Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2230.html   
Plan Barrial para la Colonia Primero de Mayo (México, Distrito Federal)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — México
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — alta meseta
Ámbito de la actuación — barrio
Agentes — organización no gubernamental (ONG); organización de base comunitaria (OBC); gobierno central.

Categorías — Servicios sociales: ocio; salud y bienestar; reducción y prevención del delito; prevención de deshaucios forzados. Gestión ambiental: reducción de la contaminación; creación de zonas verdes en la ciudad; introducción de criterios ecológicos en el entorno urbano; restauración ambiental; higiene ambiental; gestión de recursos. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria.


Contacto Principal

Casa y Ciudad, A.C — organización no gubernamental (ONG)
Fernando Alfaro González


Calzada de Tlalpan n. 1025, Colonia Américas Unidas, apartado postal: 113-129, México 03301, C: 03610,  Distrito Federal,México.

Tel: +52 55 56725319
Fax: +52 55 55392087


E-mail: casayciudad@prodigy.net.mx
Web: http://www.casayciudad.org.mx


Organización Nominadora

Comité de Defensa del Barrio Romero Rubio — organización de base comunitaria (OBC)
Martha Romero
 

Calle Pekín n. 49, Colonia Romero Rubio, Delegación Venustiano Carranza, CP: 15400,  Distrito Federal, México.

Tel: +52 55 57606249


E-mail: lazarocardenas35@yahoo.com.mx


Socio

Comité de Defensa del Barrio Romero Rubio, Asamblea de Barrios Vanguardia Ciudadana — organización de base comunitaria (OBC)
Martha Romero

Calle Pekín n. 49, Colonia Romero Rubio, Delegación Venustiano Carranza, CP: 15400,  Distrito Federal, México.

Tel: +52 55 57606249


E-mail: lazarocardenas35@yahoo.com.mx
Colaboración política.


Socio

Vecinos de la Colonia Primero de Mayo — organización de base comunitaria (OBC)
Isabel Aguilar Rodríguez [maria_isabel55@hotmail.com]

Calle Emiliano Zapata n. 57, Colonia Romero Rubio, Delegación Venustiano Carranza, CP: 15400,  Distrito Federal, México.

Tel: +52 55 57892936 


Colaboración administrativa.


Socio

Secretaria de Desarrollo Social del Distrito Federal — gobierno central
C. Alberto Martínez Flores [albertomaf@gmail.com]

Plaza de la Constitución n. 1, Colonia Centro, delegación Cuauhtémoc, CP: 06068,  Distrito Federal, México.

Tel: +52 55 53458000 extensión 2305
Fax: +52 55 53458251


Web: http://www.sds.df.gob.mx
Colaboración financiera.


Resumen

La intención de la iniciativa era mejorar la calidad de vida de los habitantes de una zona central de la metrópolis, con una población de tres mil habitantes y caracterizada por la problemática social y los índices medios de marginalidad. Se pretendía mejorar dicha zona a partir de rescatar un espacio público en desuso y en progresivo proceso de deterioro. Se consiguió transformar un área de siete mil quinientos metros cuadrados, destinando espacios para actividades recreativas, culturales y deportivas, y para zonas verdes; con el objetivo de que los vecinos volvieran a disfrutar de la misma. Esto se logró gracias al aumento de la participación de la comunidad en tareas tales como el diagnóstico de la problemática, la definición de las prioridades a atender, la promoción de la realización del plan por medio de la elección de sus responsables y la organización de actividades. La organización Vecinos de la Colonia Primero de Mayo mantuvo un seguimiento de la situación de la zona, formuló escenarios e impulsó y apoyó con gestiones el proceso; los vecinos no organizados ejecutaron el plan, administrando los recursos y supervisando los trabajos de reestructuración; la organización Casa y Ciudad asesoró metodológica y técnicamente el proceso; el gobierno local diseñó el programa con la intervención de la sociedad organizada, lanzó un concurso para seleccionar planes de mejora barrial y financió las obras.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Se detectaron varios problemas en la zona, como el déficit de zonas verdes, deportivas e infantiles, la presencia de delincuencia y drogadicción juvenil y la disminución de las áreas destinadas a los mayores, a lo que se sumaba la utilización de dichos espacios disponibles como estacionamiento privado. También existían problemas relacionados con la descarga de basuras y escombros.

Establecimiento de prioridades

Las zonas verdes, deportivas, recreativas, de convivencia comunitaria e infantiles fueron definidas como prioritarias para el vecindario en reuniones vecinales. En estas reuniones se realizó un diagnóstico participativo de la problemática de la colonia aplicando cuestionarios y motivando el debate. La participación fue mayoritariamente femenina, pero también hubo representación masculina, así como personas mayores y, en particular, vecinos solicitantes de vivienda. Se utilizó el diagnóstico participativo de 1998, realizado por Vecinos de la Colonia Primero de Mayo, Casa y Ciudad y los habitantes del área —compuesta por 5 colonias (más de 20 mil habitantes), incluida la colonia del presente trabajo. Este diagnóstico sirvió para la elaboración de un programa no ejecutado de mejora integral.

Formulación de objetivos y estrategias

La práctica fue realizada en el marco de un programa público diseñado en mesas de trabajo por la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal, con representantes de la sociedad civil (entre ellos Casa y Ciudad), y organizaciones comunitarias populares. Tiene uno de sus antecedentes en la atención pública a la mejora de las viviendas populares, retomando la necesidad de atender los espacios públicos conflictivos y con altos índices de marginación social y económica de las colonias; e involucrando a sus habitantes en la toma de decisiones de su entorno, la administración de los recursos financieros, la rendición de cuentas y la evaluación de la ejecución de la política social local.

Movilización de recursos

Los recursos financieros (de proveniencia fiscal), fueron aportados por el Gobierno Central, a través del nuevo Programa Comunitario de Mejoramiento Barrial (formulado en 2007). Los recursos técnicos fueron aportados por Casa y Ciudad; siendo éstos la elaboración del proyecto arquitectónico y su presupuesto, la dirección de las obras y el diseño de los aspectos educativos y de motivación durante la ejecución y después de la entrega a la comunidad, y la creación un consejo para el cuidado y mantenimiento del espacio público rescatado y para la mejora de la colonia. Estos servicios están en parte contratados por el programa y en parte financiados por la cooperación internacional. Los recursos humanos —no pagados, que alentaron la adopción de un plan para rescatar el espacio público, la difusión y la gestión ante las autoridades locales e instancias de servicios urbanos y de prevención para la salud— fueron aportados por la organización Vecinos de la Colonia Primero de Mayo. Las actividades no pagadas, como la contratación de la empresa constructora, la información a la comunidad, la administración de los recursos financieros, la supervisión de los trabajos, la rendición de cuentas y la organización de actividades vecinales, estuvieron a cargo de los comités vecinales.

Proceso

La iniciativa tiene lugar en un contexto político donde el Gobierno central está en manos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierdas; y el Gobierno local, aun siendo del mismo partido, pertenece a una corriente opositora, entre las cuales se disputan espacios políticos. Uno de los principales problemas que se afrontaron fue la compleja relación con el Gobierno local, el cual en un principio se adueño de la autoría de la iniciativa, obligando así a los comités vecinales a mantener una estrategia circunspecta, y a la organización Vecinos de la Colonia Primero de Mayo a una negociación política constante, para evitar roces que pudieran causar, incluso, la no autorización del plan.

La política tradicional de las organizaciones de base comunitaria es la participación en solitario en acciones comunitarias, de tal forma que la ‘ganancia’ recae únicamente sobre ellas mismas. Como planteó Casa y Ciudad, AC, era necesario resolver este problema inicial para poder involucrar a todas las fuerzas comunitarias presentes en el territorio, incluso a las de la oposición. Para conseguirlo, se reflexionó sobre el valor de estas fuerzas para la sostenibilidad del plan y se realizaron alianzas con los vecinos, intentando que éstas se mantuvieran en el tiempo.

En la actualidad permanecen problemas que tienen que ver con el clima de lucha política arriba mencionado, dentro del cual la adjudicación de estas acciones tradicionalmente se relaciona con la coacción de votos. Los procedimientos de la administración pública todavía no permiten una fácil articulación con las sencillas dinámicas vecinales: tiempos y programación, mecanismos fiscales, y la carencia de personal capacitado y sensible, impactan negativamente, propiciando el que unos cuantos vecinos se lucren con el bien común.

Desde 1998 la organización Vecinos de la Colonia Primero de Mayo, con el apoyo técnico de Casa y Ciudad, AC, han realizado seguimientos y propuestas de desarrollo urbano en la zona este de la ciudad. Durante 2006, esta última organización participó en el proceso técnico previo para impulsar un programa de mejora de los barrios populares, y en 2007 intervino en las mesas de trabajo participativas con la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal para formularlo. Con el programa en vigor, Casa y Ciudad y Vecinos de la Colonia Primero de Mayo promovieron la participación de la comunidad en la adjudicación de recursos públicos por concurso, logrando presentar conjuntamente una solicitud. Aprobado el plan, representantes tanto de la organización vecinal como de la comunidad conformaron los comités responsables de su ejecución, y acompañados por Casa y Ciudad, motivaron la intervención de más vecinos para dar sostenibilidad a la iniciativa. El Gobierno central evaluó los objetivos, efectos y metas del proyecto al cabo de un año mediante un informe y una rendición de cuentas, con el objetivo de poder aprobar una segunda etapa de mejoras.

Resultados obtenidos

Gracias al programa se han obtenido los siguientes resultados:

Sostenibilidad

La búsqueda de recursos en especie provenientes de las firmas deportivas internacionales para absorber parte de los costos de mantenimiento y de promoción deportiva se suma a la solicitud de una segunda etapa para el financiamiento gubernamental central de los conceptos restantes del programa; además de la definición de un programa de gestión ante las autoridades locales, que absorberá costos de capacitación ambiental, deportiva y cultural, y el acercamiento periódico de los servicios públicos a la comunidad. Dentro de este programa tienen un lugar las campañas de sensibilización de estudiantes de escuela básica y de la población en general, para instarles a asumir responsabilidades en el trabajo comunitario de cuidado y mantenimiento del espacio, comenzando con señalizaciones y un periódico mural.

Las mujeres se han autopropuesto para los puestos de responsabilidad, y se ha mantenido la inclusión de diversos actores políticos, sobretodo del Gobierno local, con el fin de trabajar los aspectos del respeto y la tolerancia. Esto se ha manifestado en el reglamento para el cuidado del espacio y la rendición de cuentas públicas anuales, a partir de los informes elaborados por los responsables, que deberán ser difundidos en toda la colonia.

Asimismo, la consideración dada a las tradiciones religiosas y culturales de la población, con el diseño y reestructuración de la ermita, la plaza cívica y los distintos torneos deportivos, han sido un primer acercamiento al tema.

En el ámbito medioambiental, el rescate y aumento de las zonas verdes, pretende frenar el deterioro del microclima, consecuencia de la intervención agresiva del entubamiento del canal de desagüe de la Ciudad (antes un río). El mismo objetivo persigue el reciclaje de las edificaciones existentes, con el fin de no aumentar los volúmenes de materiales residuales en el ambiente.

La eficiencia administrativa contribuyó a la definición legislativa para asignar recursos presupuestales en 2008 al programa. El reto es replicar el ejercicio para establecerlo como política pública, en el contexto local de la evaluación de la política social por parte de un Comité creado expresamente.

Lecciones aprendidas

Las actitudes críticas durante el proceso y la difusión de información tergiversada, hasta el punto de apropiarse los vecinos opositores de la autoría de la iniciativa, han llevado a que los miembros del comité reflexionen sobre la poca costumbre de los habitantes de colaborar en este tipo de proyectos, donde todos, no sólo algunos vecinos, participan. La dinámica de sumar fuerzas ha resultado beneficiosa para lograr acciones concretas de mejoras físicas, pero también para la superación de las apropiaciones impuestas sobre el bien común y hasta sobre las tradiciones. Con esta conciencia se trabaja ahora en la segunda etapa, ratificando la estructura organizativa y sometiéndola a una prueba mayor y más compleja: la auto-administración de la ejecución de las obras.

La dimensión de las obras, de más de siete mil metros cuadrados, ha llevado a Vecinos de la Colonia Primero de Mayo a revisar su estrategia de alianzas: vecinos singulares también se revisten de importancia y requieren de un tratamiento especial al tradicionalmente adoptado dentro de la militancia de la organización. De ahí que para una nueva iniciativa en la colonia aledaña, los mecanismos de comunicación, difusión y coordinación sean reevaluados. También Casa y Ciudad ha aprendido que una mayor escala en las acciones comporta metodologías diversas. En particular, los mecanismos de educación, capacitación y formación son aspectos a replantear, potenciar e institucionalizar de cara a futuras experiencias. Todos comparten la necesidad de una comunicación bien estructurada.

En declaraciones oficiales, el Gobierno central, a través de distintas dependencias, ha admitido los resultados positivos en la ejecución de las obras con la participación de responsables de la comunidad como elemento potencial en la conservación y ampliación futura del número de iniciativas, pero ha señalado la importancia de mantener el nivel de calidad de proyectos y ejecuciones y asume que este tipo de acciones conllevan más y mejor información, seguimiento, transparencia y rendiciones sistemáticas de cuentas.

Transferibilidad

El 29 de mayo se dieron a conocer los resultados oficiales de la selección de 2008 de los planes de mejora barrial. De 260 solicitudes, 98 fueron aprobadas, 58 de las cuales son nuevas. Dentro de éstas, se autorizaron recursos fiscales para la ejecución de obras sobre el espacio público en la colonia Damián Carmona, colindante a la del presente trabajo. En el proceso, los miembros de los comités, algunos vecinos, la organización Vecinos de la Colonia Primero de Mayo y Casa y Ciudad intervinieron en reuniones vecinales con los habitantes interesados en promover un plan similar, con el objetivo de transmitir su experiencia.

Como consecuencia, el 20 de junio han sido elegidos diez vecinos como miembros de nuevos comités. En reuniones de coordinación con ellos se ha priorizado una lista de puntos deseables para la ejecución de trabajos. Destacan la comunicación y transparencia a la comunidad, pero sobretodo su progresivo involucramiento, a través de foros de debate abiertos y constantes, para la toma de decisiones colectiva y la información.

La iniciativa ejecutada bebe de experiencias de mejora barrial realizadas en países de Latinoamérica, y en especial de Sudamérica, desde finales de los años ochenta; donde la población organizada ha llevado a cabo la gestión, el diseño y la construcción de sus demandas de servicios e infraestructuras. También han influido en la estructuración del programa las mejoras de las colonias populares de la periferia en México por parte de sus habitantes organizados.

En la presente iniciativa se enfatiza la importancia de la transparencia en el uso de los recursos públicos, asumida por la comunidad; así como la rendición de cuentas en foros públicos, recordando las enseñanzas de iniciativas brasileñas.

A nivel teórico se valoran los resultados del programa Urban en Europa, particularmente de las experiencias en España.

El Gobierno nacional implementa paralelamente, con recursos provenientes en parte de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un programa similar, pero de aplicación en todo el territorio nacional. Este podría ser el escenario, ya dispuesto, para replicar la experiencia.

El que los habitantes participen decidiendo sobre el uso de los recursos públicos en base a ciertos alineamientos, y con un mecanismo paralelo y sistemático de capacitación y educación, reforzaría sus valores y responsabilidades ciudadanas y contribuiría a consolidar la identidad a partir de revalorizar el espacio público como la arena donde las diferencias se manifiestan y se gestionan.

Perfil Financiero

Socio 2007 2008 Total
Comité de Defensa del Barrio Romero Rubio 1 7707.13 7707.13 15414.26
Vecinos de la Colonia Primero de Mayo 2 4816.96 4816.96 9633.91
Casa y Ciudad, AC 3 12.524,08 12.524,08 25.048,17
Secretaria de Desarrollo Social del Distrito Federal 240.847,78 144.508,67 385.356,45
Presupuesto total en US$ 265.895,95 169.556,84 435.452,79

1 No se ha incluido el trabajo voluntario de los miembros de la organización comunitaria de base, ni sus aportaciones en especie.

2 No se ha incluido el trabajo voluntario de 6 miembros de los Comités, ni de los vecinos interesados, ni las cooperaciones en especie de los vecinos.

3 No se ha incluido el valor del acompañamiento educativo, así como los aportes en especie.

Legislación y políticas relacionadas

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal en el presupuesto para el 2008 ha destinado recursos públicos para el programa. El Gobierno central ha declarado un aumento del 62% con respecto a 2007. Además, algunos gobiernos locales han manifestado su participación en proyectos específicos dentro de su demarcación, aunque no es el caso general.

Todavía no existe una propuesta para incluir el programa en la política urbana y social de la ciudad. No obstante, la Ley de Desarrollo Social Local, que promueve el programa Derecho a la Ciudad y el Programa de Desarrollo Social 2007-2012, y establece la recuperación ciudadana de los espacios públicos como una de sus líneas generales; no está aún integrado en la Ley de Participación Ciudadana y a los Códigos de Procedimientos vigentes, que quedan rezagados con respecto a estas novedades. Para incrementar la escala de intervenciones se deberán agilizar los mecanismos del Gobierno central para apoyar y avalar la participación ciudadana, sobretodo en la conformación de las figuras vecinales, que serán las autorizadas para ejecutar el cuidado, mantenimiento y preservación de los espacios, y quienes observarán el cumplimiento de los reglamentos y normativas impulsados por la comunidad.

Desde la administración nacional, se destinan recursos públicos para la modalidad, mejora del entorno urbano, los cuales podrían ser complementarios al marco normativo de la presente iniciativa; pero los mecanismos para su acceso permanecen complejos y rígidos.

Referencias

Gobierno del Distrito Federal  (2008)   «Proyectos seleccionados para el Programa Comunitario de Mejoramiento Barrial»,   Gaceta Oficial del Distrito Federal, 29 de mayo, no. 344, página 17. 
Pantoja, Sara  (2007)   «Proponen un corredor ecológico en el Gran Canal»,   Periódico El Universal, 12 de agosto. 
Gobierno del Distrito Federal  (2007)   «Lineamientos y mecanismos de operación del Programa Comunitario de Mejoramiento Barrial»,   Gaceta Oficial del Distrito Federal, 12 de junio, no. 102, página 2. 
La Jornada  (2007)   «El gobierno de la ciudad financiará proyectos de mejoramiento barrial»,   Periódico La Jornada, 10 de junio. 

Edición del 4-12-2012
Revisión: Mireia Galindo Bragado
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2230.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio