Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2121.html   
Protección del hábitat de desove de las tortugas marinas (Tortuguero, Costa Rica)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Costa Rica
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — isleña
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — organización de base comunitaria (OBC); gobierno local; sector privado; asociación de profesionales.

Categorías — Gestión ambiental: reducción de la contaminación; sostenibilidad ecológica; gestión de recursos. Infraestructuras, comunicaciones y transporte: gestión y tratamiento de residuos. Modelos de producción y consumo: reciclaje y reutilización de residuos.


Contacto Principal

Asociación Acueducto Rural Barra de Tortuguero — organización de base comunitaria (OBC)
Enrique Obando

Barra de Tortuguero, Pococí, Limón, Costa Rica.

Teléfonos: (+506) 8819 6660, (+506) 8361 0682 

E-mail: abcbonilla@asamblea.go.cr
maradavila@hotmail.com


Socio

Municipalidad de Pococí — gobierno local
Enrique Alfaro

Guápiles de Pococí, Limón, Costa Rica.

Colaboración administrativa.


Socio

Phillip Morris - Tabacalera Costarricense S.A. — sector privado
Susana Salas

Santa Ana, San José, Costa Rica.

Colaboración financiera.


Socio

Asociación de Guías de Turismo — asociación de profesionales
Eddie Ranking

Barra de Tortuguero, Pococí, Limón, Costa Rica.

Colaboración financiera.


Socio

Caribbean Conservation Corporation — sector privado
Roxana Sellman

Barra de Tortuguero, Pococí, Limón, Costa Rica.

Colaboración financiera.

Resumen

La Asociación Acueducto Rural Barra de Tortuguero ha conseguido erradicar la basura de las playas donde tiene lugar el desove de varias especies de tortugas marinas. Del mismo modo, ha logrado establecer un sistema de gestión de los residuos recogidos que ya genera beneficios gracias a la venta de material reciclado.

En el futuro inmediato, la asociación continuará con un proceso de mejora de la limpieza regular de las playas como medida preventiva frente a la amenaza que suponen los numerosos turistas que visitan la zona. También se está trabajando para ampliar los servicios de gestión de residuos y tratamiento de aguas en Barra de Colorado y de Parismina.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

En 2006, Tortuguero se enfrentaba a un grave problema de gestión de residuos. Éstos se incineraban a cielo abierto, eran enterrados y se acumulaban de manera incontrolada en las mismas playas donde diversas especies de tortugas acuden todos los años a desovar. Además hubo un brote de dengue que mantuvo al Estado y a la Municipalidad en estado de alerta, que incluso provocó la suspensión de diversas actividades públicas.

Establecimiento de prioridades

La Asociación reunió a representantes de los ciudadanos y de los negocios locales para emprender la recuperación ambiental del área de trabajo. Líderes de la comunidad, vecinos, hoteleros y otros empresarios autónomos debían llevar a cabo, por sí mismos, la tarea de restaurar un lugar abandonado para convertirlo en el centro de operaciones de la planta de reciclaje.

La Municipalidad aportó fondos para pagar a dos empleados, mientras que la Asociación de Guías de Turismo donó un vehículo nuevo de tres ruedas, y la Caribbean Conservation Corporation llevó a cabo la compra de un vehículo para la recogida de basura y la de una máquina de compactación.

En una etapa posterior, Phillip Morris proporcionó los fondos necesarios para la construcción del muro en el muelle y otros gastos administrativos y operativos

Formulación de objetivos y estrategias

El objetivo principal era establecer un sistema de recolección de basura y de reciclaje para proteger el medio y a las especies de tortugas marinas que desovan en la isla.

Entre las principales estrategias figuraba la de implicar tanto a los residentes como al comercio local para que pagaran una cuota por la recogida selectiva de residuos, organizada en una primera etapa en torno al reciclaje de cartón, vidrio y plástico, y a la venta de material reciclado a otras empresas. También se trabajó para aumentar la concienciación ciudadana sobre la importancia de mantener limpio el hábitat de desove de las tortugas marinas.

El señor Enrique Obando, presidente de la Asociación, ha tenido un papel destacado en el logro de la realización de las ideas e iniciativas.

Movilización de recursos

En agosto de 2006 tuvo lugar la unión de esfuerzos entre el Municipio de Pococí, la Asociación de Guías de Turismo y la Caribbean Conservation Corporation. Estas tres entidades prestaron su apoyo a la Asociación en el desafío de establecer el proyecto, aportando cada una de ellas los medios necesarios que permitieran a la Asociación tener capacidad financiera suficiente para iniciar las actividades.

El apoyo financiero de Phillip Morris en 2007 también ha sido fundamental. Gracias a los fondos aportados por esta compañía se fortalecieron la maquinaria y otros elementos necesarios para la continuidad y el crecimiento de la iniciativa.

Proceso

La disposición de la comunidad y el comercio local para ser co-partícipes de la iniciativa ha sido clave en todo este proceso. Esta participación tiene lugar, por un lado, a través de la recogida selectiva de basuras, y por otro, adquiriendo nuevos hábitos respetuosos con el medio ambiente, como son no tirar los desperdicios al suelo y no depositarlos en las playas donde desovan las tortugas marinas.

Sin embargo, la Asociación ha tenido que afrontar problemas con el Estado y la Municipalidad: ambos reclaman el título de propiedad sobre la Barra de Tortuguero, obviando a los pobladores que llevan décadas habitando ese lugar.

En cuanto al alcance o la eficacia del proyecto, la mejor evaluación es la visual: no hay basura en la playa.

Resultados obtenidos

El éxito ha sido abrumador, no sólo porque se ha limpiado el 100% de la basura de las playas, sino también porque el proyecto ha implicado la conservación de especies de tortugas marinas y el establecimiento de un programa de recogida de basura económicamente sostenible gracias a la venta del material reciclado. Como resultado de todo esto, ha habido una mejora en la calidad de vida de las más de 1.200 personas que residen en la isla, así como en la seguridad y la protección ambiental para el desove de las miles de tortugas marinas que acuden cada año a las playas de Tortuguero; importante lugar de atracción turística, gracias a la belleza natural de sus parajes. Como consecuencia los residentes y el comercio local han tomado conciencia de la importancia de la conservación del medio ambiente en aras de la coexistencia de todos.

Tortuguero es el lugar más importante del Caribe occidental para el desove de la tortuga verde (Chelonia mydas). Además, una de las especies de tortuga marina en peligro de extinción, la tortuga laúd, desova también en las playas de la isla; por este motivo, es un éxito haber logrado asegurar la sostenibilidad del hábitat natural de reproducción de estas especies.

Sostenibilidad

Lecciones aprendidas

El tema del reciclaje ya había sido considerado con anterioridad por distintos grupos. Para nosotros, establecer un proyecto de gestión de residuos suponía, por un lado, poner en marcha métodos y sistemas ya probados, y, por otro, aprender a vivir entre la flora y la fauna de forma saludable. Reconocemos que aún falta un largo camino por recorrer, pero nuestra mayor satisfacción en este proceso ha sido probar, una vez más, que es posible realizar cambios radicales en una sociedad, lo que demuestra además, que incluso los seres humanos pueden vivir en medio de la naturaleza, no sólo sin destruirla, sino también protegiéndola.

Transferibilidad

Tenemos la esperanza de que esta experiencia pueda ser transferida a otras comunidades que tengan condiciones geográficas similares a las nuestras —islas o zonas apartadas, de gran biodiversidad y que carezcan de un sistema de recogida de residuos— como ha sido el caso de Barra de Colorado y Parismina.

Perfil Financiero

Socio Aportación

Municipalidad de Pococí (Agosto 2006- Agosto2008)

24.000

Phillip Morris (Agosto 2007)

25.000

Asociación de Guías de Turismo (Agosto 2006)

13.600

Caribbean Conservation Corporation (Agosto 2006)

2.600

Todos los datos están expresado en dólares EE.UU.


Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: César Corrochano Barba
Revisión: Javier Moñivas Ramos
Carlos Jiménez Romera

Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2121.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio