así como un importante énfasis en la educación continuada de los clientes cambió las cosas. La adhesión a las mejores prácticas internacionales respecto a los microcréditos también ayudó a infundir disciplina respecto al crédito entre los clientes. El proyecto realizó grandes inversiones en un proceso continuo de formación para poder disponer de más personal cualificado y capacitado técnicamente para ejecutarlo. Se invitó al personal del Banco Nacional de Angola a participar en las clases semanales de microfinanzas pensadas para los oficiales de crédito, para que pudiesen comprender mejor el concepto de las microfinanzas y ayudar en la creación de una política más favorable y un clima que regulase las microfinanzas en todo el país. Para evitar que el proyecto dependiera continuamente de la financiación de los donantes y para que pudiera prestar servicios financieros sobre una base sostenible, el proyecto se transformó en KixiCredito, la primera institución independiente de microcréditos del país. Las herramientas promovidas por las mejoras en las prácticas internacionales se utilizan para supervisar y evaluar el desempeño financiero y social del proyecto.

Se aplicó un modelo comunitario de gestión al abastecimiento local de agua. Las comunidades seleccionadas, tras consultar con la autoridad en ese ámbito, decidieron el lugar de colocación de los depósitos. Fueron también estas comunidades las que eligieron al comité de gestión del agua que tendría la responsabilidad general de la operación y la decisión respecto a las tarifas, de manera que fuese posible sufragar los costos y mantener y reparar futuras averías de la fuente pública. Estos comités de gestión recibieron formación para el mantenimiento efectivo de la fuente pública y, respecto a la gestión básica, para la resolución de conflictos y la gestion de la contabilidad.

Por otra parte, las comunidades trabajaron en conjunto para organizar guarderías y poder disponer de un servicio adecuado de atención de día para los niños más pequeños. Esto proporcionó a muchos padres mayor tranquilidad durante su búsqueda de empleo o de actividades generadoras de ingresos.

Resultados obtenidos

La gestión de los microcréditos dio prioridad al sector femenino de los clientes, que ahora constituye el menos el 60% del total. Se invitó a las mujeres a participar activamente en los grupos de solidaridad y actualmente constituyen cerca del 60% del total de agentes. De la misma manera, se las animó a participar en los comités de gestión del agua y ahora ocupan alrededor del 60% de los puestos de responsabilidad. Las guarderías se organizaron y dirigieron virtualmente por mujeres. Estas son las desviaciones significativas de la norma cultural en la sociedad angoleña, ya que son tradicionalmente los hombres quienes ocupan las posiciones de poder, influencia y toma de decisiones.

Este proyecto transformó su departamento de microcréditos en KixiCredito, la primera institución no bancaria de microfinanzas en Angola. Hoy por hoy, tiene cerca de 13.000 clientes, alrededor del 62% de los cuales son mujeres. El total del préstamo acumulado ronda los 70 millones de dólares EE.UU. desde 1999 hasta hoy y tenía en 2009 una tasa de reembolso del 98%. Como resultado de la promoción KixiCredito, la división de reglamentación del Banco Nacional de Angola está mejor informada sobre el tema de las microfinanzas y está trabajando para dar forma a una política y un entorno reglamentario más favorables para el sector de la economía informal, el mecanismo de supervivencia de más del 60% de la población.

Los depósitos de agua de gestión comunitaria ya proporcionan agua potable a 74.000 residentes, se ha reducido el coste del agua hasta en 20 veces y se ha duplicado la cantidad de agua utilizada por cada individuo hasta alcanzar los niveles mínimos recomendados. Los grupos de usuarios del agua han comenzado a utilizar su poder como colectivo para exigir y obtener mejoras en el servicio paraestatal de aprovisionamiento de agua.

Los ministerios de gobierno han adoptado este modelo de gestión comunitaria en la prestación de los servicios urbanos.

El Ministerio de Asistencia y Reinserción Social está replicando estas guarderías de vecindario en las 18 provincias del país.

Los esfuerzos de promoción del programa atrajeron la atención de los líderes municipales, provinciales y nacionales sobre el tema de la pobreza urbana. Esto estimuló el debate y la acción y aseguró a la pobreza urbana un hueco en las agendas de las políticas públicas.

En las zonas en las que se ha aplicado el proyecto, ahora los ciudadanos participan activamente en los foros de la red urbana y la pobreza para defender el acceso a los servicios básicos. Las autoridades municipales han empezado a consultar a las personas de recursos más limitados en los procesos de planificación, lo que hace que la planificación municipal y los procesos presupuestarios sean más inclusivos, participativos, responsables y se basen en los derechos y la transparencia.

Sostenibilidad

Los recursos financieros aportados por los donantes se utilizaron para iniciar y hacer crecer el proyecto de microcréditos. Luego, el Taller de Desarrollo de Angola decidió transformarlo en una institución independiente de microcréditos para evitar que dependiese de las donaciones. El funcionamento como entidad empresarial eficiente y la obtención de fondos del sector privado para cubrir el crecimiento y las necesidades de capital, debe permitir a KixiCredito prestar a sus clientes servicios financieros sobre una base continua.

Después de algún tiempo, se espera que el papel activo de las mujeres en posiciones de liderazgo en los grupos organizados de la comunidad se convierta en la forma habitual de hacer las cosas. El enfoque desde el que esta comunidad entiende el aprovisionamiento, la gestión y el mantenimiento de los servicios vitales promueve un fuerte sentido de apropiación en la comunidad y garantiza la sostenibilidad de estos servicios, al mismo tiempo que asegura que se cubran las necesidades de toda la comunidad. La supervivencia y el crecimiento de estas empresas se garantiza mediante el énfasis en la recuperación de los costos y los principios de eficacia empresarial.

Los foros municipales y otras formas de diálogo entre las comunidades y las administraciones locales aseguran que la planificación y presupuestación de los procesos tienen en cuenta las necesidades, opiniones e intereses de los sectores tradicionalmente marginados y excluidos. Las comunidades han mostrado interés en que se completen las actividades de promoción a nivel nacional y son reacios a renunciar a los logros alcanzados en términos de democracia participativa y gobernabilidad responsable y transparente.

Lecciones aprendidas

El modelo comunitario de gestión de aprovisionamiento, gestión y mantenimiento de los servicios básicos a los usuarios finales proporciona un fuerte sentido de apropiación y una motivación para mantener y mejorar dichos servicios. En el contexto de Angola, genera una gestión crítica y desarrolla la capacidad técnica en poblaciones que inicialmente tenían niveles de educación y formación muy bajos. Los lazos comunitarios y de parentesco están especialmente ausentes en las comunidades compuestas principalmente por refugiados de diversos orígenes geográficos y culturales. En estos grupos, el modelo comunitario de gestión crea un clima de inclusión y genera la oportunidad de que estos refugiados compartan y trabajen juntos. La formación y el desarrollo de nexos de amistad facilitan la emergencia de una verdadera comunidad.

El factor de recuperación de costos en los servicios gestionados por la comunidad es un elemento importante que garantiza la sostenibilidad. La propia comunidad es capaz de comprar piezas de recambio, hacer las reparaciones necesarias y, en general, mantener las instalaciones en niveles óptimos. Por otra parte, se inculca disciplina, se fomenta un clima de seriedad y se promueve la eficiencia. Si es posible, la adhesión al grupo de mejores prácticas internacionales otorgará a esta empresa de servicio comunitario una mayor probabilidad de éxito a la hora de satisfacer las necesidades de la comunidad.

Los dos elementos mencionados ayudan a brindar a las comunidades una capacidad y confianza básicas para participar activamente en la planificación municipal y los procesos de presupuestación, articular sus necesidades y las de los sectores tradicionalmente excluidos, participar con las autoridades municipales en la aplicación de los programas y promover la transparencia y la rendición de cuentas en el gobierno.

El hecho de que desde el primer momento y en todas las etapas del proceso participasen funcionarios del gobierno, ayudó a crear una buena relación de trabajo entre los participantes del proyecto, las comunidades de destino y los funcionarios del gobierno local. Esto contribuyó a una mejor comunicación entre las partes interesadas, facilitó la ejecución de las actividades y creó una mejor comprensión y apreciación de los problemas que surgían y los éxitos que se alcanzaban, pero aún así no es fácil promover la idea de ampliar la escala y reproducir los enfoques y métodos aplicados.

Transferibilidad

El programa ha demostrado la importancia de la participación pública en la comunidad y la viabilidad de delegar responsabilidades y competencias clave a nivel local, así como el desarrollo de las actividades económicas locales que afectan significativamente a las condiciones de vida de las personas con menos recursos. Se ha recibido un amplio apoyo de las comunidades, la administración municipal, el gobierno nacional y otros donantes. La buena gestión del programa y sus modelos de desarrollo han sido además adoptados por los principales programas de desarrollo de las agencias y los donantes.

En la actualidad hay numerosas propuestas que están replicando los enfoques del programa con la intención de fortalecer los procesos democráticos, la participación de las autoridades locales, la sociedad civil y el sector privado. Entre estas se encuentran por ejemplo, el sistema de desarrollo municipal aplicado por el Fondo de Acción Social, que trabaja en nueve municipios rurales, la versión descentralizada del programa mismo y el proyecto de Gobierno Local que trabaja en cinco municipios y que está financiado por la Agencia Internacional para el Desarrollo (Estados Unidos), el Programa Municipal de Desarrollo que trabaja en cinco municipios. Este nuevo enfoque aumenta además el acceso equitativo a los servicios sociales y económicos.

El sistema de organización y funcionamiento de guarderías de barrio se están aplicando en las 18 provincias del país. A su vez, la Dirección Nacional de Aguas de Angola ha solicitado la asistencia técnica del Taller de Desarrollo, con el objeto de replicar el modelo de gestión comunitaria de prestación de servicios de agua en todas las provincias del país.

Los aspectos relacionados con los microcréditos siempre han estado guiados por las mejores prácticas internacionales. KixiCredito está expandiendo sus operaciones a otras cinco provincias para proporcionar beneficios y servicios a un mayor número de personas. Otras instituciones internacionales de microcréditos como Acción Internacional, Novo Banco del Grupo ProCredit o Desjardins sugirieron que no era práctico aplicar el enfoque de los microcréditos en Angola, pero el enfoque que el presente proyecto ha desarrollado en los últimos 10 años ha demostrado ser el más apropiado y exitoso para el país. Hace dos años, el gobierno de Angola reconocía oficialmente los microcréditos como una herramienta de reducción de la pobreza.

Perfil Financiero

Socio 2005 2006 2007 2008 2009 Total
One World Action (97%) 2.801.618 1.581.044 178.667 371.328 458.006 5.390.663
URBIS (3%) - - - 8.240 150.847 159.087
Presupuesto total en dólares estadounidenses 2.801.618 1.581.044 178.667 379.568 608.853 5.549.750

Legislación y políticas relacionadas

La nueva descentralización y la ley de administración local (Decreto Ley 07/02 del 3 de enero), aprobada por el y por el Parlamento en 2008, institucionaliza los principios básicos de los modelos y enfoques aplicados en este proyecto y faculta a la administración local, los residentes y proveedores de servicios a tomar posesión de algunos de los procesos identificados por el programa. Sus socios desempeñan un papel importante en el Foro de Descentralización de reciente creación y que está presidido por el Ministerio de Administración Territorial, donde se discuten las políticas.

Referencias

Parker, Faranaaz  (2009)   «El éxito en Luanda»,   Mail and Guardian, 2 de noviembre de 2009 

Teresa, Maria  (2009)   «Angola, El crecimiento económico no está llegando a los pobres»,   Novo Jornal, 26 de octubre 2009 

  (2009)   «Hay una necesidad de capacitación permanente del personal municipal y la sociedad civil en Cazenga»,   AngolaPress-Angop, 18 de noviembre de 2009 

  (2010)   «Plan Municipal de Desarrollo en discusión en Cazenga»,   AngolaPress-Angop, 17 de noviembre 2010 

Zangui, José  (2009)   «La sociedad angoleña aún se enfrenta a muchos retos»,   Angolense, 24 de octubre 2009 

Nolen, Stephanie  (2009)   «Tierras del Estado, Casa de los Pobres»,   Globe and Mail, 09 de septiembre 2009 

  (2008)   «La situación de pobreza en Angola es preocupante»,   A capital, 28 de octubre de 2008 

  (2008)   «El gobernador dice que trabajar cerca de la comunidad reduce la pobreza»,   AngoNoticias, 28 de julio de 2008 

  (2008)   «Prograna contra la Pobreza Urbana de Luanda (LUPP) organiza un Foro sobre el Desarrollo Local en Soyo»,   Jornal de Angola, 28 de abril 2008 

  (2007)   «La descentralización se considera una condición previa para la reducción de la pobreza»,   AngoNoticias, 15 de marzo 2007 

Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Natalia Pérez González
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2010 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/10/bp2309.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio