Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0001.html   
Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. (Chihuahua, México)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2014, y catalogada como BEST y finalista para alcanzar la categoría de AWARD. (Best Practices Database)
País/Estado — México
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — árida y semiárida
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — fundación; gobierno central; sector privado; gobierno regional.

Categorías — Buena gestión urbana.


Contacto Principal

Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. (FECHAC) — fundación
Juan Francisco Luna Barrón [jluna@fechac.org.mx]

Prolongación Teófilo Borunda 10820,
Col. Labor de Terrazas,
31223 Chihuahua,
Chihuahua (México)

Tel: +52 (614) 413 2020


Socio

Fundación Gruma (Banorte) — fundación


Socio

El Paso Community Foundation — fundación


Socio

Fundación Televisa — fundación


Socio

International Youth Foundation — fundación


Socio

Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) — gobierno central


Socio

Metlife México — sector privado


Socio

Gobierno del Estado de Chihuahua — gobierno regional


Resumen

La Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. (FECHAC) es una organización sin fines de lucro, privada, independiente y apartidista localizada en Chihuahua, México, que tiene la misión de crear mejores oportunidades para el desarrollo humano y social de los chihuahuenses.

Opera con un modelo de responsabilidad compartida único en el mundo, que suma los esfuerzos de gobierno, empresarios y sociedad civil para construir comunidades prósperas en nuestro estado, y que nace para ayudar a aquellos que perdieron todo en la tromba que en 1990 destruyó y afectó gran cantidad de casas, escuelas, clínicas, además de las pérdidas humanas, colocando a un sector de la sociedad chihuahuense en un estado de imperiosa necesidad de auxilio.

Este modelo ha sido renovado y se ha mantenido durante 25 años, reuniendo las contribuciones de más de 32.000 empresarios en Chihuahua para financiar programas sociales y lograr el desarrollo de la comunidad.

Con esta visión hemos financiado más de 3.700 proyectos, invirtiendo más de 1.700 millones de pesos. Además, hemos promovido la inversión de otras instancias nacionales e internacionales, duplicando el valor de los proyectos. Esto se traduce en una mejor calidad de vida para miles de familias en Chihuahua.

Invertimos en tres áreas prioritarias: educación básica integral, salud preventiva y formación de capital social. Esta última área incluye proyectos de responsabilidad social empresarial, participación ciudadana, desarrollo comunitario de base y fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil. Creemos firmemente que el desarrollo del capital social construye relaciones y confianza entre los grupos, instituciones y comunidades, permitiéndoles trabajar juntos en proyectos para mejorar sus entornos; también se refiere al fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil a través de entrenamiento, inclusión, empoderamiento y desarrollo, así como alentando el voluntariado y promoviendo una cultura de responsabilidad social individual y empresarial.

FECHAC es la organización que la comunidad empresarial de Chihuahua utiliza para realizar sus contribuciones para el desarrollo social del Estado.

Los líderes de negocios que dirigen la Fundación entregan su talento y visión para asegurar que cada peso es invertido para garantizar el bienestar de los chihuahuenses.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

El punto de inflexión que motivó la primera concertación fue un evento natural: una tromba que en 1990 destruyó y afectó gran cantidad de casas, escuelas, clínicas, además de las pérdidas humanas, colocando a un sector de la sociedad chihuahuense en un estado de imperiosa necesidad de auxilio.

Establecimiento de prioridades

A partir de la tromba surgiría una iniciativa del empresariado chihuahuense centrada en la reconstrucción de la ciudad. Para ese momento no existía la Fundación ni el Fideicomiso, sólo la unificación de muchas voluntades, que en su momento se convertirían en la base de la institución.

El 50% de los proyectos eran inversiones en infraestructura, pero pronto el enfoque cambiaría a uno más estratégico, ya que esto no era suficiente.

Desde 1996 la Fundación comenzó a concentrarse en las principales áreas: salud y bienestar, responsabilidad social empresarial y sustentabilidad. Desde 2007 las principales áreas son: educación básica, salud preventiva y desarrollo del capital social.

Formulación de objetivos y estrategias

  1. Lograr resultados de alto impacto en las comunidades en las áreas de educación y salud.
  2. Promover e incrementar el desarrollo comunitario.
  3. Obtener mayor responsabilidad social en las comunidades.
  4. Incrementar la capacidad de gestión de las organizaciones.
  5. Colaborar con los gobiernos para dar solución de fondo a problemas sociales.
  6. Impulsar nuevos proyectos sociales.
  7. Propiciar la investigación social en nuestras áreas de enfoque.
  8. Incrementar el posicionamiento de FECHAC en la comunidad chihuahuense.
  9. Lograr mayor presencia y efectividad de los consejos locales.
  10. Desarrollar a FECHAC como institución ética y efectiva.
  11. Mejorar la competitividad y compromiso del personal operativo de FECHAC.
  12. Ser una fundación impulsada por empresarios socialmente responsables.
  13. Lograr la sustentabilidad.

Movilización de recursos

El Gobierno del Estado y el Congreso habían respaldado la contribución extraordinaria de un 10% sobre el gravamen al Impuesto sobre Nómina en 1991, pero hacia finales de 1993, después de percatarse de la efectividad del proyecto, ante el impacto de la sequía en el Estado, el levantamiento armado en Chiapas y la falta de recursos en general, la iniciativa empresarial para erogar un nuevo decreto sería aprobada por el Congreso del Estado en 1994, creándose el fideicomiso denominado Fondo Social del Empresariado Chihuahuense, que estaría vigente por un periodo de seis años (hasta el año 2000).

La principal clave de éxito del proyecto social reside en el modelo recaudatorio, pues la gran mayoría de los ingresos de la Fundación provienen del porcentaje adicional aplicado al Impuesto sobre Nómina que pagan los empresarios chihuahuenses y que, aunque en la actualidad ya no representan el 100% de los ingresos, aún significa la mayoría de los recursos de la Fundación. Adicionalmente recibe aportaciones de los gobiernos federal y local, empresarios, fundaciones e instituciones nacionales e internacionales para apoyar algún programa específico. En los últimos 5 años se ha captado un promedio de un 28,8% de recursos adicionales a los aportados por el empresariado. En 2012 se captó un 33% de ingresos adicionales.

Además de financiar proyectos de alto impacto, nos enfocamos en mantener nuestros gastos de operación al nivel mínimo posible, promediando un 8,99%.

Esto significa que cada peso que aportan los empresarios a través del impuesto lo convertimos en 1,17 pesos para los proyectos sociales, después de gastos de operación y compra de bienes.

Perfil Financiero

Socio 2011 2012 2013
Trust fund (business additional tax) 8.392.105 11.330.507 11.868.153
El Paso Community 0 0 65.158
Paso del Norte Health Foundation 0 0 39.095
Fundacion Metlife México 23.420 0 39.095
Fomento Social Banamex 0 375.906 91.221
USAID 0 0 521.260
Fundación Banorte 0 245.272 0
Municipio Chihuahua 349.346 133.300 0
International Youth Foundation 214.682 0 0
Otros 780.661 1.199.701 417.008
Total 9.760.213 13.284.687 13.040.988

Datos expresados en dólares estadounidenses.

Proceso

Durante el periodo avalado por el primer decreto (1994-2000), el empresariado chihuahuense concretó el plan de formar una fundación con personalidad jurídica que permitiría la mejor interacción con otras organizaciones, la obtención de recursos adicionales a los del Fideicomiso, una nueva capacidad operativa y la autonomía de un organismo que dependiera sólo de los empresarios. De este modo, en mayo de 1996 se constituyó formalmente la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A. C. para servir como operadora de los recursos del Fideicomiso.

El decreto no es permanente; los empresarios chihuahuenses han cabildeado y logrado su renovación en cuatro ocasiones desde 2000. En las dos primeras, la vigencia del decreto se extendió por tres años, la tercera por seis y en la última por diez. Cada una de las renovaciones ha sido publicada como decreto en el Periódico Oficial del Estado de Chihuahua, siendo el Decreto 1131 113/2012 I.P.O. el último que ha sido publicado.

En 2000 se consiguió que los legisladores renovaran el decreto establecido en 1994 para continuar aportando recursos sociales a través del Fideicomiso; sin embargo, algunos representantes del sector público intentarían convertirlo en un organismo paraestatal, con lo cual habría perdido su característica esencial de iniciativa empresarial voluntaria.

Este evento pondría a prueba por primera ocasión la convicción y la voluntad del empresariado chihuahuense para defender su iniciativa, quienes además dirimían políticamente la renovación del decreto con el gobernador del Estado en ese tiempo. Al final, la presión empresarial y social ejercida por distintos medios permitió que el Decreto se renovara como esperaban los empresarios, aunque sólo sería por tres años.

En 2004 se logra refrendar el compromiso unánime de los entonces 38.000 empresarios para continuar trabajando en el desarrollo social. Con base en los resultados obtenidos mediante un esquema de responsabilidad compartida, Gobierno y legisladores renovaban el decreto por segunda ocasión, permitiendo a la Fundación entrar en una etapa de consolidación y trascendencia.

En 2006 se realiza la tercera renovación del decreto, esta vez por seis años.

En 2012 se logra la cuarta renovación (por diez años), el empresariado reafirmó su compromiso con la comunidad solicitando de manera unánime al Gobierno y al Congreso del Estado que se renovara el decreto que desde hace más de dos décadas ha permitido realizar la contribución extraordinaria. La solidaridad y madurez de los gobernantes permitieron la continuidad de esta alianza. De esta forma, por primera vez, se aseguró por diez años más el flujo de recursos que FECHAC invertirá bajo la dirección del empresariado.

Sin embargo, no faltaron las complicaciones y los cuestionamientos que tuvieron lugar en los meses anteriores a la fecha de la renovación del decreto, en las que se exponían dudas sobre la transparencia en las actividades y el quehacer de la Fundación.

Diversas empresas y organizaciones se han sumado al proyecto para ampliar la cobertura y beneficiar a más chihuahuenses. Instituciones como Project Paz, Fundación Metlife e Iniciativa México, del mismo modo que la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), se han sumado a la gran visión de la Fundación.

Lecciones aprendidas

Con base en la experiencia diaria del consejo directivo y del talentoso equipo de colaboradores, hemos diseñado y adoptado estrategias en todos los niveles para fortalecer el modelo bajo el cual opera nuestra organización, trabajando constantemente en el camino óptimo para la obtención y administración de recursos.

En 2013 refinamos nuestro plan estratégico estableciendo metas y objetivos que contribuyan al impacto positivo en la comunidad chihuahuense. Nuestro Consejo Directivo dirige la visión en reuniones anuales, donde los más de 100 consejeros revisan nuevas ideas a través de conferencias, talleres y mesas de trabajo en nuestras áreas de enfoque: educación, salud preventiva y capital social.

También trabajamos en la actualización y fortalecimiento de nuestro código de ética para guiar nuestro trabajo de acuerdo a las necesidades actuales y asegurar el apego de nuestra labor a los estándares más altos.

A través de nuestro sistema de gestión de calidad hemos sistematizado la capitalización de experiencias, mejorando nuestros procesos y procedimientos para facilitar el otorgamiento de donativos y ofrecer el mejor servicio. Trabajamos en un enfoque de mejora continua.

Esto nos permitió en 2014 obtener la certificación ISO 9001:2008.

Los resultados se pueden apreciar en la creación de sistemas de información innovadores, como SADAP, plataforma que permite a las organizaciones solicitar donativos en línea, en cualquier momento y en menos de 20 minutos. Este mismo sistema permite incluso la monitorización de proyectos, generación de reportes, revisión de los recursos invertidos, acuerdos, etc. permitiendo un mayor control y facilitando la toma de decisiones.

La transparencia es clave en FECHAC. La única manera de construir confianza entre los donantes es a través de información clara y apertura, por esta razón se han desarrollado varios esfuerzos por hacer publica toda la información de nuestro diario quehacer.

Sostenibilidad

FECHAC es un modelo de responsabilidad compartida, que suma los esfuerzos de Gobierno, empresarios y sociedad civil para construir comunidades prósperas en nuestro estado.

La principal clave de éxito del proyecto social reside en el modelo recaudatorio, pues la gran mayoría de los ingresos de la Fundación provienen del porcentaje adicional aplicado al impuesto sobre nómina que pagan los empresarios.

Creemos firmemente en el desarrollo del capital social para construir relaciones y confianza entre los grupos, instituciones y comunidades, permitiendo trabajar juntos en proyectos que construyen comunidades más fuertes.

Para FECHAC es vital la formación de alianzas estratégicas que reúnan a los actores para el desarrollo y ejecución de proyectos. Se han logrado alrededor de 50 alianzas con otras organizaciones para compartir la responsabilidad de la mejora del estado. Lo cual, además de generar un esfuerzo más efectivo, genera una cultura de unidad.

Todo en un modelo de operación transparente para garantizar la óptima administración de los recursos. Esto lo hacemos a través de acciones como auditorías financieras por firmas independientes y ante el Congreso del Estado, entrega de estados financieros al Gobierno, publicación de proyectos financiados aprobados por el Consejo Directivo de la organización, presentación de informe público de resultados en las principales ciudades del estado y en las cámaras empresariales.

Somos la primera organización registrada en el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ICHITAIP) en 2012.

También desde 2013 somos una organización certificada por ISO para asegurar la calidad del servicio.

Transferibilidad

El modelo de responsabilidad compartida que logra reunir los esfuerzos de Gobierno, empresarios y sociedad civil, es un esquema exitoso; así como también otros programas incubados por la Fundación.

Es fácil comunicarlo y puede ser implementado en casi cualquier lugar del mundo, sólo requiere la suma de voluntades.

Resultados obtenidos

Operamos con un modelo de responsabilidad compartida único, que suma los esfuerzos de Gobierno, empresarios y sociedad civil para construir comunidades prósperas en nuestro estado.

Tenemos más de 20 años de experiencia, en los que hemos financiado más de 3.700 proyectos sociales con una inversión directa de más de 1.700 millones de pesos.

Este trabajo, se ha realizado en conjunto con aliados estratégicos locales, nacionales e internacionales, a quienes ofrecemos un mecanismo transparente y efectivo para alcanzar sus metas de inversión social, lo que nos llevó a formar parte de las 79 organizaciones a nivel mundial incluidas en la guía negocios para asociarse con organizaciones no lucrativas publicada por la ONU.

A través de diferentes proyectos, FECHAC ha logrado:

Legislación y políticas relacionadas

El modelo surge a raíz de una tromba que azotó la capital del Estado de Chihuahua en 1990. Para atender a la necesidad de reconstruir casas habitación e infraestructura, los líderes de los organismos empresariales se unieron para solicitar voluntariamente al Gobierno del Estado que se impusiera un gravamen adicional al impuesto sobre nómina. Los recursos generados por este gravamen se emplearían, bajo la supervisión de voluntarios del sector empresarial, para ayudar a la reconstrucción de la ciudad de Chihuahua. Para este efecto se constituyó un fideicomiso fiduciario. Este antecedente permitió que para 1994 casi 29.000 empleadores en el estado mexicano de Chihuahua, a través de las cámaras y organizaciones intermedias, se asociaran en una ambiciosa empresa social y se planteara una solicitud voluntaria del incremento al impuesto sobre nómina. Así nace la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C., para servir como operadora de los recursos del Fideicomiso, dentro de los alineamientos y políticas originalmente establecidos y dirigida por un Consejo Directivo, tanto en su administración como en su operación.


Edición del 30-10-2016
Revisión: Alejandro Rodríguez Sebastián
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2014 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu14/bp0001.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio