Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2000 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/00/bp142.html

La realización de una visión: la revitalización del río Singapur


Fecha de referencia: 05-07-2000

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2000, y catalogada como BEST. ( Best Practices Database.)
País/Country: Singapur
Región según Naciones Unidas: Asia
Región ecológica: tropical y subtropical
Ámbito de la actuación: ciudad
Instituciones: gobierno central; sector privado.

Categorías = Procesos de planificación urbana y regional: programación de la inversión del capital; conservación del patrimonio cultural; remodelación urbana. Ordenación territorial: urbanización y desarrollo del suelo; planeamiento y calificación del suelo; remodelación urbana y suburbana. Buena gestión urbana: responsabilidad; apertura y transparencia; fomento de la colaboración pública y privada; gestión y administración públicas; movilización de recursos; visión de futuro.

Contacto principal:
Urban Redevelopment Authority (URA) - Autoridad de Regeneración Urbana (gobierno central)
Ler Seng Ann, director.
URA Centre
45 Maxwell Road
Singapur 069118
Tel: (65) 321 8228
Fax: (65) 221 1761
E-mail: ura_main_registry@ura.gov.sg
http://www.ura.gov.sg

Socio:
Minister of Enviroment - Ministerio de Medio Ambiente (gobierno central)
Yeo Boon Leng
Drainage Department - Departamento de Saneamiento
40 Scotts Road, #18-00, Enviroment Building
Singapur 228231
Tel: (65) 7319718
Fax: (65) 7319967
E-mail: Yeo_boon_leng@env.gov.sg
Colaboración técnica.

Socio:
Land Transport Authority (LDA) - Autoridad de Transporte Terrestre (gobierno central)
Wee Sian Guan
Architecture - Departamento de Arquitectura
1 Hampshire Road, Block 3 Level 4
Singapur 219428
Tel: (65) 3961718
Fax: (65) 3961135
E-mail: Sian_Wuan_Wee@lta.gov.sg
Colaboración técnica.

Socio:
PWD Consultants Pte Ltd (PWD) - sector privado
Lim Peng Hong
5 Maxwell Road
#07-00 Tower Block, MND Complex
Singapur 06 9110
Tel: (65) 3258956
Fax: (65) 3258957
E-mail: Lim_Peng_Hong@pwdcorp.com.sg
Colaboración técnica.


R E S U M E N

La zona histórica del río Singapur fue una vez el centro de toda la actividad de la isla, pero, con el tiempo, perdió su importancia, convirtiéndose en un basurero lleno de asentamientos ilegales donde las industrias vertían sus desechos. A principios de la década de los ochenta, esta zona del río quedó desierta después de un amplio proceso de descontaminación que eliminó todos los usos lesivos para el medio ambiente.

Para hacer frente a esta situación, la Urban Redevelopment Authority URA - Autoridad de Remodelación Urbana diseñó en 1985 un plan para devolver la vitalidad a la zona del río. Se convirtió en el principal precursor de un programa de revitalización para convertir el río Singapur en un corredor de intensa actividad urbana, conservando el rico patrimonio arquitectónico de esta área.

La URA colaboró con otros seis departamentos gubernamentales, coordinando el esfuerzo conjunto, para mejorar las infraestructuras y la accesibilidad de la zona. De igual forma, logró que la iniciativa privada se hiciera cargo de la mayoría de los proyectos concretos.

Este programa se ha desarrollado a lo largo de quince años en un área de aproximadamente cien hectáreas y ha conseguido que el río Singapur se transforme en un importante foco de actividad urbana. Contiene una viva mezcla de oficinas, hoteles, comercios y viviendas enfrentadas al río, en un paisaje urbano donde conviven pintorescos edificios del pasado colonial con rascacielos modernos. También están previstos numerosos equipamientos culturales y una estación nodal de transporte público ya se encuentra en construcción.




Fechas clave

1985 - Se presenta a la opinión pública el Singapore River Concept Plan: Plan General del Río Singapur, que desarrolla las líneas generales del programa de regeneración.
1991-1992 - Puesta en marcha de los procesos de conservación de los muelles de Boat Quay y Clarke Quay.
1993 - Venta del primer inmueble, destinado a usos institucionales. Le seguirían diversas actuaciones públicas y privadas en los siete años siguientes.
1994 - Development Guides Plans: Plan Rector de Regeneración, detallado y presentado tras un período de debate público en 1992. A continuación se puso en marcha un amplio proyecto para dotar de nuevas infraestructuras a la zona.
1999 - Culminación de los trabajos relacionados con la creación de una red integral de infraestructuras urbanas. Presentación de las líneas básicas de actuación para convertir el río en una nueva zona de actividad urbana.




D E S C R I P C I Ó N

Situación previa a la iniciativa.

Los tres kilómetros de longitud del río Singapur atraviesan el corazón del centro financiero de la ciudad. Su ribera se encontraba jalonada por una serie de edificios comerciales y industriales de tres y cuatro plantas con una variedad de estilos arquitectónicos surgidos desde principios del siglo XIX y reflejo del pasado colonial de Singapur. Con el paso de los años, el río llegó a sufrir tales niveles de contaminación que en 1977 el gobierno tuvo que poner en marcha un amplio programa de limpieza y descontaminación. Exceptuando algunas zonas aisladas, la ribera del río se encontraba llena de edificios abandonados y ruinosos, algunos al borde del desplome. Las infraestructuras con las que contaba la zona eran tremendamente inadecuadas; por otro lado, los sistemas de alcantarillado, así como los puentes y muros de contención necesitaban ser reparados. El río se convirtió en sinónimo de abandono, ocupación ilegal y delincuencia. Era necesario un gran esfuerzo para lograr una regeneración de esta zona.

Establecimiento de prioridades.

  1. Recuperación de la inversión.

    El gobierno prometió su completo apoyo al proyecto con la condición de que se diseñara sobre el principio de coste cero: se debían generar beneficios al menos para cubrir la cuantía total de las inversiones públicas.

  2. Proceso a largo plazo con un objetivo claro.

    En vista de la amplitud, la complejidad y los requerimientos financieros del proyecto, la URA decidió que este proceso de regeneración sólo podía plantearse dentro de un marco de colaboración a largo plazo entre entidades públicas y privadas. De igual modo, se consideró crucial el establecimiento de una estrategia clara, con todas las fases y objetivos perfectamente definidos.

  3. Optimización del uso del suelo.

    Se consideró una prioridad la optimización del aprovechamiento del suelo para atender del mejor modo posible a las necesidades de crecimiento demográfico y económico de la isla, siempre teniendo en cuenta que Singapur cuenta con una superficie reducida con relación a su población, más de tres millones de habitantes.

Formulación de objetivos y estrategias.

Se establecieron los siguientes objetivos:

  1. Dotar al río de un nuevo papel en la economía de la isla.
  2. Iniciar un proceso de regeneración sostenible.
  3. Optimizar el aprovechamiento del suelo de la ribera, compatibilizándolo con la preservación del rico patrimonio arquitectónico de la zona.
Las estrategias concretas adoptadas fueron las siguientes:

  1. Creación de un corredor de actividades recreativas y de ocio, con una mezcla de diversos usos.

    A lo largo de la ribera se establecerían zonas dedicadas a diversos usos, entre los que se incluirían usos comerciales, residenciales (viviendas y hoteles), institucionales, etcétera. Este desarrollo en torno a diversos usos pretendía generar actividad en diferentes horarios a lo largo de todo el día; en este contexto, se hacía también necesario establecer usos que generasen actividad a nivel de la calle. Estos usos requerían una importante densidad de oficinas y viviendas que garantizasen la viabilidad del conjunto.

  2. Establecimiento de lazos de colaboración entre el sector público y el privado.

    El gobierno se haría cargo de los principales trabajos relacionados con la infraestructuras para aumentar el atractivo de la zona y posibilitar su regeneración; proporcionaría el marco jurídico, a través de un plan de ordenación urbana, que indicase la líneas maestras de los nuevos desarrollos a realizar por el sector privado. Puesto que parte de este plan se iba a realizar gracias a la iniciativa privada, debía ser económicamente viable y atractivo para los inversores y, por otro lado, su planificación temporal debía tener en cuenta los condicionantes del mercado.

  3. La combinación de elementos nuevos y antiguos.

    La nueva identidad y el carácter de la zona debía generarse mediante una conservación selectiva de los edificios más significativos desde el punto de vista arquitectónico y su integración en los nuevos desarrollos. Esto permitiría la conservación del patrimonio arquitectónico para el disfrute de las generaciones futuras, mientras que el uso comercial o residencial sería aprovechado intensamente en otras áreas de la actuación. Los edificios conservados se adaptarían para acoger nuevos usos y facilitar de esta manera su conservación.

Movilización de recursos.

  1. Recursos técnicos y humanos de las instituciones públicas.

    El gobierno dio un apoyo político total a la iniciativa, otorgando el rango de ley al proyecto; así mismo, depositó en la URA toda la responsabilidad de desarrollar íntegramente el proyecto, quedando encargado dicho organismo de coordinar los esfuerzos de los diferentes departamentos institucionales y de presidir el comité ejecutivo de la iniciativa. Este comité estuvo constituido por representantes de alto nivel de cada uno de los departamentos, conformándose en el marco de toma de decisiones del proyecto.

  2. Recursos financieros públicos.

    Las inversiones públicas fueron aprobadas por una junta rectora y justificadas por el aumento del valor de los terrenos de titularidad pública para su posterior venta. La URA colaboró con el resto de los departamentos gubernamentales para adaptar las decisiones técnicas a los objetivos globales del proyecto. Por ejemplo, en el marco de la mejora de las infraestructuras de canalización del río, se pesuadió al Ministerio de Medio Ambiente de utilizar diferentes diseños en los trabajos de reconstrucción de algunos muros de contención para dotar de un carácter diferenciado a las distintas zonas del río.

  3. Recursos privados.

    Los proyectos diseñados para la regeneración de la ribera incluyeron diversos estudios de viabilidad económica. Las ventas de suelo se fueron realizando en función de la demanda del mercado. Los recursos privados se movilizaron gracias al atractivo económico del plan.

Proceso

El río Singapur está dividido en tres zonas: Boat Quay, Clarke Quay y Robertson Quay. El plan de regeneración se ha desarrollado de manera progresiva, comenzando en la desembocadura y avanzando río arriba.

  1. Escepticismo respecto a la conservación.

    La primera fase del programa comenzó en 1985 con la puesta en marcha de un plan para rehabilitar un grupo de viejos edificios comerciales en Boat Quay, con un total de 108 inmuebles pertenecientes a diferentes propietarios. A pesar de estar catalogados y protegidos, los dueños de estos edificios mostraban ciertas reticencias a su conservación, puesto que se trataba de un concepto novedoso y no estaban seguros de poder obtener unos beneficios satisfactorios para sus inversiones; tampoco se mostraban muy confiados hacia el compromiso gubernamental por la regeneración del río. La URA realizó diversos intentos para vencer esta resistencia, incluyendo reuniones periódicas con los propietarios, pero, a lo largo de cuatro años, los trabajos de rehabilitación apenas avanzaron en esta zona del río.

  2. Estímulos para los trabajos de conservación.

    En 1989, el gobierno agrupó en una única parcela 54 edificios de titularidad pública en Quark Quay, situado aguas arriba. La venta de esta parcela supuso el ingreso de 34 millones de dólares EEUU y el compromiso por parte del comprador de una inversión de 75 millones de dólares para su rehabilitación, con una importante campaña de promoción publicitaria. Entre tanto, la URA, junto al Public Works Department (Departamento de Obras Públicas), construyó en Boat Quay un paseo marítimo, con la intención de demostrar su compromiso con el proyecto y animar a los propietarios a rehabilitar sus inmuebles.

    Tras esto, los propietarios de Boat Quay comenzaron a rehabilitar sus edificios y en un plazo de dos años habían concluido las obras de la mayoría de los inmuebles. Fue entonces cuando la URA desarrolló el reglamento para permitir la ocupación de parte del paseo marítimo por parte de los establecimientos de hostelería, lo que supuso el relanzamiento definitivo de Boat Quay y Clarke Quay.

  3. Instauración de la confianza a través de una mayor transparencia.

    La anterior experiencia demostró que el sector privado requería una clarificación del grado de compromiso gubernamental y de sus planes parar revitalizar el río Singapur.
    Basándose en un principio de retroalimentación, la URA y otros departamentos gubernamentales formularon y definieron el Development Guide Plan (Plan Rector de Desarrollo), un desarrollo detallado y concreto de los objetivos globales planteados en 1985, con una definición de los usos y el valor de cada parcela de terreno dentro del plan. En 1992 se presentó un borrador de este plan para su consulta pública. Tras la incorporación de las aportaciones derivadas de este proceso, el Plan Rector de Ordenación fue finalmente aprobado por el ministerio del que depende la URA en 1994.

    A diferencia del plan de 1985, este plan definía el aprovechamiento máximo, y no mínimo, de cada parcela. Con este plan, las intenciones del gobierno quedaron reflejadas de una manera más transparente y fiable, lo que permitió que los inversores pudieran planificar su estrategia de negocio en la zona.

    El compromiso resultó reforzado cuando al plan se le reconoció el estatuto de ley a principios de 1999.

  4. Construcción de la infraestructuras.

    Siguiendo las directrices establecidas por el plan rector de 1994, la URA trabajó junto con otros departamentos gubernamentales en la obtención de recursos financieros para los trabajos de mejora de las infraestructuras. La mayor parte de los proyecto de gran escala se realizaron entre 1995 y 1999.

  5. Programa de venta de suelo.

    Alrededor del cuarenta por ciento del suelo era de propiedad privada. Los propietarios habían adoptado una actitud de meros espectadores, poco convencidos del compromiso gubernamental con el desarrollo de la zona. A partir de 1993 la URA estableció un programa que colocaba regularmente lotes de suelo público en el mercado inmobiliario; estos lotes eran vendidos con la condición de que su desarrollo urbanístico se produjera dentro de un plazo determinado.

    Estas ventas de suelo, el desarrollo de los trabajos relacionados con la mejora de las infraestructuras y la aprobación del plan de 1994 decidieron a los propietarios a invertir en el desarrollo de sus edificios y terrenos.

    El desarrollo de Robertson Quay, la última de las tres zonas referidas, está tomando forma en estos momentos gracias a los diversos proyectos tanto públicos como privados.

Resultados obtenidos.

  1. Un río revitalizado.

    Desde 1992 se ha construido una superficie total de 700.000 m2, con un total de 300.000 m2 dedicados a usos comerciales, 2.000 viviendas y 1.200 plazas hoteleras. En estos momentos, se está edificando una superficie de 80.000 m2. El río Singapur se ha convertido en el marco de las celebraciones del Día Nacional y del Año Nuevo Chino. Además, también acoge otras actividades periódicas, como la regata fluvial Rubber "Duck Race", festivales de música en la calle, etcétera.

  2. Una efectiva recuperación de las inversiones.

    El gobierno ha obtenido ingresos que cubren con amplitud las inversiones realizadas en infraestructuras. En un entorno atractivo y con unos usos más intensivos, el precio del suelo ha alcanzado niveles importantes; como ejemplo, en 1999, la URA obtuvo 213 millones de dólares EEUU por la venta de una única parcela.

  3. La conservación se ha convertido en una idea popular.

    Tres cuartas partes de los 300 edificios catalogados para su preservación a lo largo del río ya han sido rehabilitados. Boat Quay se ha convertido en una visita obligada para isleños y turistas, ampliamente reseñada en publicaciones extranjeras. El éxito de las áreas preservadas demuestra que la conservación puede ser económicamente viable, lo que ha erradicado el escepticismo inicial sobre el tema.

  4. Accesibilidad y atractivo conseguidos gracias a la colaboración.

    Las principales infraestructuras de transporte están prácticamente finalizadas gracias a la URA y a varios departamentos gubernamentales. Entre estas infraestructuras se incluyen paseos marítimos, puentes peatonales y de tráfico rodado, pasos subterraneos, avenidas, reconstrucción de muros de contención y sistemas de canalización y drenaje, parques, sistemas de alcantarillado, etcétera.

    La accesibilidad del área se ha visto ampliamente mejorada. En noviembre de 1999 se inauguró oficialmente una red peatonal asociada a la ribera del río, una muestra de la integración de todas las obras públicas para lograr una zona peatonal libre y segura que cubre ambas orillas del río en toda su longitud. La Autoridad de Transporte Terrestre está construyendo en estos momentos una estación subterránea de metro que mejorará la accesibilidad de este enclave en cuanto esté terminada.

  5. Un marco de colaboración.

    La inicial comisión directiva se ha convertido en un comité de trabajo que se reúne todos los meses para coordinar los trabajos y resolver los problemas que van surgiendo. Se ha establecido una complicidad entre los diferentes departamentos públicos que se está trasladando a otros asuntos del gobierno de Singapur.

    Por otro lado, el paseo marítimo y la red peatonal ha sido posible gracias a la colaboración de organismos públicos y privados. Los propietarios privados se hicieron cargo de las obras que entraban dentro de sus parcelas mientras las autoridades públicas se encargaban de la integración del conjunto.

    Los propietarios de edificios y negocios de Boat Quay se han unido para formar la Boat Quay Business Association (Asociación de Comerciantes de Boat Quay), con la intención de promover y gestionar la zona. La Singapore Turism Board (Junta de Turismo de Singapur) también ha promovido el establecimiento de la Singapore River Business Association (Ascociación de Comerciantes del Río Singapur), con la participación de agentes representativos de toda la zona del río. Esta asociación colabora con el gobierno para mejorar el atractivo económico del río.

Sostenibilidad.

  1. Recuperación de las inversiones.

    El mecanismo de evitar las subvenciones en los costes operativos y el hecho de vender los solares a precio de mercado es una forma indirecta de asegurar las sostenibilidad financiera. Bajo estas condiciones, el agente planificador debe diseñar actuaciones atractivas para el capital privado y consecuentes con las demandas del mercado. De esta forma, la demanda no es inflada artificialmente por medio de las subvenciones. Por otro lado, el gobierno debe mantener un alto nivel de transparencia para asegurarse la confianza del sector privado.

    Las inversiones son recuperadas en su mayor parte por la venta de suelo. El desarrollo de las obras públicas está íntimamente ligado al programa de ventas de suelo público. Sólo se llevan a cabo los trabajos urgentes para responder a demandas ya existentes, lo que asegura el aprovechamiento de todas las infraestructuras desde el primer día.

    Las mejoras en las infraestructuras y el éxito de las primeras medidas de rehabilitación aumentaron rápidamente la confianza y el interés en el proyecto. Esto permitió un crecimiento significativo del precio del suelo de la zona.

  2. Patrimonio cultural.

    A pesar de la presión existente para aumentar la densidad edificatoria, se han preservado un importante número de obras significativas desde el punto de vista arquitectónico y cultural para las futuras generaciones de Singapur.

  3. Integración social.

    Los habitantes de las infraviviendas afectadas por el proyecto de regeneración obtuvieron prioridad para optar a viviendas públicas subvencionadas; su nivel de vida ha mejorado en este proceso. La Tenant Compensation Board (Junta de Compensación de Inquilinos) se ha encargado de que cualquier inquilino con contrato recibiera la correspondiente compensación de su arrendador. Esta política minimizaba el descontento social y evitaba que éste pudiera interferir en los trabajos de regeneración.

    Al tiempo que se privatizaba la propiedad del suelo, la iniciativa garantizaba la salvaguarda de un paseo marítimo a lo largo de todo el río, así como de otros espacios públicos, como parques y plazas. Esto garantizaba que el hombre de la calle podría disfrutar los frutos del proceso de regeneración y, lo que es más importante, permitía que el río continuase siendo un patrimonio común.

  4. Medio ambiente: delegación transparente de responsabilidades.

    El mantenimiento del río y de las zonas limítrofes es en la actualidad responsabilidad de, al menos, cuatro departamentos gubernamentales y varios agentes privados, cada uno de los cuales tiene asignados un papel y una responsabilidad definidos. Por ejemplo, puentes y paseos son mantenidos por la autoridad de transporte, las zonas verdes, por el National Parks Board (Junta Nacional de Parques), las estructuras de canalización del río, por el departamento de medio ambiente y algunos tramos del paseo marítimo, por agentes privados. La calidad ambiental está controlada de forma continua por el departamento de medio ambiente, mientras que la Maritime Port Authority (Autoridad Marítima Portuaria) se encarga de supervisar las actividades llevadas a cabo en las aguas el río. Una delegación transparente de las responsabilidades facilita el control sobre la gestión y evita el deterioro ambiental.

Lecciones aprendidas.

  1. Propósitos a largo plazo, objetivos a corto plazo.

    Debido a la necesidad de recuperar las inversiones y la sostenibilidad del programa, esta inicitiva de regeneración fue concebida desde el principio como un proyecto a largo plazo. Esto relajó la presión para obtener resultados inmediatos para el conjunto del río. En lugar de iniciar un proyecto que englobara toda la longitud del río, la URA prefirió una actuación por fases que comenzó en una pequeña área de Boat Quay. Los trabajos relacionados con las infraestructuras también siguieron un esquema similar: las obras se iban acometiendo según se iban definiendo las necesidades. La primera fase, de menor envergadura, permitió a la URA tantear las percepciones del mercado y corregir su política y su estrategia allí donde fuera necesario. Con las lecciones aprendidas de esta primera fase, se pudo afinar el plan conjunto antes de su propuesta definitiva. Tras un proceso que ha durado más de diez años, se puede decir que éste era un programa sostenible que se llevó a cabo en el momento adecuado para su materialización más satisfactoria.

  2. Consecuencia y voluntad política.

    A lo largo de quince años, el objetivo general del proyecto se ha mantenido inalterado; la resolución y la disciplina garantizaron que esta primera visión fuera respetada por todos los trabajos realizados en el marco de la iniciativa. Políticas y decisiones políticas consecuentes por parte de las instituciones gubernamentales también ayudaron al éxito del proyecto.

  3. Planificación a la medida de la iniciativa privada.

    Para garantizar la sostenibilidad de las actuaciones, la viabilidad económica constituyó el factor decisivo: el plan debía resultar atractivo para los inversores privados. Por otro lado, la fase de privatización de suelo público debía estar ligada a las necesidades del mercado; así mismo, el plan y sus líneas maestras debían ser actualizadas constantemente para recoger las variaciones del mercado.

  4. Inversiones para la mejora del medio ambiente.

    Los inversores y las personas en general se sienten atraidas por un medio ambiente limpio y placentero. Invertir en la mejora del medio ambiente no sólo repercute en la calidad de vida y la salud de las personas, sino que también produce beneficios económicos.

  5. La importancia de crear marcos de colaboración.

    El éxito de los trabajos relacionados con las infraestructuras se debe en gran medida al compromiso de diversos departamentos gubernamentales; el conjunto de la iniciativa tuvo éxito gracias al objetivo común y a la intensa cooperación que compartieron estos departamentos. La colaboración establecida entre los sectores público y privado proporciona un mayor sentido de responsabilidad al sector privado mientras que permite al sector público mantener y salvaguardar una serie de equipamientos públicos.


Transferibilidad.

  1. Réplicas en Singapur.

    La URA ha replicado esta iniciativa en el desarrollo de otras áreas de Singapur, especialmente en el New Downtown, la próxima expansión del centro de negocios de la ciudad. Para ello se está aplicando un esquema similar de desarrollo progresivo a largo plazo. La cooperación entre los diferentes departamentos gubernamentales también se ha extendido a este nuevo proyecto. Igualmente se espera una intensa colaboración con el sector privado en el desarrollo de esta zona.

  2. Reconocimiento de los condicionantes del contexto.

    Cualquier réplica que se quiera poner en marcha en un país diferente debe tener en cuenta dos factores fundamentales, y externos al propio proyecto, que contribuyeron a su éxito:

    1. Singapur sufre escasez de suelo; la demanda de suelo y su precio son relativamente altos en relación con otros países.
    2. Singapur ha disfrutado de una excepcional estabilidad política y económica en los últimos treinta años. Este hecho ha permitido un cambio de rumbo total en las políticas públicas.

  3. Difusión de la experiencia.

    Cada año más de seis millones de visitantes acuden a Singapur, y el río Singapur es una de las visitas obligadas. Muchos de ellos quedan impresionados por el colorido presente a lo largo del río. El proyecto es ahora parte de la exposición permanente de la galería pública de la URA. La mayor parte de los 15.000 profesionales, planificadores y arquitectos extranjeros que aproximadamente visitan Singapur cada año muestran su interés por los principios que han hecho posible este proyecto y descubren el compromiso por parte de la URA en favor de un libre intercambio de conocimientos y experiencias.


Perfil financiero.

El presupuesto total de los trabajos de infraestructuras en el periodo que va de 1995 a 1999 fue aproximadamente de 125 millones de dólares EEUU. Toda la financiación provenía del presupuesto general de Singapur; los encargados de llevar a cabo las obras fueron diferentes departamentos del gobierno.

Organización Presupuesto (millones de dólares EEUU)
URA 7
PWD 46
ENV 72

Otros gastos formaron parte del presupuesto ordinario de otros departamentos y no están reflejados en estos datos.

Referencias



Este documento se ha editado a partir de una versión inglesa.

Traducido por Carlos Jiménez Romera.

Revisado por Carlos Verdaguer.

Buenas Prácticas > Concurso Internacional > 2000 > http://habitat.aq.upm.es/dubai/00/bp142.html
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio