Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1998.html   
Centro de reciclaje y educación ambiental (Santiago, Chile)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Chile
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — continental
Ámbito de la actuación — metropolitana
Agentes — gobierno central; gobierno local; sector privado; organización de base comunitaria (OBC); fundación; institución académica o de investigación.

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; acceso igualitario al empleo, la formación y el crédito. Desarrollo económico: creación de empresas (sectores formal e informal); formación; microcréditos; desarrollo económico local / metropolitano; formación de capital y capacidad empresarial. Modelos de producción y consumo: reciclaje y reutilización de residuos.


Contacto Principal

Asociación de Recolectores de Basura para Reciclaje de Peñalolén — organización de base comunitaria (OBC)
Juan Aravena [jaravenalara@gmail.com]

Volcán Antuco (sin número), dentro del Parque Municipal Peñalolén. 
Peñalolén, Santiago, C.P. 7911796, Chile.

Teléfono: +56-2-2926550. 
Fax: +56-2-2926550. 


Organización Nominadora

Observatorio Social de la Universidad Alberto Hurtado — institución académica o de investigación
Macarena Rojas [mrojas@osuah.cl]
María Ignacia Searle [misearle@osuah.cl]

Almirante Barroso 37.
Santiago, C.P. 8340540, Chile.

Teléfono: 56-2-6987013. 
Fax: 56-2-690360. 
Web: www.osuah.cl


Socio

Municipalidad de Peñalolén — gobierno local
Juan Pablo Larenas [jlarenas@penalolen.cl]

Avenida Grecia 8735.
Peñalolén, C.P. 7940139, Chile.

Teléfono: 56-2-2929014. 
Fax: 56-2-2929014. 
Web: www.penalolen.cl
Colaboración financiera.
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Fundación Casa de la Paz — fundación
Andrea Sepúlveda
Carolina Silva [csilva@casadelapaz.cl]

Antonia López de Bello n\superi{o} 80, Recoleta. 
Santiago, C.P. 8420489, Chile.

Teléfono: 56-2-7374280. 
Fax: 56-2-7775065.
Web: www.casadelapaz.cl
Colaboración financiera.
Colaboración técnica.


Socio

Gobierno central a través de Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC) y Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) — gobierno central
Carmen Ponce [carmen.ponce@sercotec.cl]

Huérfanos n\superi{o} 1117, piso 9.
Santiago, C.P. 8340369, Chile.
 
Teléfono: 56-2-6754201, Fax: 56-2-6962153. 
Web: www.sercotec.cl
Colaboración administrativa.
Colaboración financiera.
Colaboración política.
Colaboración técnica.
Colaboración otras.


Socio

Gerdau Aza y otras industrias privadas de reciclaje: RECUPAC, RECIPEN, DISAL. — sector privado
Alex Ramos [aramos@aza.cl]

La Unión 1370.
Renca, Santiago, Chile.
 
Teléfono: 56-2-6418683, Fax: 56-2-6779189. 
Web: www.gerdauaza.cl
Colaboración financiera.

Resumen

El Centro de Reciclaje y Educación Ambiental de Peñalolén es una iniciativa promovida mediante una alianza entre la Asociación de Recolectores de Basura para su Reciclaje del distrito de Peñalolén, una organización de base comunitaria, la Municipalidad y la Fundación Casa de la Paz. Se trata de un proyecto colaborativo cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida y trabajo de un grupo de recolectores de basura informales (junto con sus familias y su comunidad) que poseen un bajo nivel educativo, condiciones que se deben a su bajo nivel de ingresos y sus precarias condiciones de trabajo. Al mismo tiempo se pretende mejorar las condiciones ambientales del distrito de Peñalolén.

Juntos han creado un proyecto que dignifica su trabajo al tiempo que logra otros tres objetivos principales: aumentar la fotmación de los recolectores de residuos y el reconocimiento social de su actividad; dar un mayor valor económico a su actividad, convirtiéndoles en propietarios de pequeñas empresas y contribuir a la concienciación de la comunidad en cuestiones ambientales.

Para lograr estos objetivos se desarrolló un Centro de Reciclaje y Educación Ambiental que ha conseguido los siguientes objetivos: la creación de una empresa de recogida de residuos y reciclaje que pertenece a la Asociación y está gestionada por una junta directiva en la que están representados la Municipalidad, las empresas de reciclaje, la Fundación Casa de la Paz y un comité vecinal; el desarrollo de un Plan de Educación Ambiental para facilitar la recogida de residuos en el distrito y aumentar la concienciación sobre la protección ambiental; y, finalmente, la transferencia de buenas prácticas a otros distritos al demostrar la sostenibilidad financiera y la viabilidad de plan de negocio y mediante el Fondo de Replicabilidad, creado a partir de los beneficios del centro.

Fue una asociación de base comunitaria la que comenzó este proceso, por lo tanto sus habilidades para la organización y el liderazgo han sido recursos clave en él. Ellos han sido los principales promotores de este proyecto, haciendo posible la creación de alianzas con otros importantes agentes. La Municipalidad de Peñalolén ha contribuido con apoyo profesional y técnico, y la Fundación Casa de la Paz ha compartido su amplia experiencia en proyectos de desarrollo económico enfocados hacia la sostenibilidad y la responsabilidad social, haciendo posible a esta iniciativa el estar a la vanguardia de las cuestiones ambientales en todo el mundo.

Como resultado de todo esto, la Asociación de Recolectores de Basura y su proyecto se han convertido en pioneros en Chile en el desarrollo de este tipo de iniciativas que combinan desarrollo social, crecimiento económico y sostenibilidad ambiental, en colaboración con el gobierno local y con empresas privadas. Estos objetivos se han alcanzado gracias a un proceso colaborativo que promueve el reciclaje y el cuidado del medio ambiente, actividades y servicios comunitarios que son útiles a toda la población y permiten que se autofinancien.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

En el distrito de Peñalolén vivían en torno a 500 mujeres y hombres que trabajaban de manera independiente e informal en la recogida de residuos urbanos que podían vender para el reciclaje o ser usados por ellos mismos. Sus condiciones laborales eran extremadamente precarias y el material se pagaba a un precio muy bajo, lo que alimentaba el ciclo de la pobreza.

Establecimiento de prioridades

Las prioridades han sido definidas a través de reuniones participativas y de un proceso de diálogo en el que miembros de la Asociación de Recolectores de Basura y de la Municipalidad han estado presentes. Ambos grupos han tenido la misma capacidad de decisión en el proceso. La prioridad primera y principal que ha quedado definida ha sido mejorar las condiciones de trabajo y dignificar la labor de los recolectores de residuos. En segundo lugar, se ha desarrollado un plan de acción que incluía, entre otros objetivos, el fortalecimiento de la organización de recolectores; diseñar los temas específicos en los que estos iban a necesitar formación; facilitar su acceso a microcréditos; formalizar sus actividades; desarrollar con ellos un plan de negocio sostenible y crear una cooperativa de reciclaje y educación ambiental.

Hay que mencionar que el 25% de los miembros de la asociación son mujeres, una proporción alta si tenemos en cuenta la dureza física de este trabajo y que su implicación está normalmente canalizada a través de otras actividades como el apoyo a sus compañeros.

Formulación de objetivos y estrategias

  1. Mejorar las condiciones sociales de los recolectores mediante la promoción de sus habilidades personales, sociales y de trabajo.

    Estrategias:

  2. Mejorar las condiciones laborales y financieras de los recolectores, aumentando sus ingresos y mejorando sus medios de vida.

    Estrategias

  3. Fomentar en la comunidad la concienciación sobre la protección del medio ambiente.

    Estrategias

Movilización de recursos

  1. La Asociación de Recolectores de Basura ha aportado los recursos humanos y parte de los recursos económicos, obtenidos mediante microcréditos. También se encarga de la gestión de estos últimos y de proporcionar las herramientas de trabajo y parte de los recursos necesarios para construir el Centro de Reciclaje y Educación Ambiental. En la actualidad invierten también algunas horas de trabajo en la gestión de las cooperativas y las campañas educativas que se desarrollan en la comunidad.
  2. La Municipalidad ha proporcionado recursos profesionales, técnicos y materiales. Ha supuesto un apoyo en la gestión de los recursos y en la articulación de los papeles de los diferentes agentes. Además, ha cedido el terreno para la construcción del Centro y ha recaudado fondos de empresas y organizaciones privadas que querían invertir en esta iniciativa.
  3. La Fundación Casa de la Paz ha proporcionado asistencia técnica, contactos y conocimientos sobre micro-empresas relacionados con el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. También ha colaborado en la búsqueda de recursos económicos y ha fomentado la participación de la Asociación en encuentros nacionales e internacionales sobre recogida de residuos, reciclaje y medio ambiente. Finalmente ha realizado una evaluación de la gestión de los recursos junto con la Municipalidad.
  4. Instituciones gubernamentales (el SERCOTEC y la CONAMA) han proporcionado recursos mediante microcréditos para crear y formalizar la empresa de recogida de residuos y reciclaje y para el desarrollo de un plan de educación ambiental.
  5. Las empresas privadas que se han implicado como socios han proporcionado los fondos necesarios para la construcción del Centro de Reciclaje y Educación Ambiental. También han colaborado en la evaluación de la gestión de los recursos mediante su participación en la junta directiva del Centro.

Proceso

Durante el desarrollo del proyecto han surgido diversas dificultades y retos. Los primeros en aparecer fueron aquellos a los que los recolectores tuvieron que enfrentarse en la creación de su asociación. Finalmente esto ha sido posible gracias al trabajo intensivo desarrollado por los líderes (dos hombres y una mujer) que vivían en uno de los asentamientos informales de Peñalolén y que consiguieron reunir a la cantidad necesaria de participantes para la asociación.

A lo largo del proceso de su organización también tuvieron que hacer frente a problemas como la falta de motivación de algunos de los participantes, la dimisión de algunos de sus líderes y su desahucio. Estos problemas fueron resueltos a través de diversas iniciativas. La primera consistió en, pasada la crisis, pedirles que reafirmaran sus compromisos ante los recolectores implicados. Realizaron una lista de todos los participantes, con sus deberes y responsabiliades principales. La lista se actualizaba en cada reunión, tomando nota de la asistencia y de si habían cumplido con sus tareas. Crearon también una serie de reglas para participar. Como solución al segundo problema, se eligieron democráticamente nuevos líderes. Finalmente, tras una petición de la Asociación a la Municipalidad, se desarrolló un proceso formativo que ayudó a fortalecer las habilidades de gestión necesarias.

Una vez establecida la Asociación, surgió la necesidad de apoyo externo y la colaboración de agentes relevantes. Tras una extensa búsqueda realizada por los líderes se detectó que la principal colaboración necesaria era la de la Municipalidad, por lo que acudieron al alcalde para pedirle que donara algunas herramientas. Aunque este rechazó la petición, ofreció apoyo a su trabajo y tras dos reuniones se estableción un marco de colaboración oficial. Así, comenzaron a trabajar de forma conjunta para implicar a otras organizaciones y también en acciones como la legalización de su actividad, el acceso a microcréditos y la redacción del proyecto para poder solicitar fondos gubernamentales. Se solicitaron fondos del SERCOTEC y se les concedieron aproximadamente 39.000 dólares estadounidenses.

Después comenzaron a buscar una organización que pudiera apoyarles en el desarrollo y la gestión del proyecto, en especial en relación con los temas medioambientales. Así, a través de la Municipalidad, y visitando a otras tres organizaciones, encontraron a la Fundación Casa de la Paz. Antes de comenzar a trabajar con esta organización se firmó un protocolo entre la Asociación, la Municipalidad y la Fundación para especificar los resultados que se esperaban de cada uno.

La Fundación Casa de la Paz comenzó a asesorarles en el proceso de creación de empresas. Tuvieron que hacer frente a varios retos. En primer lugar hubo que adaptar la legislación para incluir la recogida de residuos como una actividad legal que les permitiera obtener licencias de actividad. Para lograrlo, los líderes de la Asociación realizaron una petición formal a la Municipalidad, que se lo concedió tras la realización de un estudio de viabilidad. En segundo lugar los bancos se negaban a concederles microcréditos, lo que quedó resuelto con el aval de la Municipalidad.

Encontrar un plan de negocio y un modelo operativo que fuera sostenible y generara beneficios fue otro de los retos. Los líderes de la Asociación y la Fundación Casa de la Paz idearon la estrategia para conseguirlo. Utilizando los contactos con la Municipalidad se establecieron acuerdos con empresas que compraron el material recuperado, lo que fue posible mediante otras estrategias creadas para aumentar la cantidad de material recogido.

Durante este periodo la Asociacion continuó celebrando reuniones periódicas. De ella surgió la idea de usar sus nuevas empresas para crear un centro donde ellos mismos pudieran reciclar los materiales y en el que también pudieran enseñar a la comunidad los conocimientos sobre medio ambiente que habían adquirido. Por lo tanto, con el apoyo de sus socios, ellos mismos tuvieron que desarrollar su acción.

El reto más difícil de superar fue encontrar una localización física para la construcción del Centro que contara con la aprobación de las autoridades y de los demás vecinos y en la que pudieran desempeñar su trabajo de forma legal. Tras una larga búsqueda la Municipalidad resolvió donarles un terreno situado dentro del parque municipal, ya que la iniciativa posee un alto valor social y ambiental para el área.

Hay que mencionar que este proceso ha implicado la superación de muchos prejuicios relacionados con la recogida de residuos, dado que la actividad se relaciona normalmente con malos olores, suciedad e inseguridad. Los recolectores tuvieron que hacer un esfuerzo para superar esto y ganarse la confianza de la comunidad y de los otros agentes implicados. Lo consiguieron demostrando en su entorno la seriedad con la que se tomaban su trabajo, cómo se habían organizado y lo que habían conseguido hasta el momento. Eligieron a un grupo de miembros que se encargaran de esta labor.

En la actualidad están haciendo frente a los retos que supone la construcción del Centro.

Resultados obtenidos

Los principales resultados logrados hasta el momento han sido evaluados mediante encuestas, grupos de discusión y reflexiones realizadas durante el proceso. La Asociación ha delimitado unos campos de análisis y ha documentado el proceso para llevar a cabo evaluaciones en el futuro.

Resultados sociales

Resultados económicos

Resultados ambientales

Sostenibilidad

Diversos aspectos garantizan la sostenibilidad de esta propuesta:

Uno de los aspectos principales proviene de la fortaleza que la Asociación ha conseguido en su organización y las alianzas que ha establecido con importantes agentes como la Municipalidad, la Fundación Casa de la Paz y diversas empresas privadas. Juntos han desarrollado un plan que les permitirá seguir colaborando en el futuro.

En el aspecto financiero, se han desarrollado un plan y un modelo de negocio cuya eficacia está siendo corroborada por el aumento del volumen de material recogido, lo que ha llevado a un aumento de las ventas. Como consecuencia tambien han aumentado los ingresos, lo que garantiza la rentabilidad de la empresa. Además esta iniciativa considera el reparto igualitario de los beneficios generados y devuelve parte del capital recibido inicialmente mediante la creación de un Fondo de Replicabilidad. Este fondo contempla que el 40% del beneficio se destinará a la creación de nuevos centros de recogida y reciclaje en el resto de Chile.

Otro de los aspectos que asegura la sostenibilidad es la integración social que la iniciativa ha promovido. Esta ha supuesto la implicación de diferentes sectores de la sociedad como organizaciones locales, el gobierno local, ONGs y empresas, que se han asociado y ahora trabajan juntos de forma colaborativa contribuyendo con los recursos sociales, humanos y económicos que cada uno de ellos tiene disponibles.

La iniciativa también ha ayudado a aumentar la concienciación de los habitantes de la zona sobre la protección del medio ambiente, algo no tan común en Chile. La gente ha aprendido la importancia de cuidar el medio ambiente y la importancia que el reciclaje tiene para ello. Esto ha supuesto un cambio en la visión de estas personas, que apoyarán este tipo de actividades y la creación de nuevas acciones en el futuro.

Finalmente, la sostenibilidad de este proyecto proviene también del cambio de la legislación sobre la recogida de basuras. El trabajo es ahora formal, lo que conlleva un aumento de la estabilidad y la seguridad de estos trabajadores.

Lecciones aprendidas

Las lecciones aprendidas más importantes son:

Transferibilidad

Uno de los aspectos principales de esta iniciativa ha sido la transferibilidad y replicabilidad nacional e internacional de las ideas y del proceso que han conducido a un plan de negocio sostenible con una alianza entre los sectores público y privado, organizaciones de la sociedad civil y recolectores de basuras.

Para lograrlo se ha creado un Fondo de Replicabilidad con el objetivo de apoyar el desarrollo de este tipo de proyectos en otros lugares del pais, devolviendo así las inversiones que se han obtenido para el desarrollo del proyecto. Esto fondo se genera a partir de los beneficios de la siguiente forma: el 30% de estos se destina a educación ambiental, otro 30% se destina equitativamente a los recolectores miembros de la asociación y el 40% se destina a este fondo.

Además se está trabajando para la creación de un modelo de negocio asociativo que otras asociaciones de recolectores del contexto nacional o internacional puedan replicar. Para ello los líderes de la Asociación participan en una red nacional de recolectores de materiales donde han presentado su modelo para mejorarlo y adecuarlo a la realidad nacional. Esto también les ha permitido conseguir valiosos contactos a nivel nacional e internacional.

Los líderes han presentado también su iniciativa en encuentros y seminarios internacionales como el Primer Foro y Congreso Internacional de Políticas de Reciclado en Grandes Urbes, en Buenos Aires, Argentina, en 2007, en el Primer Congreso Mundial de Recicladores de Basura y en el Tercer encuentro de Recicladores de América Latina, en Bogotá en 2008.

Perfil Financiero

Socio 2004 2005 2006 2007 Total
Asociación de Recolectores 240 5.700 5.000 56.000 66.940
Municipalidad de Peñalolén - 2.000 4.000 282.550 288.550
Fundación Casa de la Paz - - 4.000 54.000 58.000
Gobierno central (SERCOTEC y CONAMA) - - 37.000 18.400 55.400
Sector privado - - - 200.000 200.000
Total 240 7.700 50.000 610.950 668.890

Nota: cantidades expresadas en dólares EE.UU.

Legislación y políticas relacionadas

Como apoyo al desarrollo de estos proyectos se han modificado dos normativas municipales relacionadas con el reconocimiento de la recogida de residuos como una actividad empresarial formal. Esto hace que puedan tener licencias de actividad pagando una pequeña cantidad mensual, lo que proporciona seguridad a su trabajo a través de la Municipalidad. Esto, unido a la creación de la Asociación y al acceso a microcréditos, ha facilitado el proceso de creación de una empresa formal.

Referencias

Periódico comunal Todo Terreno  (2007)   «Recolectores de chatarra visitan planta líder»,   Periódico comunal Todo Terreno, No 24, Abril de 2007, página 3. 

Canal 13 Noticias  (2007)   «Ley de Mercado de Capitales II: invertir para crecer más. Una legislación que pretende impulsar el capital de riesgo para dar apoyo a los pequeños emprendedores»,   Canal 13 Noticias, 24 May 2007 http://teletrece.canal13.cl/t13/html/Noticias/Chile/304913.html 

Juan Aravena  (2007)   Mi experiencia como recolector   Ponencia presentada en el Programa 1er. Foro y Congreso Internacional de Políticas de Reciclado en Grandes Urbes. Ciudad de Buenos Aires, September 2007, Argentina. 

Casa de la Paz  (2007)   «Recolectores de Peñalolén visitaron planta de reciclaje de Gerdau Aza»,   Casa de la Paz, Mayo de 2007, Santiago de Chile. 

El Observatorio  (2007)   «Recolectores ecológicos viajan a Encuentro Internacional en Buenos Aires»,   El Observatorio, Septiembre de 2007, Santiago de Chile. http://www.elobservatodo.cl/admin/render/noticia/8667 

Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Victoria Fernández Áñez
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1998.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio