Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2006 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/06/bp0382.html   
Regeneración de asentamientos precarios mediante la participación conjunta del gobierno y la comunidad (Delhi, India)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2006, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado -- India
Región según Naciones Unidas -- Asia
Región ecológica -- tropical y subtropical
Ámbito de la actuación -- barrio
Agentes -- gobierno central; gobierno local; organización no gubernamental (ONG); organización de base comunitaria (OBC);

Categorías -- Vivienda: vivienda asequible; mejora y modernización de asentamientos precarios. Equidad de género e inclusión social: necesidades por razón del género; plena participación en la sociedad; legislación; eliminación de trabas a la igualdad de género (medidas de discriminación positiva); integración. Infancia y adolescencia: de 0 a 9 años; de 10 años a la edad adulta; salud y nutrición; programas ambientales dirigidos a los jóvenes; desarrollo de la capacidad de participación y del liderazgo en niños; programas de ocio y culturales; legistación/ intercesión; programas de apoyo comunitarios (protección frente a abusos, abandonos, violencia y delincuencia).


Contacto Principal

ASHA -- organización no gubernamental (ONG)
Dr. Kiran Martin
{\org[]{ASHA}} Community Health & Development Society, 
Ekta Vihar, Sector 6, R K Puram, 
New Delhi 110022, India. 
Tel: 00 91 11 26196857 / 26170618 
Fax: 00 91 11 26179844 
E-mail: ASHAsoc@ndf.vsnl.net.in
Web: http://www.ASHA-india.org


Organización Nominadora

Gobierno Central de Delhi -- gobierno central
Dr. A.K. Walia, Ministro de Desarollo Urbano
 
Gobierno del Estado de Nueva Delhi.


Socio

Asociaciones de Mujeres MAHILA MANDALS -- organización de base comunitaria (OBC)
Colaboración técnica.


Socio

Municipalidad de Delhi -- gobierno local
Additional Slum Commissioner 
Slum Department, 
Vikas Bhawan Annexe, 
ITO, New Delhi 
Colaboración financiera.


Resumen

La organización ASHA lleva trabajando desde 1988 para incrementar los niveles sanitarios y el nivel de vida global de los habitantes de los asentamientos precarios de Delhi. Esta ONG trata de llevar a cabo dicha tarea con la ayuda de un programa globalizador e integrador, en el que se tienen en cuenta diversos aspectos, como el acceso de las mujeres de los poblados a la propiedad del suelo, la creación de una asistencia sanitaria comunitaria, la formación de la comunidad para un aumento de su responsabilidad y capacidad, así como la implantación de mejoras ambientales. ASHA persigue estos objetivos facilitando el establecimiento de regímenes eficaces de colaboración entre los diferentes agentes implicados en el proyecto: grupos comunitarios, propietarios del suelo, funcionarios civiles, políticos (miembros del Parlamento, concejales y miembros de la Asamblea Legislativa) policía local, directores de escuela, organizaciones sanitarias y otras asociaciones como las de Asistencia Social a Residentes y la Asociación de Propietarios de Fábricas. En la actualidad, ASHA trabaja en 43 asentamientos precarios de Delhi.

Como resultado de esta estrategia de ASHA de regeneración de los asentamientos precarios, basada en el establecimiento de colaboraciones mutuas, las condiciones de vida en dichos asentamientos han mejorado significativamente. Gracias a las cooperativas de vivienda de la comunidad, muchos habitantes que se hallaban permanentemente en una situación de inminente desahucio o realojo pueden poseer ahora sus propias viviendas. Se ha incrementado la implicación y la responsabilidad de miles de mujeres y niños de estos asentamientos, que han conseguido tener un acceso permanente a ciertos servicios municipales y estatales como agua potable, saneamiento y electricidad. Asimismo, se han llevado a cabo programas muy eficaces de asistencia sanitaria con ayuda de la propia comunidad y del gobierno. Estos programas sanitarios suelen operar mediante una matriz de voluntarios de ambos campos, poniendo a disposición de todos los asentamientos diversos centros de salud.

La modernización de las infraestructuras higiénicas se ha traducido en la potabilidad del agua, la limpieza de las calles y la creación de nuevos instalaciones higiénicas. Estas mejoras, junto con los nuevos regímenes de propiedad del suelo y las programas sanitarios y formativos de la comunidad, han dado como resultado un importante incremento del nivel de vida y las condiciones sanitarias de los habitantes de estos asentamientos. Las características de cada una de las viviendas también se han mejorado. En los poblados que se encuentran dentro del ámbito de actuación de ASHA, la tasa de mortalidad infantil se ha reducido sensiblemente y la maternal es nula. Tampoco se producen fallecimientos por enfermedades que pueden prevenirse con vacunas. El nivel de incidencia de tuberculosis y otras enfermedades evitables, que antes era muy alto, es en la actualidad insignificante. También han experimentado un gran avance los métodos de planificación familiar y los mecanismos de asistencia social. En suma, ASHA ha transformado sensiblemente la política de Delhi sobre los asentamientos precarios. La ONG ha sido pionera en la creación de un nuevo método de trabajo, basado en el establecimiento de colaboraciones mutuas para la regeneración de asentamientos de infravivienda, que el gobierno ya ha comenzado a utilizar en otras áreas residenciales precarias de Delhi.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

La población vivía en infraviviendas temporales contruidas con chapa ondulada, láminas de plástico o telas. Apenas existían instalaciones de aseo o saneamiento, por lo que las condiciones higiénicas eran deplorables. El agua no se potabilizaba. Existía, en general, una carencia total de infraestructura municipal y estatal. La tasa de mortalidad infantil y las tasas de mortalidad en el parto, tanto de la madre como del recién nacido, se encontraban entre las más elevadas del mundo. Las enfermedades respiratorias, la diarrea y la tuberculosis eran absolutamente comunes. La mayor parte de las muertes infantiles se debían a enfermedades evitables mediante vacunas.

Establecimiento de prioridades

ASHA estableció las siguientes prioridades de forma conjunta con las comunidades implicadas:
  1. La capacitación de cada comunidad y el aumento de su responsabilidad e implicación en la toma de decisiones. Para que la regeneración de la comunidad fuese eficaz e irreversible, debía ser ésta la encargada de identificar y analizar sus propios problemas y prioridades. La implicación de las mujeres de los poblados resultaba clave en el proceso de regeneración, así como la creación de grupos de trabajo que, a su vez, colaborasen entre sí en las tareas de modernización de infraestructura y mejora de los servicios sanitarios.
  2. El establecimiento de un régimen de colaboración entre los agentes claves del proceso, en especial con los ministerios y departamentos municipales y estatales. La estrategia utilizada para ello trataba de evitar conflictos apelando únicamente a la buena disposición de los agentes.
  3. El apoyo a las organizaciones de base comunitaria, como la asociación de mujeres Mahila Mandals, los grupos de voluntarios, y los centros de salud comunitarios; mediante la puesta en marcha de un proceso formativo con aplicación directa en el propio proyecto.

Formulación de objetivos y estrategias

La estrategia globalizadora adoptada por ASHA se basa en identificar y analizar las necesidades de la comunidad para, posteriormente, llevar a cabo las acciones necesarias para la regeneración de estos asentamientos marginales y mejorar su nivel de vida global. Algunas de estas acciones han sido: garantizar la propiedad del suelo, asegurar el derecho a una vivienda digna y realizar mejoras sanitarias y de infraestructura en los poblados.
La estrategia de ASHA pone de manifiesto que los propios habitantes son los agentes claves del proceso de regeneración, y que si se propicia que la comunidad desarrolle sus propios recursos, los elija y planifique y organice la generación de los mismos, ésta ganará en autonomía y en capacidad de decisión. Asimismo, conseguirá acceso a los recursos materiales existentes y su utilización posibilitará un desarrollo a largo plazo de la comunidad.
Esta estrategia basada en el análisis de las necesidades y el establecimiento de regímenes de colaboración entre ASHA, la comunidad y el gobierno ha propiciado mejores mecanismos de gobierno de la comunidad, un desarrollo más eficaz de ésta y un sistema sanitario más efectivo.

Movilización de recursos

La ONG ASHA ha conseguido implicar a todos los miembros de la comunidad alrededor de unos intereses comunes para el posterior establecimiento y análisis de prioridades. La población ha conseguido tener acceso al gobierno y a otros recursos: se han formado estructuras de base comunitaria, a las que se ha capacitado oportunamente, como las asociaciones de mujeres y los voluntarios de sanidad de la comunidad. Cada voluntario de sanidad, responsable de 300 hogares, está capacitado para ofrecer asistencia médica básica y asesoría a estos hogares, dirigir clínicas, programas de vacunación y otras actividades sanitarias. A través de Mahila Mandals, ASHA ayuda a las mujeres a disponer de una infraestructura básica de saneamiento e higiene y a llevar a cabo todo tipo de acciones orientadas al desarrollo, organización y movilización de la comunidad. Todas estas acciones siempre se idean dentro de un régimen de colaboración entre los diferentes agentes implicados en el proyecto: la comunidad, los ministerios y departamentos municipales y estatales, los propietarios del suelo, las colonias vecinas y los políticos locales.
La asociación Mahila Mandals se encargó de movilizar los recursos ofrecidos por las entidades municipales y estatales. Estas entidades ofrecieron recursos técnicos, como la contratación de arquitectos para proyectar los nuevos desarrollos de los asentamientos, y de ingenieros, que se encargaron de ofrecer asesoramiento en materia de construcción e infraestructuras. También ofrecieron recursos para la propia construcción de infraestructuras, como nuevas carreteras, trasvases de agua, pavimentación e instalaciones de drenaje y saneamiento. La contribución estatal también se extendió al aprovisionamiento de los centros de salud de la comunidad, con la aportación de cierta cantidad de medicinas, vacunas, métodos anticonceptivos, etc.
El trabajo y la dedicación de ASHA ha servido de motivación para otros socios, como la fundación TEAR del Reino Unido, e ICCO de los Paises Bajos, que han ofrecido su apoyo a ASHA durante estos años. Ha habido muchos otros grupos que han apoyado los programas de ASHA durante varios años: las fundaciones TEAR de Holanda y de Nueva Zelanda, las altas comisiones de Gran Bretaña y Nueva Zelanda, la fundación Aus Aid y los grupos eclesiásticos y paraeclesiásticos de Gran Bretaña e Irlanda, entre otros. Dichos grupos también han tenido la iniciativa de fundar empresas de donaciones, como Amigos de ASHA, en Gran Bretaña y en Irlanda, y ASHA Estados Unidos.

Proceso

  1. Regeneración de los asentamientos.
    El proceso de regeneración de los asentamientos precarios requería la participación de la comunidad en lo que se refiere a la asistencia sanitaria. Gracias a los múltiples encuentros entre ASHA, la comunidad y los organismos municipales y estatales, se consiguió formar una cooperativa de vivienda, mediante la cual la propiedad de los suelos quedaba garantizada: las diferentes parcelas se asignaban a los habitantes que participaban en el proceso. Gracias a los recursos técnicos de la municipalidad, se llevaba a cabo el trazado de los planos urbanísticos. Más tarde, se realizaba el replanteo de las parcelas en el terreno. Finalmente, cada uno de los habitantes era realojado en otra parcela del poblado chabolista mientras, con ayuda de la propia comunidad, se construía la nueva vivienda, reutilizando materiales de la antigua y tomando prestados otros aportados por las empresas de construcción.
    La municipalidad se encargó de la implantación de nuevas redes de saneamiento, abastecimiento de agua y alcantarillado, así como de la iluminación pública, la pavimentación y la construcción de centros comunitarios. La cooperativa de vivienda, que hacía viables los regímenes de propiedad de los suelos, se encargaba además del mantenimiento de las viviendas en construcción a cambio del abono de un impuesto.
    Este proceso se ha revelado como un procedimiento absolutamente viable para que un poblado de infravivienda pueda convertirse en una urbanización residencial autosuficiente económica y funcionalmente. El proceso de trabajo de ASHA, basado en la implantación de programas comunitarios de asistencia sanitaria y formación, ha transcurrido paralelamente a los esfuerzos de la organización por garantizar la propiedad del suelo.
  2. Capacitación de las mujeres.
    La ONG ASHA colaboró con las mujeres de los asentamientos facilitando su implicación en cada una de las fases del proceso: la planificación, la realización del proyecto y su posterior valoración. Las reuniones mantenidas sirvieron para identificar los problemas y prioridades. ASHA se encargaba de servir de enlace con los demás agentes claves del proceso. Asimismo, la ONG organizó los procesos de formación de los siguientes grupos de ayuda mutua: los Mahila Mandals y los Bal Mandals, constituidos por mujeres y niños, respectivamente. Dichos grupos resultaron muy útiles para incrementar sus habilidades sociales, su capacidad de liderazgo y su autoestima. La Asociación Nacional para el Desarrollo de las Mujeres de los Asentamientos Precarios, NSWDF en sus siglas inglesas, es una organización que agrupa a otras donde están representados los 250.000 habitantes de los asentamientos donde opera ASHA. La NSWDF se encarga de organizar y dirigir las acciones de sus grupos miembros, así como de consolidar y aumentar su influencia; se convertía así en un eficaz portavoz de los problemas e intereses de los habitantes de los asentamientos precarios.

    Se han realizado una serie de acciones dirigidas a incrementar las capacidades de decisión y autogobierno de las mujeres de los asentamientos:

    El objetivo del proceso era convertir a un sector marginal de la sociedad, formado por mujeres con nulo nivel de alfabetización, en miembros económicamente activos, alfabetizados y con confianza en sus capacidades. Así, servirían de motivación y modelo para sus hijos y maridos. Para ello se llevaba cabo un proceso continuo de formación en el que se impartían la siguientes materias: dirección, gestión, contabilidad, micro-planificación, gobernanza civil, asistencia sanitaria y terminología legal. Dicha formación se llevaba cabo bajo el auspicio de los Mahila Mandals y sus organizaciones registradas, con la intención de aumentar la responsabilidad y capacidad de decisión de sus miembros como ciudadanos independientes.

  3. Los niños y los jóvenes. La sanidad infantil es uno de los indicadores más reveladores del nivel sanitario global de la comunidad. El trabajo de ASHA se ha orientado a incrementar la sanidad infantil hasta niveles sobresalientes. Para ello se ha ayudado de un programa integral que comprendía mejoras en el entorno y una asistencia sanitaria de base comunitaria. Este programa de sanidad incluía, a su vez, programas de formación y asistencia social a adolescentes, atención sanitaria materno-infantil e infantil.
    La organización ASHA ha sido también impulsora de la reivindicación de los derechos de los niños. Puso en marcha su propio programa de apoyo al menor, mediante la formación de grupos de niños de seis a catorce años, conocidos como los Bal Mandals. El objetivo del programa era aumentar la influencia de los niños en la comunidad e incluir sus necesidades entre las prioridades de ésta. Todas las actividades de los Bal Mandals se centran en los niños. Se favorece su implicación aumentando su concienciación, ayudándoles a formar su personalidad y a incrementar sus habilidades sociales y su objetividad, así como haciéndoles partícipes de las mejoras en su entorno y en la sanidad.

Resultados obtenidos

La ONG ASHA ha conseguido garantizar la propiedad del suelo a los habitantes de Ekta Vihar mediante la formación de una cooperativa de vivienda. Este resultado sin precedentes ha sentado las bases de futuras políticas municipales de vivienda en asentamientos precarios, y más aún, ha tenido repercusión en la Política Nacional de Asentamientos Precarios de India. Los poblados chabolistas se han transformado en urbanizaciones residenciales de clase media-baja con viviendas dignas. Los habitantes disponen ahora de unos ingresos anuales aceptables y pueden acceder a los servicios e infraestructuras municipales. El sistema sanitario ideado por ASHA, basado en el empleo de voluntarios médicos de la comunidad, ofrece asistencia sanitaria a unas 250.000 personas, y ha sido ampliamente repetido en todo el estado de Delhi, gracias a la ayuda del Banco Mundial y el gobierno de Delhi. La estrategia integradora de ASHA en lo que se refiere a la salud infantil ha obtenido unos resultados sobresalientes:

El 90 % de los niños recién nacidos mostraba un peso normal. El 85 % gozaba de buena salud. Solamente un 11 % de los niños sufría de desnutrición leve o moderada mientras que el 4 % sufría de desnutrición grave. En los poblados chabolistas del resto de Delhi, esta situación se invertía hasta existir únicamente un 20 % de niños sanos y hasta un 80 % con desnutrición. En los poblados de ASHA, se consiguió que no existiesen apenas casos de muerte por infecciones del tracto respiratorio inferior, diarrea o sarampión. No figuran casos clínicos de déficit de vitamina A ni de las seis enfermedades que se pueden prevenir con vacuna. Se han instaurado ciertos hábitos, como una lactancia temprana, una apropiada ablactación, así como diversas prácticas de nutrición e inmunización, lo que ha incrementado el nivel de sanidad de la comunidad y su responsabilidad en lo referente a cuestiones sanitarias. El proceso de trabajo de ASHA con los grupos de mujeres ha fomentado su capacidad de autonomía y ha conseguido incrementar su autoestima y su capacidad resolutoria. Sus habilidades como grupo también se han visto beneficiadas por el espíritu de compañerismo y la unidad entre sus miembros, lo que ha posibilitado que las negociaciones con otros agentes resultasen altamente satisfactorias y productivas: se ha conseguido acceder a los servicios municipales de abastecimiento de agua potable, y se ha puesto en marcha un servicio de limpieza de las instalaciones de aseo y de las vías públicas. Se ha reducido el nivel de agua estancada y de residuos sólidos orgánicos en las calles. Se realiza un mejor uso de las instalaciones públicas. Existen menos conflictos dentro de la comunidad y se ha incrementado el nivel de compromiso de ésta en lo que respecta a la limpieza y conservación de su entorno. Así, el carácter sostenible del proyecto, no sólo es evidente en términos financieros, sino también en términos más generales, como en la motivación de la comunidad y la capacidad de ésta para continuar sus actividades de forma autónoma.

Sostenibilidad

En las últimas fases del proyecto, los recursos económicos de ASHA ya no resultaban imprescindibles para la construcción de infraestructura y servicios en los asentamientos. Las nuevas relaciones de colaboración mutua establecidas entre las comunidades y sus socios municipales y estatales posibilitaron el acceso a los recursos técnicos y financieros necesarios para la construcción y el mantenimiento de la urbanización. Como todo barrio periférico, independientemente de su renta per cápita, los asentamientos de ASHA siempre van a requerir ciertos servicios de entidades municipales y estatales, como abastecimiento y saneamiento de agua, servicio de policía, etc. Sin embargo, las comunidades han demostrado que son capaces de mantener y alimentar los regímenes de colaboración previamente establecidos por ASHA, que garantizan la igualdad de oportunidades a la hora de acceder a estos servicios.
El establecimiento de los grupos de mujeres y el proceso de formación llevado cabo por ASHA durante estos años para fomentar su capacidad de autogobierno e incrementar su determinación e influencia puede calificarse de sostenible en la actualidad. Las mujeres que participaron en dicho proceso formativo se dedican ahora a impartir sus conocimientos con otras mujeres, garantizando así la continuidad del proceso. Al concluir su formación, los grupos de mujeres han ganado la autodeterminación suficiente como para hacer frente a sus problemas sin ayuda de ASHA. También han adquirido confianza en sí mismas y se ha incrementado su autoestima.
En lo que respecta a los organismos municipales y estatales, se ha apreciado un importante cambio en la actitud de éstos, que continúan comprometiendose con el programa a pesar de la desvinculación de ASHA de las negociaciones directas. La participación de la ONG ha llegado a resultar innecesaria, lo que representa un claro síntoma del elevado nivel de sostenibilidad del proyecto.
Tras años de formación, los hábitos sanitarios enseñados por ASHA se han instaurado de un modo tan regular que ya no se hace necesaria más dedicación de la organización para promoverlos. Las mujeres y los niños que siguieron el proceso de formación se encargan ahora de formar a otros miembros de la comunidad en materias como sanidad, higiene, asistencia médica básica, planificación familiar y asistencia social. Todo ello sin la supervisión de ASHA, que ya no resulta imprescindible. También sirven de ejemplo en su entorno familiar y vecinal. Este proceso ha dado como resultado que las buenas prácticas sanitarias hayan quedado tan arraigadas en los habitantes que se han convertido en hábitos.
De igual modo, ciertos conceptos como la integración social y el respeto mutuo también han sido asimilados a la perfección. El equipo de ASHA ha enseñado a los ciudadanos que ya no existen diferencias entre ellos, y que los avances y las mejoras sólo pueden ser sostenibles trabajando en equipo y dejando a un lado los prejuicios sobre raza, género o clase social. Esta idea se trasmite en la actualidad de generación en generación sin ayuda de ASHA.

Lecciones aprendidas

  1. El establecimiento de regímenes de colaboración y la capacidad para trabajar en ellos y mantener la relaciones necesarias resulta vital para llevar a cabo una regeneración eficaz y sostenible de los asentamientos. Esta conclusión resulta de capital importancia, porque ninguno de los agentes implicados tendría la capacidad suficiente por sí solo como para llevar a cabo transformaciones importantes y duraderas. Por otra parte, no resulta sencillo establecer y mantener relaciones de mutua colaboración si los socios no muestran interés o ejercen estrategias de manipulación o explotación. La estrategia más eficaz, que ha llevado a cabo ASHA, se ha basado en establecer colaboraciones evitando los enfrentamientos directos, con constancia y apelando a la buena disposición de los socios. Todas las actividades de la organización se basan en la colaboración mutua. De hecho, el primer paso al ahora de abordar un nuevo proyecto consiste en establecer la relaciones necesarias con los socios más apropiados para el proyecto en cuestión.
  2. Un proceso eficaz de regeneración de asentamientos precarios necesita de una comunidad activa y autodeterminada, que esté capacitada para establecer sus prioridades y ofrecer soluciones apropiadas, así como para obtener el acceso a los recursos necesarios. Para que los avances y las mejoras sean permanentes, es necesario que los ciudadanos se impliquen, para lo que es imprescindible la adquisición de la propiedad de los suelos. Por ello resulta vital crear estructuras de base comunitaria para, mediante ellas, aumentar la autoestima y la capacidad de sus miembros. Esto puede conseguirse mediante un proceso de formación dirigido al máximo número posible de miembros y de carácter eminentemente práctico, con aplicación directa en el propio proyecto.
  3. Las mujeres y los niños representan el objetivo más claro del proyecto, ya que, por una parte, tienden a ser los grupos más afectados por la pobreza, y por otro lado, una vez recibida la capacitación necesaria, pueden convertirse en los miembros más activos e influyentes de la comunidad, y los más implicados en sus avances.
  4. La posesión del suelo y las mejoras in situ resultan imprescindibles para los habitantes de los poblados. Las comunidades sólo se comprometen a invertir su tiempo, energía y recursos si tienen la absoluta seguridad de que sus esfuerzos van a revertir en beneficios permanentes para ellos y sus familias. La posesión del suelo se convierte, así, en la clave para garantizar la seguridad y estabilidad.

Transferibilidad

El Gobierno estatal trata en la actualidad de repetir el proceso de regeneración de ASHA por todo Delhi. Ha incorporado a su política de asentamientos precarios los conceptos de posesión del suelo mediante cooperativa de vivienda y de establecimiento de regímenes colaborativos. El proceso de ASHA también ha influido en la política nacional de asentamientos precarios de India.
Hasta hace poco, era la propia ASHA la encargada, por iniciativa propia, de repetir su modelo de regeneración de asentamientos en otras colonias, dando lugar a la implantación del programa en un total de 32 poblados entre 1988 y 2001. Actualmente, los grupos de mujeres Mahila Mandals comparten con ASHA esta responsabilidad, y desde 2001, mediante sus programas de promoción, han comenzado a transferir su programa comunitario de sanidad y desarrollo. Los asentamientos beneficiarios, siempre poblados vecinos, se han seleccionado en base a criterios como su proximidad, tamaño, escasez de servicios sanitarios materno-infantiles, etcétera. En total, ASHA ha incorporado al programa 11 nuevos poblados por medio de los Mahila Mandals.

A partir de octubre de 2001, se han incorporado sistemas de ahorro a seis colonias de asentamientos. Estos sistemas fueron fruto de un intercambio de conocimiento entre el proyecto Seelampur de los Mahila Mandals y una ONG de Bombai en marzo del mismo año, cuando el grupo de mujeres se encontraba realizando una visita de promoción. Más recientemente, la visita de miembros de los grupos de mujeres a una ONG de Jaipur ha hecho que se dedicase especial atención a la integración de las niñas de los poblados.

Un planteamiento cuidadoso de los programas formativos posibilita la transferencia de conocimiento y especialización de una forma muy básica y sencilla hasta los habitantes de los asentamientos. Las visitas continuas de mujeres y niños de diversos poblados facilitan la transferencia de experiencias. La Asociación Nacional de Mujeres de los Asentamientos Precarios se ha convertido en un importante foro de opinión donde los grupos de mujeres pueden compartir experiencias, analizar sus problemas y debatir las posibles soluciones.

Perfil Financiero

AñoPresupuestoGobierno de DelhiFundación Tear Reino UnidoOtras agenciasClínicas
2000-2001(%)100322433,9210,08
2000-2001(Cantidad)352.764111.36485.391120.23535.774
2001-2002(%)10023,525483,5
2001-2002(Cantidad)515.686121.277129.074247.79817.537
2002-2003(%)10022,82252,282,93
2002-2003(Cantidad)606.111138.222133.333316.77817.778
2003-2004(%)100264127,57,5
2003-2004(Cantidad)550.443145.222228.418146.25830.545
2004-2005(%)10023,527,843,25,5
2004-2005(Cantidad)632.537148.937176.290273.45133.859

Referencias

Nicholas Boyak  (2004)   «Angel of the slums»,   The dominion post, 10 de enero de 2004 
Syed Amir Ali Hashmi  (2003)   «Thriving against all odds»,   The pioneer, 2 de marzo de 2003 
Ashish Kumar Sen  (2002)   «Funds raised for transforming Delhi slums»,   National US, 20 de septiembre de 2002 
Upendra Tankha  (2002)   «Hope & Home for the homeless»,   The hindu, 25 de marzo de 2002 
Sujata B. Shakeel  (2002)   «This doc has the right prescription»,   The hindustan Times, 22 de marzo de 2002 
Jagdish Seth  (2002)   «Founder of ASHA, doctor Kiran Martin, awarded Padma Shri»,   India post, 15 de febrero de 2002 
Shenaz Zack  (2001)   «ASHA+Father's day=Phenomenally successful ASHA's day»,   India post, 29 de junio de 2001 
Peter Popham  (1998)   «Slum project brings hope for India's untouchables»,   The independent, 26 de octubre de 1998 
Ashok Kalkhur  (1996)   «A quiet revolution in Delhi Slums»,   The hindu, 18 de noviembre de 1996 
Staff Reportar  (1994)   «An eyeshore turned into Shanti Vihar»,   The times of India, 13 de mayo de 1994 

Edición del 24-11-2006
Traducción del inglés: Alejandro Gallego Lozano
Revisión: María Cifuentes Ochoa
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2006 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/06/bp0382.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio