Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1844.html   
Caprichando a Morada [Ocupándonos de Nuestra Casa] (Chapecó, Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — continental
Ámbito de la actuación — provincial/estatal
Agentes — gobierno central; gobierno regional; sector privado; organización no gubernamental (ONG); organización de base comunitaria (OBC); fundación; institución académica o de investigación.

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; acceso a créditos. Vivienda: vivienda asequible; carencia de hogar, personas sin hogar; propiedad del suelo y seguridad; acceso a la financiación de la vivienda; industria de la construcción; diseño eco-lógico; mejora y modernización de asentamientos precarios; materiales de construcción y tecnología constructiva; acceso igualitario a la vivienda y su propiedad; viviendas en alquiler; ordenanzas y estándares. Vivienda y derechos humanos: aplicación del derecho a una vivienda digna; vivienda accesible; vivienda asequible.


Contacto Principal

Cooperativa de Vivienda de los Agricultores Familiares de los Tres Estados del Sur (COOPERHAF) — sector privado
Celso Ricardo Ludwig [celso@cooperhaf.org.br]
Adriana Paola Paredes Peñafiel [adrianita@cooperhaf.org.br]
Rua Servidão Capivari,
Apartado de Correos: 94 E,
Ciudad: Chapecó,
Estado: Santa Catarina (SC)
Código Postal: 89812-040,
Brasil.

Tel.: (+55) (49) 3323 6110
Tel.: (+55) (49) 3324 6435
Fax.: (+55) (49) 3324 6435
Web: http://www.cooperhaf.org.br/


Socio

Cooperativas de Crédito Rural Solidarias (CRESOL Central) — sector privado
Cláudio Risson [risson@cresolcentral.com.br], Presidente
Rua Esparta,
Apartado de Correos: 46 E - Centro,
Ciudad: Chapecó,
Estado: Santa Catarina (SC)
Código Postal: 89805-025,
Brasil.

Tel.: (+55) (49) 3361 4800
Web: http://www.cresolcentral.com.br/
Colaboración financiera.
Colaboración política.


Socio

Caixa Econômica Federal — gobierno central
Janice Mendonça Fernandes [janice.fernandes@caixa.gov.br], Gerente nacional de políticas sociales
SBS Quadra 4, Lote 3/4, Andar 12,
Ciudad: Brasilia,
Estado: Distrito Federal (DF),
Código Postal: 70092-900,
Brasil.

Tel.: (+55) (61) 3206 8172
Tel.: (+55) (61) 3206 9066
Web: http://www.caixa.gov.br/
Colaboración administrativa.
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Federación Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras de la Agricultura Familiar de Brasil (FETRAF Brasil/CUT) — fundación
Elisângela dos Santos Araújo [elisangelaraujo@hotmail.com]
SQS Quadra 02, Bloco C, Edifício Wady Cecílio, Andar 3,
Ciudad: Brasilia,
Estado: Distrito Federal (DF),
Código Postal: 70302-000,
Brasil.

Tel.: (+55) (61) 3037 2566
E-mail: elisangela@fetraf.org.br
secgeral@fetraf.org.br
Web: http://www.fetraf.org.br/
Colaboración política.


Socio

Federación Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras de la Agricultura Familiar de la Región Sur de Brasil (FETRAF SUL/CUT) — fundación
Altemir Antônio Tortelli [atortelli@fetrafsul.org.br]
Rua das Acácias, 318 D, Palmital,
Ciudad: Chapecó,
Estado: Santa Catarina (SC)
Código Postal: 89814-230,
Brasil.

Tel.: (+55) (49) 3329 8987
E-mail: secgeral@fetrafsul.org.br
Web: http://www.fetrafsul.org.br/
Colaboración política.


Socio

Secretaría de Agricultura Familiar del Ministerio de Desarrollo Agrario (SAF - MDA) — gobierno central
Adoniram Sanches Peraci [adoniram.peraci@mda.gov.br]
SBN Edifício Palácio do Desenvolvimento, Bloco D, Quadra 1, Andar 6,
Ciudad: Brasilia,
Estado: Distrito Federal (DF),
Código Postal: 70057-900,
Brasil.

Tel.: (+55) (61) 2191 9910
Tel.: (+55) (61) 2191 9909
Web: http://portal.mda.gov.br/portal/saf/
Colaboración financiera.


Socio

Secretaría de Desarrollo Territorial del Ministerio de Desarrollo Agrario (SDT - MDA) — gobierno central
Reinaldo Pena Lopes [reinaldo.lopes@mda.gov.br]
Endereço: SBN Edifício Palácio do Desenvolvimento, Andar 8,
Ciudad: Brasilia,
Estado: Distrito Federal (DF),
Código Postal: 70057-970,
Brasil.

Tel.: (+55) (61) 2191 9878
Tel.: (+55) (61) 9333 8885
E-mail: adriana.martinez@mda.gov.br
savia.eneias@mda.gov.br
Web: http://www.mda.gov.br/sdt/
Colaboración administrativa.


Socio

Secretaría Nacional de Vivienda del Ministerio de las Ciudades (SNH - MCIDADES) — gobierno central
Cid Blanco Junior [cid.junior@cidades.gov.br]
Endereço: Esplanada dos Ministérios, Bloco A, Andar 3, Sala 305,
Ciudad: Brasilia,
Estado: Distrito Federal (DF),
Código Postal: 70050-901,
Brasil.

Tel.: (+55) (61) 2108 1992
Tel.: (+55) (61) 2108 1929
Web: http://www.cidades.gov.br/secretarias-nacionais/secretaria-de-habitacao/

Colaboración financiera.

Resumen

La Cooperativa de Vivienda de los Agricultores Familiares de los Tres Estados del Sur (COOPERHAF) se fundó en 2001 en la ciudad de Sarandi del estado de Rio Grande do Sul de Brasil. Los promotores de esta cooperativa fueron los propios agricultores familiares, que ya se encontraban organizados en grupos y formaban parte de la Federación Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras de la Agricultura Familiar de la Región Sur de Brasil (FETRAF SUL/CUT).

La creación de la cooperativa tuvo su origen en las necesidades que existían en materia de vivienda en las zonas rurales. De esta manera, la cooperativa se estableció para movilizar y gestionar recursos para la construcción de nuevas viviendas dignas o para la reforma de las existentes. Hoy en día, la cooperativa ofrece tres modalidades de subsidios y préstamos:

  1. Programa de Subsidios para la Vivienda de Interés Social (PSH): http://www1.caixa.gov.br/gov/gov_social/estadual/programas_habitacao/psh/index.asp
  2. Programa de Crédito Solidario (FDS): http://www.caixa.gov.br/habitacao/operacoes_coletivas/programa_credito_solidario/index.asp
  3. Fondo de Garantía del Tiempo de Servicio (FGTS): http://www.caixa.gov.br/fgts/index.asp

Desde su creación, FETRAF SUL/CUT ha reivindicado varias reformas a favor de los agricultores familiares. Entre otros aspectos, ha reclamado el crédito rural, los seguros agrícolas y el apoyo a la industrialización de la agricultura. Sin embargo, desde el principio, para FETRAF SUL/CUT estas reivindicaciones no han sido suficientes. Desde esta organización, se ha entendido que era inconcebible pensar en una posible optimización de la productividad agrícola si, paralelamente, no existían políticas para mejorar las condiciones sociales en las áreas rurales. Por ello, se ha trabajado también para lograr la dignidad de las viviendas rurales de los agricultores familiares.

No obstante, la vivienda por sí misma no garantizaba el desarrollo social de las comunidades de agricultores familiares en las zonas rurales. Para dicho desarrollo, era necesario considerar más aspectos, es decir, la problemática de la vivienda rural no podía limitarse al espacio físico de las casas. Por consiguiente, para ayudar a los agricultores a concebir estrategias que les permitieran desarrollarse socialmente, se celebró con ellos una serie de debates en los que se trataron temas como la organización de la agricultura familiar, los derechos de la ciudadanía, el cooperativismo, la organización de las unidades domésticas y la división social del trabajo por género y edad. También, se puso en práctica una iniciativa de desarrollo social bajo el nombre de Ocupándonos de Nuestra Casa [Caprichando a Morada]. Esta iniciativa comprendía varios aspectos: el acceso a los programas de vivienda, con todos los detalles que esto implicaba; la evolución o reforma del parque de viviendas; y el proceso de fomento de la capacidad de autogobierno, conocido también como Proyecto Social.

En definitiva, desde la cooperativa se ha trabajado más allá del acceso a la vivienda física, y se ha procurado que los agricultores familiares puedan desarrollar prácticas sostenibles que les permitan permanecer en sus propiedades.

Desde 2001, unas 15.000 familias de agricultores han accedido al programa de viviendas rurales en los estados de Santa Catarina, Rio Grande do Sul y Paraná. En 2006, la cooperativa ha comenzado a extenderse y ya está presente en catorce estados de Brasil. De esta manera, la iniciativa ha demostrado tener un gran potencial de crecimiento en multitud de regiones brasileñas. Esto también ha quedado evidenciado por la creciente demanda de una política pública que se ocupe de atender la evolución de las necesidades de las comunidades rurales. En la actualidad, el objetivo principal de COOPERHAF ha pasado a ser la transferencia de la iniciativa a las nuevas regiones de actuación. En este sentido, la cooperativa se ha registrado oficialmente en los nuevos estados para poder recibir subsidios y préstamos durante este año, y ya ha comenzado a ayudar a organizarse a familias rurales de las nuevas regiones de actuación.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

De acuerdo con el informe de 2005 de la Fundación Pinheiro, en el año 2000, el déficit de viviendas rurales ascendía a 1.750.081 unidades. Miles de familias agricultoras y colonos de la reforma agraria vivían y siguen viviendo en asentamientos precarios, sin saneamiento y con viviendas demasiado pequeñas para el número de miembros de la familia. Además, las parejas jóvenes tenían que vivir con sus padres o verse obligadas a emigrar a las ciudades.

Establecimiento de prioridades

El primer desafío del proyecto consistió en concebir las medidas que harían posible que las familias agricultoras y los colonos de la reforma agraria pudieran hacer frente a la crisis y desarrollar las actividades que les permiten ganarse la vida en las áreas rurales. La conclusión fue que el acceso de estas personas a los programas de vivienda rural debía establecerse como la prioridad principal del proyecto.

Gracias al trabajo que se ha llevado a cabo en este sentido, las familias agricultoras y los colonos de la reforma agraria han comprendido que la vivienda es un derecho legítimo de los ciudadanos y no una simple ayuda del gobierno.

Sin embargo, desde el principio se entendió que la vivienda no era una solución suficiente y que existía otro desafío adicional: había que formar a aquellas familias para que sus decisiones y las actividades que desarrollasen contribuyeran a la construcción de unas comunidades rurales sostenibles. Con este objetivo, COOPERHAF concibió el denominado Proyecto Social. Gracias a él, tuvo lugar un debate en diversos temas como pueden ser, entre otros, la importancia de la cooperación, la división social del trabajo por género y edad, la diversificación y la seguridad alimentaria. Para llevar a cabo este Proyecto Social, COOPERHAF contó con la colaboración de FETRAF SUL/CUT y de los líderes y socios de los sindicatos rurales, que eran también parejas de agricultores. Todos ellos participaron en el diseño de las estrategias a seguir para ponerlo en práctica en sus respectivas comunidades.

El nombre de la buena práctica Caprichando a Morada [Ocupándonos de Nuestra Casa] fue sugerido por una mujer que era beneficiaria de los programas de vivienda.

Formulación de objetivos y estrategias

El principal objetivo de Caprichando a Morada consiste en lograr que las personas dedicadas a la agricultura familiar en las áreas rurales puedan desarrollarse socialmente. En esta tarea, la vivienda constituye el punto de partida. FETRAF SUL/CUT, COOPERHAF y los líderes de los sindicatos rurales han definido los objetivos generales de la iniciativa, que se pueden resumir de la siguiente manera:

Movilización de recursos

Cada año, COOPERHAF tiene que demostrar la demanda de ayuda existente y presentar el número de familias que solicitan una vivienda rural subvencionada por el estado al Ministerio de las Ciudades. Este trámite se realiza durante una serie de reuniones que también tienen por objetivo negociar la concesión de recursos federales para el año siguiente. El Ministerio de las Ciudades, a través de la Secretaría Nacional de Vivienda, es el organismo responsable de los programas de vivienda tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

Los principales actores que intervienen en la movilización de las familias dentro de los municipios son los sindicatos rurales, cuyos miembros son también agricultores familiares. Estos sindicatos organizan a las familias y, para contar con todos sus detalles, elaboran un registro utilizando un software de la propia organización llamado Sistema Informático COOPERHAF. Además, si alguna familia tiene problemas con sus documentos oficiales, lo cual es común en algunas regiones de la Reforma Agraria, los sindicatos, junto con COOPERHAF, estudian cada caso para encontrar una solución.

Finalmente, cabe mencionar que una parte del personal de COOPERHAF se dedica específicamente a buscar financiación para que la organización pueda llevar a cabo sus proyectos. Por otra parte, el departamento de proyectos de COOPERHAF es el responsable de identificar las demandas a lo largo de todo el proceso de manera que se puedan distribuir los recursos de acuerdo a las necesidades, que pueden ser, entre otras, infraestructurales o de formación. El Ministerio de Desarrollo Agrario, su Secretaría de Desarrollo Territorial y el Ministerio de Trabajo y Empleo colaboran como socios para lograr los objetivos de la iniciativa.

Proceso

El primer problema al que hubo que enfrentarse fue a la regulación de la vivienda, ya que, en 2001, el gobierno federal no destinaba recursos públicos para la mejora de las condiciones de vida ni en materia de vivienda y ni de salubridad ambiental. Para hacer frente a esta situación, COOPERHAF elaboró y presentó una propuesta al gobierno del estado de Rio Grande do Sul. Con ello, consiguió negociar su apoyo financiero para una primera experiencia que supuso la construcción y reforma de viviendas para 357 familias rurales de este estado. El papel que desempeñaron los sindicatos en los municipios beneficiados fue crucial, ya que fueron los encargados de introducir el lema <<la vivienda como un derecho de la ciudadanía>>. Gracias a este lema, se logró concienciar a la población de que la vivienda era un derecho legítimo de los ciudadanos y no un subsidio de caridad del gobierno.

El siguiente paso consistió en la ampliación de la experiencia mediante su réplica en otros estados del sur como Santa Catarina y Paraná. En ambos estados se siguió con los respetivos gobiernos estatales la misma estrategia de negociación que ya se había empleado en el antecedente de Rio Grande do Sul. Además, gracias a estas experiencias, se obtuvo el compromiso del gobierno federal de invertir en el fomento de la vivienda digna con acceso a los servicios básicos, a la corriente eléctrica y al transporte. De hecho, la creación en 2003 del Ministerio de las Ciudades fue una respuesta al dilatado proceso de reivindicaciones que llevaban realizando los movimientos sociales interesados en la mejora de las condiciones de vida en los estados brasileños. No obstante, los nuevos proyectos y programas federales se dirigieron principalmente a las áreas urbanas. Por ello, las familias agricultoras que pertenecían a las asociaciones FETRAF SUL/CUT y COOPERHAF tuvieron que autoorganizarse para llamar la atención sobre la importancia que tenían los programas de vivienda para las áreas rurales. Las reivindicaciones se extendieron en el tiempo hasta que el gobierno accedió a establecer un programa federal de apoyo que permitía cubrir las necesidades de las familias de los trabajadores rurales. Este fue el origen del Programa de Subsidios para la Vivienda de Interés Social.

Posteriormente, COOPERHAF hizo frente a otro problema. Una vivienda digna era un elemento esencial para que las familias pudieran llevar a cabo las actividades que les permitían ganarse la vida. Sin embargo, la vivienda no garantizaba por sí misma el desarrollo social de estas familias en las áreas rurales. Esta doble situación hizo que la cooperativa se planteara cuáles eran las medidas que en realidad necesitaban las familias agricultoras para hacer frente a la crisis y poder desarrollar las actividades que les permitían ganarse la vida. La solución se ideó a través del denominado Proyecto Social. Desde él, se comenzó a invitar a las familias que recibían ayudas para la construcción o reforma de sus viviendas a participar en una serie de reuniones con los líderes de los sindicatos. En estas reuniones, las familias debatían y se formaban en cuestiones clave. De esta manera, aprendían a tomar decisiones orientadas a alcanzar la sostenibilidad de sus unidades domésticas. Entre otros, se trataban los temas de género, derechos, cooperación, diversificación y seguridad alimentaria.

Por otra parte, los técnicos sociales de COOPERHAF ofrecían capacitación en diferentes materias a los líderes de los sindicatos, que eran también agricultores familiares. Para ello, los técnicos empleaban una metodología que consistía en el estudio de un conjunto de cinco cuadernos didácticos. De esta manera, los líderes de los sindicatos desencadenaron entre de la población de los municipios un proceso de multiplicación de la capacidad de autogobierno.

Por su parte, las familias que se acogían a las ayudas del proyecto asumían el compromiso de asistir a las seis reuniones que se planificaban. En ellas, se les entregaban también los cinco cuadernos didácticos. Además, una vez que sus casas estaban terminadas, se comprometían a celebrar en ellas otra reunión invitando a más familias para compartir con ellos su experiencia.

Hoy en día, el principal desafío de COOPERHAF consiste replicar la iniciativa en otros estados. En este momento, la cooperativa está planificando un proyecto junto con la Caixa Econômica Federal. Se trata de un nueva experiencia piloto que pretende replicar los instrumentos de desarrollo social que ha puesto en práctica COOPERHAF y adaptarlos a las nuevas experiencias en otras regiones. Para lograr la adaptación, se va a introducir un sistema de Evaluación Rural Participativa (ERP) [Participatory Rural Appraisal (PRA)].

Resultados obtenidos

Se han obtenido los siguientes resultados:

Sostenibilidad

Financiera

El trabajo en red es la principal estrategia que ha permitido alcanzar la sostenibilidad financiera. La labor de COOPERHAF se ha realizado en colaboración con los sindicatos rurales, que están presentes en los municipios de todos los estados del país.

Para acceder a uno de los tres programas de vivienda (PSH, FDS, FGTS), las familias tienen que ser miembros de su sindicato rural. Para ello, cada familia tiene que pagar una sola cuota de cinco reales brasileños. El montante de las cuotas se emplea para costear los gastos administrativos de la cooperativa. Además, los miembros de los sindicatos colaboran estrechamente con la cooperativa, ya que se encargan de presentar el programa a las familias, realizar su registro y poner en práctica el Proyecto Social. Por su parte, COOPERHAF supervisa cada fase del proyecto que llevan a cabo los líderes de los sindicatos.

Social y Económica

El concepto de vivienda encuentra su significado entre el espacio físico y la necesidad de disponer de una casa digna. La vivienda u hogar debería ser un lugar donde las personas encontraran un refugio, pero también un lugar donde pudieran disfrutar del descanso físico y espiritual, un lugar donde existiera la sensación de bienestar y que ofreciera calidad de vida. El denominado Proyecto Social fomenta este concepto. La atención a las familias beneficiarias representa una manera de escuchar sus intereses y fomentar su capacidad de autogobierno.

El Proyecto Social tiene una línea de actuación basada en la sensibilización, la celebración de reuniones y la realización de visitas. También, representa una alternativa de inclusión social para las personas que han acabado en una situación de vulnerabilidad. El objetivo del proyecto consiste en fomentar la capacidad de autogobierno de las familias agricultoras en los siguientes aspectos: construcción de viviendas, división social del trabajo, derechos sociales y organización de las unidades domésticas, incluyendo una plantación de árboles frutales, un huerto y un jardín ornamental.

Gracias al proyecto, se organizan reuniones para que las personas puedan compartir sus experiencias vitales, sus problemas y sus rutinas cotidianas. El debate sobre la división social del trabajo está íntimamente ligado al de las relaciones sociales dentro de las familias y las comunidades. Con estos encuentros, se pretende abordar las cuestiones más importantes y reflexionar sobre los enfrentamientos y desafíos que implica defender los derechos. Al final de las cinco reuniones con cada familia, se lleva a cabo una reunión comunitaria para compartir los resultados del proyecto.

Al mismo tiempo, para adecuar aún mejor las acciones de COOPERHAF, esta organización está llevando a cabo un proyecto en colaboración con FETRAF SUL/CUT y con el Ministerio de Trabajo y Empleo denominado Proyecto Mujer. El principal objetivo de este proyecto consiste en movilizar el liderazgo de las mujeres. Tanto FETRAF SUL/CUT como COOPERHAF consideran que el fomento de la capacidad de autogobierno de las mujeres es una estrategia clave para posibilitar la emancipación, incrementar la autoestima y conseguir la autonomía e independencia de la mujer.

Cultural

Puesto que COOPERHAF ha ampliado sus actividades a otros estados, ha tenido que considerar el hecho de que las nuevas personas con las que está trabajando constituyen un grupo muy heterogéneo y diverso. En este momento, COOPERHAF está preparando un proyecto en colaboración con la Caixa Econômica Federal que incluye una iniciativa piloto en el marco de los acuerdos de la Reforma Agraria. El proyecto pretende desarrollar un instrumento que va a permitir replicar la iniciativa completa en las nuevas comunidades mediante un proceso de Evaluación Rural Participativa. Además, esto va a permitir sistematizar las nuevas experiencias y, por tanto, mejorar las actuaciones de COOPERHAF en los nuevos estados.

Ambiental

La iniciativa piloto también incluye una serie de soluciones que tienen por objetivo lograr la sostenibilidad ambiental en el proceso de construcción de viviendas en las áreas rurales. De entre estas soluciones, destacan las letrinas secas ecológicas, los tanques domésticos de almacenamiento de agua y los sistemas solares. Además, también se van a probar algunos sistemas alternativos para el desarrollo de la actividad agrícola en terrenos áridos. Entre otros, se va a proceder a la construcción de sistemas de drenaje y de swales, zanjas anchas y poco profundas que sirven para filtrar el agua de escorrentía. En Simonésia, que es un municipio del estado de Minas Gerais, los agricultores están utilizando tintes naturales para pintar sus casas.

Institucional

Lograr que la vivienda fuera una política pública era uno de los objetivos de las organizaciones FETRAF SUL/CUT y COOPERHAF. En este sentido, el primer resultado que se logró fue la creación del Ministerio de las Ciudades. Éste surgió en 2003 como respuesta al dilatado proceso de reivindicaciones que llevaban realizando los movimientos sociales interesados en la mejora de las condiciones de vida en los estados brasileños. Aunque los primeros programas y ayudas en materia de vivienda y sanidad del ministerio se destinaron principalmente a las áreas urbanas, posteriormente, con el objetivo de atender a las personas más necesitadas, se logró que el Ministerio de las Ciudades modificara algunos reglamentos y estableciera nuevas líneas de crédito.

La Caixa Econômica Federal, que es la principal agencia económica del gobierno central, colabora con COOPERHAF en la ejecución de las viviendas rurales. La Caixa se encarga de la gestión financiera de los subsidios y préstamos que soporta el gobierno federal, los cuales se van concediendo a medida que se lleva a cabo cada fase del proyecto. Por su parte, los gobiernos de los diferentes estados ofrecen normalmente apoyo financiero a las familias agricultoras para que puedan permitirse pagar las cuotas de acceso a los subsidios y préstamos federales.

Lecciones aprendidas

Se pueden resumir las lecciones aprendidas en tres grandes bloques:

  1. COOPERHAF ha desarrollado una metodología de participación a través de las labores de organización y movilización que ha llevado a cabo entre los miembros la federación FETRAF SUL/CUT, así como durante el proceso de búsqueda de implicación de los diversos agentes sociales. COOPERHAF solicitó la colaboración de estos agentes para la concepción del instrumento de desarrollo social que se había propuesto poner en marcha. Desde el comienzo, la idea consistía en diseñar un instrumento que debía poder nacer y desarrollarse desde dentro de las propias comunidades. Este enfoque implicaba que el proceso debía estar liderado y ser llevado a cabo por los propios implicados. Por ello, y siguiendo las recomendaciones de FETRAF SUL/CUT, se comenzó por fomentar la capacidad de autoorganización y toma de decisiones de las personas que trabajaban en los sindicatos rurales. Esta labor se realizó, entre otros, en aspectos como los derechos sociales, la vivienda, la diversificación y la seguridad alimentaria. De esta manera, los miembros de los sindicatos rurales pudieron difundir los conocimientos que habían adquirido entre las familias agricultoras. Asimismo, como conocían los aspectos de la vida cotidiana de estas familias, se convirtieron en los agentes mediadores de la cooperativa.
  2. En Brasil, al comienzo de la década de los noventa, los estudios de temática agraria, principalmente sobre agricultura familiar y procesos de desarrollo rural, estaban progresando significativamente. Aquellos estudios coincidían en que el desarrollo rural debía ir más allá de los procesos de optimización de la producción agraria. Así, planteaban que el desarrollo rural debía implicar un proceso o un conjunto de cambios que tuvieran por objetivo la mejora del bienestar de las comunidades rurales, entendiendo este bienestar de manera amplia como una mejoría de los aspectos económicos, políticos, sociales, culturales y ambientales. Finalmente, el Ministerio de Desarrollo Agrario de Brasil se ha sumado a esta línea de pensamiento y la ha incorporado a las organizaciones que trabajan por estos objetivos.

    Para poder alcanzar el bienestar, es importante que las personas tengan acceso a los recursos básicos. Consecuentemente, para COOPERHAF, el acceso a la vivienda digna ha sido una prioridad, ya que se trata de una necesidad esencial de las familias agricultoras. Sin embargo, es necesario hacer hincapié en que la vivienda digna no la constituye sólo el espacio físico de la casa, sino que también se debe entender como un lugar que permita la reunión y el trabajo familiar. Con esta idea presente, es como se debe entender el hecho de que la cooperativa haya establecido la vivienda como una de las estrategias clave para llevar a cabo su proyecto de desarrollo de las familias rurales.

    Por otra parte, cuando se concibió el denominado Proyecto Social, aparte del acceso a la vivienda digna, la cooperativa se tuvo que plantear cuáles eran las medidas adicionales que había que tomar para que las familias agricultoras pudieran desarrollar un modelo de vida sostenible. Como parte de una posible respuesta, se llegó a la conclusión de que el fomento de la capacidad de autogobierno de las familias agricultoras en los asuntos relevantes ayudaría a que fueran menos vulnerables a las crisis de la agricultura.

  3. Para poder transferir a otras regiones el instrumento de desarrollo social que representa el denominado Proyecto Social de COOPERHAF, esta organización ha reconocido que su modelo de intervención debe ser repensado. Por ello, la cooperativa se ha puesto a trabajar en la concepción de un proyecto piloto con el que pretende adaptar mejor las características de las intervenciones al resto de estados donde va a llevar a cabo el proyecto. Todos estos estados tienen en común un déficit preocupante de viviendas rurales. Además, con el nuevo proyecto se van a estudiar una serie de indicadores y valores de referencia que van a permitir diversificar las estrategias de actuación en las diferentes regiones. Asimismo, se van a emplear metodologías de participación y de fomento de la capacidad de autogobierno.

Transferibilidad

La iniciativa de COOPERHAF se ha beneficiado de la experiencia previa de la federación FETRAF SUL/CUT en varias áreas como, principalmente, la suscripción de seguros agrícolas, los procesos de organización, el establecimiento de industrias agrícolas familiares, el fomento de la capacidad de autogobierno de las mujeres y la movilización de los agricultores rurales para la solicitud de créditos solidarios.

Adicionalmente, durante la concepción y desarrollo del proyecto, COOPERHAF ha recibido el apoyo del equipo pedagógico del proyecto Terra Solidária. Este proyecto surgió para mejorar las escuelas rurales y fomentar así una oferta de educación integral teniendo en cuenta las realidades del mundo rural. También, se creó para fomentar la capacidad de autogobierno de los líderes locales. Su equipo pedagógico cuenta con una gran experiencia en educación popular. Por ello, COOPERHAF solicitó su colaboración para la elaboración de los cinco cuadernos de formación que la cooperativa ha empleado como material didáctico en las reuniones de formación con las familias agricultoras.

Los trabajos para la transferencia de la iniciativa de desarrollo social de COOPERHAF llevan realizándose desde 2006 en los estados de Bahia, Pará, Pernambuco, Maranhão, Piauí, Minas Gerais, São Paulo, Mato Grosso do Sul, Distrito Federal y alrededores, Ceará y Rio Grande do Norte. Además, desde 2007, varios miembros de COOPERHAF han estado viajando por los nuevos estados para transferir los conocimientos que han permitido llevar a cabo la iniciativa en los estados originales del sur. Asimismo, se han encargado del establecimiento de nuevas redes de colaboradores, habiendo logrado el apoyo, entre otras organizaciones, de los sindicatos rurales, las filiales de la Caixa Econômica Federal y diversas ONG.

En 2007, COOPERHAF ha empezado a gestionar el Programa de Subsidios para la Vivienda de Interés Social (PSH) para 2.099 viviendas tanto en los nuevos estados de Bahia, Minas Gerais, Maranhão, Pará, Rio Grande do Norte, Ceará, Mato Grosso do Sul y São Paulo, como en los estados originarios de Santa Catarina y Paraná. No obstante, los resultados preliminares del proceso indican que el personal de COOPERHAF que trabaja en los catorce estados donde está presente la cooperativa debe repensar sus estrategias de intervención, ya que los procesos difieren entre las diferentes regiones.

Políticas relacionadas

Las iniciativas de COOPERHAF han supuesto un gran desafío, ya que, antes de su puesta en marcha, el gobierno federal no destinaba recursos para la vivienda rural. En un primer momento, para hacer frente a la situación, la cooperativa tuvo que llamar la atención y demostrar al gobierno del estado de Rio Grande do Sul que existía esta demanda. Por su parte, el gobierno de este estado ofreció a COOPERHAF colaboración financiera para que llevara a cabo la construcción de 357 viviendas para familias agricultoras. Posteriormente, se siguió la misma estrategia en los estados de Santa Catarina y Paraná. Sin embargo, hasta 2003, no se consiguió que el gobierno federal accediera a invertir en vivienda rural. De hecho, aquélla fue la primera vez en que el gobierno de Brasil ofrecía subsidios para las áreas rurales. Con el tiempo, el organismo encargado de la gestión financiera de estos recursos federales ha pasado a ser la Caixa Econômica Federal y, desde entonces, se han puesto en marcha tres modalidades de subsidios y préstamos para las familias agricultoras.

Es más, la Caixa Econômica Federal (CEF) ha comenzado a asumir que su colaboración debe estar enfocada a lograr los objetivos del Proyecto Social de COOPERHAF. Éstos consisten en desarrollar las áreas rurales en todos los aspectos que sean necesarios para lograr que las unidades domésticas sean sostenibles en este tipo de entornos. De esta manera, una idea que había sido iniciativa de la cooperativa se ha convertido en una de las condiciones que la Caixa impone para financiar proyectos de este tipo.

Desde que COOPERHAF está replicando su iniciativa en otros estados, lograr que la vivienda rural se consolide como una política pública ha pasado a ser el principal objetivo de la cooperativa.

Perfil Financiero

Presupuesto en reales brasileños:
Socio2004200520062007TOTAL
Programa Nacional para el Fortalecimiento de la Agricultura Familiar del Ministerio de Desarrollo Agrario-156.000--156.000
Programas de Capacitación del Ministerio de Trabajo y Empleo (MTE)---812.620812.620
Ministerio de las Ciudades (MCIDADES) (1)16.632.0009.708.00043.878.00017.808.00088.026.000
Presupuesto Total16.632.0009.864.00043.878.00018.620.62088.934.620

(1) La Caixa Econômica Federal gestiona estos recursos financieros y los dirige directamente a las cuentas de los agricultores a medida que se completa cada fase del proyecto Ocupándonos de Nuestra Casa [Caprichando a Morada].

Referencias

-  (2007)   «Ladrillo de adobe: una economía para el medio ambiente»,   Diario do Iguaçu, 8 de noviembre, página 15 

-  (2007)   «Las familias solicitan una política de vivienda»,   O Povo, 18 de septiembre, página 12 

Paredes Peñafiel  (2007)   «Las perspectivas de desarrollo rural en Brasil»,   Punto de Equilibrio, Revista de economía y negocios de la Universidad del Pacífico, 1 de julio, páginas 34 y 35 

-  (2007)   «COOPERHAF. La entidad ofrece cursos de formación»,   Diario do Iguaçu, 21 de junio, página 15 

-  (2006)   «El presidente Lula entrega las llaves de su nueva vivienda a la familia Sacheti»,   Jornal Sul Brasil, 24 y 25 de junio, página 5 

-  (2005)   «La falta de viviendas obliga a los colonos a abandonar el campo»,   Diario Catarinense, 28 de mayo, página 18 

Fundación Pinheiro  (2005)   Déficit habitacional de Brasil   Centro de Estadísticas e Información, convenio del Ministerio de las Ciudades, segunda edición, Belo Horizonte 

Edición del 13-11-2008
Traducción del inglés: Javier Muñoz Galán
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1844.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio