Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0514.html   
Programa de huertas orgánicas en los colegios (Montevideo, Uruguay)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2006, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Uruguay, Argentina y Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — continental; ribera (cuenca hidrográfica); tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — regional (internacional)
Agentes — gobierno local; organización no gubernamental (ONG).

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; formación profesional. Desarrollo económico: formación; oportunidades para la cooperación; desarrollo económico local / metropolitano; formación de capital y capacidad empresarial; acceso igualitario a los recursos económicos. Gestión ambiental: reducción de la contaminación; creación de zonas verdes en la ciudad; introducción de criterios ecológicos en el entorno urbano; tecnología ambientalmente responsable; restauración ambiental; higiene ambiental; sostenibilidad ecológica; incentivos para una gestión responsable; gestión de recursos; evaluación, seguimiento y control integrados; contabilidad ecológica; indicadores de sostenibilidad.


Contacto Principal

Fundación Logros — organización no gubernamental (ONG)
José María Montero
Doña Graciela Gancman, directora de trabajos sociales
Buzón de Dirección Postal: José María Montero 2726 
Código Postal: 11300
Ciudad: Montevideo
País: Uruguay
Teléfono No.: (00598 2) 712 5208 / 711 3002
Fax No.: (00598 2) 712 4326
E-mail: flogros@adinet.com.uy
Web: http://www.fundacionlogros.org.uy


Resumen

El programa de huertas orgánicas se ha implantado en más de 300 colegios. Esto supone que más de 35.000 niños se han beneficiado de él. El programa está presente en todos y en cada uno de los diecinueve departamentos en que se divide Uruguay, en dos provincias de Argentina y en un estado de Brasil; o dicho de otra manera, está presente en 223 ciudades de Uruguay, en cuatro de Brasil y en tres de Argentina.

El objetivo de la Fundación Logros consiste en apoyar el desarrollo social sostenible de las comunidades. Para ello, como punto de partida, se fomenta el desarrollo individual de las personas. En este sentido, se ofrece una formación académica formal y otra más informal a todos los ciudadanos que participan.

La finalidad del programa de huertas orgánicas en los colegios consiste en mejorar la calidad de vida de los niños y de sus familias. Todos ellos viven en la actualidad en unas condiciones paupérrimas. Por ello, se ha elegido un programa que contribuye a mejorar su situación nutricional. Las huertas orgánicas que se han instalado en los colegios también constituyen una herramienta educativa y tecnológica que favorece el desarrollo social sostenible.

La iniciativa ofrece formación a los niños, a los profesores y a los padres en las técnicas necesarias para el cuidado de las huertas orgánicas intensivas. La tecnología que se ha implantado tiene las siguientes características:

El proyecto promueve la integración del programa académico formal de los colegios con los talleres de horticultura orgánica. Así, las huertas se convierten en una herramienta educativa. El proyecto también fomenta una educación basada en los valores del respeto, la solidaridad, el compromiso, la autoestima, el trabajo en equipo y la cooperación, entre otros. Para ello, se realizan juegos y otra serie de metodologías educativas creativas.

Del mismo modo, también se promueve una actitud emprendedora en los niños, en los profesores y en las familias. Además, se fomenta la protección del medio ambiente, el uso respetuoso y sostenible de los recursos naturales, y el desarrollo de la producción de bienes y de prácticas de consumo responsables.

La Fundación Logros está convencida de que la clave para lograr el desarrollo local comienza en los colegios. Así, la sostenibilidad de esta iniciativa radica en que la comunidad escolar adquiere unos conocimientos que le permitirán su desarrollo de forma autónoma en el futuro. Abriendo la amplitud de miras de los adultos se pueden mejorar sus capacidades y conocimientos. Por ello, el programa de huertas orgánicas en los colegios también se dirige a las familias de los niños. En este sentido, se fomenta la transferencia de la iniciativa al entorno de las viviendas y en general a toda la comunidad.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Esta iniciativa se ha desarrollado dentro del contexto de los colegios públicos localizados en las zonas rurales.

Las condiciones socioeconómicas de estas áreas eran críticas. Esto se debía a que el nivel de pobreza de la población era extremo. Además, el número de desempleados era muy elevado y las posibilidades de autogestión que tenían las comunidades eran mínimas.

Las necesidades básicas de la población no estaban cubiertas. Existía un grave problema de falta de alimento. Las condiciones de los servicios sanitarios y de las infraestructuras era deficiente. Y además, la contaminación ambiental era elevada.

Establecimiento de prioridades

El objetivo principal de esta iniciativa consistía en la introducción de una herramienta educativa. Se trata del sistema de huertas orgánicas en invernaderos que se ha implantado en los colegios. Se ha introducido preferentemente en las áreas más empobrecidas del medio rural del país y ha resultado ser una iniciativa de gran eficacia, digna de transferirse. También cabe destacar que se trata de un proyecto que fomenta el desarrollo sostenible en términos ambientales, sociales y económicos.

El proyecto buscaba prioritariamente mejorar la oferta educativa de los colegios situados en las zonas rurales. Gracias a ello, se ha conseguido modificar los hábitos de la población y se han aumentado sus posibilidades de tener acceso a los alimentos. También se ha mejorado y se ha hecho un mejor uso de los recursos naturales. Asimismo, se ha fomentado la autogestión de la comunidad.

El desarrollo económico de estas zonas ha mejorado gracias al sistema de autoconsumo y a los procesos de comercialización de alimentos a pequeña escala que ha desencadenado la iniciativa.

Los agentes que han colaborado en la creación de este programa son los siguientes:

La idea de este proyecto surgió de la labor que había llevado a cabo un profesor en un colegio situado en una zona rural. Un hombre de negocios que tenía un interés especial en el tema del fomento del desarrollo social se encargó de convertir esa idea en un programa. Posteriormente, y desde el principio, el proyecto lo puso en práctica una trabajadora social. Esta trabajadora social es hoy en día la directora de gestión del programa.

Formulación de objetivos y estrategias

El equipo de trabajo, los profesores y las autoridades educativas son los agentes que han formulado los objetivos de este programa. Para ello, han tenido en cuenta como punto de partida las demandas de la comunidad.

El objetivo general de la iniciativa consiste en contribuir a un desarrollo social sostenible, lo que implica que la población tenga acceso a una tecnología de origen local y a una serie de herramientas educativas y de sistemas de producción. De esta manera, tanto la comunidad educativa como la población local en general pueden producir, alimentarse y vender los productos orgánicos vegetales que cultivan. Además, a la vez, se están mejorando los recursos naturales de su entorno habitable.

El lema del programa se puede enunciar como sigue: «Ofrecer formación a los niños, a los profesores y a los padres sobre las técnicas necesarias para el cuidado de los huertos orgánicos intensivos. Promover una alimentación adecuada, una educación basada en valores, una cultura emprendedora y la protección del medio ambiente.»

La metodología que sigue el programa busca transmitir los conocimientos básicos necesarios a los profesores y a los responsables de educación. De este modo, estas personas pueden transmitir esas enseñanzas a los niños en los colegios, y éstos a su vez a sus padres y vecinos adultos durante el transcurso diario de la vida en la comunidad.

Las actividades y estrategias de acción que incluye el programa son las siguientes:

Movilización de recursos

Esta iniciativa sabe sacar provecho de los recursos humanos, materiales y económicos desaprovechados que existen a nivel local, regional y nacional. Éstos se explotan con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población. Además, uno de los principales objetivos que persigue la Fundación Logros es contribuir a la creación, puesta en práctica y utilización conjunta de nuevos recursos. De esta manera, se fomenta la cooperación entre las personas y la introducción de un modelo de desarrollo sostenible en las comunidades locales.

El fomento de las asociaciones entre las diversas instituciones y agentes que han participado ha sido la estrategia que se ha seguido durante la implantación del proyecto. De esta manera, se ha creado una red de trabajo común.

Gracias a esta estrategia, los recursos se multiplican y se puede encontrar apoyo en muchos lugares. Esto facilita la transferencia del programa y hace que éste sea de alcance regional. También se consigue que el impacto del programa sea mayor y que todas las comunidades sigan modelos de desarrollo sostenible. Por último, esta estrategia permite reducir el número de personas contratadas fijas en la fundación y por tanto, también reducir los costes directos del proyecto.

Como se ha explicado, esta iniciativa ha generado una serie de redes. Éstas son:

También han colaborado con el programa las siguientes organizaciones e instituciones:

Proceso

Los profesores de los colegios que tuvieron la idea del programa son también los que lo están llevando a la práctica. Estos profesores se caracterizan por su gran automotivación, su entusiasmo y su fe común en las posibilidades que tiene el programa de tener éxito a corto, medio y largo plazo. Además, todos ellos tienen la capacidad de trabajar con un objetivo común.

El programa ha contado con la participación directa de los directores de los colegios, de los profesores, de los padres y de los vecinos. Todos ellos han apoyado la idea. El liderazgo dentro de cada grupo o sector implicado surgió de manera espontánea. Una serie de empresarios, de personas dedicadas a la administración pública y de otro tipo de profesores también han cooperado con el programa.

Los profesores que crearon este programa tenían en mente la voluntad de crear una iniciativa innovadora que desencadenara la creación de una red de cooperación entre educadores. De esta manera, buscaban la creación de un programa colectivo con un impacto positivo mucho mayor gracias a la sinergia producida por la suma de los esfuerzos individuales. Además, de este modo, la comunidad escolar se enriquecería gracias a la formación que se les ofrecería en términos educativos, sociales y ambientales.

Desde el principio ha sido difícil satisfacer adecuadamente todas las solicitudes de los colegios de todo el país para entrar en el programa. Esto se ha debido a que la demanda ha sido mucho mayor que los recursos de que se disponía. Por ello, se decidió introducir el programa poco a poco. De esta manera, se ha ido extendiendo por los colegios con un ritmo tal que aseguraba la calidad de la iniciativa.

Todos los años, al comienzo del curso escolar, la movilidad de los directores y de los profesores de los colegios es uno de los problemas con que se encuentra todavía el programa. Para que estos cambios no interfieran en el buen desarrollo del mismo, la estrategia que se ha seguido consiste en crear en cada colegio un grupo de padres y de profesores que se impliquen con el programa y que garanticen la continuidad del mismo año tras año.

Aún así, motivar y obtener un compromiso de los padres y de los vecinos de la comunidad es una tarea ardua. Para lograrlo, se han seguido varias estrategias que se dirigen tanto a los profesores como a los padres y a los vecinos de la comunidad escolar. Las estrategias se centran en los siguientes aspectos para obtener el máximo rendimiento de la iniciativa:

Los procedimientos de introducción y permanencia del programa se han sistematizado con el tiempo. También, se ha desarrollado un sistema para valorar cuantitativa y cualitativamente el impacto que el programa genera en las diferentes comunidades.

Cabe destacar que se ha propuesto un método de introducción del programa adaptado a cada comunidad. Esto ha hecho posible que la propuesta no pierda calidad. También ha permitido llegar a acuerdos con las diversas instituciones técnicas, con los diferentes ayuntamientos y con las empresas privadas a nivel local y nacional. De esta manera, se han desarrollado varios proyectos específicos dentro del programa para adaptarse a las diversas necesidades específicas de los diferentes beneficiarios del mismo.

Resultados obtenidos

El mayor logro que se ha obtenido con este programa es el hecho de que se haya creado un modelo de ayuda sistematizado. De esta manera, la iniciativa se ha extendido a nivel regional y nacional. Además, ésta ha conseguido involucrar en ella a los diferentes agentes de las comunidades.

Durante los diez años de andadura con que ya cuenta el programa, se ha demostrado que éste propone un modelo de desarrollo sostenible. También se ha probado que tiene la capacidad de aplicarse a varias escalas y que es susceptible de transferirse y adaptarse a las características de las diferentes ciudades, regiones y departamentos.

Esta iniciativa ha introducido una serie de procesos, de prácticas, de conocimientos y de tecnologías innovadoras que promueven cambios cuantitativos y cualitativos dentro de las comunidades.

El mayor logro del programa ha sido la mejora de la calidad de vida de la comunidad escolar. Esta comunidad está compuesta por 300 colegios, 35.938 niños, 1.906 profesores, 300 directores, 19 superintendentes regionales y unos 4.000 adultos, incluyendo a padres, vecinos y agricultores.

El impacto que ha producido el proyecto en cada uno de los grupos sociales se puede resumir como sigue:

Sostenibilidad

El objetivo fundamental que persigue el ideario de la Fundación Logros consiste en promover el desarrollo sostenible. El programa de huertas orgánicas de la Fundación también comparte este objetivo. Además, se puede afirmar que éste se ha logrado, ya que el programa ha comenzado a autogestionarse, y por tanto, su continuidad ha quedado asegurada. Dicho de otra manera, los conocimientos se han transmitido fructuosamente a las comunidades y éstas siguen poniendo en práctica las nuevas capacidades que han adquirido.

La sostenibilidad de este programa se ha logrado gracias a la actitud colaboradora que han tenido los beneficiarios del mismo. Además, esta actitud les ha permitido obtener los siguientes beneficios:

De la misma manera, no sólo los beneficiarios, sino también el resto de los agentes y de las organizaciones que se han implicado activamente con el programa están contribuyendo a garantizar la continuidad de esta iniciativa de huertas orgánicas en los colegios. De forma más específica, se pueden detallar las siguientes colaboraciones:

Con esta red de agentes que se ha descrito queda garantizada la continuidad del proyecto. Además, todas las personas y organizaciones que se han implicado se han convertido sin quererlo en promotores del cambio. Ahora, son capaces de concebir por sí mismas nuevas estrategias para la transferencia del programa en el futuro o para crear proyectos completamente nuevos.

Lecciones aprendidas

Las lecciones principales que se han aprendido con esta iniciativa son las siguientes:

  1. La importancia de que la idea del programa haya tenido como punto de partida la repetición de una iniciativa que había tenido éxito a nivel local.

    Una de las innovaciones de este programa ha sido el hecho de que haya surgido como la transferencia de una iniciativa que había tenido éxito a nivel local y que la comunidad había legitimado. De esta manera, se comenzó por identificar las fortalezas que tenía la iniciativa. Posteriormente, se modificaron, se sistematizaron y se prepararon para poder convertirlas en un programa que se repitiera a gran escala. Además, fue la propia comunidad que se iba a beneficiar del programa la que realizó estas labores de proyecto. Este hecho es definitivamente una de las razones del éxito que ha tenido el programa, ya que así se ha conseguido dar respuesta satisfactoriamente a sus necesidades e intereses.

  2. Las estrategias para la movilización de los recursos.

    Este programa ha sabido captar el apoyo de los diversos organismos que han realizado las colaboraciones financieras. Todas éstas han provenido de una serie de fondos que se destinan a promover el desarrollo sostenible. Gracias a ellas, el programa es hoy una realidad, y por tanto, también lo es el desarrollo sostenible. En este sentido, se ha conseguido que las comunidades a lo largo de todo el país vivan de explotar sus propios recursos locales.

  3. La formación y la promoción de los representantes locales.

    El programa ha prestado especial atención al fomento de una cultura emprendedora dentro de las comunidades. Por ello, se han tomado las siguientes medidas:

  4. La incorporación de las nuevas tecnologías avanzadas a un trabajo tradicional.

    Este programa ha recuperado una antigua práctica que había caído en desuso, el cultivo de las frutas y de las verduras en los propios hogares. Esta recuperación demuestra los siguientes aspectos:

    La intención que ha tenido el programa ha sido la de recuperar esta tradición como el modo de introducir procesos, prácticas, conocimientos y tecnologías innovadoras, ya que éstas promueven cambios cuantitativos y cualitativos dentro de las comunidades.

    El programa de la Fundación Logros entra dentro del campo de la ingeniería agrónoma, ya que su desarrollo consiste en la introducción de la tecnología en los trabajos de producción agrícola orgánica. En esta labor se ha tomado a la naturaleza como referencia, ya que la propuesta consiste en la creación de ecosistemas artificiales autoregulados.

  5. El papel prioritario de los colegios y de los niños en el programa.

    El hecho de que este programa se desarrolle dentro del marco de los colegios es importante, ya que éstos constituyen un lugar estratégico desde donde poder comenzar a fomentar el desarrollo sostenible. Esto es así porque los niños son el futuro del planeta y porque ellos también son el mejor sistema para hacer llegar el mensaje a sus familias y a los adultos de las comunidades en general.

Transferibilidad

Cada colegio ha introducido el programa en su sistema educativo de acuerdo con sus necesidades e intereses.

Cada colegio representa un caso distinto. La introducción del programa de huertas orgánicas en invernaderos en los colegios es compleja y requiere una gran cantidad de trabajo. Por ello, se ha creado una red que facilite esta labor. A través de la red se intercambian conocimientos, información y actualizaciones, con lo cual el programa se va enriqueciendo. Además, después de llevar a la práctica el programa, cada colegio comparte con los demás los logros que ha conseguido y las fortalezas que ha desarrollado.

A medida que el programa crece y se transfiere a más comunidades se va alimentando de las enseñanzas que aportan las diferentes experiencias concretas. De esta manera, los métodos de introducción y el contenido del programa genérico van mejorándose y optimizándose.

Varias organizaciones de países vecinos que se dedican a la investigación y al desarrollo han aportado al programa tecnologías para la plantación de árboles frutales. Esta tecnología permite adaptar los árboles a las condiciones físicas del terreno donde se encuentran los diferentes colegios públicos. Esta colaboración ha contribuido a la evolución del programa a nivel técnico y a nivel nutricional.

A continuación, se exponen una serie de recomendaciones que la Fundación Logros propone para la transferencia de su programa:

  1. Analizar las condiciones sociales y geográficas de los lugares de intervención. El programa debe tener en cuenta las tradiciones y los conocimientos agrícolas de cada población.
  2. Identificar las capacidades intrínsecas con que cuentan las comunidades escolares de la zona. El programa debe partir del nivel educativo que existe en la zona para continuar la formación escolar.
  3. Elegir a una serie de personas susceptibles de tomar una actitud de liderazgo a la hora de introducir el programa. De esta manera, se proporcionará a ellos la información y se identificarán sus intereses para así, adaptar el programa a cada comunidad.
  4. Elaborar unos objetivos realistas. Las prioridades que se establezcan deben tener en cuenta la realidad específica de cada zona y definir unos objetivos a nivel general y otros más a nivel particular para cada una de las comunidades escolares.
  5. Conseguir implicar verdaderamente a los diversos agentes que van a colaborar. Esto es, los colegios, los directores, los profesores, los padres y los vecinos.
  6. Firmar acuerdos de colaboración formales con las diferentes organizaciones sociales. Esto es, con las concejalías de educación de las administraciones locales, con los gobiernos locales y con los organismos técnicos públicos y privados.
  7. Pedir ayuda directamente a los técnicos y hacer convocatorias a la población para conseguir personas que colaboren con el programa en forma de voluntariado.
  8. Buscar recursos financieros. Establecer una estrategia que convierta en algún momento el programa en una iniciativa que sea capaz de autofinanciarse.
  9. Adaptar el proceso de introducción del programa a las necesidades específicas de cada comunidad escolar.
  10. Poner en práctica el programa y, posteriormente, llevar a cabo valoraciones periódicas de los resultados obtenidos.
  11. Dar publicidad a la iniciativa de forma eficaz tanto dentro como fuera de la red de agentes implicados.
  12. Una vez que el programa este en funcionamiento en los primeros colegios de la comunidad, lo que sería el plan de introducción piloto, comenzar a extender el programa por el resto de las comunidades escolares de la ciudad. Se debe introducir sólo en aquellos colegios donde se vea que puede tener éxito, que va a ser recibido con motivación y que va a ser considerado como una ayuda de gran valor.

La Fundación Logros ha recibido solicitudes desde otros países de América del Sur que están interesados en introducir este programa y esta tecnología en sus colegios públicos de las zonas con menos recursos económicos. Para dar respuesta a estas solicitudes, la citada fundación ya está poniendo en práctica los doce puntos anteriormente descritos.


Edición del 24-11-2006
Traducción del inglés: Javier Muñoz Galán
Revisión: María Cifuentes Ochoa
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0514.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio