Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Españolas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpes/onu04/bp1205.html   
Puesta en valor de la muralla de Ávila (España)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — España
Región según Naciones Unidas — Europa
Región ecológica — continental
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno central; gobierno regional; gobierno local.

Categorías — Buena gestión urbana: gestión y administración públicas; fomento de la colaboración pública y privada; políticas públicas; gobernabilidad urbana y metropolitana. Arquitectura y diseño urbano: diseño eco-lógico y asequible; conservación del patrimonio arquitectónico. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria; riqueza social y cultural; artes.


Contacto Principal

Ayuntamiento de Ávila — gobierno local
Patricia González Fernández- Mellado [pgonzalez@ayuntavila.com ]
Plaza Del Mercado Chico, 7
05001, Ávila
España
Teléfono: 920 25 40 24
Fax: 920 25 29 79
E-mail: pgonzalez@ayuntavila.com


Organización Nominadora

Comité Hábitat Español. Grupo de Trabajo de Buenas Prácticas — Asociación entre los sectores público, privado y ciudadanos
Dª Gema Rodríguez López [grodriguez@femp.es]
Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)
C/ Nuncio, 8
28005 Madrid
España
Teléfono: +34 91 364 37 00
Fax: +34 91 365 54 82
E-mail: grodriguez@femp.es
Web: http://www.femp.es


Socio

Fundación Cajamadrid — fundación
Gabriel Mora
Colaboración financiera.


Socio

Junta de Castilla y León. Dirección General de Turismo — gobierno regional
Jaime Fernández Horcajo
Avda. Ramón Pradera S/N
47005, Valladolid, Valladolid
España
Teléfono: 983-41-19-00
Fax: 983- 41-15-69
Web: http://www.jcyl.es
Colaboración financiera.


Socio

Ministerio de Economía. Secretaría General de Turismo — gobierno central
David Martín Vallés
C/ José Lázaro Galdiano, 6 - 6º Planta
28036 Madrid
España
Teléfono: 91 343 35 93
Fax: 91 343 34 46
Colaboración financiera.


Socio

Asociación Nueva Escena — asociación de profesionales
Juan José Severo Huertas
Colaboración técnica.


Resumen

La Muralla es el signo de identidad de Ávila, ciudad Patrimonio de la Humanidad, y constituye una referencia universal. Situada en el centro de la ciudad, constituía un reclamo paisajístico si bien sus posibilidades como motor generador de riqueza estaban infrautilizadas. La finalidad del programa la experiencia de puesta en valor de la muralla es convertirla en un producto turístico capaz de articular la presentación de la ciudad intramuros y extramuros.

El instrumento utilizado es la rehabilitación, mediante la recuperación de espacios circundantes y dinamización de los negocios turísticos aledaños. Los objetivos que se persiguen son tres:

Los resultados obtenidos han superado con creces las expectativas creadas que se pueden analizar desde dos perspectivas:

  1. La rehabilitación urbanística en sentido estricto. En varias fases se ha acometido la rehabilitación del adarve de la muralla, habiéndose ejecutado hasta este momento un 40% de su perímetro (1.018 m), siendo el objetivo hacerlo visitable en su totalidad, y dotándolo de los elementos urbanísticos necesarios que, de manera respetuosa, garantizasen la seguridad de los visitantes y recuperando aquellas partes degradadas mediante una intervención respetuosa con el patrimonio. Esto, a su vez, generó una serie de sinergias positivas en su entorno:
  2. La puesta en valor turística. Una vez acondicionada la muralla para su explotación turística se fijaron tres líneas de actuación:

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

La muralla medieval de Ávila fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1884 y Bien de Interés Cultural en 1991 mediante Decreto de la Junta de Castilla y León de 8 de agosto.

Cuenta con 2,5 km de perímetro, 12 m de altura media, 3 m de grosor, 88 torreones y 9 puertas y constituyen, por excelencia, la seña de identidad de la ciudad que ha sido admirada por viajeros de todas partes del mundo.

No obstante, se trataba de un monumento infrautilizado, ya que el deterioro ocasionado por el transcurso del tiempo impedía el acceso a los torreones y que pudiera ser recorrido a lo largo de su adarve.

Además existía la percepción de este monumento, por algunos sectores de la población abulense, como elemento que dificulta el desarrollo y el progreso de la ciudad debido a una política tradicional y de protección del mismo, además de las limitaciones de accesibilidad existentes.

Otro factor a destacar de la situación anterior al desarrollo de la actuación era la progresiva despoblación del casco histórico y la ausencia de actividades. Como otros centros históricos de las ciudades españolas, nos encontramos ante un entorno con población envejecida, donde aumenta el abandono y la degradación de las viviendas y donde las actividades comerciales tienden a desaparecer a favor de otras partes de la ciudad, de mejor accesibilidad.

Con el Plan de Puesta en valor de la Muralla se persigue su rehabilitación y su conservación mediante un uso activo del monumento, tanto turístico como cultural.

Establecimiento de prioridades

El programa Puesta en valor de la Muralla es una iniciativa del Excmo. Ayuntamiento de Ávila cuya finalidad es la recuperación de un monumento, su rehabilitación y su conservación mediante un uso activo del monumento, tanto turístico como cultural.

La primera prioridad consistía en adecuar urbanísticamente el monumento para facilitar el acceso al mismo.

Dada la extensión de la muralla y el coste de la intervención se planificó su rehabilitación por tramos y en sucesivas fases.

La segunda prioridad pretendía utilizar la muralla como producto cultural y turístico capaz de articular la presentación de la ciudad tanto intramuros como extramuros mediante la realización de visitas guiadas y representaciones nocturnas y diurnas explicativas del monumento y su entorno.

Formulación de objetivos y estrategias

El primer objetivo, explotar la muralla como monumento y recurso turístico, se esta realizando por fases, y la finalidad que se persigue es hacer visitable todo el adarve. La estrategia que se utiliza es la siguiente:

Una vez finalizada la rehabilitación, se instalan paneles informativos que permitan identificar los monumentos o elementos paisajísticos relevantes que se observan desde esa perspectiva determinada, convirtiéndose en el mejor instrumento de presentación de la ciudad.

El segundo objetivo, la autofinanciación de su funcionamiento y conservación, se va alcanzando paulatinamente. La estrategia planteada sigue estas directrices:

El tercer objetivo es la integración de la estrategia urbanística y la turística.

La explotación turística de la Muralla además pretende revitalizar el centro urbano, tanto de actividad turística como de actividades de todo tipo para aumentar la calidad de vida de los ciudadanos.

A su vez, la Administración pretende que el abulense perciba la Muralla como una seña de identidad cultural propia de la ciudad, mediante acciones dirigidas a:

Esto generó una serie de sinergias positivas en su entorno:

Movilización de recursos

La rehabilitación ha supuesto la implicación de diferentes entidades públicas y privadas.

Así la primera intervención de rehabilitación realizada en 1992 fue financiada en solitario por la Junta de Castilla y León.

La fase siguiente, el tramo de la Casa de las Carnicerías hasta el Palacio de los Águila, se financió mediante un Convenio celebrado entre el Excmo. Ayuntamiento de Ávila y la Fundación Cajamadrid con un presupuesto de ejecución de 122.556.320 pts (736.578,37E).

El tercer tramo, desde el Palacio de los Águila hasta la Plaza de Concepción Arenal o Puerta del Carmen, fue sufragada por el Excmo. Ayuntamiento de Ávila.

La fase siguiente, el tramo Puerta del Carmen- Puerta del Rastro (unos 1.300 m lineales), en estado de tramitación, se va a financiar con el 1% cultural del Ministerio de Fomento, y el presupuesto presentado asciende a 3.103.140,00 E. Cabe destacar el establecimiento de un acceso para personas con discapacidad física mediante la supresión de barreras arquitectónicas.

Proceso

La puesta en valor de la muralla como monumento turístico visitable y su rehabilitación arquitectónica es el resultado de un esfuerzo permanente a lo largo del tiempo de la ciudad.

Dada la extensión de la Muralla y el coste de la intervención, en un principio se planificó la rehabilitación de parte de la Muralla. Ante el aumento de las visitas y las repercusiones favorables que generó en la dinámica de la ciudad y que analizaremos mas adelante, los esfuerzos de la ciudad se volcaron en el ambicioso proyecto de hacer visitable todo el adarve, de tal forma que sea posible contemplar la ciudad desde todas las perspectivas tanto intramuros como extramuros.

El proyecto se inicia en 1992, con un primer tramo de 252 m cuyo acceso se realiza por la puerta del Alcázar. Este tramo, financiado por la Junta de Castilla y León, marcó el camino a seguir.

En 1999, se firma un convenio entre el Excmo. Ayuntamiento de Ávila y la Fundación Cajamadrid con un presupuesto de ejecución de 736.578,37E a través del cual se adecua urbanísticamente el tramo de las Carnicerías hasta el Palacio de los Águila, 360 m; en este tramo se incluye una sala que, además de ser el punto de partida de las visitas guiadas, en ella se realizan distintos actos como conferencias, exposiciones, cuentacuentos, etc.

La tercera fase se inicia en 2001 hasta 2002, comprende la rehabilitación del tramo de la Ronda Vieja, 406 m, desde el Palacio de los Águila hasta la Puerta del Carmen, con cargo a los presupuestos municipales.

La cuarta fase, el tramo Puerta del Carmen- Puerta del Rastro, unos 1300 m. lineales, en estado de tramitación, se va a financiar con el 1% cultural del Ministerio de Fomento y el presupuesto presentado asciende a 3.103.140,00 E. Se realizará en dos fases: Puerta del carmen/ Puente Adaja, donde cabe destacar el establecimiento de un acceso a personas con discapacidad física mediante la supresión de barreras arquitectónicas, y Puente Adaja-Puerta del Rastro.

Esto, a su vez, generó una dinámica de recuperación de entornos urbanos visibles desde la muralla, unos ya realizados, Paseo del Rastro, Casa de las Carnicerías, Casa del Caballo ( resultado de la política municipal de subvenciones de rehabilitación de edificios en el Conjunto Histórico) Paseo Arqueológico de Prisciliano, Rehabilitación del Parador Nacional Raimundo de Borgoña entre otros muchos, y ejecutándose otros: rehabilitación del Episcopio, el Palacio de Sofraga, la construcción del Centro de Recepción de visitantes junto a la Puerta de San Vicente y a los pies de este monumento, la rehabilitación del Palacio de los Águila como futura sede del Centro de Depósitos del Museo del Prado, el Convento de los Paules, propiedad de la Junta de Castilla y León y futura sede de dependencias autonómicas entre otros muchos.

La mejora urbanística de la muralla y su entorno motivó a su vez un movimiento de revitalización de servicios terciarios, generador de empleo y riqueza, mediante la apertura de nuevos negocios de hostelería, bares, restaurantes, hoteles, comercios, etc. en el entorno de las zonas de la muralla rehabilitadas y que se pretende extender por los nuevos tramos a rehabilitar.

Una vez acondicionada la Muralla, se fijaron dos prioridades para su explotación turística, profesionalización de los servicios y estructuración de la oferta turística:

Resultados obtenidos

La recuperación de la muralla como monumento visitable a lo largo de todo su adarve y su explotación turística es un proyecto que se encuentra en ejecución, si bien, de las actuaciones realizadas hasta este momento, destaca la viabilidad y rentabilidad de la actuación, que se miden tanto en el incremento de visitas como en los ingresos que generan.

Los resultados obtenidos se sintetizan del siguiente modo:

Sostenibilidad

Hay que distinguir entre el coste de rehabilitación urbanística de la Muralla y su coste de explotación como recurso turístico.

El Excmo. Ayuntamiento de Ávila ha asumido como responsabilidad propia la búsqueda de fondos tanto públicos como privados que permitan sufragar la financiación de las obras de rehabilitación urbanística.

Sin embargo, la conservación y explotación de la muralla una vez restaurada, se rige por el principio de autofinanciación, destinándose los recursos que genera al mantenimiento de las actividades turísticas que se realizan en el monumento.

Esta actuación ha contribuido a un desarrollo sostenible, acercando el Centro Histórico al ciudadano, ayudando a los residentes a percibir el centro como un lugar atractivo para vivir, así como de encuentro y convivencia, y a los turistas, como un lugar para descubrir.

Se ha generado una demanda real de servicios que ha dado lugar al aumento de la actividad terciaria en el entorno de la muralla. En definitiva, el proyecto ha colaborado a la generación de actividad económica en el casco histórico.

Además se ha producido una participación, en forma de ayudas económicas, de entidades públicas y privadas, para la rehabilitación, que han acompañado el esfuerzo inversor de la Administración Local.

Social y Económico

La puesta en valor de la muralla ha motivado por una parte que los vecinos de la ciudad redescubran tanto el monumento como la cuidad, contemplándola desde perspectivas diferentes, así como que los turistas se acerquen al monumento no sólo para su contemplación, sino también para su conocimiento y disfrute, mostrándole rincones de la ciudad desconocidos e invitándoles a acercarse a ellos.

Este movimiento social generado en torno a la muralla ha dinamizado el sector terciario, mediante la apertura de nuevos establecimientos acordes a las exigencias de un turismo de calidad y que han atraído a muchos vecinos de la ciudad, generándose una revitalización del Centro Histórico, al que vuelven los ciudadanos después de muchos años.

Muestra de ello es el elevado número de rehabilitaciones realizadas en el entorno de la muralla que, además de estimular al residente para que mejorase su vivienda, ha supuesto la repoblación del interior del Conjunto Histórico mediante la fijación de nuevos vecinos.

Además, hay que destacar el Plan Integral de Calidad en Destino, concebido como continuación del Plan de Excelencia Turística, pero con una diferencia fundamental, serán los empresarios de los distintos sectores relacionados con el turismo quienes tengan que sacar adelante el Plan, colaborando ente ellos y al amparo de un Ente Gestor que se define como un Patronato de Turismo del Siglo XXI.

Cultural

La preservación del valor cultural del monumento histórico, ha querido entenderse también en sus contenidos sociales, como mayor conocimiento e identificación de los abulenses con las murallas.

La percepción de la muralla ha cambiado: algunos sectores de la población la consideraban, en parte, como una limitación al desarrollo de la ciudad, por temas de accesibilidad principalmente. Sin embargo, la actividad que se ha generado, como consecuencia del aumento de turismo en esta zona, ha supuesto que, en la actualidad, se perciba como un elemento integrador entre la actividad en el interior de la muralla y el exterior. Muestra de ello es la progresiva participación ciudadana en actividades culturales relacionadas con la Muralla( las visitas teatralizadas, la ronda de las leyendas, la ronda poética y las jornadas medievales).

La rehabilitación ha frenado la expulsión de residentes del Centro Histórico y lo ha revitalizado mediante la recuperación de inmuebles sometidos a algún tipo de protección urbanística que han sido destinados a usos culturales y administrativos.

La recuperación de espacios culturales en torno a la muralla es uno de los parámetros que permite dimensionar en su exacta medida los efectos positivos de la política llevada a cabo.

En cuanto a las actividades culturales: visitas turísticas (diurnas, en grupo o teatralizadas), Ronda Poética y Jornadas Medievales, se han consolidado y la buena recepción que han tenido permiten prever su sostenibilidad futura.

Ambiental

Tanto en la actuación de la muralla, como en su entorno, se han utilizado métodos de rehabilitación con criterios ambientales.

La regeneración urbana no ha sido sólo sobre edificios. Además, se ha hecho especial hincapié en la recuperación de espacios verdes y en la preservación de los espacios libres y naturales que todavía existen adyacentes al monumento: la localización de zonas verdes y equipamiento, recuperados al tiempo de esta actuación, ayuda a una mayor integración de zonas en desuso del Centro Histórico y han sido muchos los rincones de la ciudad, visibles desde la muralla, que han sido acondicionados por el Servicio de Jardines (Jardín de Mosén León, Jardín de Prisciliano, Lienzo norte de la Muralla, etc.).

Asimismo, y de acuerdo con la política medioambiental de separación y reciclaje de residuos mediante la instalación de diferentes contenedores, se ha procurado que la ubicación de los contendores en el interior de la murallas no crease impacto visual, habiéndose soterrado en ocho puntos diferentes del Conjunto.

A ello se une la política de restricción del tráfico rodado en el interior del Conjunto Histórico, favoreciendo la peatonalización y un cómodo desplazamiento.

Lecciones aprendidas

De todas las experiencias que se han acontecido con el programa de Puesta en valor de la Muralla, ha sido la implicación de los ciudadanos el factor más relevante. Ha habido un profundo cambio en la percepción del proyecto ya que se ha pasado de una reticencia inicial a una alta participación e identificación con el proyecto.

La Administración local ha comprobado la importancia de divulgar e informar sobre la actuación para conseguir una amplia implicación por parte de los ciudadanos. Así se ha puesto de manifiesto en los propietarios de viviendas colindantes con la Muralla, al principio reticentes y luego plenos colaboradores.

Por otra parte, la atracción de la población ante una actuación innovadora ha supuesto una alta participación ciudadana en todas las actividades relacionadas con la Muralla ha obligado, año a año, a adaptar las actividades al número creciente de participantes, aumentando el horario, los pases etc.

Asimismo, la Administración local es consciente de que existe una parte de la demanda que no puede acceder al monumento por las barreras arquitectónicas y en la cuarta fase se ha previsto un acceso que suprima los obstáculos arquitectónicos en la búsqueda de un turismo más integrador.

Transferibilidad

La fijación de un objetivo concreto, la rehabilitación de la muralla para su explotación turística, mediante la recuperación de todo su adarve, ha permitido, a base de establecer una programación temporal realista, que se haya convertido en una realidad ejecutada y palpable de la que se pudiesen extraer, al mismo tiempo, aciertos, para profundizar en ellos, y errores, para evitarlos.

Asimismo, la flexibilidad con que se afrontó este reto permitió ir articulando en torno a la muralla, en función tanto de las necesidades que surgían como de las posibilidades de que se disponía, una serie de acciones de regeneración de su entorno, promovidas tanto por entidades publicas y privadas como por los particulares.

El régimen de autofinanciación que se persigue para el mantenimiento y explotación del monumento constituye, además de un recurso económico, un estímulo e incentivo para la búsqueda e implantación de nuevas ideas que atraigan al turismo.

Perfil Financiero

AñoPresupuesto total en eurosAyuntamientoFundación CajamandridJunta de Castilla y LeónGobierno Central
1999 (Fase II)2.271.825,7545,03%54,07%
2001-2002 (Fase III)1.053.197,5070%15%15%
2003-2004 (Fase IV)3.103.140,00100%

Referencias

  (2003)   «El ejemplo de la muralla»,   Diario de Ávila, 15 de enero de 2003 
  (2003)   «Se buscan hombres... de leyenda»,   Diario de Ávila, 1 de marzo de 2003 
  (2003)   «Más de 50 personas pasaron por el Curso de Teatro en el Patrimonio»,   Diario de Ávila, 24 de marzo de 2003 
  (2003)   «El auge del turismo provoca que cada año se abran en Ávila 5 nuevos restaurantes»,   Diario de Ávila, 1 de junio de 2003 
  (2003)   «Las subidas a la muralla han aumentado un 6%»,   Diario de Ávila, 3 de junio de 2003 
  (2003)   «El turismo y los abulenses»,   Diario de Ávila (editorial), 6 de junio de 2003 
  (2003)   «Sobre la Ronda de las Leyendas»,   Diario de Ávila, 6 de junio de 2003 
  (2003)   «La magia de las Leyendas cultivó a miles de personas»,   Diario de Ávila, 8 de junio de 2003 
  (2003)   «El Centro de Recepción de Visitantes»,   Diario de Ávila, 11 de junio de 2003 
  (2003)   «La Ronda de las leyendas y el buen tiempo llenaron las terrazas del Centro»,   Diario de Ávila (suplemento De Marcha), 13 de junio de 2003 
  (2003)   «Llega el verano a la muralla: visitas teatralizadas y recorridos libres nocturnos»,   Diario de Ávila, 13 de junio de 2003 
  (2003)   «Las Jornadas medievales amplían a 5 días su programa de actos»,   Diario de Ávila, 30 de agosto de 2003 
  (2003)   «Ávila, un fortín del Turismo»,   ABC (suplemento especial), noviembre de 2003 
  (2003)   «Rehabilitación urbana»,   Diario de Ávila, 11 de noviembre de 2003 

Edición del 12-07-2004
Revisión: Raquel Moreno López
Buenas Prácticas > Españolas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpes/onu04/bp1205.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio