Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1816.html   
Pantano Abajo: apropiación de su patrimonio tangible e intangible (Falcón, Venezuela) — CONTINUACIÓN

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2008, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
Nota del editor: Esta práctica es la continuación de Experiencia comunitaria del barrio Pantano Abajo: Apropiación de su patrimonio tangible e intangible, buena práctica GOOD de 2004.
País/Estado — Venezuela
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — árida y semiárida
Ámbito de la actuación — barrio
Agentes — gobierno central; organización no gubernamental (ONG).

Categorías — Vivienda: acceso a la financiación de la vivienda; mejora y modernización de asentamientos precarios; materiales de construcción y tecnología constructiva. Procesos de planificación urbana y regional: planificación de la conservación del patrimonio cultural. Vivienda y derechos humanos: aplicación del derecho a una vivienda digna; habitabilidad y adecuación cultural de la vivienda.


Contacto Principal

Asociación Autogestionaria de Vivienda (ASOAVI) — organización no gubernamental (ONG)
Alida María Navarro de González, Presidenta

Pantano Abajo, Calle Miranda, número 35 entre Calle Colón y Callejón Hospital, Barrio Pantano Abajo. 
CP 4101, Coro, Estado Falcón. Venezuela. 

Teléfono: +58 268 2517838 / 268 4048606 
E-mail: asoavi_pa@yahoo.com


Organización Nominadora

Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela (IPC) — gobierno central
José Manuel Rodríguez, presidente
 %URL debe ser completo: http://... borrar \liga{} si queda vacío


Villa Santa Inés, Avenida Principal de Caño Amarillo frente a la Aduana
CP 1010. Caño Amarillo, Caracas, Venezuela. 

Teléfono: +58 ­212 4810142 
Fax: +58  212 4829695
E-mail: ipc@reacciones.ve


Socio

Consejo Nacional de la Vivienda (CONAVI) — gobierno central
Karen Boyer, gerente de unidad operativa de ejecución.
Avenida Principal de las Mercedes con Calle Orinoco, 
Edificio CONAVI, CP 1010. Las Mercedes, Caracas, Venezuela. 

Teléfono: +58 212 9995634 / 9913211 
E-mail: investigacion@conavi.gov.ve
Colaboración financiera.
Colaboración política.

Resumen

Las viviendas tradicionales del Barrio Pantano Abajo tenían daños estructurales severos y no existían programas dirigidos a recuperarlas. La pobreza de la zona y la falta de acceso a créditos afectaban a la habitabilidad de las viviendas y el patrimonio cultural. La declaración de Coro como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization (UNESCO) favoreció la organización comunitaria en rescate de su patrimonio. Así, en abril de 1997, nació la Asociación Autogestionaria de Vivienda (ASOAVI) de Pantano Abajo, bajo líneas de acción y estatutos del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), con su propia estructura organizativa, que incluyó tres aspectos: técnico, administrativo y social. Participaron en su formación los vecinos, el IPC, universidades y consultores. ASOAVI Pantano Abajo se ha dedicado a mejorar y conservar las viviendas tradicionales, a desarrollar capacidades de trabajo entre las familias asociadas para generar empleo, a recuperar y difundir la cultura popular como bien tangible e intangible y a fomentar la acción grupal para la solución a los problemas comunes.

Esto ha permitido que se haya intervenido en 510 viviendas tradicionales de barro, beneficiando aproximadamente a 2.710 personas y generando más de 7.000 empleos entre directos e indirectos. Anualmente se realizan actividades de preservación de patrimonio con aproximadamente 300 niños. Además se ha creado el Club del Abuelo, en el cual sesenta personas de la tercera edad reciben atención médica y participan de actividades didácticas y recreacionales. Todas las actividades se realizan para la comunidad del Barrio Pantano Abajo sin distingo de clases sociales, religión, raza, sexo, edad, etc. Se logró el acceso a créditos para viviendas tradicionales de barro por parte de la banca pública y privada, y que el gobierno nacional reconociera a los artesanos del barro los beneficios de seguridad social y pensiones de jubilación en el momento de su retiro laboral. El prestigio logrado por ASOAVI contribuye a una imagen positiva de sí misma y su comunidad, fomentando la apropiación del patrimonio tangible e intangible mediante esta experiencia comunitaria.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Las viviendas tradicionales del barrio tenían daños estructurales severos y no existían programas dirigidos a recuperarlas. La pobreza de la zona y la falta de acceso a créditos afectaban a la habitabilidad de las viviendas y al patrimonio cultural. La declaración de Coro como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO favoreció la organización comunitaria en rescate de su patrimonio.

Establecimiento de prioridades

Nuestras prioridades han sido:

El Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), a raíz de la declaratoria de Coro como Ciudad Patrimonio de la Humanidad UNESCO, fomentó la creación de la Asociación Autogestionaria de Vivienda (ASOAVI) entre las comunidades habitantes de la zona protegida.

La comunidad del barrio, liderada por la señora Alida Navarro de González, formó ASOAVI Pantano Abajo y estableció, bajo líneas de acción y estatutos del IPC, su propia estructura organizativa que incluyó tres aspectos: técnico, administrativo y social. Participaron los vecinos, el IPC y algunas universidades y consultores.

Formulación de objetivos y estrategias

Nuestros objetivos han sido mejorar y conservar las viviendas tradicionales, desarrollar capacidades de trabajo entre las familias asociadas para generar empleo, recuperar y difundir la cultura popular como bien tangible e intangible y fomentar la acción grupal para la solución a los problemas comunes.

Nuestras estrategias han consistido en:

Movilización de recursos


Recursos técnicos. Se han recuperado las técnicas tradicionales de construcción gracias a la contribución de profesionales especializados que formaban parte del IPC, de universidades y de los artesanos especialistas pertenecientes a la comunidad. ASOAVI tiene una gerencia técnica conformada por catorce profesionales, además de cincuenta artesanos tradicionales.
 
Recursos financieros. Se presentó un proyecto que fue aprobado por el Consejo Nacional de la Vivienda (CONAVI), que lo financia a través de un contrato de fideicomiso con el IPC, el cual a su vez realiza desembolsos a ASOAVI Pantano Abajo. Se creó una Cooperativa para reparar viviendas que ha sido contratada por el IPC directamente. Los asociados hacen un aporte equivalente a 1 $ mensual y la ASOAVI logra ingresos propios por consultorías, desarrollo de proyectos y otras actividades para autogestión.
 
Recursos humanos. Se cuenta con una gerencia administrativa y otra social donde trabajan administradores, abogados, trabajadores sociales y periodistas entre otros, que suman ocho personas. Los recursos son administrados completamente por ASOAVI Pantano Abajo con criterios de escasez, eficacia y maximización de recursos, cuya directiva está conformada en un 60 % por mujeres. ASOAVI rinde cuentas al IPC de forma periódica del manejo técnico, administrativo y social.

Proceso

El proceso de recuperación de viviendas tradicionales del casco histórico de Coro tiene su origen en la declaración de la ciudad como Patrimonio UNESCO. El principal problema al inicio del proceso fue la exclusión de la comunidad, situación superada mediante la presión de la organización comunitaria para una mayor presencia. La escasez de recursos no permitía la correcta rehabilitación de los edificios, lo que dio lugar a problemas constructivos en algunas intervenciones.

Esto se superó a partir del año 2001, momento a partir del cual se permitió realizar intervenciones arquitectónicas basadas en consolidación estructural de los edificios. A partir de 2006 los recursos son ejecutados directamente por ASOAVI bajo la supervisión del IPC.

Actualmente, el principal problema es la falta de acceso a recursos financieros oportunos por parte de la burocracia administrativa, lo cual afecta al flujo de caja con impactos maximizados en una economía inflacionaria (148 % en los últimos 5 años). Otro problema por resolver es la recuperación de los fondos invertidos, porque originalmente los créditos fueron concebidos como fondo a pérdida y no se tiene figura de recuperación de créditos.

El método de acceso al crédito sigue los siguientes pasos:

  1. Inscripción de la familia en ASOAVI solicitando un crédito.
  2. Desarrollo de un informe técnico-social.
  3. La directiva de ASOAVI establece por consenso, y por prioridades, una lista de viviendas a reparar.
  4. Cuando ASOAVI tiene los recursos disponibles, actualiza el alcance de la obra de reparación y firma un contrato con el propietario.
  5. Posteriormente se selecciona al artesano que ejecutará la obra por consenso entre ASOAVI, el propietario y el artesano.
  6. Si la familia beneficiada cuenta con artesanos formados dentro del programa de capacitación, éstos pueden emplearse en la reparación de su propio inmueble.
  7. ASOAVI designa un par de profesionales para la inspección de la obra que garanticen la calidad de los materiales y la ejecución.
  8. Finalizada la obra los involucrados firman un documento dando por terminado el trabajo.
  9. El propietario acepta la obra y deja constancia de conocer el monto final del crédito a pagar y los plazos de pago del mismo.
  10. A partir de ese instante corre el plazo de garantía de la obra, que es como mínimo de tres meses.
  11. Por cada familia, ASOAVI realiza una breve reseña histórica de tradición con el barrio y se le entrega un manual de mantenimiento menor de la vivienda.

En términos generales, la participación de la población ha sido activa y entusiasta. Para la comunidad, la pobreza y la ausencia de créditos para viviendas tradicionales hace que centre sus esperanzas en este proyecto. Las organizaciones gubernamentales han mantenido una relación dinámica con la comunidad, garantizando la independencia y el respeto mutuo.

Resultados obtenidos

Los resultados obtenidos han sido los siguientes:

ASOAVI forma parte del Consejo Local de Planificación Pública donde se discuten las asignaciones presupuestarias y las ordenanzas municipales. ASOAVI forma parte de la Comisión Presidencial para el rescate del patrimonio de Coro ­ La Vela y sus área de influencia. El prestigio logrado por ASOAVI contribuye a una imagen positiva de sí misma y de su comunidad.

Sostenibilidad

Financiera:

Presentación permanente de proyectos a instituciones públicas regionales y nacionales en busce de financiación.

Social y Económica:

Cultural:

Ambiental:

Institucional:

Lecciones aprendidas

Por ser viviendas habitadas, este tipo de proyectos debe concebirse como un problema de habitabilidad e idoneidad cultural y no solamente como un problema de infraestructura. Por lo tanto la participación comunitaria será parte integrante y decisoria del proyecto, lo cual permite:

Se requiere la generación de ingresos propios. El problema del flujo de caja hace que la administración de recursos en ASOAVI se base en criterios de escasez, maximización de recursos y eficacia. Para garantizar la independencia, ASOAVI genera ingresos propios que permiten sostener un nivel mínimo de actividades sin ceder a presiones políticas o de otro tipo. Esto se ha logrado mediante el aporte mensual de cada asociado de 1 USD al mes, lo cual fomenta una relación de iguales entre socios. Otro medio de ingresos adicionales es la comercialización de servicios profesionales de ASOAVI de las experiencias acumuladas en este proyecto, para lo cual se requiere capacidad de liderazgo. La directiva de ASOAVI ha logrado el respeto del sector público y privado debido a los resultados de su gestión, además de la confianza de la comunidad que representa mediante los principios que orientan su gestión: constancia y honestidad, transparencia en el manejo de los recursos, principio de justicia social, trato igualitario y no discriminatorio, perseverancia para superar las dificultades y la capacidad de resolver problemas. Para estos proyectos es indispensable el liderazgo comunitario responsable.

Transferibilidad

La experiencia de Pantano Abajo se ha transferido parcialmente a otros sectores de la ciudad de Coro. Decimos parcialmente porque aunque se han creado otras Asociaciones Autogestionarias de Viviendas (ASOAVI), su enfoque principal se ha limitado a la recuperación de viviendas y la generación de empleo, sin incluir el trabajo en la cultura popular y la participación grupal para la solución de problemas comunes. Se crearon seis ASOAVI en Coro que lograron inicialmente la reparación de 180 viviendas tradicionales aproximadamente. En la actualidad los niveles de operatividad de estas organizaciones es casi nulo, por lo que no puede afirmarse que se ha logrado la transferencia de la práctica. Para replicar nuestra iniciativa pensamos que debe tenerse presente lo indicado en las Lecciones Aprendidas, para lo cual debe considerarse el problema de habitabilidad e idoneidad cultural y no solamente el problema de infraestructura. Se requiere la generación de ingresos propios, además del liderazgo comunitario responsable.

La ausencia de una o varias de las consideraciones descritas de una u otra forma hizo que en el tiempo no se mantuviesen las iniciativas en otros barrios. Es importante que las personas que formen parte de la directiva de ASOAVI habiten en la comunidad que representarán y que sean elegidos popularmente por los miembros de la misma, que serán los beneficiarios y demandantes del proyecto.

Adicionalmente a lo arriba indicado, la existencia precisa y conocida de una planeación estratégica con objetivos, planes, metas, líneas de acción estratégicas, plazos, recursos y una estructura organizativa que garantice la relación proceso responsable —todo ello incrustado dentro del marco jurídico venezolano y alineado con las orientaciones de la UNESCO para el patrimonio de la ciudad— son claves decisivas para el logro de resultados eficientes que logren la confianza de los financistas y de los beneficiarios para sustentar el proyecto en el tiempo. Adicionalmente debe establecerse y publicarse el método de asignación prioritaria de recursos a los asociados bajo los criterios técnicos, económicos y sociales que la ASOAVI defina para garantizar la transparencia e igualdad en la disposición de los recursos. En conclusión, la experiencia es efectivamente transferible, pero consideramos que requiere de recursos específicamente dedicados para su transferibilidad.

Políticas y legislación relacionadas

El éxito en la práctica de las ejecuciones de ASOAVI hizo que los entes nacionales CONAVI e IPC evaluaran alternativas valederas dentro del marco legal vigente que permitiesen a la propia ASOAVI no sólo ejecutar las actividades, sino también administrar el dinero directamente. Es así como el principal ente financista, CONAVI, mediante la figura de un fideicomiso, asigna recursos a ASOAVI por la vía del IPC. Los roles entonces cambiaron: CONAVI pasó a ser el financista, IPC el ente regulador-controlador, y ASOAVI el administrador-ejecutor. En el gobierno local, la generación de ordenanzas municipales de protección del patrimonio se crearon gracias al Instituto Municipal de Patrimonio.

Otro cambio que resulta muy significativo y que dará resultados a corto plazo es que, después de más de una década de trabajo con resultados positivos tangibles, se logró el acceso a créditos para viviendas tradicionales de barro por parte de la banca, tanto pública como privada. Esto abre una alternativa a las organizaciones, empresas y personas de obtener fuentes de financiamiento directas. Se logró que el gobierno nacional reconociera a los artesanos del barro como personas con acceso a beneficios sociales equivalentes al sector del empleo formal. Esto permitirá, cumplidas las obligaciones de ley, obtener seguridad social y pensiones de jubilación en el momento de su retiro laboral.

Perfil Financiero

Socio 2003 2004 2005 2006 2007 Total
CONAVI (79%) 46.250 150.000 200.930 104.650 25.580 527.410
IPC (11%)         74.420 74.420
ASOAVI Pantano Abajo (10%) 6.000 5.000 4.465 23.070 27.720 66.255
Presupuesto total (dólares EE.UU.) 52.250 155.000 205.395 127.720 127.720 688.085

Referencias

Martínez Senior  (2005)   «ASOAVI Pantano Abajo realiza Plan Vacacional Marbella»,   Diario El Falconiano, Agosto. 

María E. Romero  (2005)   «Realizado VII Festival del Volantín en Pantano Abajo»,   Diario La Mañana, p. 10. 

Instituto de Patrimonio Cultural  (2005)   Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano   Asociación Autogestionaria de Vivienda ASOAVI, p. 70. 

María Luisa Muñoz  (2004)   «Pantano Abajo lucha por mantener intacto su legado patrimonial»,   Diario La Mañana, 22 de mayo, p. 16. 

Julio Ávila  (2003)   «ASOAVI celebró diez años de Declaratoria Patrimonial»,   Diario El Falconiano, 16 de diciembre. 

Ibsen Matínez  (2000)   «Los medios también reducen»,   Diario El Nacional, 18 de junio, cuerpo D, p. 5. 

Hercilia Garnica  (1999)   «La gerencia comunitaria sí da resultados»,   Diario El Nacional, 18 de noviembre, cuerpo C, p. 4. 

Mildred Guerrero  (1998)   «Mas allá de los monumentos»,   Ciudades de la gente, Boletín trimestral número 13, septiembre, p. 4. 

Corporación Mariano de Talavera  (1998)   «Rescatar nuestro patrimonio edificado es recuperarnos como pueblo»,   La Voz del Patrimonio, número 8, año 2, septiembre, p. 3. 

Edición del 13-11-2008
Revisión: Carlos Prados Cano
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2008 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu08/bp1816.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio