Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Españolas > Preseleccionadas 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpes/che06/bpes01.html   
Plataforma para la vivienda en Toledo (España)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2006, y catalogada como No calificada. (Best Practices Database)
País/Estado -- España
Región según Naciones Unidas -- Europa
Región ecológica -- alta meseta
Ámbito de la actuación -- ciudad
Agentes -- gobierno central; gobierno regional; gobierno local; organización no gubernamental (ONG); fundación

Categorías --


Contacto Principal

Asayma -- organización no gubernamental (ONG)
Javier Carrascoso Zaba
C. San Marcos, 16
45002 Toledo

Teléfono:   925251754 - 925255697
Fax:        925284373
E-mail: asayma@teleline.es


Organización Nominadora

Comité Hábitat Español -- Asociación entre los sectores público, privado y ciudadanos
José Luis Nicolás Rodrigo [jlnicolas@vivienda.es]
 
Ministerio de Vivienda.
Paseo de la Castellana, 112
C.P.: 28071
Madrid, España
Web: http://www.vivienda.es

Otras entidades colaboradoras:


Resumen

El proyecto está localizado en Toledo, ciudad declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO, y surgió en 1997 como solución integral a la situación de pobreza y exclusión social de un sector de la población de la ciudad. La superficie de la provincia de Toledo es de 15.370 km2 y su población es de 598.256 habitantes, de los que 75.533 viven en la capital. Existía voluntad política de recuperar el casco histórico de Toledo y volver a ocuparlo con población joven. Además, Toledo alberga una importante cantidad de personas en situación de pobreza y exclusión social, cuya principal causa de exclusión es el desempleo crónico. Tras múltiples intentos frustrados de generar otras soluciones menos integrales, Asayma promovió en 1997 la creación de una Plataforma para la Vivienda en Toledo (PVT), que aglutina las distintas administraciones y entidades con competencias en las áreas de actividad relacionadas con la exclusión, el desempleo y la falta de vivienda. Para llevar a cabo las acciones de esta plataforma se creó la empresa de inserción Asayma-PVT, con desempleados excluidos, que rehabilitó tres edificios de elevado valor histórico-artístico que pasaron a ser unidades convivenciales, con 23 viviendas puestas a disposición de los usuarios del proyecto PVT, y también destinadas a la promoción de alquiler para jóvenes. Se consiguieron en este proceso 149 contratos, 62 de ellos de inserción, para personas que en la actualidad están trabajando como especialistas en rehabilitación mudéjar. Otras cuatro familias han comprado su vivienda y cinco más han comenzado el proceso de ahorro para su posterior compra. El nivel de inserción logrado ha sido de un 80%.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Este proyecto es una solución integral a la situación de pobreza y exclusión social que atraviesan varios colectivos en Toledo, tanto inmigrantes como autóctonos: mujeres, niños, mayores, discapacitados, minorías étnicas, transeúntes... Para conseguir su integración en la sociedad era necesario que todas las entidades y administraciones que trabajan para ello se unieran en torno a este gran objetivo.

Formulación de objetivos y estrategias

El objetivo principal es la erradicación de la pobreza y la exclusión social, promoviendo la transformación social, el desarrollo autónomo y la emancipación personal a través de itinerarios de inserción. En ellos se atienden sus necesidades más inmediatas, especialmente en los casos de niños, mujeres y jóvenes, y se favorece el acceso a empleo de los adultos, priorizando el trabajo de las mujeres dentro de las empresas Asayma, en las que, tras una etapa de formación, adquieren las destrezas necesarias. Para la consecución de estos objetivos, la principal estrategia fue la creación de empresas de inserción socio-laboral de jardinería y de construcción y rehabilitación de viviendas.

El casco histórico de Toledo llevaba varios años sufriendo un proceso constante de deterioro y pérdida de población. Se estableció como prioridad la rehabilitación de tres edificios histórico-artísticos con un total de 23 pisos, para su uso temporal por parte de usuarios del proyecto y para alquiler para jóvenes. A cambio, los usuarios ingresarían una parte de su salario en una cuenta bancaria, un ahorro necesario para la compra de su propia casa.

Proceso

La prioridad del proyecto es dotar al colectivo en situación de pobreza y exclusión social de los mecanismos necesarios para su integración en la sociedad; es decir, dotarlos de las habilidades necesarias para la consecución de un empleo estable y una vivienda propia.

Como eje transversal a todo el proyecto está el trabajo social que se realiza con las familias de los usuarios. El paso previo para que una familia se integre en el proyecto es la valoración junto a los Servicios Sociales de los candidatos a ocupar las viviendas de la PVT. Los profesionales diseñan con la familia su itinerario de inserción, en el que toman conciencia de la necesidad de conseguir un empleo estable. La principal dificultad en esta etapa es la resolución de los conflictos que surgen entre los empresarios y los empleados, por lo que es fundamental que éstos sean acompañados por trabajadores sociales. También hay que potenciar la atención hacia los demás miembros de la familia, realizando visitas a los domicilios dedicadas a tareas de administración doméstica, escuela de padres, escolarización y control del absentismo, como freno a la repetición de la exclusión en generaciones inmediatas.

Se realizaron labores de rehabilitación de tres edificios en el casco histórico, pasando a ser tres unidades convivenciales, espacios residenciales de convivencia donde, además de vivir los usuarios del proyecto, la mitad de las viviendas están ocupadas por familias normalizadas, por lo que los edificios no se convierten en guetos habitados exclusivamente por personas en exclusión social, sino que suponen un paso importante hacia la integración.

La condición indispensable para que una persona forme parte de esta fase del proyecto es que tenga un empleo. Del dinero que reciben por él, ingresan una parte (mínimo de 250 euros) en una cuenta bancaria, un ahorro mensual que les permitirá pagar la entrada para la compra de su propia vivienda. En esta fase hay que asegurar que el dinero se ingresa en una cuenta blindada, para que el usuario no pueda acceder al dinero ahorrado. Si retrocede en su decisión, no podrá retirar ese dinero, condición que conoce y que le motiva para seguir adelante.

El paso final para el usuario es la compra de su vivienda. Hasta este momento han adquirido viviendas de protección oficial, pero la última fase del proyecto es que las personas que participan en el mismo autoconstruyan sus propias viviendas, que comprarían a precio de coste.

Resultados obtenidos

La mejora más evidente es el aumento considerable de la calidad de vida de aquellos que han participado en el proyecto. Los indicadores han sido la ocupación de un piso digno, la escolarización de los hijos de las familias beneficiarias, la solución de los problemas jurídico-legales, las conductas óptimas de convivencia con sus vecinos, el mayor reconocimiento social tras conseguir un empleo, y la total autonomía personal a la hora de buscar y utilizar recursos públicos como la sanidad o la educación, así como la posibilidad de comprar su propia vivienda. Todos estos factores resultan imprescindibles para obtener unos resultados finales óptimos.

Con la creación de las empresas de inserción se abre la posibilidad de un empleo estable para estas personas de difícil acceso al mercado laboral, debido a sus condiciones de exclusión social. Se realizaron más de medio centenar de contratos de inserción a través de estas empresas, y se rehabilitaron varios edificios de alto valor histórico-artístico en el casco histórico de Toledo. Estos edificios pasaron a ser unidades convivenciales, en las que habitan tanto personas en situación de pobreza y exclusión social, como población joven o que ha accedido a sus viviendas a través del libre mercado.

Se trabajó con más de medio millar de familias, de las cuales varias personas se integraron en el proyecto mediante un contrato de inserción, que benefició a todos los miembros de sus respectivas familias. Hasta ahora cuatro familias de las que firmaron el acuerdo para integrarse en el itinerario de inserción han comprado sus viviendas sociales, y otras cinco están en proceso de ahorro para una compra futura. Más de una decena de familias están a la espera de firmar el acuerdo con la PVT. El nivel de inserción social conseguido por las familias que han formado parte de este proyecto ha sido del 80%, ya que fracasó el programa llevado a cabo con tres de las familias.

Los beneficios económicos del proyecto para el resto de la sociedad son muy elevados, ya que no sólo se consigue reducir los costes sociales con las ayudas a los beneficiarios del proyecto, sino que además realizan económicamente el pago de todos sus impuestos tras su estabilidad residencial y regularización laboral.

Sostenibilidad

La sostenibilidad financiera se consigue a través de tres acciones. En primer lugar, la mitad de los pisos rehabilitados se alquilan para el mercado libre y para jóvenes, retroalimentando de esta forma el proyecto. Estos ingresos permiten compensar el coste de oportunidad de mantener unos alquileres sociales para el 50% de las viviendas, usadas por los beneficiarios de la PVT, a un precio sensiblemente inferior al de mercado. La segunda acción que confirma la sostenibilidad del proyecto es la realizada por las empresas de inserción, que generan ingresos económicos en el trabajo a terceros, reforzando la recuperación de costes. Estas dos acciones permiten reintegrar los préstamos que se mantienen y que fue necesario solicitar para la rehabilitación de los edificios. El tercer eje de la sostenibilidad financiera del proyecto es el reintegro que los beneficiarios del proyecto realizarán al comprar a precio de coste la casa que se autoconstruirán; de esta forma el capital se reinvierte en el propio proyecto, que se reinicia con otros usuarios.

A nivel social y cultural, la sostenibilidad de los resultados viene dada por la consecución de unos hábitos familiares normalizados, en los que se ha reforzado la igualdad de género dentro de la familia como motor para la inclusión social. También en este sentido, se han respetado las herencias culturales y los patrones de comportamiento, modificando únicamente aquellos en los que se incurría en una falta de derechos (maltrato psicológico, físico...).

La sostenibilidad ecológica se logra con la acción desarrollada de conservación y respeto al patrimonio artístico y cultural, con la rehabilitación mudéjar llevada a cabo en tres edificios de gran valor histórico, en los que se incluyen elementos estéticos como los patios toledanos, premiados por la Real Academia de Bellas Artes y las Escuelas-Taller de Toledo.

Es importante señalar la durabilidad de la actuación emprendida, entendiéndola como un círculo que hace que en el mismo tiempo unos beneficiarios estén en el inicio y otros en el final de su itinerario de inserción. El proyecto perdura en el tiempo y confirma su sostenibilidad, que se ve afianzada por las políticas locales, regionales y nacionales de integración social.

Transferibilidad

Los elementos en los cuales hemos fijado los pilares del proyecto, educación, empleo y vivienda, son valorados en otros proyectos, pero tal vez la diferencia de éste radica en las herramientas utilizadas para conseguir la inserción social basada en estos ejes centrales. Con estas mismas pautas y forma de trabajo se pueden adaptar a las necesidades metodológicas de otras zonas en las que se puede, sin lugar a dudas, transferir esta práctica.

Las ofertas de planes o proyectos de esta naturaleza generalmente son comunes en todos los lugares en que se precisa llevar a cabo acciones de inclusión social. Por ello nuestra mejor cualidad ha sido convocar en una plataforma a todos los actores sociales con medios parciales de actuación. Se ha conseguido unir recursos para un proyecto de metodología integral, difícil de ejecutar si no se parte con los medios financieros, técnicos y humanos suficientes.

La decisión de realizar este proyecto se tomó por la demanda que nos trasladaba el propio sector de la población con el que trabajábamos. Teníamos que enfocar sus pasos hacia la consecución de un empleo estable y la adquisición de una vivienda propia, necesidad que todos ellos consideraban lejana e incluso inalcanzable en el tiempo. Pero esta necesidad de la población en situación de pobreza y exclusión social es común a cualquier ciudadano del resto de España, e incluso del mundo. Por lo tanto creemos que se podría replicar esta iniciativa, previo estudio de los agentes sociales y políticos de la ciudad seleccionada, para conseguir los apoyos necesarios en su puesta en marcha.

Por otro lado, la posibilidad de ejecución de un proyecto atractivo y creíble para el participante o beneficiario, al dar solución efectiva a necesidades vitales como vivienda, ingresos o educación de la familia; ayuda a su normalización social, facilitando que se traduzca en un cambio de actitud por su parte: del cansancio de las soluciones a medias y de la incredulidad inicial, el beneficiario pasa a situar la satisfacción de sus necesidades en el plano de lo alcanzable. Éste es un requisito indispensable para la eficacia en la consecución de los objetivos finales.

La transferibilidad del proyecto se ofrece normalmente tras la propia petición de las instituciones u organismos interesados, que tienen conocimiento de nuestra experiencia por referencias ajenas o propias. El beneficio de la transferibilidad radica en la posibilidad de reconducir el proyecto, evitando los errores cometidos durante la primera experiencia.


Edición del 24-11-2006
Revisión: Gonzalo Sánchez-Toscano Salgado
Buenas Prácticas > Españolas > Preseleccionadas 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpes/che06/bpes01.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio