Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2010.html   
Proyecto Varjada: la mejora de una comunidad (Passira, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — árida y semiárida
Ámbito de la actuación — metropolitana
Agentes — organización no gubernamental (ONG); fundación; gobierno local; asociación de profesionales;

Categorías — Desarrollo económico: fomento de la inversión; formación de capital y capacidad empresarial. Vivienda: acceso a la financiación de la vivienda. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria.


Contacto Principal

Habitat for Humanity Association — organización no gubernamental (ONG)
Ademar Marques
Habitat for Humanity Association, HPH, Sítio Varjada, 55650-000, Passira, Pernambuco State, Brazil 
Tel. y Fax: 55 81 32213137 
E-mail: habitat@habitatbrasil.org.br


Organización Nominadora

Caixa Econômica Federal — fundación
Emmanuel Carlos de Araújo Braz
 
SBS, Quadra 4, Lotes 3 e 4 11º andar - GEIPA, 70092-900, Brasília, Distrito Federal, Brazil 
Tel: 55 61 32069800 
Fax: 55 61 32068622 
E-mail: geipa@caixa.gov.br


Socio

Caixa Econômica Federal, delegación regional — fundación
Helder Nunes Alencar
Rua Barão de Porto Seguro, 180, 55012-030, Caruaru, Pernambuco State, Brazil 
Tel: 55 81 37278400 
Fax: 55 81 37278431 
E-mail: sr2692pe@caixa.gov.br
Colaboración financiera.


Socio

Ayuntamiento de Passira — gobierno local
Miguel Gomes de Freitas
Rua Maria Pereira da Silva, 87, 55650-000, Passira, Pernambuco State, Brazil 
Tel and Fax: 55 81 36511156 
Colaboración técnica.


Socio

Iglesia Metodista del Noreste de Brasil — asociación de profesionales
Elisete Cardoso
Rua Desembargador Gois Cavalcante, 331, 52060-140, Recife, Pernambuco State, Brazil 
Tel: 55 81 34413011 
Fax: 55 81 32680176 
E-mail: sede.ne@metodistanordeste.org.br
Colaboración técnica.


Socio

World Vision — organización no gubernamental (ONG)
Moises Lima [moises_lima@wvi.org]
Rua da Concórdia, 677, 50020-050, Recife, Pernambuco State, Brazil 
Tel: 55 81 30815600 
Colaboración otras.


Socio

Confederación de Mujeres de Brasil — organización no gubernamental (ONG)
Edna Costa
Rua Gervásio Pires, 775, 50060-090, Recife, Pernambuco State, Brazil 
Tel: 55 81 34413011 
Fax: 55 81 32680176 
E-mail: mulherespe@ig.com.br
Colaboración otras.


Resumen

Este proyecto tiene como objetivo principal aliviar la pobreza y mejorar las condiciones de las viviendas de la comunidad a través de tres estrategias principales: el desarrollo de la organización comunitaria, la generación de ingresos y la construcción de viviendas, incluyendo un sistema de suministro de agua potable. Durante las primeras etapas del proyecto se construyeron 74 viviendas y 55 depósitos de agua, se llevaron a cabo reuniones para ver cómo se podía financiar la alfabetización de 74 familias y se crearon un comité local y una asociación de bordadoras locales, Bordadas que Brotam. Este grupo, con el que se han llevado a cabo varias reuniones relacionadas con métodos de producción y organización comunitarias, ya ha recibido su primer encargo desde el extranjero (Holanda) para producir 3.500 artículos, y se desenvuelven muy bien en la Feria Nacional de Artesanía que se organiza en Recife. También se realizó un estudio entre los residentes de Passira para decidir si las medidas tomadas eran adecuadas: fue la propia comunidad la que definió el resto de las necesidades: la construcción de una clínica de salud, de una escuela primaria y el inicio de un proyecto de alfabetización de la mujer. Para las dos primeras, que ya están en proceso de construcción, se han asignado fondos de gestión compartida, y para el programa de alfabetización se ha contado con la colaboración de la Confederación de Mujeres de Brasil. Se han establecido otros vínculos de colaboración gracias a los cuales se han organizado módulos de ayuda en varios campos: mejora de los servicios sanitarios, asistencia en la obtención de documentos legales (de identidad y certificados de trabajo), consejos para acceder a otros programas de ayuda (como la Bolsa Família), obtener lecturas del consumo de electricidad de cada familia y conseguir que las empresas les sigan dando servicio a pesar del impago de facturas antiguas. Con respecto a los recursos humanos, en este momento la comunidad acaba de recibir un grupo de 35 voluntarios de Bermudas para continuar con la construcción de viviendas y depósitos.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Una de las zonas más desatendidas del municipio de Passira es Varjada, un asentamiento básicamente rural que cuenta con 175 familias, aproximadamente un millar de habitantes, viviendo en su mayoría en casas sin baño, hechas de adobe y caña. Estas viviendas presentan, además de la falta de servicios sanitarios, otra amenaza: en el adobe se alojan varios tipos de insectos, uno de los cuales transmite el mal de Chagas, que ha llegado a ser una enfermedad endémica causada por la pobreza de los hogares. Al estar localizada en una zona de clima semiárido sufre frecuentemente de sequías, en concreto los niños y las mujeres son los más afectados por esta situación ya que suelen ser los que van a buscar agua potable, labor en la que invierten aproximadamente tres horas diarias. Aumentar los ingresos también es difícil, la agricultura, al no tener condiciones climáticas adecuadas, existe solamente a nivel de subsistencia, y las labores de bordado que se producen están controladas por intermediarios. Otro aspecto a tener en cuenta es el alto nivel de analfabetismo que presenta esta zona.

Establecimiento de prioridades

El principal impulso del proyecto fue la necesidad de mejorar las condiciones de vivienda de la comunidad, conseguir suministro de agua potable y un sistema constructivo mejorado para las familias. Respaldados por el personal de la iniciativa y por agentes de la iglesia local, la comunidad señaló sus necesidades a través de una metodología específica: ‘La Comunidad que Tenemos x la Comunidad que Queremos’. Además de estas demandas, más generales, existen otras necesidades: una clínica de salud, la mejora de la educación primaria, apoyo a la generación de ingresos (a través del comercio con los bordados), la adquisición de una ambulancia, apoyo para la creación de una Asociación de Residentes, mejora de las carreteras locales y creación de programas para mujeres y jóvenes.

Formulación de objetivos y estrategias

Las metas que propuso el proyecto han sido:

  1. Mejorar las condiciones de habitabilidad de las familias que viven en casas de caña y adobe, construyendo nuevas viviendas de ladrillo y cemento.
  2. Construir depósitos familiares de agua, para asegurar el acceso de todo el mundo al agua potable optimizando los recursos existentes.
  3. Impulsar la generación de ingresos mediante el apoyo al grupo de mujeres bordadoras, que ya es la principal fuente de ingresos locales.
  4. Fomentar y fortalecer el proceso de toma de decisiones colectivas.
  5. Mejorar la escolarización.

Toda la comunidad, representada por el Comité de Residentes y el grupo de bordadoras, se ha comprometido junto a otros grupos a hacer lo posible para conseguir la consecución de estos objetivos.

Movilización de recursos

La ONG Habitat for Humanity está llevando a cabo un Proyecto de Fondo Rotatorio de Desarrollo que se está utilizando para financiar la construcción de las viviendas; las familias que se benefician de estos fondos van devolviéndolos en cuotas que en ningún caso superan el 20% de sus ingresos. Pero no es el único apoyo económico con el que se cuenta, este mismo fondo se beneficia de donaciones hechas por otras organizaciones, tanto dentro como de fuera de Brasil. Otros dos grupos, Citybank y una ONG británica llamada Jersey Overseas Aid Commission han destinado a través de la Caixa Econômica Federal fondos destinados a la construcción de depósitos y viviendas, además Citybank está financiando el Programa de Alfabetización Familiar dando préstamos a 74 familias.

Con respecto a los recursos humanos, hay un equipo interdisciplinar responsable del proyecto está formado por un educador social, un agente de desarrollo y un arquitecto, y en el proceso de construcción han participado también albañiles (hombres y mujeres), un responsable de obra y los miembros de las familias, que han recibido asistencia en cada etapa del proyecto.

Para la gestión de los recursos económicos era necesario adoptar una metodología que los optimizara (se ha adaptado la de Habitat for Humanity), así como conseguir que las familias participaran en su gestión. Se ha formado un Comité de Aprobación de Cuentas, compuesto por dos familias y un representante de Habitat for Humanity. Este método ayuda a mejorar el valor de los activos recibidos y convierte a los ciudadanos en corresponsables del éxito o fracaso del proyecto.

Proceso

La falta de cohesión social, la desconfianza en las decisiones colectivas, la debilidad de las organizaciones sociales y la falta de información sobre los derechos humanos básicos en temas laborales, sociales y civiles entre otros, ha sido una de los mayores retos a los que se ha enfrentado la iniciativa al trabajar con esta comunidad, aunque es cierto que la situación ha mejorado mucho desde que se inició el proyecto.

Al día de hoy la comunidad, con la ayuda del personal del proyecto, ha participado en sesiones educativas, talleres temáticos y conferencias; y sus representantes (elegidos en reuniones generales) han participado en eventos externos como reuniones con la administración local y con la Junta de Telemar (la compañía regional de telecomunicaciones) en las que se presentó una petición con más de 300 firmas solicitando la instalación de tres cabinas públicas de teléfono. También han tenido representación en la Reunión Nacional de Socios de Habitat, y las bordadoras han tomado parte en la Feria de artesanía Nacional (FENEART) y en el II Foro Social del Noreste de Brasil, celebrada en Salvador. Todas estas actividades demuestran que se está formando una comunidad bien organizada y muy capaz de interactuar con otras organizaciones y grupos.

En la etapa de planificación de las estrategias económicas, sociales y técnicas con las que el proyecto abordó la situación, el papel de la comunidad fue asegurarse de que las prioridades que se decidieran en la junta general fueran satisfechas. En estas reuniones se discutió, junto con la Caixa Econômica Federal, y basándose en el método La casa que tengo x La casa que quiero un modelo arquitectónico capaz de satisfacer las demandas de la comunidad. El prototipo que se planteó consistía en una vivienda de dos habitaciones y salón, cocina y un baño, además de una terraza o veranda, incluía acabados tanto interiores como exteriores y el alicatado del baño, todo ello en 46m2.

La falta de financiación por parte del gobierno local, situación que persiste hasta el momento actual, ha sido uno de los grandes problemas que ha impedido el desarrollo del proyecto, aunque la comunidad ha hecho varias peticiones formales a la administración en forma de vistas, comunicados oficiales e incluso visitas de personal técnico al lugar. Pero no todo han sido derrotas, ya que una de las peticiones que la comunidad consideró de mayor importancia, la construcción de la Clínica de Salud de Varjada, fue finalizada en diciembre de 2007 y también se ha propuesto la construcción de una escuela primaria, que incluya los ocho primeros cursos, que sería gestionada de forma compartida por el ayuntamiento y la comunidad.

Con respecto a la escuela la comunidad cuenta con el apoyo de los profesores y alumnos de la Escola Graduada de São Paulo, que en 2008 se unieron a la iniciativa para ayudar en la construcción de la obra, de la que se espera que esté preparada para empezar a dar clases a los cinco primeros cursos para el inicio del curso siguiente. El ayuntamiento se ha comprometido a ocuparse del mantenimiento de la escuela, y también se ha firmado con la Confederación de Mujeres de Brasil un acuerdo para ofrecer cursos de alfabetización femenina.

Poco a poco, la comunidad ha aprendido a trabajar como un organismo único y bien organizado, y está trabajando de manera segura y positiva para conseguir un futuro mejor y ser capaz de escribir su propia historia.

Resultados obtenidos

Gracias al fortalecimiento y organización de la comunidad se han alcanzado los objetivos siguientes:

En el campo de las mejoras ciudadanas y ambientales se ha conseguido mucho: se han erradicado el 100% de las viviendas de adobe y caña y se han instalado el 80% de los depósitos de agua previstos. Todos los niños han sido escolarizados y se han organizado talleres y cursos sobre gestión de negocios, así como clases de gestión de finanzas, igualdad de género y participación ciudadana; todos ellos presentaron un alto índice de asistencia.

Uno de los puntos de referencia de la iniciativa consistió en el establecimiento de la asociación Bordadas que Brotam, que han conseguido sacar mucho más partido a su producto, de hecho han exportado ya a países como Francia, Bélgica, Holanda, Italia y Luxemburgo, además de haber tenido representación en varios eventos importantes como la Feria Nacional de artesanía (FENEART) y el II Foro Social del Noreste de Brasil (Salvador). Aunque no han sido las únicas representantes de la comunidad en eventos externos, una delegación de la comunidad participó también en la Reunión Nacional de Socios de Habitat.

Como mejora de los servicios públicos se ha construido una clínica de salud y se ha conseguido un compromiso para mantener la primera escuela con administración compartida de la zona, que en el momento actual está en fase de construcción. Se han formado convenios de colaboración con distintas entidades brasileñas para ofrecer clases de alfabetización (de momento se darán diez en el transcurso del medio curso que queda), organizar visitas a Varjada de otras asociaciones, y dar a conocer en el exterior la labor de la comunidad.

Lo que la iniciativa tiene claro es que sin contar con la participación de la comunidad, y sin las responsabilidades que ha aceptado, la consecución de todos estos objetivos habría sido imposible.

Sostenibilidad

A través de este proyecto y gracias al apoyo prestado por Hábitat la actitud de la comunidad ha cambiado sensiblemente, lo que hace que la iniciativa sea capaz de mantenerse por sí misma. Esta diferencia es más acusada en los siguientes aspectos:

La organización de la comunidad es ahora mucho más sólida y estable y su capacidad para tomar decisiones colectivas ha mejorado mucho, como prueba de esto está el establecimiento de la Asociación de Residentes, el Comité de Educación y el grupo de mujeres Bordadas que Brotam.

La construcción de viviendas y depósitos de agua ha mejorado las condiciones sanitarias y la calidad de vida de varias familias, lo que ha aumentado su autoestima y su inclusión social, consiguiendo que los habitantes de Varjada recuperen la confianza en la comunidad.

Los cursos de administración y gestión empresarial han ayudado a que la comunidad mejore sus ingresos, el resultado más tangible es el caso de la asociación de bordadoras Bordadas que Brotam que, al poder prescindir de los intermediarios, está consiguiendo precios más justos por sus productos que incluso han conseguido exportar.

Otro de los aspectos que sienta las bases de la continuidad del proyecto es la aceptación del mismo por parte de la comunidad, cuyo papel es importantísimo para conseguir los resultados que se buscan. Por ejemplo, al dar importancia y fortalecer el papel del Comité de Residentes se aumenta la confianza que tienen en sí mismos, y esto repercute positivamente en su actitud a la hora de luchar por sus derechos.

Aunque la comunidad esté aumentando su capacidad para actuar de manera independiente, no hay que olvidar al resto de las entidades implicadas: el gobierno local, estatal y federal, las ONGs, las organizaciones privadas y las instituciones financieras, que han sido y siguen formando parte del proyecto.

Lecciones aprendidas

Lo primero que el equipo del proyecto comprendió es que aunque una iniciativa tenga un desarrollo técnico perfecto, un maravilloso estudio sociológico o la mejor solución de ingeniería posible, si no es bien aceptado por la comunidad nunca tendrá éxito. El Proyecto Varjada: la mejora de una comunidad ha demostrado que una un grupo unido puede, con algo de ayuda, cambiar el curso de su historia. Más que un despliegue de medios materiales, el triunfo de este proyecto ha estado basado en el concepto ‘La Comunidad que Tenemos buscando convertirse en la Comunidad que Queremos’. La colaboración con otras organizaciones o grupos ha sido muy reveladora, demostrando que cuantos más vínculos se crean, más metas se consiguen; por eso una de las palabras clave del proyecto ha sido ‘colectividad’: no sólo construimos casas, construimos comunidades.

Transferibilidad

El aspecto fundamental que debería replicarse en otras iniciativas es el uso de la metodología correcta que haga que la comunidad acepte un papel protagonista, allanando el camino para el resto de las mejoras, ya más específicas de cada situación. Otro aspecto que garantiza la transferencia sería la creación de vínculos con organizaciones de distintos ámbitos: financiero, social, institucional y educativo, en este caso grupos tanto brasileños como de fuera del país, asegurando que todos los aspectos deficitarios de la comunidad sean tratados. En el caso de Varjada existían carencias importantes en ámbitos muy distintos: vivienda, acceso al agua potable, organización de la comunidad, mejora de los salarios y del sistema educativo, aumento de la autoestima y consciencia de los derechos ciudadanos. La comunidad aceptó la responsabilidad compartida por el éxito o el fracaso del proyecto, por lo que se implicó en él, fortaleciendo de forma sensible la consecución de los resultados finales. Esta experiencia ha sido el ejemplo para una nueva iniciativa en el noreste de Brasil, en el Cabo de Santo Agostinho, región metropolitana de Recife, llevada a cabo mediante una asociación entre el Movimiento por los Sin Techo, la Caixa Econômica Federal y el gobierno local.

Perfil Financiero

Socio Porcentaje 2006 2007 Total
Caixa Econômica Federal 100 140.845 81.356 222.201
Total 100 140.845 81.356 222.201

Tasa de cambio utilizada:

2006: 1 Dólar estadounidense = 2,13 Reales brasileños

2007: 1 Dólar estadounidense = 1,77 Reales brasileños

Legislación y políticas relacionadas

La viabilidad del Proyecto Varjada: la mejora de una comunidad estuvo respaldado desde el inicio por un acuerdo firmado con la Caixa Econômica Federal a través de la Resolución nº 430, que es parte de la política nacional de Brasil sobre vivienda. Así pues, tanto las viviendas construidas con la ayuda de los socios como el centro de salud llevado a cabo con ayuda del gobierno local, cumplen con las normas ISO de responsabilidad social.

Referencias

Verónica Almeida  (junio de 2007)   «Simple Actions, New Life»,   Jornal do Comércio, sección ‘Metro’. 

Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Margarita Ruiz de Arcaute
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp2010.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio