Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2142.html   
Construyendo puentes para la vida (Mendoza, Argentina)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Argentina
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — árida y semiárida
Ámbito de la actuación — provincial/estatal
Agentes — sector privado; fundación; institución académica o de investigación.

Categorías — Servicios sociales: educación; grupos vulnerables (incluyendo a las mujeres). Infancia y adolescencia: de 0 a 9 años; de 10 años a la edad adulta; salud y nutrición; abusos, trabajo infantil, guerras.


Contacto Principal

Fundación Ayudando a Nacer (Fundacer) — fundación
Susana Francisca Pía de Zannoni
Calle  Tabanera 2954, CP M5500, 
Mendoza, Argentina.

Tel:  +54 0261 4256821 
      +54 0261 4255447
      +54 0261 4380311
E-mail: fundacer@ciudad.com.ar


Organización Nominadora

Servicio de Neonatología del Hospital Luis Carlos Lagomaggiore — gobierno local
Luis Argés [larges@fcm.uncu.edu.ar]. Jefe de Sección de Neonatología
 
Calle Timoteo Gordillo s/n, CP  M5500GLC
Mendoza,  Argentina. 

Tel:  +54 0261 4134688
Fax:  +54 0261 4134689
E-mail: lagoneo@gmail.com.ar


Socio

Fundación Gutenberg — fundación
Susana Simmons [susanasimmons@hotmail.com]
Calle Maipú 324, CP M5500
Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4304584
E-mail: gutenberg@arlinkbbt.com.ar
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Diario Los Andes — sector privado
Gabriel Frajberg
Calle San Martín 1049,  CP M5500,
Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4491200 
     +54 0261 4202222
E-mail: politica@losandes.com.ar
Web: http://www.losandes.com.ar
Colaboración financiera.


Socio

Samuel García Montoro — sector privado
Avda. España 776. Piso 5, Departamento 2,
CP M5500, Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4485260
Colaboración financiera.


Socio

Fundación Milckbruche — fundación
Graciela Bernal
Halensee Str.  Straße  9-10711
Berlín, Alemania.

E-mail: vmensenkampff@compuserve.de
Colaboración financiera.


Socio

Transporte Rodríguez Hnos S.A. — sector privado
Andrés Rodríguez
Calle Mitre 1874, CP 5519,
San José,  Guaymallén, Mendoza, Argentina

Tel: +54 0261 4454444
E-mail: rht.mza@rht.com.ar
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Universidad Congreso — institución académica o de investigación
Marisa Pimienta
Calle Colón  y  9 de Julio,  CP 5500,
Mendoza, Argentina.

Telefax: +54 0261 4230630
E-mail: ucongreso@ucongreso.edu.ar
dit@ucongreso.edu.ar
Colaboración técnica.


Socio

Ada Ponzo — sector privado
Calle  Martines de Rosas 1924, piso 6
CP M5500, Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4293620
E-mail: adaponzo@arlinkbbt.com.ar
Colaboración administrativa.
Colaboración técnica.


Socio

NA Producciones — sector privado
Soledad Lores
Calle 9  de Julio 3524,  CP B7600GZZ, 
Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina.

Tel: +54 0223 4729616 
     +54 0233 4729372 
     +54 0233 4744082
E-mail: recepcion@naproducciones.com.ar
Colaboración financiera.
Colaboración administrativa.


Socio

Bodega Zuccardi — sector privado
Susana Esquinazi
Calle Ruta Provincial  33, CP M5531,
Maipú, Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4410000
E-mail: sesquinazi@familiazuccardi.com
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Villavicencio — sector privado
Gabriel Colombo [gabriel.colombo@danone.com]
Calle Ruta Provincial 52, Kilómetro 16.5,
CP M5519, Las Heras, Mendoza, Argentina.

Tel: +54 0261 4992009
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.

Resumen

La iniciativa se desarrolla en el Servicio Materno Infantil del Hospital Público Luis Lagomaggiore de Mendoza. Dada su especialización (embarazos, partos, puerperios y atención de recién nacid@s de alto riesgo), es un centro de derivación de máxima complejidad que atiende a pacientes procedentes de sectores vulnerables de toda la provincia, sin obra social ni coberturas de medicina prepagada. Atiende un promedio de 7.000 partos anuales, de los cuales aproximadamente entre un 12 y 15% requieren del ingreso de l@s bebés prematur@s y patológic@s (por lapsos que varían entre días y meses de acuerdo a la complejidad del cuadro), en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)[1]. Desde este espacio, Fundacer interviene (en particular en la problemática de la prematurez fetal[2]), a través de variadas estrategias tendientes a humanizar la atención del recién nacido de alto riesgo y de su familia, eliminando factores que contribuyen a una maternidad deshumanizada y protegiendo y promoviendo la lactancia materna, a fin de disminuir la mortalidad infantil. Los ejes de la iniciativa se enfocan tanto a la prevención como al apoyo, contención, formación y asesoramiento de un promedio de 1.000 familias al año, afectadas por esta compleja circunstancia. La creación del Centro Provincial de Seguimiento Neonatal, que atiende a más de 4.000 consultas al año, del primer Lactario de Leche Humana (LLH)[3] en un servicio de salud pública provincial, de la Sala de Padres, la Residencia para Madres, el Estar Maternal o Pre-alta conjunta madre-hijo, entre otras estrategias, han permitido una adecuada atención y contención de las familias, en particular de las mujeres, y una significativa disminución de los días de internación de estos bebés. Se ha logrado también prevenir enfermedades posteriores, disminuir índices de reingresos y de mortalidad, mejorar la calidad de sobrevida de los bebés y restablecer el hábito de la lactancia materna[4].

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

L@s bebés permanecían aislados en la UCIN[6], observándose desapego y abandono familiar, parcial o total. El bebé recibía alimentación parenteral o leche de fórmula artificial. La escasa formación de los padres (en derechos y deberes como papás de niñ@s de alto riesgo, valor de la lactancia, etc), sumado a su vulnerabilidad social y a las estructuras de atención médica instaladas, no permitían prevenir ni acompañar a las familias en esta circunstancia y favorecer la superviviencia y el desarrollo normal del bebé prematuro o patológico.

Establecimiento de prioridades

El Consejo de Administración, constituido en su mayoría por mujeres, toma sus decisiones a través del consenso, siendo su prioridad principal realizar una tarea altruista y detectar necesidades en pos de la disminución de la mortalidad infantil y la mejora de las condiciones de vida de las madres y sus bebés internados en la UCIN.

Los ejes de trabajo son:

  1. Prevención. Propicia el adecuado control del embarazo y la prevención del parto prematuro, así como los cuidados especializados que requiere un niño prematuro en sus primeros años de vida, para su normal desarrollo.
  2. Contención, asesoramiento y apoyo familiar. Tiene en cuenta problemáticas ligadas a la realidad diaria de l@s beneficiari@s: escasos niveles de educación formal, viviendas lejanas al hospital, desempleo o trabajo precario, madres adolescentes, modelos familiares rígidos y con estereotipos en los roles femeninos y masculinos, multiparidad, nuevos tipos de familias, etc.

Formulación de objetivos y estrategias

Con el apoyo de profesionales del hospital, y a través de la observación directa y reflexión sobre las necesidades, barreras y/o falencias del sector, fue posible consensuar objetivos y estrategias tendientes a humanizar el hospital e instalar políticas de salud tendientes a brindar atención y contención adecuada a las mujeres de sectores vulnerables afectadas y a disminuir la morbi-mortalidad infantil.

Con criterios de asociatividad y aportes de empresarios y particulares del sector académico, político y comunitario se logra la meta de restablecer la lactancia materna, aspecto vital en la superviviencia del bebé, a través de estrategias que permitieron ir rompiendo resistencias al cambio en la estructura del servicio, lograr mayor información y compromiso familiar con el recien nacido, permitir el acceso de padres a la UCIN, extraer y conservar la leche materna a través del lactario, y lograr la permanencia de las madres en el circuito del servicio gracias a iniciativas como la Residencia para Madres y Pre-alta, etc.

En cuanto a género, se trabaja en la reflexión con la población destinataria sobre estructuras familiares estereotipadas que delegan en la madre la única responsabilidad en el cuidado de sus hijos.

Movilización de recursos

Los recursos financieros provienen de la colaboración de empresas y particulares de la región (donaciones) y de eventos a beneficio que organiza Fundacer. La organización no ha contado nunca con asistencia bilateral y/o multilateral.

El equipo de Fundacer (a través de su tesorera) administra y gestiona estos recursos, con auditorías bianuales de acuerdo a las reglamentaciones vigentes de la Inspección de Sociedades.

Los recursos técnicos provienen del Servicio de Neonatología del Hospital Lagomaggiore (equipamiento del servicio), así como de las adquisiciones para infraestructura y equipamiento tecnológico especializado adquiridos con fondos de Fundacer.

Un ejemplo de material adquirido por la fundación es el equipamiento del lactario que consta de un equipo de esterilización, bombas extractoras de leche, mesadas, heladera, sillas adecuadas, recipientes para la conservación de la leche materna extraída. En 2004 Fundacer donó al Servicio de Neonatología un transductor para ecógrafo por un valor de 25.000 dólares.

Para el Centro Provincial de Seguimiento Neoanatal se requirió de materiales necesarios tanto para la construcción del centro como para su equipamiento, al igual que en la Pre-Alta o el Estar Maternal. Fundacer ha estado al frente de las remodelaciones posteriores, proveyendo los materiales.

En la Residencia para Madres, Fundacer realizó el aporte de todo el mobiliario y continúa a cargo de la gestión de este espacio. Actualmente la fundación realiza un Programa de Laborterapia (costura y pintura) en esta sala para lo cual adquiere todos los materiales necesarios.

Los recursos humanos que se movilizan en esta iniciativa están constituidos por el Consejo de Administración de Fundacer, miembros activos de la fundación, profesionales médicos y de enfermería del Hospital Lagomaggiore (con salarios a cargo del hospital) y un nutrido cuerpo de voluntariado, en su mayoría mujeres, que pertenece a familias de la comunidad mendocina.

Proceso

El aislamiento de l@s bebés prematuros en la UCIN constituía una barrera con variados impactos. La estructura del servicio, al poner en marcha esta iniciativa, impedía el contacto directo del bebé con su madre, así como establecer un vínculo y recibir expresiones de afecto, especialmente de sus madres y otros miembros de la familia directa, que resultan vitales para la supervivencia y el desarrollo de est@s bebés.

Dado que las estadías en Neonatología alcanzan períodos largos, a veces hasta de meses, esta política hospitalaria favorecía el desapego y el abandono total o parcial del bebé.

No existía conciencia de la importancia y valor de la lactancia materna. Si bien los niños de muy bajo peso eran y son nutridos por vía endovenosa en base a alimentación parenteral, cuando era posible comenzar con la alimentación oral (ya sea por sonda nasogástrica o por succión), se prefería la leche de fórmula, pues los protocolos del servicio impedían contar con la presencia de las madres para amamantar de forma directa a sus bebés o contar con leche materna debidamente extraída, conservada y esterilizada.

Las madres, por otra parte, al no extraerse de forma sostenida su propia leche, ni amamantar, ni tener conciencia del valor de la lactancia, espaciaban sus visitas a la UCIN, y al momento del alta del bebé no sólo habían disminuido significativamente su producción de leche, sino que se observaba cierto desapego afectivo y un total desconocimiento de cómo brindar los cuidados especiales requeridos y contribuir a la recuperación total de sus bebés. Desconocían, asimismo, los derechos que como padres tenían sobre sus hijos hospitalizados.

Penetrar en una estructura hospitalaria tan crítica como lo es la UCIN, y lograr incorporar testigos de las prácticas (los padres, los miembros y l@s voluntario@s de Fundacer) no fue una tarea sencilla para la organización.

Sin embargo, parte del equipo médico hospitalario, basado en experiencias instaladas en otros países y en la única experiencia de esta índole en Argentina en ese momento —Maternidad Sardá—, se alió a las estrategias propuestas por la organización, facilitando los procesos de toma de decisiones y su concreción.

Las intervenciones de la organización, por último, contribuyen a satisfacer las necesidades básicas de l@s bebés prematur@s y de las propias madres, tanto en el plano orgánico como afectivo y permiten la práctica efectiva de los derechos de los padres y de los niños hospitalizados. En este sentido, tuvieron significativa importancia los Programas de educación para la salud dictados a través de charlas a los padres y los talleres sobre sus derechos. En este plano, se recalca que los derechos de los niño@s hospitalizados se enmarcan dentro de los derechos ciudadanos que son inherentes a cualquier persona, desde el momento mismo de su nacimiento.

Los instrumentos que se utilizaron para evaluar el rendimiento de las estrategias implementadas son:

Resultados obtenidos

Se logra la meta de restablecer la lactancia materna. El 100% de las madres con hij@s en la UCIN y que están en condiciones de extraerse leche materna lo hacen a través del LLH. Se obtiene un promedio de 38 litros de leche materna mensuales, aunque este dato es variable, dependiendo de la cantidad de bebés internados, del tiempo de internación y de que las madres realicen el registro de extracción en planillas correspondientes. La capacidad operativa del lactario es utilizada a pleno.

Con el apoyo del personal de enfermería y el accionar del Centro Provincial de Seguimiento Neonatal (que atiende a más de 400 consultas mensuales) se han prolongado los períodos la lactancia como mínimo hasta los seis meses de vida.

Un trabajo de investigación realizado en el Hospital Lagomaggiore y publicado en España en 2004 por Torres,G. y Argés, L., pudo demostrar la disminución de al menos un día de asistencia respiratoria mecánica, de tres días de ingreso en UCIN y de seis días en el tiempo total de internación en ese grupo de más alto riesgo con el uso precoz y sostenido de leche humana. A su vez, esos niños tuvieron menos días de ayuno, tardaron cuatro días menos en recuperar el peso de nacimiento y crecieron en peso y en longitud corporal más rápidamente.

Las estrategias vigentes (LLH, Centro Provincial de Seguimiento Neonatal, Residencia para Madres, y Estar), y las actividades que en ellas se desarrollan han permitido atender la problemática de la maternidad deshumanizada y formar a la familia (a través de charlas, cartillas, folletos informativos, etc).

Durante el 2007 todas las madres residentes en lugares alejados del hospital (177 en total) se han alojado en la Residencia para Madres. Se ha logrado comprometer a los padres y hacerlos participar de la necesaria tríada madre-padre-bebé, con lo cual se ha generado una mayor funcionalidad en los roles familiares y la ruptura de estereotipos de género.

Todas las familias han sido apoyadas con recursos para transporte, pañales, ropa de bebé y de adulto, contención, información, guía en trámites, etc. La barreras iniciales del servicio fueron superadas logrando una mejora en la coordinación e integración entre todos los actores, así como un cambio en las políticas de atención de la UCIN. Las capacidades institucionales fueron mejoradas a través de nuevas tecnologías para el servicio, incorporación y especialización de recursos humanos, etc.

Sostenibilidad

Para Fundacer la sostenibilidad se garantiza a través de la claridad de su misión: disminuir la morbimortalidad infantil y su universalidad.

Fundacer ha sido siempre clara en que las necesidades de la población deben ser cubiertas por el Estado. Por ello, cuando la estrategia llevada adelante por la fundación comienza a funcionar de manera aceitada, se traslada al efector natural (Estado provincial o municipal) quien la empieza a financiar incluyéndola en su presupuesto. Como ya se ha dicho, los recursos materiales para realizar las obras y proyectos de Fundacer provienen de eventos a beneficio, donaciones de particulares y empresas del medio.

La sostenibilidad social y cultural de esta práctica se centra en los conceptos visibles de género al promover la atención integral del niño y su familia (nótese que no hablamos solo de mujeres) y al contribuir a la comprensión de que el niño forma una tríada con su mamá y su papá. Por lo tanto, no es sólo la mujer la encargada de ofrecer afecto y cuidados al niño, sino ambos.

Asimismo, Fundacer trabaja con mujeres y familias provenientes de distintos lugares de la Provincia de Mendoza, inmigrantes de otras provincias e incluso de otros países, haciendo esfuerzos por ofrecer a estas familias un hogar, un lugar que les sea propio, en el que se sientan cómodos, teniendo en cuenta su origen social y cultural. Por ello, la replicabilidad se encuentra garantizada dado que sería fácilmente imitable en otros espacios y lugares, y hasta en condiciones en apariencia disímiles.

Fundacer ha logrado que el Estado Provincial incluyera en su presupuesto, mediante la Resolución del Ministerio de Salud 1871 del año 1993 al Centro Provincial de Seguimiento para Niños de Alto Riesgo. También se encuentra en etapa de aprobación en la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza el proyecto Banco de Leche Humana de Referencia.

Lecciones aprendidas

Debido a la problemática objeto del trabajo de Fundacer, una de las lecciones aprendidas se centra en la necesidad de lograr una estructura de funcionamiento basada en la asociatividad y la cooperación. Las estrategias necesarias para instalar el valor de la lactancia materna como el mejor alimento para el recién nacido, optimizar vínculos madre-hij@-padre para la recuperación del recién nacido y brindar contención, información y formación de las familias, entre otras, no podrían efectivizarse sin la presencia de un ámbito de salud especializado, así como sin la cooperación de organismos públicos rectores, empresas, instituciones académicas y comunidad en general.

Se destaca, como lección aprendida, que es necesario actuar para fortalecer y propiciar la toma de conciencia de los efectores naturales, impulsando, una vez que la estrategia funciona y es valorada, la sostenibilidad de la misma en la propia estructura de estos [efectores?] naturales. Esta lección se ha incorporado y logrado en el ámbito de actuación (el hospital) de la organización.

Otra lección aprendida -que impacta en cualquier proceso de transferencia a otras iniciativas similares- implica afirmar que el éxito de las estrategias está estrechamente relacionado con el contexto en las que éstas se quieran desarrollar. Esto implica aplicar buenos criterios de observación y registro de las necesidades específicas de las poblaciones beneficiarias y de los ámbitos de salud en los cuales se quiere desarrollar este tipo de iniciativas.

Transferibilidad

Fundacer se nutrió en parte de la experiencia y los conocimientos de quienes trabajan en el Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, dado que ellos son pioneros en la humanización de la atención de los recién nacidos de alto riesgo. Durante su historia, Fundacer contactó en numerosas ocuasiones con el doctor Miguel Larguía, jefe de División Neonatología del Hospital Sardá; se realizaron visitas a ese hospital para observar el funcionamiento de los servicios y las actividades. Este contacto se ha mantenido en el tiempo, funcionando como consultores de Fundacer para mejorar cada vez más su funcionamiento y alcanzar el logro de sus objetivos.

El proceso de replicación ha comenzado para Fundacer hace varios años. Fundamentalmente se intentó siempre movilizar a los directivos y el personal de los efectores de salud para crear conciencia sobre la importancia de tener un lactario de leche humana y una residencia para madres y humanizar la atención del recién nacido de alto riesgo. Este proceso comenzó durante los años 90 en el Hospital Perrupato de San Martín, Mendoza. Allí se colaboró intentando transmitir la experiencia y el trabajo de Fundacer para la creación de una organización que se dedicara a ayudar a los bebés internados en la UCIN y sus familias. Actualmente el Hospital Perrupato cuenta con Lactario, Pre-Alta y Residencia para Madres.

En el sur de Mendoza, en el departamento de San Rafael, también se colaboró en la creación de grupos de apoyo a la lactancia materna y en la concientización de los directivos y el personal del hospital regional, Hospital Schestakow. Se buscó generar la necesidad de trabajar en lactancia materna y otorgar valor a los espacios que se iban creando.

Como parte del proceso de transferencia de esta práctica, Fundacer construyó y equipó el Lactario de Leche Humana del Hospital Pediátrico Dr. Humberto Notti en 1998, hospital de referencia en pediatría del oeste argentino. Se hicieron numerosas reuniones para explicar la práctica, los pasos a seguir, las necesidades y mostrar así la importancia de hacer un diagnóstico propio de su población para dar lugar a la creación del LLH. Finalmente se inauguró y actualmente continua en funcionamiento.

El Hospital Emilio Civit de Mendoza, antigua maternidad de la provincia y hospital pediátrico, contaba con un módulo para las madres que tenían a sus bebés internados contigua a la Sala de Reingresos. Con la construcción e inauguración del Hospital Pediátrico Humberto Notti, en 1992, Fundacer trasladó el módulo al Hospital Paroissien de Maipú, Mendoza. Este módulo estaba adecuadamente equipado para ser utilizado como Sala de Madres, el cual desapareció cuando se construyó la nueva Maternidad y se incluyó en el edificio.

Fundacer se siente profundamente comprometida con la replicación y el desarrollo de su práctica por parte de otros actores. La fundación considera que de nada sirve guardar su experiencia y no hacerla extensiva a otras organizaciones de la sociedad civil y del Estado.

Políticas o legislación relacionadas

El impacto e importancia de la misión y las prácticas de Fundacer y del Hospital Lagomaggiore se ven reflejadas en el ámbito de la política o legislación provincial en:

Perfil Financiero

Socio (en %)200520062007
Fundación Gutenberg 4,841413
Diario Los Andes19,5231 
Samuel García Montoro 14,6418 
Milckbruche61  
Transporte Rodríguez 8 
Universidad Congreso 29 
Ada Ponzo  22,5
NA Producciones  22,5
Bodegas Zuccardi  22,5
Villavicencio  19,5

Referencias

Los Andes  (2007)   «Nueva ley: crearán un Banco de Leche Materna en el Lagomaggiore»,   Diario Los Andes, 8 de agosto. 

Los Andes  (2007)   «Pionero en la región: Crearán un banco de leche materna para reducir la mortalidad infantil»,   Diario Los Andes, 1 de julio. 

OSEP  (2007)   «Alimentación en el recién nacido»,   Revista OSEP, Obra Social de Empleados Públicos, año 4, número 45, noviembre. 

Los Andes  (2006)   «Salud: Mendoza tendrá un banco de leche humana»,   Diario Los Andes, 4 de agosto. 

Fundacer  (2003)   Contextos que dificultan la lactancia,   en Congreso Provincial de Atención Primaria de la Salud. Octubre, 6pp. 
Argés L., Brancatelli F., Fundacer et all  (2003)   Consultorio de Seguimiento del Recién Nacido de Alto Riesgo: Deserción, un problema multifactorial,   en Congreso Provincial de Atención Primaria de la Salud. Octubre, 24pp. 
Los Andes  (2003)   «Vidas solidarias: miman y contienen a los bebes prematuros»,   Diario Los Andes, 10 de enero. 

Notas


[1]: La posibilidad de supervivencia de un bebé de alto riesgo depende de múltiples factores entre los que pueden señalarse el peso, el nivel de madurez que alcanzó el organismo, las posibilidades de atención especializada, la alimentación con leche materna y el afecto recibido de otros humanos, especialmente de su propia familia.
[2]: El índice de mortalidad infantil es de 10,2% en la Provincia de Mendoza y la prematurez es una de sus principales causas. Asimismo, 6 de cada 10 bebés que nacen fuera de término padecen trastornos en su desarrollo y 5 de esos niños provienen de familias de sectores vulnerables en los que el control del embarazo es escaso o nulo, la salud de las madres es precaria, etc. (Datos del Ministerio de Salud de la Provincia de Mendoza).
[3]: Se entiende por Lactario de Leche Humana el sector en el cual se extrae leche materna sin procesar, higiénicamente segura gracias al cumplimiento de las normas y procedimientos establecidos a través del Análisis de Riesgo y Determinación de los Puntos Críticos de Control (ARPCC). La evidencia científica y las máximas recomendaciones de los organismos internacionales que regulan las acciones de salud de los niños —la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)— demuestran que el consumo de leche humana es una de las acciones sanitarias más importantes en el control y la disminución de la mortalidad infantil y de la morbilidad por infecciones respiratorias y diarreas y es un factor decisivo en el desarrollo intelectual.
[4]: Está ampliamente demostrado, a través de varios trabajos de investigación de autores reconocidos en el ámbito neonatal y perinatal, que el uso y consumo de leche humana en los bebés prematuros de muy bajo peso al nacer (menos de 1.500 gramos de peso al nacer y una edad gestacional menor de 32 semanas) trae enormes beneficios relacionados con la disminución de la mortalidad, de las complicaciones infecciosas y de la estadía en la internación.
[5]: Nuestro LLH, de acuerdo a su envergadura y organización, es uno de los tres más importantes del país dentro de un hospital estatal.
[6]: La práctica de la UCIN antes de la intervención de Fundacer prohibía a los padres acercarse (alegando razones de higiene) a sus hijos nacidos de alto riesgo. Solo podían establecer contacto lejano a través de un vidrio. Esta fue una de las principales barreras que logra romper la organización, dando lugar al conjunto de acciones de prevención, asistencia y acompañamiento necesarias para el logro de su misión.


Edición del 13-11-2008
Revisión: Susana Simón Tenorio
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2142.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio