Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2021.html   
Proyecto de realojo de los vecinos de la favela de Cachoeira en las promociones residenciales de La Gloria I y II (Campina Grande, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — costera
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — fundación; gobierno central; paraestatal; organización no gubernamental (ONG); sector privado

Categorías — Equidad de género e inclusión social: funciones y cometidos por razón del género; plena participación en la sociedad; fomento del auto-liderazgo de las mujeres. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria; educación cívica;. Vivienda y derechos humanos: aplicación del derecho a una vivienda digna; dotación de infraestructura pública para una vivienda digna; igualdad de derechos de propiedad y herencia (para las mujeres).


Contacto Principal

Companhia Estadual de Habitação Popular (CEHAP) [Empresa Estatal de la Vivienda] — gobierno central
Maria do Socorro Gadelha Campo de Lira
 
Rua Josefa Taveira,3059
58055-000, João Pessoa, Estado de Paraíba, Brasil
Tel: 55 83 32139417 
Fax: 55 83 3239192 
E-mail: presidencia@cehap.pb.gov.br


Organización Nominadora

Caixa Econômica Federal — fundación
Emmanuel Carlos de Araújo Braz
 
SBS,Quadra 4,Lotes 3 e 4 11º andar - GEIPA 
70092-900
Distrito Federal de Brasilia, Brasil 
Tel: 55 61 329800 
Fax: 55 61 32068622 
E-mail: geipa@caixa.gov.br


Socio

Caixa Econômica Federal, Superintendencia Estatal — fundación
Celizo Bezerra Filho  [celizo.filho@caixa.gov.br ]
Av. Presidente Epitácio Pessoa, 1521, 2º andar 
58030-001, João Pessoa
Estado de Paraíba, Brasil
Tel: 55 83 32164300 
Fax: 55 83 32441801 
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Secretaria de Estado da Receita (SER) [Consejería de Economía y Hacienda] — gobierno central
Celizo Bezerra Filho [msergio@receita.pb.gov.br]
AV. João da Mata, s/n 4º bloco, 2º andar 
58015-020, João Pessoa
Estado de Paraíba, Brasil 
Tel: 55 83 32184753 
Fax: 55 83 32184752 
Colaboración administrativa.


Socio

Secretaria de Comunicação do Estado (SECOM) — gobierno central
Romero Rodrigues Veiga
Rua Benjamim Constant, 146 
58105-195, Campina Grande
Paraíba State, Brasil 
Tel: 55 83 33109450 
Fax: 55 83 33415085 
Colaboración administrativa.


Socio

Serviço Brasileiro de Apoio as Micro e Pequenas Empresas (SEBRAE) — paraestatal
Av. Consul Noujaim Habibi, 800 
58104-555, Campina Grande
Estado de Paraíba, Brasil 
Tel: 55 83 33371088 
Fax: 55 83 33374544 
E-mail: sebrae@pb.com.br
Colaboración técnica.


Socio

Centro de Treinamento para o Desenvolvimento Económico e Social (CENDEC) — organización no gubernamental (ONG)
Gloria Guimarães [cendacvicepres@cop.com.br]
Av. João Machado, 1094 
58013-522, João Pessoa 
Estado de Paraíba, Brasil 
Tel and Fax: 55 83 32185093 
Colaboración técnica.


Socio

Companhia Energética de Borborema  (CELB) — sector privado
Alexandre Suassuna de Medeiros
 
Av. Elpídio de Almeida, 1111 
58104-421, Campina Grande 
Estado de Paraíba, Brasil
Tel: 55 83 21025000 
Fax: 55 83 21024201 
Colaboración técnica.


Socio

Associação dos Industriais de Panificação, Confeitaria, Massas Alimentícias e Afins do Estado da Paraíba (ASPANEP) — sector privado
Afonso Luis de Melo
Rua Marques do Herval, 16/901 
58100-020, Campina Grande
Estado de Paraíba, Brasil  
Tel: 55 83 33413143 
Fax: 55 83 33212310 
E-mail: aspaneppb@bol.com.br
Colaboración técnica.


Resumen

El propósito del Proyecto de Realojo de la Favela de Cachoeira es trasladar a las familias que viven en este barrio informal a las 670 viviendas con unas condiciones de salubridad adecuadas de las promociones residenciales de La Gloria I y II, y propiciar a través de esta reubicación determinados cambios sociales y económicos que mejoren la calidad de vida de estas familias. A través de este enfoque, se ha fomentado la adopción de nuevos hábitos de comportamiento ciudadano por parte de los miembros de la comunidad, con el fin de que sean capaces de adaptar, usar, mantener y conservar sus propiedades. La puesta en marcha de la iniciativa ha sido posible gracias al esfuerzo colectivo que han realizado los trabajadores sociales, la comunidad y los socios del proyecto.

Los miembros de la comunidad han experimentado un aumento de su poder de liderazgo, sobre todo en el caso de las mujeres y las personas mayores, ya que se ha favorecido la inclusión social de estos segmentos de la población a través de su participación activa en los procesos de toma de decisiones. En consecuencia, se ha apreciado una notable mejora de la autoestima de la comunidad como colectivo.

En un momento de búsqueda de alternativas para impulsar el desarrollo económico de la comunidad se ha encontrado en la formación profesional una buena herramienta para aprovechar las actividades productivas que se están desarrollando en la comunidad. Esto se ha traducido en un aumento de la población dedicada a la construcción de sus propias viviendas, actividad que está fomentado la generación de empleos y de ingresos, en especial en el comercio.

Una de las características más sorprendentes de este proyecto es el incremento de mujeres a las que se hace entrega de los títulos de propiedad de las viviendas y que se encuentran completamente integradas en la comunidad, participando activamente en la construcción de una nueva realidad social. Al igual que las mujeres, las personas mayores desempeñan un papel importante en la sociedad que queda de manifiesto en su poder de liderazgo.

Es preciso destacar la implicación de los socios del proyecto a lo largo de todo el proceso de realojo, ya que han contribuido en todas las tareas en las que ha sido necesaria su ayuda, poniendo a disposición del proyecto tanto su asistencia social como técnica. En la actualidad, las entidades siguen comprometidas con las actividades en desarrollo, y continúan facilitando apoyo técnico, económico y logístico para contribuir a la sostenibilidad del proyecto.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

La favela de la ladera de Cachoeira estaba situada en la boca de una cloaca, donde 670 familias subsistían en unas condiciones de higiene precarias, bajo la amenaza constante de deslizamientos del terreno y del ataque de vectores transmisores de diversas enfermedades.

Establecimiento de prioridades

La principal prioridad de la iniciativa es la participación de la comunidad y la implicación de los socios en el proyecto. Gracias a la interacción entre el Gobierno Central, la Caixa Económica Federal, los socios y la comunidad se tomaron las siguientes decisiones. En primer lugar, se eligió la zona de La Gloria para la construcción de las 670 viviendas dignas para todas las familias de la comunidad de Cachoeira, incluyendo los invitados de larga estancia y los arrendatarios. En la elección se consideró como un factor de especial importancia la conservación de los vínculos sociales y afectivos existentes entre los vecinos. Por otra parte, se pusieron en marcha actividades para movilizar y organizar a la comunidad, haciendo hincapié en la participación de las mujeres y las personas mayores. Se prestó especial atención a la generación de puestos de trabajo y de ingresos para la comunidad, la educación sobre temas de higiene y medio ambiente, y la organización de talleres sobre la convivencia entre vecinos, en las que participan miembros de todas las familias. Por último, se consideró la necesidad de formar a los líderes locales y de recaudar fondos para financiar las instalaciones comunitarias.

Formulación de objetivos y estrategias

Con el propósito de realojar a los residentes de la favela de Cachoeira y de esta forma mejorar su calidad de vida y garantizar la sostenibilidad del proyecto, el Gobierno Central, la Caixa Económica Federal, el equipo de asistentes sociales, los socios y los vecinos de la comunidad han centrado su atención en los aspectos prioritarios citados en el punto anterior. Cabe destacar entre ellos la construcción de las 670 viviendas dignas adaptadas a las necesidades de las personas mayores o con movilidad reducida, así como el desarrollo de diversas actividades relacionadas con temas demandados por la comunidad como las drogas, la seguridad, las relaciones personales y el cambio de vivienda. Estos talleres se han dado a conocer mediante la movilización de la comunidad, y se han desarrollado a través de diversas sesiones de toma de conciencia, talleres, campañas, clases, eventos y reuniones. Con todo ello, se ha potenciado la autoafirmación de los miembros de la comunidad para conseguir, en definitiva, formar una comunidad con una mayor capacidad de liderazgo, unos derechos más consolidados y preparada para tomar las riendas de su futuro.

Movilización de recursos

Se ha organizado un sistema integral de colaboración entre el gobierno federal y central, diversas entidades no gubernamentales y la comunidad con el propósito de suministrar los recursos humanos, técnicos y económicos necesarios para llevar a cabo el proyecto. La iniciativa se está financiando gracias a la colaboración entre la Caixa Económica Federal, a través del Fundo de Garantía de Tempo de Serviço (FGTS), y el Gobierno del Estado de Paraíba, que destina su ayuda a proyectos de la Empresa Estatal de la Vivienda, con el fin de dotar a esta organización de la infraestructura necesaria para poder construir estas promociones residenciales. De hecho, la Empresa Estatal de la Vivienda es la que ha proporcionado gran parte de los recursos económicos, técnicos y humanos necesarios para desarrollar este proyecto. Cabe destacar que la aportación económica de los socios no se ha limitado al 10% del coste total estipulado en un principio, sino que, ante la necesidad de construir varias instalaciones comunitarias, estas entidades están financiado la construcción de un centro de día, una escuela, la comisaría de policía, el centro de distribución de leche y el centro social.

Hasta que se terminen estos edificios, las comunidades de las zonas próximas al nuevo conjunto de viviendas, la asociación de vecinos y el club de madres de Cachoeira han puesto a disposición de la comunidad varios espacios para que puedan desarrollar sus actividades, y han ayudado a darlas a conocer entre los vecinos. El resto de socios ha contribuido significativamente a la aportación de recursos humanos y técnicos necesarios en el proyecto, y han ofrecido su asistencia para formar a los miembros de la comunidad.

Proceso

La lucha por el realojo de los vecinos de la favela de Cachoeira se ha dilatado en el tiempo a pesar de su enorme deseo de salir de la situación de vulnerabilidad y exclusión social en la que vivían. Finalmente, la comunidad consiguió unir sus fuerzas y creó una comisión de vivienda que se puso en contacto con las entidades competentes en la materia para resolver el problema. Las tormentas invernales destrozaban sus frágiles viviendas con frecuencia, dejando a estas familias en una situación aún más desesperada y sumidas en la pobreza, ya que no sólo perdían el techo bajo el que vivían sino también la seguridad de sus familias. Esta situación amenazaba sus noches de descanso y aumentaban su deseo de vivir en unas casas dignas, donde tuvieran sus necesidades básicas cubiertas.

El primer paso para hacer este sueño realidad lo dieron varios miembros de la comunidad en colaboración de la Empresa Estatal de la Vivienda, la Caixa Económica Federal y los demás socios. Como muestra de respeto a los derechos de los vecinos, se consultó a la comunidad sobre el lugar donde preferían que se construyeran las nuevas viviendas. La comunidad eligió una zona cercana a la localización original de sus viviendas, de forma que los vecinos pudieran mantener sus vínculos sociales, familiares y de pertenencia al barrio, así como conservar sus trabajos y seguir asistiendo a los mismos centros educativos.

Al comienzo del proyecto la comunidad mostró cierta desconfianza hacia el equipo técnico, ya que temían que se tratara de otra promesa vacía de realojo. Pero en cuanto los vecinos sintieron que se les escuchaba y que tenían libertad para expresarse, sus preocupaciones y miedos, al igual que su enfado, desaparecieron en poco tiempo, dejando a paso a una relación de respeto, confianza y colaboración, que puso los cimientos para una mayor integración e implicación de la comunidad durante el desarrollo del proyecto. De esta forma, a lo largo de una serie de reuniones, la comunidad tomó algunas decisiones sobre el proyecto e instó a las entidades colaboradoras a que las llevaran a cabo. Como resultado, se formaron varios comités para supervisar las obras, y las empresas constructoras contrataron a algunos vecinos para la construcción de las viviendas a las que iban a trasladarse, y para que colaboraran en los sorteos de las viviendas y en las mudanzas. En el fondo, estos vecinos han desempeñado un papel de agentes movilizadores que ha consistido en implicar a los miembros de la comunidad en las actividades dirigidas a propósitos específicos del proyecto.

Haber ayudado a esta comunidad a luchar para hacer su sueño realidad, orientando sus intereses colectivos hacia enfoques éticos y políticamente correctos, ha permitido por una parte devolver a sus miembros la dignidad de poder mantener a sus propias familias, y por otra, ofrecerles la oportunidad de desarrollar sus capacidades, lo que ha contribuido a devolverles la confianza en ellos mismos y en que es posible un futuro mejor. A pesar de esto, queda todavía un largo camino: aún falta poner en funcionamiento la escuela, el centro de día y el centro médico; construir el centro comunitario; rehabilitar las zonas verdes y las instalaciones de recreo; plantar árboles alrededor de las casas y completar la pavimentación de las aceras; y esto son sólo algunos de todos los aspectos que están aún por terminar.

Resultados obtenidos

El proyecto no sólo tiene como propósito hacer entrega de una vivienda digna a las familias, sino que también trata de abarcar una serie de aspectos emocionales, como el sentimiento de pertenencia al lugar, en un intento de rescatar la identidad social e histórica de esta comunidad, convirtiendo su actitud perseverante en un símbolo de lucha y resistencia.

Se ha entregado una vivienda a todas las familias de la comunidad de Cachoeira,incluyendo a los invitados de larga estancia y los arrendatarios. En cuanto a las instalaciones comunes, la comunidad se ha movilizado para solicitar la construcción de una comisaría de policía y un programa de distribución de leche en el conjunto residencial de La Gloria. Además la comunidad ha conseguido un solar donde se va a construir el centro comunitario y el centro médico. Los niños tienen transporte público gratis garantizado hasta que termine la construcción de la escuela y del centro de día de La Gloria.

85 miembros de la comunidad se han apuntado a los cursos de formación profesional en los que pueden aprender desde finanzas hasta corte y confección o peluquería. Se ha reducido el número de enfrentamientos entre los vecinos. Por el contrario, se ha contado con una mayor participación de la comunidad en los procesos de toma de decisiones y un mayor número de mujeres, personas mayores y jóvenes lideran el grupo, actuando como agentes movilizadores. Prueba de ello es que los títulos de propiedad de las viviendas se conceden a las mujeres para garantizar la seguridad de las familias.

Se han promovido las prácticas de higiene, de respeto al medio ambiente y de cuidado y belleza personal para mejorar el autoestima de los miembros de la comunidad. En relación con esto, se han producido mejoras significativas en el tratamiento de residuos gracias a la colaboración de 42 miembros de la comunidad que han trabajado como recogedores. En vista del buen resultado de la iniciativa se ha planteado la posibilidad de formar una asociación que disponga de un espacio para el almacenamiento, la selección y la venta de los objetos reciclados. También se ha construido de un pozo de estabilización de aguas residuales del que se están beneficiando también los vecinos de las proximidades.

Los trabajadores de la comunidad se han implicado en la construcción de las viviendas, las mudanzas y la demolición de las antiguas viviendas informales.

Todo esto ha sido posible gracias al compromiso de las 15 entidades que colaboran con el proyecto de realojo y que están comprometidas con los actividades diseñadas para la sostenibilidad del mismo.

Sostenibilidad

Para mantener la sostenibilidad del proyecto la comunidad debe tomar las riendas de la iniciativa a través de un proceso de aprendizaje de ensayo y error que garantice tanto el desarrollo de su autonomía y de sus valores como ciudadanos como la adopción de posturas éticas y políticamente válidas. Desde este enfoque, se ha reservado un lugar próximo al conjunto residencial para instalar el centro comunitario, donde se podrán organizar las reuniones con el equipo técnico, que será quien dirija las actividades que propicien la aparición y la formación de nuevos líderes, en especial entre las mujeres y las personas mayores. Por ello, se hará hincapié en cuestiones de igualdad de género y sobre la inclusión social de los mayores como agentes de vital importancia en el proceso de construcción social.

La construcción del centro médico, la escuela y el centro de día junto a los conjuntos residenciales de La Gloria facilitarán el acceso a la asistencia médica y a la educación de los miembros de la comunidad. Por otra parte, la inscripción de las familias en los programas de ayuda del gobierno, como el programa para la erradicación del trabajo infantil, el de prestación familiar, el de distribución de leche, el de atención a personas mayores y el del instituto de la juventud, están compensando la situación de abandono social a la que estaba expuesta esta comunidad. En la actualidad, con el proyecto de realojo en marcha, es necesario volver a valorar estas necesidades. Por ello, habiendo superado ya la etapa en que el equipo técnico asistía todas las necesidades a la comunidad y lejos de estancarse en esa dependencia, se han tomado medidas para fomentar la generación de empleos y de ingresos dentro de la comunidad. De hecho, el realojo de los vecinos en estas viviendas, construidas en solares en esquina lo bastante grandes como para abrir locales donde instalar pequeños negocios, ha animado el comercio local. En la actualidad existen varias empresas en expansión y se han abierto varios nuevos negocios que garantizan la generación de ingresos para las familias. Además, los cursos de formación profesional y el acceso a los programas de microcréditos pueden hacen viable la financiación de estos negocios familiares y ofrecen a estas familias una forma de ganarse la vida en el futuro.

Por otro lado, la formación sobre temas ambientales y de higiene personal les ha hecho tomar conciencia de la importancia, por una parte, de cuidar su higiene personal y su salud, y por otra, del respeto al medio ambiente y del tratamiento adecuado de los residuos, como factores para mejorar su calidad de vida. Tanto es así que la comunidad está ayudando a plantar árboles en los conjuntos residenciales del proyecto. Del mismo modo, son conscientes de la importancia de realizar un consumo responsable del agua y la electricidad, por ello están haciendo un uso más racional de los recursos naturales limitados, que se traduce al final un el ahorro para las familias, lo que supone una motivación adicional para comprometerse con el bienestar de la comunidad y la preservación del medio.

Lecciones aprendidas

«Gracias al realojo hemos recuperado nuestra autoestima, ya que en un sitio como Cachoeira estábamos deprimidos y nos infravalorábamos. Ahora estamos en un barrio elegante, incluso el nombre tiene clase...» - João Roberto. Estas declaraciones de un miembro de la comunidad describen cómo las trasformaciones del entorno pueden variar la percepción que tienen un individuo de sí mismo. El traslado de un barrio marginal a una vivienda social ha ofrecido a estas personas unas condiciones de vida dignas que les han ayudado a recuperar su autoestima y su sentimiento de pertenencia a la comunidad. Se sienten orgullosos de decir que viven en el complejo de La Gloria ya que es el símbolo de una lucha colectiva mediante la que están aprendiendo a actuar como ciudadanos capaces de tomar las riendas de su futuro.

La principal lección del proyecto proviene de la muestra de perseverancia de los miembros de la comunidad en la lucha por salir de su antiguo barrio. El sentimiento de triunfo se reflejaba en sus sonrisas y en sus lágrimas de emoción al recibir las llaves de sus nuevas casas y al descubrir que ahora los niños podrían dormir en habitaciones separadas de los padres; que los baños están cubiertos, lo que significa que ya no serán necesarias las letrinas al exterior, y que tienen agua corriente por lo que ya no tendrán que conectarse a la toma de agua del vecino con una manguera. Los niños podrán jugar fuera de casa, correr y montar en bici, como no podían en las callejas empinadas de su antiguo barrio.

Durante el desarrollo del proyecto, se han creado vínculos afectivos entre los miembros de la comunidad y del equipo técnico, que se han implicado personalmente en los problemas, las disputas, los estilos de vida y los deseos de los vecinos, actuando como unos perfectos catalizadores de todo lo que ocurría. La decisión de escuchar a la comunidad a la hora de elegir el lugar para la construcción del conjunto de viviendas de la Gloria, de conservar la comunidad de vecinos y de garantizar su implicaicón en la construcción de las viviendas y en las mudanzas, han sido factores que han aumentado las capacidad de decisión de la comunidad y su implicación en el proyecto, lo que ha elevado su nivel de satisfacción y ha hecho que fuera más fácil llegar a acuerdos en las negociaciones.

Transferibilidad

La iniciativa de realojo de Cachoeira ha servido como modelo para poner en marcha otros proyectos del Programa de Mejora de la Vivienda del Gobierno Estado de Paraíba. Se ha seguido su ejemplo en el desarrollo de varios proyectos en las municipalidades de Guarabira, João Pessoa, Arara y Boa Vista, aunque el proyecto inicial ha sufrido cambios para adaptarse a las necesidades específicas de cada lugar. Por una parte, se han puesto en práctica algunas de las estrategias que habían resultado cruciales para que se llevara a buen término la primera intervención, y por otra, estas iniciativas han propuesto una revisión crítica del proyecto, dando lugar a una organización relacionada con la realidad social de lugar. Por todo ello, crear vínculos de unión tanto con la comunidad local como con los socios, y escuchar sus opiniones es un proceso de vital importancia en estas iniciativas. De hecho, este es el aspecto más importante del proyecto, ya que al final son ellos lo que tienen que sistematizar el proceso y encargarse de dirigir las actividades sociales y educativas de forma crítica y autosuficiente, mediante la participación de todos los miembros de la comunidad y con la ayuda técnica y económica de los socios. Un aspecto a destacar es el taller de normas vecinales, en el que los residentes expresaron su deseo de mantener su relación de comunidad de vecinos tras la fase de realojo. Este enfoque participativo ha servido para fortalecer los vínculos de unión entre los miembros de la comunidad, lo que ha ayudado a afrontar las incertidumbres y a suavizar los efectos del cambio de vivienda. La experiencia de sintonizar con la comunidad y los resultados que se obtengan serán aportaciones de notable importancia y repercusión tanto para la movilización y organización de la comunidad como para otras iniciativas, ya que el núcleo común de todos ellas es la interacción entre las relaciones personales y el trabajo.

Perfil Financiero

Socio % 2005 2006 2007 Total
Caixa Econômica Federal 87 3.086.646 2.943.983 905.661 6.936.290
SER 13 446.076 437.355 138.855 1.022.286
Total 100 3.532.722 3.381.338 1.044.516 7.958.576

Legislación y políticas relacionadas

Este proyecto está basado en la política nacional de vivienda de Brasil de la que es responsable Ministerio de Urbanismo; en Ley Nº 8,069/1990 del Estatuto de los Niños y los Adolescentes; en la Ley Nº 11,340/2006 de la Ley de Maria da Penha; en la resolución Nº 485/2002 dictada por la Agência Nacional de Energia Elétrica (ANEEL) que regula la tarifa de electricidad con fines sociales; y en la ley Nº 11,124/05 sobre vivienda social.

Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Cristina Terán Sanjuán
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2021.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio