Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0125.html   
Campaña de Buen Trato para niños, familias y comunidades (Colombia)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2006, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Colombia
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — nacional
Agentes — agencia internacional; organización no gubernamental (ONG).

Categorías — Servicios sociales: educación; ocio; salud y bienestar; seguridad ciudadana; reducción y prevención del delito; seguridad ciudadana; acceso igualitario a los servicios sociales (especialmente para las mujeres); grupos vulnerables (incluyendo a las mujeres). Equidad de género e inclusión social: funciones y cometidos por razón del género; necesidades por razón del género; acceso a los recursos; control de los recursos; legislación; eliminación de trabas a la igualdad de género (medidas de discriminación positiva); características étnicas; integración; fomento del auto-liderazgo de las mujeres. Infancia y adolescencia: de 0 a 9 años; de 10 años a la edad adulta; salud y nutrición; educación y formación profesional, cuidado de día y cuidados fuera de horario escolar; programas ambientales dirigidos a los jóvenes; desarrollo de la capacidad de participación y del liderazgo en niños; programas de ocio y culturales; legislación/ intercesión; programas de apoyo comunitarios (protección frente a abusos, abandonos, violencia y delincuencia).


Contacto Principal

Visión Mundial Colombia — agencia internacional
Carlos Lagarcha [Carlos_Lagarcha@wvi.org]

Visión Mundial Colombia
Carretera 7 No. 60A-24
P.O. Box A.A. 1434
Bogotá
Colombia

TEL: 0057 1314 4870
FAX: 0057 1217 0454
E-mail: Myriam_Gutierrez@wvi.org

Socio

Infancia y Desarrollo — organización no gubernamental (ONG)
Julia Elsa Solano
Claudia Gallego

Tel: 0057 1340 0744
Colaboración administrativa.

Resumen

En Colombia, Visión Mundial trabaja desde 1976 en comunidades pobres y vulnerables, dedicando especial atención a la problemática infantil. Persigue «una influencia dirigida hacia la cultura de la paz» a través de numerosos programas y actuaciones concretas llevadas a cabo por la organización. Su público principal son los niños y niñas, así como los adolescentes, a los que llegan con líneas de actuación centradas en la educación de calidad, la vida saludable, el desarrollo de la ciudadanía, la capacitación para hacer frente a emergencias, reacción y recuperación de desastres, y también la generación de recursos económicos.

En 2001, Visión Mundial Colombia puso en marcha una nueva forma de actuación e intervención en las comunidades y la sociedad civil, decididos a trabajar con las familias de ocho ciudades, así como en comunidad indígena guambiana, para desarrollar proyectos de Buen Trato dedicados a la mejora de su calidad de vida.

Este fue el origen de la Campaña de Buen Trato para niños, familias y comunidades que pretende modificar los valores violentos y los comportamientos negligentes en el ámbito familiar y establecer niveles de respeto de los derechos de los niños. La introducción de las familias en estas dinámicas mejora sus condiciones socio-económicas en su ambiente al adoptar el buen trato como un comportamiento diario y una opción de vida capaz de reforzar una cultura pacífica.

Esta experiencia se desarrolla en tres fases. La primera se compone del diagnóstico de las condiciones socio-económicas y culturales de los niños, adolescentes y familias afiliadas a los programas de Visión Mundial que determinan el estado de buen o mal trato de los niños y, por tanto, los niveles de respeto de sus derechos, como base para la creación de la Escuela de Familia. La segunda fase define y valida esta escuela, mientras que la tercera establece un modelo a partir de sus tres elementos principales: operatividad, calidad pedagógica y sistematización.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Antes de 2001, no existía ningún precedente en el diagnóstico del maltrato infantil en las ocho ciudades que forman parte del programa ni en la comunidad indígena donde ahora trabaja Visión Mundial con la Campaña de Buen Trato para niños, familias y comunidades.

Cabe recordar que el abuso infantil es posiblemente una de las violaciones de los derechos humanos que presenta mayores dificultades para su control y denuncia. Ante todo, porque la víctima es menor de edad y carece de instrumentos y posibilidades de defenderse. En los escasos casos en que reacciona, toma la justicia por su mano antes de que las autoridades o instituciones puedan ayudarle. En segundo lugar, el maltratador, en la mayoría de las ocasiones, es uno de los progenitores o responsables del cuidado del niño quien es acusado ante las autoridades e instituciones competentes. Otra dificultad añadida es la opinión generalizada de que todo lo que sucede en la familia es un hecho privado donde sólo cabe la participación de los miembros de la familia y no la mediación de terceros.

De acuerdo con los datos del Plan de Acción para la Infancia de 1996, dos millones de niños son maltratados cada año, 850.000 de forma grave. En Colombia, el abuso físico es denunciado con mayor frecuencia, aunque el maltrato psicológico resulta ser más frecuente. El 4,3% de los niños son maltratados físicamente y el 9,7% sufren maltrato psicológico. En 1998, la oficina de medicina forense firmó 9.290 casos de abuso físico. Por otro lado, 9.966 casos de abuso sexual infantil fueron perpetrados tanto dentro como fuera del núcleo familiar, que implica 83 casos por cada 100.000 habitantes entre los 10 y los 14 años, 71 casos entre 15 y 17 años, y 62 casos en niños entre 5 y 9 años. De la totalidad de los casos resueltos en Colombia de niños menores de 15 años (sin incluir Bogotá), en el 33% de los casos el agresor era un familiar (padre, padrastro, tío, primo), en el 46% eran personas conocidas (vecinos) y en el 21% de los casos el agresor era desconocido para el niño.

Establecimiento de prioridades

Para analizar el maltrato es necesario tener en cuenta las condiciones socio-económicas del contexto en el que se establecen las relaciones dentro del núcleo familiar asistido por Visión Mundial. De hecho, el primer paso para detectar, prevenir y resolver el abuso infantil consiste en conocer a fondo el fenómeno y sus causas.

Las prioridades del programa se establecieron en 2001, momento en el que Visión Mundial recalcó que el mayor número de casos de violación de los derechos de los niños se producían dentro de las familias.

Las condiciones socio-económicas y culturales que influyen en el buen o mal trato de los niños, adolescentes y familias afiliadas a los programas de Visión Mundial se están analizando en el marco del programa Campaña de Buen Trato para niños, familias y comunidades. Este diagnóstico está permitiendo observar el grado de cumplimiento de los derechos del niño y reafirmar su respeto como base de la creación de la Escuela de Familia.

Entre otras prioridades, se definen el conocimiento y la comprensión de los sistemas familiares del ámbito de estudio, con intención de establecer los criterios básicos relacionados con el buen o mal trato de los niños. Por otro lado, se pretende crear un sistema de análisis del grado de cumplimiento de los derechos del niño en la familia y los sistemas comunitarios pertenecientes a los programas de Visión Mundial.

Formulación de objetivos y estrategias

Objetivo General

Por un lado, se pretende fomentar una cultura de la paz para la población infantil, adolescente y adulta integradas en el área de influencia de Visión Mundial Colombia, mediante una estrategia de prevención contra el maltrato y el abuso sexual, promoviendo el buen trato y los métodos sostenibles que motiven el desarrollo del individuo, la familia y la comunidad. Por otra parte, se quieren transformar las conciencias, los valores y los comportamientos violentos en las familias y establecer grados de cumplimiento de los derechos del niño, con su consecuente impacto en las condiciones socio-económicas de su ambiente, al considerar el buen trato como una opción de vida y un comportamiento diario que refuerza la existencia de una cultura de convivencia pacífica.

Objetivos Específicos

Proceso

Cada año, se desarrolla una campaña de sensibilización a nivel nacional centrada específicamente en el buen trato familiar en la comunidad. La Escuela de Familia es un proyecto desarrollado a lo largo del año mediante tres estrategias principales que tratan directamente la influencia en el ambiente social y los actores del sistema familiar empezando uno por uno, mediante la creación de recursos de buen trato.

La primera estrategia se define como la promoción de procesos reflexivos-activos, de la que arranca la Escuela de Familia. De esta forma se promueven oportunidades para la puesta en común y la reflexión sobre asuntos de la vida cotidiana. Estas reuniones ayudan a los participantes a reconocer los valores y buenas prácticas propias del día a día y generan una plataforma de lanzamiento para un hecho fundamental: la comprensión y reconocimiento de la necesidad de cambiar los hábitos de maltrato. Mediante la puesta en común y la confrontación de sus comportamientos, sus experiencias y sus valores, los participantes alcanzan un conocimiento más elaborado, consiguen nuevos argumentos y desarrollan instrumentos prácticos para interactuar correctamente. Así pues, esta estrategia obtiene sustanciosos progresos individuales que transforman la vida cotidiana de cada uno de los miembros del núcleo familiar y de la familia en su conjunto.

La segunda estrategia persigue la promoción y defensa de la práctica diaria del buen trato. La transformación se alcanza cuando los comportamientos diarios se modifican, estableciéndose en el tiempo. En ese momento se considera que se ha alcanzado una nueva concepción de la convivencia integrada en la vida cotidiana. En esta estrategia, se crean instrumentos prácticos compartidos para conseguir un conjunto básico de comportamientos de acuerdo con el nuevo sistema familiar. De este modo, la Escuela de Familia promueve cambios estructurales en la propia institución familiar. El éxito de estas estrategias depende del grado de sistematización de las prácticas creadas.

La tercera y última estrategia promueve la influencia popular para el desarrollo de las relaciones familiares que garanticen mejores condiciones de vida para los niños y sus familias como elemento fundamental para el buen trato en una cultura de paz. Cuando se habla de la influencia pública, se refiere a la posibilidad de las familias de transformar sus condiciones socio-económicas y el comportamiento de los ciudadanos de su entorno más próximo, de acuerdo con las capacidades obtenidas y desarrolladas con la ayuda de la institución. La estrategia comprende que el buen trato no se refiere únicamente al entorno y las relaciones más próximas del niño dentro de la institución familiar sino que incluye también su realidad socio-económica en la comunidad, el municipio y el país a los que pertenece. Por todo ello, las familias apoyadas y promovidas por la institución entran en un proceso que influye a todo el entorno desde los más cercanos a la familia, llegando a las relaciones más complejas de círculos sociales más amplios como la administración local.

Resultados obtenidos

Resultados Cuantitativos

Han participado en la campaña masiva de prevención de abuso sexual y contra los bebés azotados y agitados violentamente

Resultados Cualitativos

Se realizó una campaña de sensibilización utilizando un vídeo sobre el abuso sexual titulado El Árbol de Chicocas con el que los niños reflexionaron, interiorizaron y pusieron en común temas como:

Tras trabajar con el vídeo, los niños resultaron preparados para reaccionar y dar parte de cualquier caso de maltrato físico o abuso familiar, sobre ellos o sobre un tercero.

La Escuela de Familia ha conseguido cambiar actitudes y valores de los niños, representados en múltiples logros. Por una parte, los niños consiguen reconocer los cambios de sus padres que les ayudan a sentirse más seguros cerca de ellos y mejora su relación familiar. Además, los niños identifican casos específicos de violencia familiar y crean estrategias de grupo para contrarrestarlas.

La Escuela de Familia ha conseguido cambiar actitudes y valores de los padres y cuidadores, consiguiendo que los padres reconozcan sus puntos fuertes y sus debilidades y mejorando así su relación con los hijos. En los casos en los que el diagnóstico concluyó la dificultad de muchos padres para expresar sus sentimientos y ser cariñosos con sus hijos, se lanzó una campaña especial orientada específicamente a los hombres, con excelentes resultados. Tras los diferentes talleres, todos los miembros de la familia concluyeron que los padres habían mejorado sus capacidades de acercamiento a los hijos. Los talleres se realizaron para profundizar en los lazos afectivos entre los miembros de la familia y así mejorar el diálogo y reducir el maltrato. Los progenitores reconocieron, tras estos talleres, que la única forma de establecer la comunicación en la familia debe nacer de una relación emocional sana.

Se realizaron campañas de sensibilización sobre los riesgos del consumo de drogas y alcohol y su relación con el maltrato, en los que jóvenes y padres conocieron las causas y consecuencias de estas dependencias.

Se desarrollaron talleres para repartir información sobre las agencias gubernamentales que trabajan en favor del buen trato y denuncian los casos de negligencia paterna. Tras estos talleres, aumentó el uso de estas agencias reduciendo la distancia entre las comunidades y la administración, y mejorando el modelo local de desarrollo perseguido por Visión Mundial Colombia.

Ahora los padres son capaces de reconocer los diferentes estados de desarrollo de sus hijos para así desarrollar diferentes actitudes paternales de acuerdo con el desarrollo de cada uno de ellos. Visión Mundial Colombia utiliza un enfoque del tipo ventanas de desarrollo, dejando de lado el enfoque piagetiano.

Se han mejorado las relaciones conyugales a través de mecanismos de perdón y reconciliación. De esta manera, ha aparecido un nuevo modelo democrático de familia alternativo al modelo autortario predominante. Además, ha aumentado, mes a mes, el número de padres y cuidadores masculinos asistentes, así como su grado de participación en la Escuela de Familia.

Se ha conseguido aumentar la paciencia de los padres con los hijos gracias al trabajo de la Escuela de Familia. Se ha conseguido hacer reflexionar a los adultos sobre su comportamiento cuando eran niños para evitar descargar sus temores en los hijos. El buen funcionamiento de la Escuela ha generado un efecto multiplicador en las familias participantes, que han dado a conocer sus avances a las familias vecinas.

Se ha creado en la reserva indígena de Guambianos una buena conexión con las instituciones educativas para desarrollar talleres en sintonía con sus prácticas, en busca de un enfoque multicultural a los derechos humanos.

Marco legal relacionado

Visión Mundial Colombia es parte de una red nacional que trabaja para mejorar la legislación juvenil. El director legal de Visión Mundial Colombia, Luz A. Granados, está trabajando en la actualidad en la Cámara de los Representantes para dar voz a los pobres y excluidos para los que Visión Mundial Colombia trabaja.

Edición del 24-11-2006
Traducción del inglés: Arrate Arizaga
Revisión: Carlos Jiménez Romera
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0125.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio