Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0029.html   
Cocinas limpias y saludables certificadas para el mejoramiento de las condiciones de habitabilidad en Perú (Lima, Perú)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2014, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Perú
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — nacional
Agentes — gobierno central; paraestatal.

Categorías — Gestión ambiental. Tecnologías, instrumentos y métodos. Infancia y adolescencia.


Contacto Principal

Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO) — gobierno central
César Sáenz Acosta [csaenz@sencico.gob.pe]
Rafael Torres Rojas

Avenida de la Poesía 351,
41 San Borja,
Lima (Perú)

Tel: +51 2116300, anexo 1400
Fax: +51 2116355 


Socio

Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) [Agencia Alemana de Cooperación Internacional] — gobierno central


Socio

Global Alliance for Clean Cookstove (GACC) — paraestatal


Socio

Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) — gobierno central


Resumen

Estudios en Perú muestran la incidencia del uso de fogones tradicionales a leña en morbilidades causadas por la inhalación de emisiones de monóxido de carbono y material particulado 2,5 que afectan principalmente a mujeres y a niños. Las afecciones se relacionan principalmente con enfermedades de las vías respiratorias, de los ojos, deficiencias de nutrición, alergias, etc.

Planteada la problemática, el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO), desde el año 2004, incluyó en sus proyectos la instalación de cocinas mejoradas (casas de adobe en Pacharán, Lunahuana).

En Perú, 2.036,901 familias usan fogones a biomasa según el Censo Nacional de 2007.

En el año 2007, el Banco Mundial había recomendado al Estado peruano invertir en la sustitución de las cocinas tradicionales usadas en zonas altoandinas.

En el año 2009, diferentes entidades del Gobierno peruano, organismos no gubernamentales, agencias de cooperación internacional y el sector privado conformaron una plataforma común para contribuir a la institucionalización de medidas de fomento para posibilitar la masificación de cocinas limpias (mejoradas), con calidad y sostenibilidad.

En este contexto, el SENCICO, como entidad de capacitación, investigación y normalización, mediante el Decreto Supremo 015-2009-Vivienda, recibe el mandato de evaluar y certificar cocinas a biomasa para asegurar la calidad de éstas.

Así, con apoyo de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ), se implementa un laboratorio de evaluación para la certificación de cocinas mejoradas.

El SENCICO, como institución técnica de referencia en la masificación de las cocinas mejoradas en el Perú, ha logrado, hasta la fecha, 36 modelos de cocinas certificadas, realiza diversos estudios y evaluaciones de campo para propiciar la sostenibilidad de las cocinas mejoradas, capacita en todo el país a personal instalador de cocinas mejoradas y brinda asesoramiento para el diseño de cocinas certificadas.

Hasta la fecha, con el concurso de diferentes instituciones (públicas y privadas), se han instalado en todo el país alrededor de 260.000 cocinas limpias certificadas.

Algunos de los lugares donde se han desarrollado mediciones de las cocinas mejoradas evaluadas y certificadas por el laboratorio de SENCICO han sido:

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Según el Censo Nacional de 2007, en Perú, 2.036,901 familias (10.000.000 de habitantes) ubicadas en zonas rurales altoandinas usaban cocinas tradicionales a biomasa. Afectaban principalmente a mujeres y niños y las afecciones se relacionaban con enfermedades de las vías respiratorias, causadas por inhalación de emisiones de monóxido de carbono y material particulado.

Establecimiento de prioridades

Las viviendas altoandinas son focos de enfermedades respiratorias dentro de la vivienda, porque la población rural emplea biomasa para cocinar a fuego abierto. Este porcentaje en Perú es del 77,4%, según el Censo Nacional de 2007.

Para contrarrestar este problema, se instalan cocinas mejoradas para disminuir la contaminación producida principalmente por monóxido de carbono y material particulado.

El Gobierno central facilita esta intervención, promulgando el Decreto Supremo 015-2009-Vivienda, estableciendo que SENCICO es responsable de la evaluación y certificación de la cocina mejorada.

Se forman alianzas entre entidades públicas y privadas, la Agencia Alemana de Cooperación Internacional, la Organización Panamericana de la Salud y otras.

Formulación de objetivos y estrategias

El objetivo de la buena práctica fue revertir la situación de contaminación intradomiciliaria que causan principalmente enfermedades respiratorias, generada por las cocinas tradicionales mediante la instalación de cocinas mejoradas certificadas.

En el Acuerdo Nacional sobre la Disminución de la Pobreza, se tomó en cuenta la recomendación de la Food Agricultural Organization (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) de instalar cocinas mejoradas en las viviendas de la población.

La estrategia nacional para mejorar la vivienda fue la masificación de cocinas mejoradas, por lo que se unen 19 instituciones para lanzar la campaña Medio Millón de Cocinas Mejoradas por un Perú sin Humo.

Movilización de recursos

Los recursos financieros, técnicos y humanos empleados para la buena práctica provinieron de los recursos propios y por apoyo de equipamiento y capacitación mediante convenios con GIZ.

Cabe indicar que SENCICO es un organismo público descentralizado que pertenece al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y se genera mediante la capacitación. SENCICO tiene disponibilidad de sus recursos económicos y la oficina a cargo de desarrollar el laboratorio de cocinas mejoradas es la Gerencia de Investigación y Normalización.

SENCICO financió esencialmente el recurso humano, la tecnología y la logística, además del ambiente para la capacitación, encargarse de los viajes, estadía, viáticos y movilidad local para los talleres de capacitación en campo.

Por su parte, la cooperación internacional de GIZ financió el equipamiento del laboratorio de cocinas mejoradas y la capacitación para realizar los ensayos, con personal de laboratorio de instituciones norteamericanas. Además, parte de la capacitación y el equipamiento se financia por concursos, además de gracias al Berkeley Air Monitoryng Group y la GACC con fondos de la Fundación de las Naciones Unidas.

Perfil Financiero

Socio 2009 2010 2011 2012 2013 2014
SENCICO (Recursos propios) 32.800 41.500 43.500 37.000 47.000 57.000
GACC (Equipamiento a través de la Fundación de Naciones Unidas) - - - - - 30.000
GIZ 16.919 22.122 4.070 12.660 13.090 3.300
Otras instituciones, trabajo de campo - 12.366 1.667 1.150 1.503 -

Datos expresados en dólares estadounidenses.

Proceso

Desde el año 2003, la Gerencia de Investigación y Normalización de SENCICO asistió a eventos organizados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), donde se informa de la problemática sobre la contaminación en el interior de las viviendas ocasionada por las cocinas a fuego abierto que utilizan leña o bosta. Generalmente, en las zonas altoandinas donde hace mucho frío, se acostumbra mantener la vivienda cerrada, lo que provoca que los humos y la falta de ventilación ocasionen enfermedades respiratorias.

La GIZ, a través de la OPS, financió un estudio a la Universidad Cayetano Heredia del efecto de los combustibles de biomasa en el aparato respiratorio comparado con la cocina mejorada. La conclusión de dicha investigación fue recomendar cocinas con diseño mejorado porque disminuyen los síntomas respiratorios y la frecuencia de neumonía.

En junio del año 2009 se unen 19 instituciones, 7 ONG, 7 instituciones públicas, 2 instituciones académicas y 3 empresas para conformar la campaña Medio Millón de Cocinas Mejoradas por un Perú sin Humo.

A fin de garantizar la calidad de las cocinas mejoradas, el Estado peruano, mediante el Decreto Supremo 015-2009-Vivienda, aprueba la norma de cocinas mejoradas y designa a SENCICO para evaluar y certificar las cocinas mejoradas.

SENCICO construye el laboratorio con las características de una vivienda altoandina, con dos ambientes de ensayo y una zona para construcción de los prototipos de cocinas.

En paralelo, tuvimos el apoyo de GIZ para contar con equipos de laboratorio y recibir capacitación y, al año siguiente, firmamos un convenio de apoyo interinstitucional que continua vigente.

Para efectuar los ensayos, tenemos como base la Norma de cocinas mejoradas y el Reglamento para la evaluación y certificación de cocinas mejoradas a leña, que incluye los protocolos de ensayos.

El certificado de evaluación y certificación muestra los resultados de concentración de monóxido de carbono, concentración de material particulado, consumo de combustible, tiempo máximo de ebullición para 5 litros de agua y grado total de seguridad. Además, se informa de las características de la cocina evaluada.

Se ha participado en el concurso de Berkeley Air Monitoring para capacitación en campo en el Kitchen Performance Test, para evaluar el consumo de leña. Asimismo, se ha participado en otro concurso con GACC para la adquisición de equipos y capacitación.

Hasta la fecha, tenemos 36 cocinas evaluadas y certificadas, expuestas en una sala de exhibición para mostrar al público.

Hemos asistido a reuniones que convocan la PCIA y ahora Global Alliance: 2011, Perú; 2012, Holanda; 2013, Camboya, Alemania y Honduras; 2014, Kenia.

Lecciones aprendidas

Uno de los principales efectos del uso de cocinas mejoradas es constatar que los ocupantes, sobre todo las mujeres y los niños, contraen menos enfermedades respiratorias y las paredes están limpias, libres de hollín y se hace un ahorro en el consumo de leña.

Es necesario para los tipos de cocina certificadas e instaladas realizar un seguimiento para verificar el mantenimiento y buen uso de las cocinas, a fin de brindar sostenibilidad a los proyectos. Para dar mantenimiento a las cocinas mejoradas es necesario mantener la cadena de insumo de las partes de cocinas mejoradas para lograr la durabilidad.

Los procesos más exitosos fueron aquellos en los cuales se complementaron acciones como instalar cocinas mejoradas con otras actividades complementarias como la capacitación, el seguimiento, el fomento de la vivienda saludable, la utilización adecuada de los recursos alimenticios y de biomasa y el desarrollo de mejores prácticas saludables de cocinado.

La coordinación interinstitucional y la promoción de alianzas estratégicas con GACC y GIZ permitieron profundizar sobre la tecnología y la implementación de los códigos de evaluación para hacer cada vez más eficiente la cocina mejorada.

Es importante destacar que se cuenta con un marco normativo vigente (Decreto Supremo 015-2009-Vivienda) que da respaldo al laboratorio de cocinas mejoradas, aprueba la Norma de cocinas mejoradas y se completa con el Reglamento para la evaluación y certificación de cocinas mejoradas a leña. También permite una acción de coordinación a nivel de los diferentes sectores del Estado y de mejora de la inversión social de los organismos al contar con modelos validados de manera técnica.

La exigencia de contar con propuestas que mejoren la calidad de vida de manera técnica y efectiva permitió y motivó la creatividad mediante el aprovechamiento de estándares de calidad reduciendo el consumo de bio masa, reducir la polución, garantizar la seguridad y reducir los costos de fabricación e instalación.

Sostenibilidad

La campaña de instalación de cocinas mejoradas tiene alcance mundial. La carencia de cocinas mejoradas es de 100.000.000, ubicadas donde hay pobreza, en países de Asia, África, Centroamérica y Sudamérica. Por el clima y las costumbres, los modelos de cocinas son diferentes y pueden ser desde una hasta tres hornillas.

Por otro lado, hay instituciones comprometidas en apoyar la evaluación, capacitación técnica y financiera de las cocinas mejoradas. Éstos son Global Alliance for Clean Cookstoves (GACC), Enviromental Protector Agency (EPA) y American National Standards Institute (ANSI). Las agencias de cooperación como GIZ y otros están en permanente contacto con los socios apoyándolos, a pesar de que el problema es antiguo y recién se está enfrentando para buscar solución, al tenerse que definir los protocolos de ensayos en los laboratorios de evaluación.

En Perú se va a iniciar la elaboración de las normas para ensayos de laboratorio, bajo la asesoría de INDECOPI, con apoyo de ANSI para implementar las normas ISO.

Tenemos presente que el Decreto Supremo 015-2009-Vivienda es de carácter mandatorio y debe prevalecer hasta que otro Decreto Supremo lo derogue.

Cabe informar que en Perú se están haciendo grandes esfuerzos por entregar a las familias de las zonas rurales una cocina de gas, pero hay zonas geográficamente de difícil acceso que hará que se continúe usando la cocina mejorada a biomasa.

En las reuniones que se efectúan a nivel mundial, en la convocatoria del año 2013 en Pnon Pen (Camboya), asistieron más de 600 personas, lo que permitió intercambiar experiencias y conocer las opiniones de diferentes instituciones dedicadas a la contaminación ambiental, a buscar soluciones a las evaluaciones de laboratorios, asuntos financieros y otros.

En Perú se ha reorganizado la Plataforma de apoyo para construcción, mantenimiento y difusión técnica de las cocinas mejoradas, conformada por instituciones públicas, privadas, organismos internacionales y GIZ.

Transferibilidad

La instalación de cocinas mejoradas se inició de manera empírica con participación de la población, contratando a los mismos pobladores. Para quienes poseían limitados conocimientos de construcción, los modelos de las cocinas no contaban con especificaciones que mostraran si los contaminantes salían del interior de la vivienda y no se tenía conocimiento sobre la cantidad de leña utilizada, por lo que el Gobierno central decidió nombrar un ente que evaluara los modelos y los certificara, protegiendo así también la inversión en la instalación de dichas cocinas.

Los trabajos de campo han mostrado que la instalación de cocinas certificadas varía dependiendo del modelo evaluado y certificado.

Cabe señalar que una de las actividades de SENCICO es la capacitación. Hemos visto la necesidad de capacitar para la instalación de cocinas mejoradas y por este motivo se ha formado instructores para las diferentes gerencias zonales de SENCICO que cubren el territorio nacional. La capacitación consiste en enseñar a la población a instalar cocinas mejoradas, habiendo sido en un primer momento estos instructores capacitados en talleres de construcción de cocinas mejoradas por personal de GIZ.

En el laboratorio de cocinas mejoradas tenemos una sala de exhibición abierta al público donde pueden apreciar los 36 modelos evaluados y certificados hasta febrero de 2014, que muestran las especificaciones de cada cocina.

En Perú, el Gobierno ha implementado un dispositivo para promover la inversión de las empresas mediantes acciones de responsabilidad social empresarial para que éstas, sobre todo las empresas mineras, impulsen la instalación de cocinas mejoradas. Se han solicitado instructores a las gerencias zonales del SENCICO de parte de la empresa Graña y Montero en Ayacucho. También las mineras como Southern Peru Cooper Corporation han implementado oficinas de apoyo a la comunidad.

Los trabajos de campo del Kitchen Performance Test muestran la cantidad de leña que se puede ahorrar al usar cocinas mejoradas.

El mantenimiento de la chimenea hace más eficiente la combustión y permite ahorrar leña por lo que es necesario mantener limpia la chimenea.

Resultados obtenidos

Uno de los principales resultados es contar con un laboratorio equipado y en funcionamiento con respaldo legal otorgado por el Gobierno central y con personal técnico capacitado.

Las actividades de la Plataforma de Cocinas Mejoradas, incluyendo el laboratorio, se difunden utilizando la página web, cuya secretaría está a cargo de GIZ.

Como resultado de la evaluación y certificación de 36 prototipos de cocinas mejoradas, hasta febrero de 2014 se ha constatado la disminución entre el 90% y el 98% en los niveles de contaminación al interior de la vivienda, principalmente de monóxido de carbono y material particulado, reduciéndose también el consumo de leña entre el 30% y el 52%, lográndose el 99% en seguridad en las cocinas mejoradas.

Hasta enero de 2014, se han instalado más de 260.000 cocinas mejoradas en todo el territorio nacional en las zonas rurales para la población más pobre.

La incidencia en la legislación de los gobiernos regionales y locales de los años 2010 y 2011 ha permitido promover la inversión social en la instalación de cocinas mejoradas en las viviendas de poblaciones rurales pobres.

Otro gran logro de esta experiencia es el acceso a los bonos de carbonos de los instaladores de las cocinas mejoradas, que han permitido instalar un mayor número de cocinas mejoradas en poblaciones vulnerables.

Legislación y políticas relacionadas

El informe de la FAO de 1982 recomienda instalar cocinas mejoradas en viviendas en las zonas rurales.

La recomendación del Protocolo de Kioto, en relación con los bonos de carbono, hace que se disminuya la tala de árboles y la quema de leña.

En Perú existe una legislación para la evaluación y certificación de cocinas mejoradas, el Decreto Supremo 015-2009-Vivienda, del 15 de agosto de 2009, que expone lo siguiente:

Por otro lado, el Decreto de Urgencia no 025-2010 modifica al Decreto Supremo no 069-2009, para que los gobiernos regionales y locales utilicen hasta el 50% de los recursos provenientes de canon y sobrecanon de las regalías mineras para beneficio de hogares pobres implementación de cocinas mejoradas certificadas.

Por último, el Decreto Supremo no 019-2009-Vivienda, de noviembre de 2009, aprueba e incorpora en el TUPA del SENCICO el procedimiento Evaluación y certificación de cocinas mejoradas.

También se vienen implementando a nivel mundial las normas ISO para realizar los ensayos de laboratorio para evaluar las cocinas mejoradas.


Edición del 30-10-2016
Revisión: Alejandro Rodríguez Sebastián
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0029.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio