Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0031.html   
Convergencia de acciones y recursos: integración, participación e inclusión social (Curitiba, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2014, y catalogada como BEST y finalista para alcanzar la categoría de AWARD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno central; gobierno local; gobierno regional; fundación; organización no gubernamental (ONG); organización de base comunitaria (OBC).

Categorías — Servicios sociales. Ordenación territorial. Vivienda y derechos humanos.


Contacto Principal

Caixa Econômica Federal (CAIXA), Gerencia Nacional Planeamiento y Desarrollo de Redes (GEGOV) — gobierno central
Ubiraci Rodrigues

Rua Helena Carcereri Piekarski,
81590-571 Curitiba,
Paraná (Brasil)

Tel: +55 41 3221 8321
Fax: +55 41 3221 8072

E-mail: cohabct@cohab.curitiba.pr.gov.br
Web: http://www.cohabct.com.br


Socio

Companhia de Habitação Popular de Curitiba (COHAB-CT) — gobierno local


Socio

Secretaría Municipal de Finanzas, Ayuntamiento de Curitiba — gobierno local


Socio

Companhia de Saneamento do Estado de Paraná (SANEPAR) — gobierno regional


Socio

Companhia Paranaense de Energia (COPEL) — gobierno regional


Socio

Jovens com uma Missão (JOCUM) — fundación


Socio

Associação de Moradores Jardim Icaray — organización no gubernamental (ONG)


Socio

Nova Audi - Trabajo con Honestidad — fundación


Socio

Asociação de Moradores Moradias Reno — organización no gubernamental (ONG)


Socio

Voice For Change (VFC) — organización no gubernamental (ONG)


Socio

Seminario Rogacionista João Paulo II, Obra Social Santo Aníbal — organización de base comunitaria (OBC)


Resumen

La práctica ha presentado como premisa la protección de 3.144 familias que ocupaban la región de la llanura de inundación del Río Iguazú, situada en una zona de protección ambiental con una larga historia de inundaciones e impactos negativos. Los objetivos han sido establecidos por el poder público en conjunto con residentes y líderes locales para viabilizar la calidad de vida de esa población. Se ha priorizado la ejecución de servicios de macrodrenaje, macroestructura de carreteras, producción habitacional y realización de trabajo técnico social que contribuyó en la seguridad y salubridad, la movilidad urbana y la inclusión social de la ciudadanía. La construcción de alianzas con las asociaciones de la comunidad, la sociedad civil organizada y el poder público (municipal, estatal y federal) garantizaron la participación y la integración de la comunidad en todos los pasos del proceso. La posibilidad de aparición de inundaciones, uno de los principales puntos de vulnerabilidad de la zona, no obtuvo más registros después de la ejecución del proyecto. La seguridad de la tenencia de preferencia a titularidad de las mujeres, la implementación de equipos y la prestación de servicios públicos promovieron el acceso de esta población a los derechos sociales básicos y la ciudadanía formal. La convergencia de acciones efectivas, los recursos diversos y la inclusión social fueron el camino para garantizar la sostenibilidad de la empresa y la transformación de las comunidades del programa.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

El bolsão Audi-União es la zona irregular más grande, con alrededor de 1.500.000 m2, y de mayor pobreza de la ciudad de Curitiba (estado de Paraná). Ocupada desde 1998, tenía registros de grandes inundaciones e impactos devastadores para las 3.144 familias residentes. Está ubicada en una zona de protección ambiental en tierras bajas de inundación del Río Iguazú. El diagnóstico ha revelado que el 70% de las familias tenían una renta inferior a un sueldo mínimo y que el 88,5% de las viviendas no tenían agua potable, electricidad ni servicio público de recogida de basura. La zona ocupaba el tercer puesto en números de asesinatos en la ciudad y se caracterizaba por la precariedad del sistema vial y de drenaje.

Establecimiento de prioridades

Las prioridades de inversión han sido establecidas por los técnicos del Ayuntamiento junto con los residentes y líderes locales. Dichas prioridades son:

  1. El control de inundaciones en la región objetivando viabilizar la consolidación de la zona.
  2. La recuperación de las zonas degradadas.
  3. La construcción y recalificación de las viviendas.
  4. La promoción de la solución de propiedad de la tierra.
  5. La urbanización de la zona.
  6. La inclusión social, articulada en políticas de desarrollo urbano y social donde la participación de la comunidad ha valorado y ha garantizado el control social.

La convergencia de acciones efectivas y recursos de diversas fuentes de financiamiento ha sido el camino para garantizar la sostenibilidad de las acciones planeadas y la transformación de las comunidades atendidas.

Formulación de objetivos y estrategias

La mejora de la calidad de vida en la comunidad es posible mediante la ejecución de servicios de macrodrenaje, macroestructura vial, producción de viviendas y desarrollo de trabajo técnico social, promoviendo la seguridad y la salubridad, la movilidad urbana y la inclusión social de las familias residentes en el bolsão Audi-União. La propuesta tuvo como directriz la construcción de alianzas junto a las asociaciones de la comunidad, la sociedad civil organizada y el poder público (municipal, estatal y federal), garantizando la participación y la integración de la comunidad en todos los pasos del proceso.

Movilización de recursos

El Ayuntamiento de Curitiba ha movilizado recursos financieros propios y de CAIXA en consonancia con los objetivos. Las acciones abarcaban obras de saneamiento ambiental con la implantación del control de inundaciones, recuperación de las zonas degradadas, producción y mejora de viviendas, infraestructura, implantación del Parque de la Inmigración Japonesa, regularización de la tierra y trabajo técnico social. En la búsqueda de la eficiencia en las acciones relacionadas con la prestación del servicio se proporcionaron dos equipos, integrados por cinco técnicos cada uno, para el trabajo social y para el control de las obras físicas. Tales condiciones han posibilitado la maximización del trabajo, la confianza y la participación de la población. Los actores principales en el proceso fueron: la Compañía de Habitación Popular de Curitiba (COHAB-CT), la Fundación de Acción Social (FAS), asociaciones de los residentes locales y organizaciones no gubernamentales (como VFC). Cabe mencionar que las ONG han contribuido con trabajo voluntario en la comunidad en las diferentes áreas. El Ayuntamiento ha invertido en la construcción y mejora de instalaciones públicas relacionadas con la salud, la educación, la cultura y el deporte. Aún así, junto al Gobierno del Estado, se ha invertido en equipos de seguridad pública y el ocio.

Perfil Financiero

Socio 2007 2008 2009-2010 2011 Total
CAIXA 16.725.029,04 975.000,00 - 975.000,00 18.675.029,04
Secretaria Municipal de Finanzas 5.661.833,17 211.200,00 - 74.377,49 5.947.410,66
Total 22.386.862,21 1.186.200,00 - 1.049.377,49 24.622.439,70

Datos expresados en reales brasileños.

Proceso

Debido a las grandes inundaciones ocurridas en la zona, el punto estructurante de la intervención ha sido la implantación de un canal de macrodrenaje que también tuvo la función de demarcar el límite del territorio entre la fracción de asentamiento a ser consolidada y la fracción a ser ambientalmente preservada, teniendo esta última la función de eliminar situaciones de riesgo a las personas y el medio ambiente. El sistema de protección contra inundaciones incluye, además del dique y el canal de macrodrenaje, la implantación de una línea interna al dique para acumulación de las aguas durante los periodos de inundaciones del río Iguazú y la construcción de una estructura de regulación del nivel del estanque interno, con sistema de bombeo cuando alcanzaba su cuota crítica (obra todavía no iniciada).

En 2005, el equipo técnico social de COHAB-CT realizó acciones de cartografía y registro buscando la identificación y la caracterización socioeconómica de las 3.144 familias, terminando con el sello de las casas. Ya en 2006, con el perfil diagnosticado y las características territoriales y de residencia definidas, se implicó a secretarías y órganos públicos para delinear la implantación de equipos públicos y soluciones de vivienda para las familias que se encontraban en situación de riesgo. Se tuvieron en consideración la composición familiar y las topologías habitacionales con una, dos y tres habitaciones, además de las propuestas para la preparación del proyecto de trabajo técnico social, implicado en la inclusión social de esas familias y la sostenibilidad del proyecto. Al mismo tiempo, se pactaron las acciones con las comunidades y los liderazgos locales después de la realización de aproximadamente 70 reuniones con la comunidad divididas en grupos de 50 familias. A partir de este hecho, hubo numerosas citas sociales y visitas en domicilios, firmando el compromiso de un trabajo social integrado y continuo. También en 2006, COPEL y SANEPAR iniciaron las obras de infraestructura implantando redes de electricidad, agua y alcantarillado para el 100% de las viviendas. Al año siguiente empezaron las obras de urbanización, incluyendo la pavimentación con asfalto, la red de drenaje pluvial y la ampliación de las vías, lo que posibilitó el acceso al transporte colectivo y a la recogida selectiva de basura. En 2009 empezó el proceso de reasentamiento de familias, situándose éstas siempre en un nuevo emplazamiento a una distancia inferior a 500 metros del lugar de origen, respetando así los vínculos de la comunidad y de vecindario.

La recuperación ambiental de las zonas anteriormente ocupadas se inició en 2010 con la implantación del Parque del Centenario de la Inmigración Japonesa, objetivando la contención de nuevas ocupaciones y la revitalización de la zona. Al comenzar la definición y la reglamentación del uso de las zonas de protección ambiental y de las destinadas a las viviendas, fue posible consolidar en éstas la posesión de la propiedad, dando prioridad al registro en nombre de las mujeres jefas de hogar. Tanto las acciones de regularización territorial como las de recuperación ambiental todavía están en proceso de implantación.

Lecciones aprendidas

En la aplicación de la práctica se ha verificado que los problemas de ocupación irregular en zonas de preservación ambiental ocasionan daños sociales, económicos, físicos y ambientales para toda la ciudad y, especialmente, para la población residente en ese espacio urbano. Los problemas son complejos y exigen soluciones integradas y multidisciplinarias. Así, la problemática no puede ser atenuada por medio de una única institución o grupo de personas. La presente práctica muestra la necesidad de fomentar propósitos comunes y un planeamiento participativo, así como acciones integradas, ambientalmente correctas y socialmente justas. Se destaca en esa perspectiva que el establecimiento de las acciones posibles trae discusiones centradas en la realidad local y en procesos de construcción y reconstrucción de las acciones junto a las comunidades encajadas; además, permite que la responsabilidad del poder público quebrante la ejecución de las normas fiscales. La construcción de esas asociaciones pasa por un reconocimiento de la importancia de la participación y la construcción de las tres esferas de gobierno (municipal, estatal y federal), de la intersectorialidad del Gobierno municipal y de los diversos profesionales encajados en la búsqueda de acceso a los derechos sociales, bienes y servicios públicos. Por medio de los canales de comunicación y de una metodología de trabajo social informativo y participativo, las comunidades crean lazos directos con el poder público que, a su vez, hacen posibles el éxito de resultado. En efecto, se reconoce que la asociación entre comunidad y poder público es fundamental para la efectiva garantía de los derechos resultantes del fortalecimiento de la comunidad y del desarrollo de un sentimiento de valoración y de pertenencia de los residentes con su territorio. Finalmente, se ha confirmado que las acciones integradas en obras de urbanización deben estar estrictamente de acuerdo con las políticas de vivienda pública, saneamiento ambiental, asistencia social, salud, educación y medio ambiente.

Sostenibilidad

La implementación de un proyecto con acciones tan complejas y de tal alcance, además de las expectativas por los cambios y los resultados positivos deseados, despierta en la comunidad el sentimiento de seguridad, permanencia y continuidad esenciales para la sostenibilidad de la propuesta, lo que es un hito en el proyecto del bolsão Audi-União.

La integralidad de las acciones demuestra el compromiso de todos los implicados. La gestión plena de los recursos de las diferentes fuentes permitió a la comunidad contar con la garantía de recursos y equipos, además de la manutención de los servicios públicos ya implantados. Todo ello resultó en el fortalecimiento de los enlaces entre los moradores de esa zona que, a lo largo del proyecto, han sido incentivados para la adaptación de nuevas referencias de gestión de vivienda, de tal manera que la fijación en su sitio permite la continuación y expansión de este sentimiento de pertenencia. El acceso a los servicios públicos ofertados para promover el desarrollo social, ambiental y urbano ha elevado los niveles socioeconómicos, minimizando los riesgos y la vulnerabilidad previamente diagnosticados, reduciendo los índices de violencia con ampliación de la seguridad pública. La concesión de titularidad en los instrumentos de regularización territorial dando prioridad a las mujeres es valorado como un punto positivo que posibilitó la permanencia de las familias y valoró la imagen femenina en vida en sociedad, además de garantizar la posesión.

En el ámbito de las viviendas, la accesibilidad a edificaciones adaptadas y la topología de las unidades entregadas de acuerdo con la composición familiar fueron puntos vitales para la sustentación de ese proceso, así como el hecho de que todas las unidades entregadas fueran casas aisladas de una planta.

Otros beneficios importantes a los que debemos poner atención en lo referente a las viviendas son la exención del pago de tasas municipales (Impuesto Territorial Urbano (IPTU)), el asesoramiento y el diálogo acerca del proyecto de ampliación a las familias que así lo necesiten. Se pone atención en que todo el proceso contó con la participación efectiva de la comunidad interesada en la real mejoría de las condiciones de vida.

Transferibilidad

La práctica está siendo replicada en 64 proyectos activos en la municipalidad de Curitiba. Por tanto, es esencial una actuación que permita la comprensión de las complejidades y realidades locales por medio de un diagnostico socio-territorial que establezca asociaciones institucionales y comunitarias, adaptadas a las especialidades y necesidades locales que requieren acciones integradas. La replicabilidad es posible partiendo de la existencia de territorios que dispongan de recursos semejantes, enlazados a la disposición y ganas de los poderes públicos locales y/o estatales, así como de los actores directos e indirectos que participen, siendo necesario el pacto con todos para garantizar el compromiso con los resultados de la intervención propuesta.

Resultados obtenidos

A partir de 2007, se entregaron 586 viviendas, se han contratado recursos para la reconstrucción de más 104 viviendas y se regularizaron 1.859 parcelas. Todas las familias reasentadas pasaron a pagar tasas sociales para el costo del agua y la electricidad. Los habitantes han participado de acciones socioeducativas, además de cursillos para la generación de trabajo y renta. Desde el comienzo del proyecto, se tuvo la garantía de movilidad urbana por medio de diversas ejecuciones, tales como la pavimentación de 27.939 m2 y la construcción de 3.688 m2 de aceras, la ampliación y construcción de carreteras estructurantes, el alumbrado público, la oferta de transporte colectivo por más de 20 líneas, la recogida selectiva de basura y la formalización de las direcciones de las viviendas.

En 2010 se ha identificado un aumento del 208% en el número de familias con renta mínima de un sueldo mínimo. Destacamos que, en 2012, después de la ejecución de la unidad Paraná Seguro, hubo una reducción del 33% en el registro de muertes violentas en la región, así como una disminución del 20% en los registros de robo y del 29% en los registros de hurtos.

Aunque se considere que las obras no han sido totalmente concluidas, las inundaciones fueron drásticamente reducidas al detectar situaciones puntuales en sitios que no están en la poligonal de intervención original. La mejoría significativa de las condiciones de vida de los habitantes del bolsão Audi-União fue ampliada con la convergencia de otros recursos del poder público y el aumento de la oferta de entidades públicas que atienden integralmente la demanda. Éstas son el Centro de la Juventud, el Centro de Referencia de la Asistencia Social (CRAS), centros municipales de educación infantil, escuelas municipales y unidades de salud.

Legislación y políticas relacionadas

Algunas de las principales leyes relacionadas directamente con esta experiencia son:


Edición del 30-10-2016
Revisión: Alejandro Rodríguez Sebastián
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0031.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio