Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0027.html   
Programa de defensa social del patrimonio cultural de la ciudad de Cusco (Perú)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2014, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Perú
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — instituciones filantrópicas; gobierno central.

Categorías — Procesos de planificación urbana y regional. Arquitectura y diseño urbano. Participación ciudadana y riqueza cultural.


Contacto Principal

Comisión de Juristas contra la Corrupción y por la Defensa Social (CJ) — instituciones filantrópicas
T'ika Luízar Obregón [tika200@hotmail.com]
Heraclio José Cereceda Vergara

Ayacucho 227, Torre Flores e Hijos, oficina 401,
08001 Cusco (Perú)

Tel: +51 84 633680 / +51 984734599

Instituto para los Servicios Legales Alternativos-ILSA


Socio

Consejo Nacional para la Defensa del Patrimonio Natural y Cultural de Cusco (CODAPANC) — gobierno central


Socio

Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos (ILSA) — instituciones filantrópicas


Resumen

El propósito del programa es la protección del patrimonio cultural con la participación consciente de la sociedad civil.

El Programa de Protección Social del Patrimonio arranca en 2010 cuando el Instituto de Cultura Regional, hoy Dirección Descentralizada Cultural de Cusco, aprobó la retirada de un muro imperial inca para facilitar la construcción de un centro comercial. Este lugar era el Templo Aclla Wasi (Casa de las Mujeres Elegidas, en tiempos incas), localizado en la esquina entre las calles Loreto y Maruri en Cusco.

El patrimonio cultural está formado por vestigios preincaicos, incas y republicanos que dieron lugar a que Cusco recibiera los títulos de Capital Arqueológica de América (Argentina, 1933), Herencia Cultural Mundial (Italia, 1978), Herencia Cultural por la UNESCO (Francia, 1983), Patrimonio Cultural de la Nación (Perú, 1983), Capital Histórica de Perú (Perú, 1993), Capital Histórica de América Latina (Cusco, 2001) y Capital Cultural de América (Cusco, 2007).

El Programa ha obtenido los siguientes logros:

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Durante muchos años ha habido ataques al patrimonio cultural con total impunidad en la ciudad de Cusco. La arquitectura histórica fue destruida, desaparecieron piezas importantes y se dio un proceso de discriminación cultural. La corrupción entre los grupos de poder económicos, en conspiración con las autoridades políticas, administrativas y religiosas, era muy destacada.

Establecimiento de prioridades

Por parte de la CJ, CODAPANC e ILSA, se establecieron las siguientes prioridades:

La CJ decide formalizar su iniciativa emprendiendo acciones legales en defensa del patrimonio cultural. Recibe apoyo técnico y político de ILSA y apoyo político de CODAPANC. Para unir a la causa a una en principio temerosa y más tarde emocionada y llorosa ciudadanía, se inició un proceso gradual de continuas protestas, con marchas cívicas, vigilias, compartiendo evidencias y quejas sobre ataques culturales.

Formulación de objetivos y estrategias

Objetivos principales

Estrategias

Movilización de recursos

La CJ cuenta con 8 socios fundadores y activos. En los casos asumidos por el Programa, ellos aportan horas de su propio trabajo (editando fotos, videos, gastos de viaje y de teléfono, etc.). Se estima que, a lo largo de 2013, cada uno de ellos invirtió el 30% de su jornada laboral en trabajo voluntario relacionado con la protección del patrimonio cultural. El director de ILSA hace similares contribuciones. Hoy en día, el número de casos se ha incrementado un 20% anual desde la fundación de la CJ.

Un abogado que trabaje 8 horas diarias gana 2.500 dólares estadounidenses al mes. De esta manera, la contribución de cada voluntario de la CJ o de ILSA aporta al programa 750 dólares al mes.

CODAPANC y otras organizaciones de la sociedad civil usan también sus propios recursos. Cada uno define su participación y decide cuantos recursos invierten en estas actividades.

Perfil Financiero

Socio 2010 2011 2012 2013
CJ 41.667 50.000 60.000 72.000
CODAPANC - - - -
ILSA 5.208 6.250 7.500 9.000
Total 46.875 56.250 67.500 81.000

Datos expresados en dólares estadounidenses.

Proceso

Los problemas encontrados para la implementación de la iniciativa fueron:

El asunto todavía no ha sido resuelto. Existen aún influencias nocivas sobre las agencias gubernamentales, fiscales y jueces para ampliar y extender procesos judiciales y hacen poco fiables las investigaciones que se llevan a cabo. Están en complicidad con los grupos de poder implicados en las grandes inversiones que dañan el patrimonio cultural.

Dados todos estos factores, es importante implicar a la población a través de mecanismos como marchas cívicas, vigilias, compartir evidencias y denuncias contra ataques culturales, unido a la sanción social manifestada en la no entrada a los comercios y centros locales construidos sobre patrimonio arquitectónico.

Lecciones aprendidas

Algunas de las principales lecciones aprendidas han sido las siguientes:

Sostenibilidad

Financiera

Todas las actividades de la CJ y de sus asociados son ad honorem y tienen un carácter filantrópico. Están motivados por la fuerza de su identidad y sus valores éticos, lo que asegura su sostenibilidad financiera.

Socioeconómica

La población local, formada mayormente por grupos étnicos locales, esta completamente identificada con la defensa de su herencia cultural y aliados en el proceso, sin distinción económica o social.

Cultural

La identidad histórico-cultural de la población de la región está muy reforzada y anima a la protección del patrimonio cultural, lo que es admirado y valorado internacionalmente.

Medioambiental

El perfil arquitectónico de la ciudad de Cusco esta protegido al ser declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Transferibilidad

Esta iniciativa de defensa del patrimonio cultural es posible replicarla en otras ciudades y regiones movilizando a la sociedad civil y a las organizaciones sociales que tienen su propia identidad y su herencia cultural.

Esta toma de conciencia queda patente en múltiples artículos de prensa, material fotográfico, videos, en diferentes espacios públicos (plazas, radio y televisión, internet...), etc.

El proceso de sensibilización está en marcha, un gran número de personas y organizaciones se unen a la protesta y las denuncias de los ataques al patrimonio se multiplican.

La CJ recibe invitaciones de organizaciones, grupos profesionales y población residente con el objetivo de formar otras CJ.

Se ha enviado la documentación y toda la información disponible a investigadores nacionales y extranjeros, interesados en llevar a cabo investigaciones sobre ataques al patrimonio cultural.

Se han incrementado las demandas en casos de agresiones al patrimonio cultural. El esfuerzo de la CJ y de las instituciones implicadas no son suficientes y el proceso de sensibilización no es muy costoso.

Las implicaciones financieras de los recursos a aportar en el proceso de transferencia, incluyendo tiempo de personal, edición de material visual, etc., recaen sobre la CJ. Sin embargo, esto queda mitigado en parte cuando otras organizaciones disminuyen el gasto debido a la identificación de la población con el tema.

La CJ animará a otras ciudades a compartir sus experiencias y apoyará la organización de procesos similares en otras localidades y regiones donde haya recursos disponibles para estas actividades.

Resultados obtenidos

Los principales resultados obtenidos gracias a esta experiencia han sido:

  1. Aumento de la conciencia social y de la visibilidad de la sociedad civil que participa en la protección del patrimonio cultural.
  2. Cambios en las conductas y actitudes de las instituciones públicas. Esto queda expresado en medidas institucionales tomadas para frenar los actos de corrupción detectados, en aportar investigaciones e implementar las medidas correctoras y acciones que hagan retroceder el proceso de destrucción del patrimonio cultural. Por ejemplo, se suspendieron las acciones de limpieza del Torreón Solar de Machupichu, se suspendió la construcción de la Dirección Regional en andenes incas, se obtuvo la condena y sanción del director regional de Cultura como consecuencia de las agresiones al muro imperial inca llevadas a cabo en la calle Loreto.
  3. Incremento de la transparencia en la información sobre los hechos imputados. La prensa local los difunde y la población los conoce.
  4. Participación de la sociedad civil en la recolección y organización de la documentación informativa sobre agresiones al patrimonio cultural.
  5. Habeas data[1] ordenando a la Iglesia entregar el catálogo, registro e inventario del patrimonio cultural religioso de Cusco.
  6. Informe y nivel preliminar de las acusaciones por discriminación por el uso de la lengua quechua. En este proceso, la CJ solicita llevar el juicio en lengua quechua. Fue el primer caso en la historia de Perú en que se llevó un caso en esta lengua. Desde la conquista española, nunca en Perú había habido un juicio en lengua nativa.
  7. Realización de la tesis doctoral Ciudadanía, identidad y descentralización democrática como ejemplo de la implicación de la sociedad civil en defensa del patrimonio cultural de Cusco.
  8. Las denuncias de la CJ forzaron al Instituto Nacional de Cultura a organizar un encuentro científico en Cusco para discutir la adecuación de la aplicación de productos químicos en la limpieza de las piedras que caracterizan las construcciones precolombinas.
  9. La UNESCO hizo una declaración sobre las agresiones en la calle Loreto, denominándolas «crimen contra la cultura», como resultado de la negligencia de las autoridades.

Legislación y políticas relacionadas

En Perú, la legislación sobre protección del patrimonio cultural es abundante y está dispersa en varias leyes, convenciones, acuerdos y memorandos de entendimiento a nivel internacional, como los de la UNESCO. La aplicación de esta legislación corresponde a varias instituciones estatales. Esta dispersión causa confusión, disminución de la obligación de cumplimiento por oficiales responsables de su aplicación en diferentes áreas, no se asume la responsabilidad y se transfiere a otras áreas. Esto cresa debilidad, pasividad y tráfico de influencias, lo que lleva a una protección ineficaz del patrimonio.

Como resultado de esta actuación, se han producido los siguientes avances políticos:


Notas


[1]: N. del T.: Recurso legal a disposición de todo individuo que permite acceder a un banco de información o registro que incluye referencias informativas sobre sí mismo.


Edición del 30-10-2016
Revisión: Alejandro Rodríguez Sebastián
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0027.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio