Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2218.html   
Programa de Viviendas para Quilombolas (descendientes de esclavos) (Tocantins, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — provincial/estatal
Agentes — gobierno central; gobierno regional; sector privado; instituciones filantrópicas

Categorías — Equidad de género e inclusión social: funciones y cometidos por razón del género; acceso a los recursos; legislación; eliminación de trabas a la igualdad de género (medidas de discriminación positiva); integración. Arquitectura y diseño urbano: diseño eco-lógico y asequible; diseño comunitario sostenible. Vivienda y derechos humanos: aplicación del derecho a una vivienda digna; propiedad asegurada; dotación de infraestructura pública para una vivienda digna; vivienda accesible; habitabilidad y adecuación cultural de la vivienda.


Contacto Principal

Secretaria de Habitação e Desenvolvimento Urbano do Estado de Tocantins [Departamento de vivienda y desarrollo urbano del estado de Tocantins] — gobierno regional
Raimunda Nonata Moraes de Oliveira
Praça dos Girassóis, Lote 01, Centro. 
Palmas, Tocantins. 
77001-910. 
Teléfono: 0055(63) 32183367 o 0055(63) 32183394. 
Fax: 0055(63) 32183350. 
Web: http://www.habitacao.to.gov.br/


Socio

Caixa Econômica Federal — sector privado
José Messias de Souza [jose_ messias.souza@caixa.gov.br]
104 Norte Avenida LO 2 Conjunto 03 Lote 01A. 
Palmas, Tocantins. 
77006022. 
Teléfono: 0055(63) 4009-8500. 
Fax: 0055(63) 40098540. 
Web: http://www.caixa.gov.br
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Secretaria de Habitação e Desenvolvimento Urbano do Estado de Tocantins — gobierno regional
Aleandro Lacerda Gonçalves [aleandrolacerda@hotmail.com]
Praça dos Girassóis, Lote 01, Centro. 
Palmas, Tocantins. 
77001910. 
Teléfono: 0055(63) 32183350. 
Fax: 0055(63)32187263.
Web: http://www.habitacao.to.gov.br/
Colaboración administrativa.
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Companhia de Saneamento do Tocantins (SANEATINS) [Compañía de Saneamiento de Tocantins] — sector privado
Meire [meire@saneatins.com.br]
302 Norte Rua NS 02 GI-11 Lote 01 e 02. 
Palmas, Tocantins.
77006340. 
Teléfono: 0055(63) 32186616. 
Fax: 0055(63) 32183419.
Web: http://www.saneatins.com.br/
Colaboración técnica.


Socio

Secretaria do Trabalho e Desenvolvimento Social [Departamento de trabajo y desarrollo social del Estado de Tocantins] — gobierno regional
Valquíria Moreira Rezende [valquiria@setas.to.gov.br]
Esplanada das Secretarias Praça dos Girassóis Marco Central. 
Palmas, Tocantins. 
77003902. 
Teléfono: 0055(63) 32181988. 
Fax: 0055(63) 32181988.
Web: http://www.to.gov.br/setas
Colaboración técnica.


Socio

Companhia de Energia Elétrica do Estado do Tocantins (REDE CELTINS) [Compañía de Energía Eléctrica del Estado de Tocantins] — sector privado
Taisa Veloso [taisaveloso@redeceltins.com.br]
104 Norte Av. LO 04 Conjunto 04 Lote 12A. 
Palmas, Tocantins. 
77054970. 
Teléfono: 0055(63) 32195050. 
Fax: 0055(63)32195012.
Web: http://www.celtins.com.br/
Colaboración técnica.


Socio

Instituto do Desenvolvimento Rural do Estado do Tocantins (RURALTINS) [Instituto de desarrollo rural del estado de Tocantins] — gobierno regional
Roberta o Cláudia
302 Norte NS 02 Lotes 01 e 02. 
Palmas, Tocantins. 
77006340. 
Teléfono: 0055(63) 32183101. 
Fax: 0055(63)32183112.
E-mail: presidencia@ruraltins.to.gov.br
Web: http://www.ruraltins.to.gov.br/
Colaboración técnica.


Socio

Instituto da Natureza do Tocantins (NATURATINS) [Instituto de naturaleza de Tocantins] — instituciones filantrópicas
Elaine
Arne 40 G 02 Lote 3A Alameda 01 Centro. 
Palmas, Tocantins. 
77054040. 
Teléfono: (63) 32182603. 
Fax: 0055(63)32182690.
E-mail: presidencia@naturatins.to.gov.br
Web: http://www.naturatins.to.gov.br
Colaboración técnica.


Resumen

El Programa de Viviendas para Quilombolas es una iniciativa puesta en marcha por el Gobierno del Estado de Tocantins, en colaboración con la Caixa Econômica Federal y las prefecturas y comunidades beneficiarias. El programa promueve la construcción de vivienda adecuada [1] respetando a su vez las características étnicas de las comunidades quilombolas (descendientes de esclavos africanos) reconocidas por el Estado. Un aspecto clave es que el diseño arquitectónico respete las costumbres de sus habitantes. Las viviendas miden 49,22 m2 y están equipadas con una cocina de leña, ganchos para colgar las hamacas y un porche. Además de la construcción de viviendas, el programa hace frente a otra necesidad fundamental: mejorar las condiciones de vida de estas comunidades de descendientes de esclavos, previemente olvidadas y marginadas por la sociedad y cuya supervivencia se basa principalmente en la agricultura de subsistencia. Se ha constituido un espacio de trabajo, llamado Centro de Generación de Ingresos, con el propósito de desarrollar el potencial de estas comunidades. Desde él se promueve también la inclusión social de estas familias, asegurando así una participación social efectiva. A día de hoy, de las 17 comunidades quilombolas existentes en Tocantins, 13 están documentadas y 3 de ellas se han beneficiado de la construcción de 145 viviendas para un total de 580 personas. Los planes para la expansión del Programa prevén llegar a otras comunidades.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Tocantins ha comenzado un proceso que supone todo un reto en el área de la igualdad racial, comprometiéndose a acabar con la fragmentación en un estado con una importante población de descendientes de africanos, que sin embargo no se benefician de políticas públicas específicas. En estas comunidades las viviendas no son adecuadas y cuentan con infraestructuras y servicios deficientes.

Establecimiento de prioridades

El programa da prioridad a la construcción de viviendas para familias con ingresos mensuales por debajo de un salario mínimo establecido (aproximadamente 250 dólares EE.UU.), a la reducción del déficit en el parque de viviendas y a la inclusión de proyectos sociales, valorando las tradiciones y los aspectos culturales característicos de estas comunidades. El programa ha sido desarrollado por profesionales del ámbito social e ingenieros, que visitaron conjuntamente las comunidades para identificar sus necesidades.

Formulación de objetivos y estrategias

El objetivo principal ha consistido en encontrar a familias que vivieran en infraviviendas, que tuvieran dificultades financieras, no pudieran comprar una vivienda propia y cuyos ingresos fueran inferiores a un salario mínimo. Las estrategias empleadas se consolidaron con la implicación de los socios, junto con el mantenimiento financiero y técnico del programa, la formación del personal, el apoyo a las familias beneficiarias, la elaboración y el desarrollo del proyecto social, además de la movilización, organización y refuerzo de los líderes de las comunidades.

Movilización de recursos

El Programa de Viviendas para Quilombolas se ha llevado a cabo mediante la colaboración entre, la Caixa Economica Federal, el Presupuesto General de la Unión (gobierno federal) y la Junta del FGTS[2], que han participado con entre 3.000 y 4.000 dolares EE.UU. y por otro lado, el gobierno estatal y las prefecturas del Estado de Tocantins, con inversiones estatales y municipales de 2.000 a 3.000 dólares EE.UU. en 2006. Con el establecimiento del Programa de Viviendas para Quilombolas, la política estatal de vivienda pública se ha visto reforzada, permitiendo financiar a un mayor número de familias necesitadas de viviendas adecuadas. La participación de los socios hizo posible la construcción de 145 viviendas en tres comunidades diferentes, con una inversión de 800.000 dólares EE.UU.. La movilización de los funcionarios públicos y los técnicos responsables de la administración del programa, a través de la formación continua y el asesoramiento del estado, ha contribuido en gran medida a la eficiencia y la efectividad de éste. El establecimiento del programa ha pretendido aumentar la credibilidad y el compromiso de la comunidad para fomentar el uso apropiado de los recursos públicos.

Proceso

Aunque la esclavitud fue abolida hace un siglo, las personas de raza negra están aún al margen de la sociedad, y aún a día de hoy tienen que luchar por su espacio y por mejores condiciones de vida para ganar dignidad, calidad de vida y afirmación como individuos. En 2003, el Gobierno del Estado de Tocantins inició un proceso valiente que supone todo un reto en el área de la igualdad racial, promoviendo políticas públicas específicas. El primer paso fue la publicación del decreto no 4.887/03 firmado por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que posibilitó la solicitud de un certificado de autoreconocimiento de los negros, descendientes de esclavos, emitido por la Fundación Palmares.

El gobierno estatal convocó el Primer Congreso Estatal para el Fomento de la Igualdad Racial de Tocantins, tomando como punto de partida el autoreconocimiento de los negros, y apoyándolo con la formulación de políticas públicas. En esta ocasión el Estado de Tocantins colaboró con el gobierno federal firmando un acuerdo cuyo objetivo era proponer medidas para afrontar el problema. Esta colaboración originó el Programa de Viviendas para Quilombolas de Brasil, establecido por el decreto no 2.483, del 26/05/2005, que da continuación a las medidas, permitiendo a las comunidades reconocidas el proceso de regularización del suelo y, como consecuencia, la posesión de las propiedades en las que viven. Se celebraron diferentes reuniones para el desarrollo del programa, entre ellas las reuniones para el diseño específico de las viviendas quilombolas. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Tocantins envió a su equipo de ingenieros y profesionales del ámbito social a visitar las diferentes poblaciones, tomar notas y conocer las comunidades. Además, se ha contado con la colaboración del gobierno federal, el Departamento de Ciudadanía y Justicia, la Caixa Econômica Federal, las prefecturas municipales y las comunidades.

El objetivo principal del programa ha sido satisfacer la demanda de vivienda existente, procurando a estas familias unas condiciones de vida adecuadas y su inclusión social, asegurando sus derechos fundamentales, entre ellos el derecho a la propiedad. Los miembros de las comunidades han participado activamente en la totalidad del proceso. Un ejemplo de esta participación ha sido su voluntad de utilizar los materiales constructivos tradicionales, y la conservación de la apariencia rústica de la comunidad. Además, se ha situado la cocina en la parte trasera de la vivienda, con un hogar y un horno de leña y con salidas de humo y ventilación a través de elementos perforados. Los quilombolas usan la cocina también como dormitorio. Hay que destacar que la participación de la comunidad es permanente y continua, actuando como beneficiarios y supervisores del proceso.

Resultados obtenidos

En 2006 se construyeron 145 viviendas en tres comunidades, de las que se beneficiaron aproximadamente 580 personas. Se llevaron a cabo con recursos del Fundo de Garantia do Tempo de Serviço [3], del Presupuesto General de la Unión (gobierno federal), y del estado y las prefecturas de Tocantins. La participación voluntaria de los beneficiarios en la construcción y en la supervisión de los materiales utilizados permite la optimización de recursos y el reconocimiento de las viviendas como propias. Otro resultado ha sido el incentivo de la legalización de la propiedad promovida por el Departamento de Vivienda, un requisito previo a la participación en el programa. Con la realización del programa, la comunidad no sólo recibe viviendas sino que, al cumplir una serie de criterios requeridos por los socios, ha llevado a un mayor desarrollo de la misma. Otras infraestructuras de las que se ha dotado a estas comunidades son: el suministro de agua mediante bombeo; la conexión a la red rural de suministro eléctrico, contribuyendo a aumentar la calidad de la educación; el acceso a los medios de comunicación, mediante la televisión; la construcción de un espacio de trabajo llamado Centro Generador de Ingresos, que también se utiliza para la socialización y para charlas socio-educativas sobre medio ambiente, salud y motivación.

La participación de los ancianos ha sido crucial para la recuperación étnica y cultural de la comunidades quilombolas, puesto que actúan como narradores de su historia, transmitiendo el apego cultural de generación en generación. Por ello, en el proyecto arquitectónico el porche se ha respetado, pues sirve de sala de estar donde los dueños de las viviendas conversan, dando continuidad a la cultura narrativa. El reconocimiento de los ancianos como sujetos de derecho, responsables de sí mismos, asegura su permanencia en la zona de vivienda evitando el éxodo rural.

La construcción de viviendas ha fomentado la mejora de la economía local con el comercio de materiales de construcción. Dado que el personal es escaso, algunos miembros de la comunidad ya cualificados para la construcción fueron contratados para el trabajo, mientras que otros colaboraron voluntariamente en el proceso de construcción. La formación en áreas como la artesanía con hierba dorada [capim dourado], la fabricación y enlatado de conservas y el cultivo de verduras (elegidas por la comunidad) contribuirá a la generación de ingresos. La concesión de ayudas a grupos marginales específicos que sufren el impacto directo de la exclusión en la vivienda, además de la falta de fuentes de ingresos, ha cambiado el panorama existente. Los cursos formativos de estrategias de generación de ingresos han permitido la inclusión de los beneficiarios en el mercado laboral; las viviendas se han recibido ya regularizadas y registradas (lo que permite el acceso al crédito); y se ha logrado el reconocimento del papel de los beneficiarios como ciudadanos participantes de su autonomía. El haber dado prioridad a los proyectos arquitectónicos y a las acciones específicas en las comunidades quilombolas, con el fin de preservar sus tradiciones culturales, demuestra el respeto y la preocupación del programa por la preservación de las costumbres de estas comunidades. El reconocimento de las medidas dirigidas a la conservación ambiental y la educación como la creación de zonas verdes en el entorno urbano, charlas educativas sobre el ahorro de agua, la conservación de manantiales y fuentes, prevención de incendios y conservación ambiental, respaldaron el cambio de los comportamientos perjudiciales con el medio y la integración de las comunidades en su habitat.

Lecciones aprendidas

En el desarrollo de programas para diferentes etnias y el reconocimiento social de la diversidad de diferentes grupos étnicos existen siempre ventajas sociales y se disfruta de una especial trascendencia. El desarrollo de políticas públicas que cubran las necesidades específicas de los diferentes grupos étnicos es esencial para asegurar las transformaciones sociales, de acuerdo con los valores universales de justicia social, libertad y dignidad humana. El estado debería promover la garantía de los derechos y el acceso a las ayudas económicas, considerando la diversidad étnica, cultural y social de sus ciudadanos. La misión del estado es reforzar los resultados conseguidos, llevando el programa a otras comunidades respetando sus características propias.

Transferibilidad

La consolidación de la política de vivienda pública ha permitido satisfacer las características propias de algunas culturas dentro de la diversidad étnica de este estado. Teniendo en cuenta este hecho, nuestro propósito es utilizar el modelo aplicado como referencia para continuar la ayuda a otras comunidades: quilombolas, quebradeiras de coco y otras comunidades de la región de Jalapão. El programa es una referencia a nivel estatal por haber centrado la atención en una etnia específica de la sociedad, hasta entonces necesitada de servicios sociales en el área de la vivienda. Con el desarrollo del programa, las familias beneficiarias han podido participar activamente en el proceso, revalorizando y fomentando la cultura local de manera que el modelo de vivienda ha sido más que una simple casa, conviertiéndose en un auténtico hogar.

Legislación y políticas relacionadas

El programa de viviendas para Quilombolas está regulado por la siguiente normativa: Decreto federal no 4.887 (20/11/03). Decreto estatal no 2.483 (26/05/05). Resolución no 460 del gobierno federal (14/12/2005). Ley 1.600 del gobierno del estado (19/08/05).

Referencias

Apolinário Juciene Ricarte  (2001)   Escravidão Negra no Tocantins Colonial [Esclavitud negra en el Tocantins colonial].   Publicado por Secretaria da Cidadania e Justiça/Departamento de Direitos Humanos, 2a edición, 2001. 
Jornal do Tocantins  (2006)   «El gobernador de Tocantins entrega certificados a Quilombolas»,   Jornal do Tocantins, 18/03/2006. 
Damasceno  (2007)   «Marcelo pretende entregar 25.000 viviendas más»,   O jornal, sección Política, Abril de 2007. 
Karynne Katiuzia  (2006)   Los quilombolas reivindican mejores condiciones de vida.   13/05/2006. 
Karynne Katiuzia  (2006)   Los quilombolas son el centro de la discusión actual.   11/05/2006. 

Notas


[1]: Una vivienda adecuada significa algo más que tener un techo bajo el que guarecerse. Significa también disponer de un lugar privado, espacio suficiente, accesibilidad física, seguridad adecuada, seguridad de tenencia, estabilidad y durabilidad estructurales, iluminación, calefacción y ventilación suficientes, una infraestructura básica adecuada que incluya servicios de abastecimiento de agua, saneamiento y eliminación de desechos, factores apropiados de calidad del medio ambiente y relacionados con la salud, y un emplazamiento adecuado y con acceso al trabajo y a los servicios básicos, todo ello a un costo razonable. Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos.
[2]: Fundo de Garantia do Tempo de Serviço (FGTS): fondo compuesto por las cotizaciones de los trabajadores, que funciona como un subsidio de desempleo, pensión de jubilación o para la adquisición de una vivienda propia, entre otros fines.
[3]: ver nota anterior


Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Victoria Fernández Áñez
Revisión: Rodrigo Calvo López
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2218.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio