Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2022.html   
Restituyendo la ciudadanía y buscando la dignidad (Itapecuru Mirim, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — costera
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno central

Categorías — Equidad de género e inclusión social: integración, acceso a los recursos, eliminación de trabas a la igualdad de género (medidas de discriminación positiva), fomento del auto-liderazgo de las mujeres, funciones y cometidos por razón del género. Erradicación de la pobreza: generación de ingresos, acceso igualitario al empleo, la formación y el crédito, acceso a créditos, formación profesional, creación de puestos de trabajo.


Contacto Principal

Unión del Club de las Madres - Itapecuru Mirim — sector privado
Maria Raimunda Licá Correia
Mothers’ Clubs Union - Itapecuru Mirim
Povoado Vinagre, s/n Zona Rural
65485-000
Itapecuru Mirim 
Estado de Maranhão
Brasil
Telefono: 55 98 34631681   
E-mail: hllpessoa@hotmail.com


Organización Nominadora

Caixa Econômica Federal — fundación
Emmanuel Carlos de Araujo Braz
SBS-Quadra 4-Lotes 3 e 4 11º andar - GEIPA
70092-900
Brasília
Distrito Federal
Brasil
Telefono: 55 61 32069800
Fax: 55 61 32068622 
E-mail: geipa@caixa.gov.br


Socio

Caixa Econômica Federal-Departamento regional — fundación
José Carlos Nunes

Rua de Nazaré e Odyllo, 377
65010-410
São Luiz
Maranhão
Brasil
Phone: 55 98 32120247
Fax: 55 98 32120289 
E-mail: sr2654ma@caixa.gov.br
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Oficina del alcalde de Itapecuru Mirim — gobierno local
Antônio da Cruz Filgueira Junior

Praça Gomes de Souza, s/n
65485-000
Itapecuru Mirim
Maranhão 
Brasil
Phone and Fax: 55 98 34632835 
E-mail: mailto:
Colaboración financiera.


Socio

Sindicato de trabajadores rurales - Itapecuro Mirim — asociación de profesionales
Maria Domingas Marques Pinto

Rua 1º de Maio, 259
65485-000
Itapecuru Mirim
Maranhão
Brasil
Telefono y Fax: 55 98 34631983 
Colaboración técnica.
Colaboración política.


Socio

Planeja-Asesoría, Consultoría y Capacitación en Desarrollo Sostenible — sector privado
Vera Lúcia Costa and Silva

Praça Gomes de Souza, 490/206
65010-250
São Luiz
Maranhão
Brasil
Telefono y Fax: 55 98 32227259 
E-mail: planeja300@yahoo.com.br
Colaboración técnica.


Socio

Departamento de Pequeñas Empresas Brasileñas-Maranhao (SEBRAE) — sector privado
Maria da Graça Viegas Fernandes

Praça da Bandeira, 83
Chapadinha
Maranhão
Brasil
Telefono: 55 98 34710541
Fax: 55 98 34710741 

E-mail: gfernandes@ma.sebrae.com.br
Colaboración técnica.


Socio

Ministerio de Agricultura — gobierno central
Humberto Oliveira

SBN-Quadra 1-Bloco D-8º andar
70570-900
Brasília
Distrito Federal
Brazil
Phone: 55 61 21919874
Fax: 55 61 21919880 

E-mail: sedt@mda.gov.br
Colaboración administrativa.


Resumen

Después de una reunión que tuvo lugar el Dia de la Madre, las mujeres que se encargan de cascar el fruto de la palmera de babassu tomaron medidas urgentes para luchar contra su situación de pobreza extrema. Buscaron asociaciones y gestionaron la puesta en marcha del proyecto a traves de varias reunionescon el respaldo de las instituciones gubernamentales y de la sociedad civil.

El babassu se encuentra entre las palmeras más importantes de Brasil y su fruto tiene un importante valor comercial e industrial. El aceite de babassu se emplea para hacer jabón, glicerina, así como para cocinar. El propósito de este proyecto es mejorar la calidad de vida de las familias de las mujeres que encuentran su sustento económico abriendo el fruto del babassu. Después de muchas deliberaciones decidieron poner en marcha el Proyecto de Desarrollo del Babassu elaborado para hacer el mejor uso posible del fruto del babassu, al tiempo que se mejora la calidad de vida de estas mujeres que se ocultan tras las palmeras sin autoestima ni objetivos en sus vidas.

En un primer momento, el proyecto se desarrolló de forma simple en base a unas premisas claras. Las mujeres pusieron en marcha una organización que culminó con la obtención de la financiación necesaria para comprar su propio terreno en el que se construyó una fábrica y una tienda para vender sus productos. Además, hay dos iniciativas más para el mismo terreno, el proyecto Sabor del Campo y el proyecto Huerta Orgánica que también estan gestionados por el colectivo de cascadoras de frutos de bassabu y que son una fuente adicional de ingresos.

Actualmente la empresa tiene contratadas a 25 cascadoras de frutos, a 13 personas que trabajan en la fábrica de jabón, a 24 personas que aprovechan la pulpa del fruto del bassabu para la elaboración de menús escolares, a 10 comerciales, a 15 personas que están en el grupo de artesanía de paja y a otras 10 personas que producen bisutería. Esta empresa ya tiene un vehiculo propio que transporta las materias primas desde su origen hasta la fábrica. La última adquisición de la fábrica es una prensa de aceite que permite aumentar las ganancias mediante la venta de los excedentes de aceite al proyecto Bio-Diesel.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Situada en el Estado de Maranhão al noreste de Brasil, Itapecuru Mirim tiene 52.000 habitantes tiene un índice de desarrollo humano del 0,61 y está situado en el puesto 57 entre los 217 municipios del estado (datos de 2000). La principal actividad económica en el municipio es la agricultura, de la que el 70% del suelo se dedica a la plantación del babassu. Los medios básicos de subsistencia económica para la población local dependen del babassu. Las mujeres, que son las que trabajan el babassu, sufren de baja autoestima, escasez de recursos, acceso limitado a la comida, a la atención sanitaria y a la educación.

Establecimiento de prioridades

El Club de las Madres en Itapecuru Mirim fue fundado el 14 de mayo de 1989 celebrando el Día de la Madre. Desde entonces, las 20 madres que lo fundaron han estado debatiendo su organización en busca de sus derechos y tratando de recuperar su ciudadanía mediante la escolarización de sus hijos y esforzándose en crear lazos más fuertes con las comunidades vecinas. En 1997, quince organizaciones se unieron para fundar el Club de las Madres en Itapecuru. Desde 2000, este movimiento ha estado luchando por los derechos de las mujeres, otorgando mucha prioridad a que sus voces fueran oídas, y ha elegido a la primera mujer en la Junta ejecutiva del sindicato de los trabajadores rurales de Itapecuru,

Formulación de objetivos y estrategias

En el sindicato, las mujeres sentían que era necesario que se prestara atención a las cascadoras del babassu ya que era un amplio sector de la población que estaba olvidado. Despues de varias visitas a estas comunidades el proyecto de industrialización del fruto del babassu estaba ya en marcha. El proyecto dependía tanto de la extracción de aceite y de la producción de jabón en la fábrica, como de la labores de protección y promoción que las mujeres podían ejercer sobre la comunidad, como la generación de empleo, el aumento de los niveles de conocimiento en la comunidad, la mejora de la autoestima y la generación de fondos que pudieran mejorar las actividades del proyecto.

Movilización de recursos

Fue a través del establecimiento de marcos estables de cooperación como la Unión del Club de las Madres consiguió recaudar los fondos necesarios para poner en marcha seminarios y cursos de formación con la ayuda de subvenciones para introducir proyectos que permitieron generar ingresos mediante los productos derivados del fruto del babassu. Los socios actuaron de las siguientes formas:

Compañía Nacional de Suministros: La empresa nacional de suministros aportó 13.675 dólares EE.UU. en 2005 para cursos destinados a la producción de la pulpa carnosa, 17.605 dólares en 2006 para el proyecto Sabores del Campo, sostenido hasta entonces mediante la donación de maíz, y 46.610 dólares para la preparación del pastel de tapioca y el Proyecto Cocina Jardín

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) financió los cursos de formación al tiempo que el Instituto del Hombre suministró comida para el evento. El alcalde de Itapecuru Mirim contribuyó en una medida similar construyendo las vías de acceso a la fábrica y sufragando las instalaciones de agua y electricidad. El Gobierno Estatal suministró el equipo básico necesario para poner en marcha la Fase I del proyecto, el Departamento brasileño de pequeñas empresas (SEBRAE) suministró asesoramiento y el Sindicato de Trabajadores Agrarios del municipio de Itapecuru Mirim ofreció soporte logístico, transporte y coordinación para la puesta en marcha del proyecto.

El Servicio Nacional de Aprendizaje Rural (SENAR) ayudó con los cursos de formación, el Instituto Nacional para la Colonización Rural y la Reforma Agraria (INCRA) ofreció alimentos y el Banco de Brasil suministró comida y camisetas para los actos. La Caixa Econômica Federal transfirió fondos a través del Programa Nacional de Apoyo a las familias agrararias (PRONAF) y el Ministerio para el Desarrollo Agrario aportó la cantidad de 84.174 dólares, que se destinaron a la construcción de la fábrica y para la compra de un camión, de una prensa de aceite y de otros bienes de equipo necesarios.

Proceso

Es bien sabido que la palmera de babassu asegura el sustento de miles de familias en el Estado de Maranão. Es una fuente de alimentación alternativa que ofrece a los trabajadores rurales la oportunidad de aumentar sus ingresos. Los agricultores aprovechan todas las partes del fruto del babassu, desde la cáscara hasta la semilla, dando lugar a una amplia variedad de productos como leche de frutos, aceite, carbon, pasteles, sopas, pulpa carnosa, papel, etc. todos ellos elaborados a partir del fruto del babassu. Los habitantes del estado de Maranhão también hacen un uso excelente de la palmera de babassu, sus hojas y troncos se utilizan para construir viviendas y también en artesanía. Aunque la palmera de babassu es el principal recurso del Estado de Maranhão, todavía no hay una política gubernamental para asegurar que los agricultores que explotan este bien lo hagan de manera que se asegure una mejor calidad de vida para sus familias. Es vital respetar los derechos de los ciudadanos, en especial los de las cascadoras del fruto de babassu, que durante sus largas jornadas de trabajo hacen trabajos que van desde la recogida de los frutos del babassu hasta la elaboración de una amplia variedad de productos.

Las dificultades comienzan con el hecho de que no todos los palmerales de babassu son libres. La forma tradicional de abrir estos frutos (con hachas y garrotes) es peligrosa y puede poner en peligro la salud de muchas mujeres. Los bajos precios que se pagan por los productos de babassu y sus derivados devalúan estas actividades. Los marcos de colaboración se establecieron a través de la organización de actos relacionados con los productos derivados del babassu y animaron a que las instituciones se comprometieran mediante el apoyo técnico, administrativo y financiero.

La donación de los equipos por parte del Gobierno Estatal aumentó la determinación de las mujeres para movilizarse e hizo que el programa se ampliara a la extracción del aceite refinado, se mejoró mediante la producción de una variedad de jabones para ropa gracias al uso de jabones de baño, e hizo que se fortaleciera la cadena de producción y se multiplicaran los ingresos, mejorando su poder adquisitivo.

Resultados obtenidos

Las cascadoras del fruto de babassu empezaron a mejorar su perfil y fortalecieron su movimiento a través del apoyo de sus socios. Con el apoyo de la CONAB, lanzaron un proyecto que benefició a 24 mujeres que producían más de 20 kgs al mes de pulpa carnosa de babassu aumentando sus ingresos hasta 57 dólares. En el transcurso del año se dio trabajo a 25 cascadoras del fruto de babassu, a 13 mujeres que trabajan en la fábrica de jabón, a 24 que aprovechan la pulpa del fruto del bassabu para la elaboración de menús escolares, a 10 comerciales y a otras 15 que están en el grupo de artesanía de paja. En el momento de la venta del fruto también es necesario beneficiar a muchas cascadoras de frutos que viven en comunidades subordinadas al propietario, lo que se consiguió mediante la compra de un vehículo que permitió llevar el fruto directamente hasta la fábrica. Hay una necesidad creciente de capital humano, esto garantizará que la compra de los frutos se haga directamente a las cascadoras, aumentará la producción de jabón y aumentará la venta de los excedentes para fabricar biodiésel.

Esta organización de mujeres está diseñada para promover el desarrollo sostenible al tiempo que se apoya la generación de empleo y de ingresos para las familias pobres. Este proyecto investiga la posibilidad de reemplazar el intercambio diario de semillas de babassu por la compra de alimentos. Con la adquisición del terreno, la Unión de Clubes de Madres en Itapeuru Mirim, comenzaron otros proyectos: artesanía, Sabores del Campo y el proyecto Jardín Cocina Orgánica, actualmente se están construyendo un acuario y una granja de cerdos.

Sostenibilidad

Además de generar ingresos, las actividades de las cascadoras del fruto de babassu han desarrollado en sus familias una concienciación sobre la importancia de la conservación de los bosques y del medio ambiente de la zona. Estas actividaes incluyen la recolección de los frutos del babassu y muestran como obtener el máximo provecho de ellos, presionando el corazón del fruto para extraer aceite y hacer jabón. Las cáscaras se queman para obtener combustible y para hacer bisutería. La pulpa se extrae y se añade en los menús escolares mientras que la paja se utiliza para la artesanía y para fabricar atractivos envoltorios para el jabón. A día de hoy, la principal fuente de ingresos proviene de la artesanía de la paja. Las ventas de la pulpa carnosa del fruto del babassu tienen un alto valor añadido ya que es un alimento que tiene un alto contenido en vitaminas y proteínas, que puede usarse como suplemento alimenticio para la comunidad. La venta del aceite de babassu para su transformación en biodiesel es otra de las fuentes de ingresos para las cascadoras del fruto de babassu. Estas mujeres ayudan a proteger el bosque al tiempo que hacen un uso racional de un recurso renovable para mejorar los ingresos de sus familias. Otros proyectos añadidos como Sabores del Campo o Jardín Cocina Orgánica, la cría de cerdos o de peces reciben el apoyo gubernamental a través de diversos convenios, generando ingresos adicionales que ayudan en la creación del capital requerido para la supervivencia del proyecto. Estas cascadoras de frutos también acuden a cursos de formación en temas que incluyen la extracción del aceite o la fabricación y ventas de sus productos, que es un paso importante para asegurar la sostenibilidad del proyecto.

Lecciones aprendidas

Transferibilidad

Este proyecto puede ser replicado en otras áreas donde se trabaja con el fruto del babassu. El proyecto lo pusieron en marcha las cascadoras del fruto y se fue desarrollando gracias a la concienciación y a la determinación de organizarse que tuvieron las mujeres para mejorar su calidad de vida. En los municipios vecinos (Anajatuba, Cantahede, Matões, Miranda do Norte, Nina Rodrigues, Pirapemas, Presidente Vargas, Santa Rita y Vargem Grande) ya se han puesto en marcha las experiencias llevadas a cabo en Itapecuru Mirim. Los cursos de formación se están ofreciendo a través de clases, asistencia técnica, seminarios, intercambios de experiencias y apoyo de los socios. Las lecciones aprendidas de este proyecto pueden ser transferidas y deberían animar a otras mujeres en situaciones parecidas a las cascadoras del fruto del babassu a comenzar un nuevo proyecto. La principal lección a transferir consiste en la movilización de las personas y en su determinación para conseguir vivir dignamente.

Perfil Financiero

Socios

% 2005 2006 2007 Total
Empresa nacional de suministros 47 13,675 17,606 46,610 77,891
Caixa Econômica Federal 51 - - 84,174 84,174
Oficina del alcalde de Itapecuru 2 - - 4,430 4,430
Total 100 13,675 17,606 135,214 166,495

Tipo de cambio

2005-2,34 reales brasileños/dólar EE.UU.

2005-2,13 reales brasileños/dólar EE.UU.

2005-1,77 reales brasileños/dólar EE.UU.

Políticas Relacionadas

El proyecto de ley nº 231/07, que se está debatiendo en el Congreso Nacional de Brasil prohibe la tala de la palmera de babassu en los estados de Maranhão, Piauí, Pará, Tocatins y Goiás. Esta es una medida de gran calado económico y medio ambiental, ya que preserva una especie de planta gestionada adecuadamente puede generar puestos de trabajo e ingresos para un segmento importante de las comunidades rurales en estos estados. El ponente de esta propuesta tuvo presente la importancia del éxito conseguido por el proyecto en marcha en Itapecuru Mirim e intentó preservar un beneficio masivo potencial a través de una medida legal.


Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: José Javier Gil Sebastián
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2022.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio