Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0056.html   
Concertación público-privada para el desarrollo económico local (General Pico, Argentina)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2006, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Argentina
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — continental
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno local; sector privado; organización de base comunitaria (OBC); fundación; asociación de profesionales; institución académica o de investigación.

Categorías — Erradicación de la pobreza: formación profesional; acceso a créditos. Desarrollo económico: formación de capital; capacidad empresarial; formación; oportunidades para la cooperación; microcréditos; desarrollo económico local / metropolitano; desarrollo industrial; acceso igualitario a los recursos económicos. Gestión ambiental: reducción de la contaminación; tecnología ambientalmente responsable; higiene ambiental. Infraestructuras, comunicaciones y transporte: abastecimiento de agua potable; saneamiento ecológico. Buena gestión urbana: fomento de la colaboración pública y privada; recursos humanos y formación de dirigentes; descentralización; movilización de recursos; reforma institucional; colaboración con la sociedad civil.


Contacto Principal

Fundación para el Desarrollo Regional — fundación
Gustavo Marcelo Peyronnet

Calle 13,   número 1001, piso 2,
CP 6360, General Pico, 
Argentina.


Tel: +54 02302 427483. 
E-mail: gpeyronnet@fundacionregional.com.ar
gpeyronn@yahoo.com.ar
gpeyronn@generalpico.com.ar
Web: http://www.fundacionregional.com.ar


Organización Nominadora

Municipalidad de General Pico — gobierno local
Luis Alberto Campo
 

Avda. San Martín  451,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 434226
E-mail: computación@generalpico.gov.ar
luiscampo3@hotmail.com


Socio

Corporación Industrial, Comercial y Agropecuaria Regional (CICAR) — sector privado
Pablo Alfredo Deballi
Osvaldo Sosa

Calle 13,  número 749,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel:  +54 02302 430492
Fax:  +54 02302 424022
E-mail: cicar@generalpico.com.ar
pdeballi@generalpico.com.ar
Colaboración política.


Socio

Unión Industrial de La Pampa, zona norte — sector privado
Eduardo Alfredo Mango
Pablo Alejandro Comabella

Calle 15 número 1532,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 421044 
E-mail: unilpa@ciudad.com.ar
chilitos@infovia.com.ar
Colaboración política.


Socio

Cooperativa Regional de electricidad, de obras y otros servicios de General Pico Limitada (CORPICO) — sector privado
Raúl Alberto Felice

Calle 11,  número 741,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 435555, 
Fax: +54 02302 435678 / 430397  
E-mail: raulfe@ciudad.com.ar
corpico2@infovia.com.ar
Colaboración política.


Socio

Concejo Deliberante — gobierno local
Juan Carlos Corgnati

Calle 13,  número 1186,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 435816   
E-mail: residenciacdpico@yahoo.com.ar
Colaboración política.


Socio

Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Pampa. — institución académica o de investigación
Jorge Luis Amigone

Calle  9 y 110,  esquina 10,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 422372   
E-mail: amigone@ing.unlpam.edu.ar
Colaboración técnica.

Socio

Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa. — institución académica o de investigación
Hugo Roberto Álvarez

Calle 116 y 5,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 421920 / 421607
E-mail: sadminis@vet.unlpam.edu.ar
Colaboración técnica.

Socio

Consejo Profesional de Ingeniería y Arquitectura de La Pampa (CPIALP) — asociación de profesionales
María Gabriela Matilla

Calle 15,  número 1532,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 421044 
E-mail: cpialpico@infovia.com.ar
mariamatilla@infovia.com.ar
Colaboración política.


Socio

Confederación General del Trabajo (CGT), Seccional General Pico — organización de base comunitaria (OBC)
Martín José Oderiz

Calle 18 entre 13 y 11,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 437340
Colaboración política.


Socio

Centro Regional de Educación Tecnológica (CERET) — institución académica o de investigación
Néstor García

Calle 7 entre 108 y 110,
General Pico, CP 6360,
Argentina.

Tel: +54 02302 422780

E-mail: ndgarcia@ceretlapampa.org.ar
Colaboración técnica.


Socio

Comisión de Fomento de Speluzzi — gobierno local
Juan Carlos Rizzi

Avda.25 de Mayo s/n, 
Speluzzi, La Pampa,
Argentina.

Tel: +54 02302 494009

Colaboración política.


Resumen

Una parte importante dentro de las acciones que favorecen el desarrollo local es la posibilidad de financiación. Sin embargo, la lógica especulativa de los capitales hace que se deje de lado lo endógeno para privilegiar acciones de corto plazo, postergando las inversiones productivas, ya que generalmente éstas necesitan financiación a mediano y largo plazo.

De acuerdo con lo expuesto, surgen algunas preguntas: ¿qué ocurre en aquellos territorios y sectores que se ven alejados de las oportunidades generadas por el mercado financiero global? ¿Qué otras acciones se pueden tomar además de mejorar las ventajas competitivas?

En la búsqueda de alternativas de financiación que privilegien lo endógeno, el rol de los organismos públicos cobra especial relevancia. Es en este proceso donde una estrecha colaboración entre el sector público y los distintos actores sociales puede constituirse en un elemento que potencie las acciones en beneficio del desarrollo de toda la comunidad.

A partir de la experiencia de trabajo conjunto entre las instituciones intermedias vinculadas con el quehacer productivo y el poder ejecutivo local, a través del funcionamiento de la Comisión Asesora Municipal para la Producción (CAMP) desde 1988, se han iniciado acciones de complementación para fortalecer el funcionamiento de la Fundación para el Desarrollo Regional (FDR), considerando que la entidad está compuesta por las mismas instituciones y que puede desarrollar actividades de alcance regional.

Estas acciones han sido plasmadas en el Acuerdo para el Fomento del Desarrollo Local firmado a mediados del año 2005 entre el municipio y la FDR, que da inicio a un trabajo conjunto entre el sector público y el privado con características inéditas en la región y en el que el sector público local se comprometió al aporte de fondos (de forma periódica mensual) para que el destino de los mismos (en cuanto a la concreción de políticas de desarrollo local) sea decidido conjuntamente con instituciones de la ciudad.

El resultado de este consenso hace que las acciones realizadas en cuanto al desarrollo local tengan características de políticas de estado y no sean solamente políticas del gobierno de turno.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Durante la segunda mitad de la década de los ochenta y como producto de la apertura de la economía nacional, muchas pequeñas y medianas empresas no pudieron sostenerse frente a la competencia de productos importados. Hecho que se vió más agravado en las economías regionales. General Pico se había consolidado como polo industrial de la provincia de La Pampa por lo que se vio afectado de forma muy marcada por el achicamiento y el cierre de alguna de sus principales empresas, tanto estatales como privadas (talleres de Ferrocarriles Argentinos y de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, industrias de implementos agrícolas, autopartistas, etc), afectando a un gran número de trabajadores que quedaron desocupados.

Establecimiento de prioridades

Frente al problema, poco común para los habituales de los gobiernos locales, desde el poder ejecutivo municipal se convino en convocar a distintos sectores de la sociedad para abrir espacios de diálogo y concertación que permitieran hacer frente a la crisis. Es así como en 1988 se conforma la Comisión Asesora Municipal de Producción Industrial (CAMP) con el objetivo de tener un órgano asesor del municipio en temas concernientes al desarrollo económico de la ciudad. Como en muchas otras iniciativas, el liderazgo estuvo a cargo del intendente.

Formulación de objetivos y estrategias

En principio, el principal objetivo fue el de apoyar financieramente a pequeñas empresas para tratar de consolidar un entramado productivo de apoyo a empresas medianas de la ciudad. A partir de 1996, con la formulación del Plan de Recuperación Piquense por parte de la Secretaría de Producción y Hacienda del municipio, se fijaron distintos objetivos para tratar de paliar los efectos de la crisis de los años noventa que ocasionaron el cierre de varias empresas medianas. Los objetivos pueden resumirse en tres líneas de acción:

  1. Asistencia financiera para Pequeñas y Medianes Empresas (Pymes) que se fue consolidando en varios programas.
  2. Capacitación dirigida a titulares de microempresas y a trabajadores excluidos del sistema laboral.
  3. Apoyo económico para misiones comerciales destinado a empresas con interés en la búsqueda de nuevos mercados, tanto a nivel nacional como internacional.

Movilización de recursos

Desde 1996 el municipio de General Pico implantó una tasa, el Fondo Comunitario para la Producción y el Desarrollo (FOCOPRODE), cuyo destino principal era la promoción del desarrollo local y que permite una recaudación de aproximadamente 35.000 pesos por mes. De ese total el municipio destina (desde julio de 2005) 12.000 pesos por mes en forma de subsidio a la FDR. Por otra parte, el municipio también transfirió la gestión de cobranza de la cartera de créditos otorgados desde 1996 a 2004, lo que implica un ingreso a la FDR de aproximadamente 14.000 pesos por mes. Estos son los recursos con que cuenta el Consejo de Administración de la FDR para llevar adelante sus objetivos, entre ellos, la financiación a microempresas locales.

Proceso

La invitación a participar en la comisión asesora fue realizada a varias instituciones locales, aunque finalmente aceptaron formar parte las siguientes: Unión Industrial de La Pampa (UNILPA), Zona Norte; Corporación Industrial, Comercial, Agropecuaria y Regional (CICAR); Confederación General de Trabajo (CGT), Zona Norte; Cooperativa de electricidad, obras y servicios públicos (CORPICO); Colegio de Ingenieros Agrónomos; Colegio Médico Veterinario; Consejo de Agrimensura, Consejo Profesional de Ciencias Económicas; Facultad de Ingeniería (Universidad Nacional de la Pampa (UNLPAM)); Facultad de Ciencias Veterinarias (UNLPAM); Federación Agraria; Sociedad Rural; Consejo de Arquitectura e Ingeniería; Centro de Acopiadores; Cámara de Comercio y Afines; Concejo Deliberante (Presidencia más representantes de los distintos bloques); y el Centro Regional de Educación Tecnológica (CERET). En principio la participación fue intensa y aceptable aunque las reuniones se realizaron de forma espaciada y para tratar temas puntuales.

A partir de 1996, tras el cambio de autoridades comunales, se planteó como objetivo trabajar de forma conjunta y abierta con la comisión y, desde la Secretaría de Producción y Hacienda, se planificaron reuniones periódicas mensuales en las que se trataba de decidir las líneas de acción a seguir de forma mancomunada. Aunque los dictámenes de la comisión no tenían carácter vinculante para el poder ejecutivo local siempre se respetaron las decisiones tomadas. Éste no fue un tema fácil de sobrellevar ya que no siempre los intereses del ejecutivo coincidían con los intereses del resto de las instituciones, pero dado que los temas siempre fueron planteados con absoluta transparencia, desde ambas partes se logró un nivel de diálogo intersectorial que permitió superar los problemas. Como ejemplo puede citarse la prioridad de financiación para el sector productivo, que contó con el aval de los representantes del área comercial aun cuando este sector no estaba contemplado en las líneas de crédito a implantar, pero entendiendo que si el sistema productivo crecía podía crecer también la actividad comercial.

En cuanto a la participación es interesante destacar el caso de instituciones que mantuvieron sus representantes desde la creación de la comisión, hecho que permitió generar lenguajes comunes además de conductas abiertas y participativas más allá de los propios intereses sectoriales. Esta participación también reforzó los vínculos interinstitucionales.

Resultados obtenidos

Sostenibilidad

Financiero. Mayor eficiencia en el uso de recursos, incluyendo la recuperación de costos, e indicando cómo los préstamos, si los hubiera, están siendo pagados y cómo son sus términos y condiciones. El aporte de recursos para los programas implantados fue realizado mensualmente, dando cumplimiento a una ordenanza específica a tal fin. En la actualidad los recursos provienen del aporte mensual del municipio (reglamentado por ordenanza) y por el recupero de los créditos de producción municipales cedidos a la FDR para la gestión de cobranza. Existe además un aporte mensual de los miembros de la FDR.

Social y Económico. Los programas y acciones desarrolladas dentro del Plan de Recuperación Piquense tuvieron como objetivo apoyar iniciativas en su fase de inicio y/o consolidación, así como también a aquellas empresas que no tenían acceso a los circuitos de financiación normales. En la actualidad el objetivo de la primer etapa está enfocado a la consolidación de la FDR como alternativa de financiación para microempresas que no tienen acceso al sistema financiero tradicional. En una segunda etapa se ha previsto la capacitación de titulares de microempresas así como la generación de espacios de discusión interinstitucionales referidos a temas de desarrollo local.

Institucional. Pueden citarse dos etapas:

  1. Desde su conformación, la CAMP actuó como un órgano consultor y de convalidación (o en algunos casos de rechazo) de políticas municipales referidas al desarrollo económico local. Si bien la participación de las instituciones estuvo avalada por una ordenanza dictada al respecto, éstas entendieron que, a pesar de que no existía reglamento de funcionamiento alguno, se hacía necesario sentarse en una mesa de diálogo para delinear acciones locales, más allá de los aspectos formales. También se entendió que el armado de un espacio de discusión era algo necesario y que, de alguna manera, daba entidad colectiva a las acciones que podían realizarse institucionalmente de forma aislada. Después de 150 reuniones a lo largo de los años, el esquema tendió a agotarse y se hizo necesario pensar otras alternativas de funcionamiento.

  2. Este proceso de fomento con fuerte participación de distintos sectores de la comunidad comenzó a mostrar carencias a partir de mediados del año 2001. Por un lado, hubo una disminución en los aportes municipales destinados a las actividades productivas debido a una reasignación de las prioridades y de una notable disminución en la entrada de fondos provenientes de la coparticipación provincial y nacional. Por el otro lado, el impacto de la crisis económica (2001 y 2002) aceleró los reclamos sectoriales y, dentro de las reuniones de la CAMP, se hizo más evidente la necesidad de hacer algo, hecho que, traducido a las lógicas de actuación de cada sector, significaba dejar de lado las actuaciones en conjunto para privilegiar soluciones particulares. Este tironeo distributivo fue visto por el ejecutivo municipal como una seria amenaza al funcionamiento y a la continuidad de la CAMP, motivo por el cual se evaluaron distintas alternativas. Una de ellas se centraba en el funcionamiento de la Fundación para el Desarrollo Regional, potenciando sus actividades con un mayor protagonismo de las instituciones intermedias. Esto tendría algunas características distintivas:

Este proyecto, presentado a mediados del año 2002 ante la CAMP, tuvo un proceso de discusión y debate prolongado, hasta que a finales del año 2004 se logró el consenso para implantar el mismo, plasmándose todo en el Acuerdo de Complementación para el Fomento del Desarrollo Local que se firmó a fines de junio de 2005 entre el municipio de General Pico y la Fundación para el Desarrollo Regional. A partir de esto, el trabajo cotidiano de la FDR comenzó a hacerse efectivo, y es así que pueden citarse dos líneas de acción:
  1. Financiación a microempresas. Desde el mes de octubre de 2005 se comenzó con la financiación mediante microcréditos. El perfil de los sujetos a financiación fue motivo de debate dentro del Consejo de Administración de la FDR, quedando establecido finalmente el apoyo a iniciativas en marcha y que se encuentren dentro de la economía formal o en proceso de formalización.
  2. Desarrollo de bases estadísticas locales. Se comenzó con la recopilación de datos dispersos en las distintas instituciones con la intención de sistematizar los mismos y desarrollar sistemas de información de uso público que brinden mayores datos locales. Como ejemplo pueden citarse: altas y bajas comerciales, consumos energéticos de empresas del sector manufacturero y codificación de habilitaciones municipales.

Para el año 2006 se ha fijado como objetivo el apoyo y asistencia técnica a las iniciativas financiadas así como también la capacitación a futuros solicitantes de microcréditos en el armado de planes de negocios.

Lecciones aprendidas

  1. Diálogo y consenso como garantía de sustentabilidad de las acciones. Está dada por la implantación de espacios de diálogo y concertación que, aunque acotados a temas específicos, permitan la interrelación entre vecinos, instituciones y autoridades. Condición necesaria para que puedan llevarse adelante acciones que permitan el crecimiento de una localidad, generando de esta manera una mecánica de participación y debate sin la cual no pueden plantearse otros pasos hacia el objetivo de desarrollo local.

  2. Políticas locales de Estado.Un proceso de desarrollo local sostenido requiere espacios de concertación capaces de definir políticas que vayan más allá de los períodos de gobierno. Este es un tema donde todos, a priori, coinciden, pero es de difícil aplicación en la práctica, más aún cuando existen períodos electorales de por medio. No obstante, estos espacios de concertación son un elemento necesario e imprescindible para el éxito de las acciones a realizar en cuanto al desarrollo local.

  3. Relaciones de poder Un proceso de desarrollo local con un buen espacio de concertación ubica a todos los actores en un mismo plano y permite dejar de lado recelos entre quienes tienen la función ejecutiva de gobernar y el resto de las instituciones, acercando posiciones y permitiendo que se comprendan mejor las decisiones y políticas cotidianas, tanto desde un sector como del otro. Esto permite que las relaciones de poder no estén tan marcadas y se trabaje con mayor visión comunitaria, democratizando las decisiones más importantes para la ciudad.

  4. Redes interinstitucionales. A partir de la generación de espacios de concertación se ha fortalecido la relación interinstitucional, estableciendo de esta manera vínculos horizontales y no sólo verticales en cuanto al diálogo con las autoridades comunales.

  5. Transparencia en las acciones. La presencia de instituciones como actores clave en el funcionamiento de la FDR garantiza al resto de la comunidad el buen destino de los fondos transferidos que se obtienen a partir del aporte mensual de los vecinos mediante el pago de las tasas municipales. Además, también tuvo un fuerte impacto la modificación del estatuto y la incorporación de concejales de la oposición como revisores de cuentas. En principio parece haber quedado claro que en cuanto al desarrollo local lo que se necesita son políticas de Estado y no políticas de Gobierno; y que para ello hace falta que la participación sea plena, aún cuando el proceso no tenga resolución rápida. Ello asegura que las decisiones tomadas tengan sustentabilidad en el tiempo.

Políticas y legislación relacionadas

La financiación del Plan de Recuperación Piquense estuvo soportada por la Ordenanza Municipal Número 34/96 emitida por el Concejo Deliberante. Esta ha sido una ordenanza innovadora ya que en esa época no se registraban antecedentes de financiación a través de fondos públicos municipales. A partir del proyecto de transferencia de fondos públicos a la Fundación para el Desarrollo Regional se hizo necesario convalidar esta experiencia mediante los mecanismos institucionales que corresponden al ámbito local. Esto se plasmó en la Resolución número 1958/05 emitida por el Concejo Deliberante aceptando el Acuerdo de Complementación para el fomento del Desarrollo Local. Es de destacar que esta resolución fue aprobada en forma unánime por todos los integrantes del cuerpo deliberativo.

Transferibilidad

La transferencia de este tipo de prácticas requiere de actores con el conocimiento (y el convencimiento) de que el desarrollo local sólo es posible de lograr mediante el trabajo conjunto tanto de la parte pública como de la parte privada. Y trabajo conjunto implica muchas veces dejar de lado intereses políticos y/o sectoriales para ampliar el panorama y ver un horizonte más amplio. Esta conjunción de intereses también se dio en la localidad de Realicó (100 kilómetros al norte de General Pico), donde en el año 2000 crearon una comisión intersectorial para tratar temas referentes al desarrollo productivo local. Para llegar a este proceso varios representantes de instituciones participaron en las reuniones periódicas de la CAMP y, a su vez, desde el ejecutivo municipal de General Pico se participó en las reuniones previas a la conformación. En cuanto a las posibles acciones para replicar lo realizado podrían sintetizarse en los siguientes pasos:
  1. Generación de espacios de intercambio y concertación. Convocatoria a la participación. Si bien no todas las instituciones tendrán voluntad de participar, una vez conformado un núcleo mínimo y determinadas algunas tareas concretas, esto oficiará de motivador para que otras instituciones traten de integrarse.

  2. Detección de instituciones líderes en la localidad. La plena participación es el objetivo a lograr, pero en una primer etapa los esfuerzos deben apuntarse a aquellas instituciones con mayor ‘peso específico’ dentro de la localidad, debido a que su participación traccionará al resto.

  3. Convencimiento del ejecutivo local.Dado que el principal promotor de este tipo de acciones conjuntas todavía es el municipio, la apertura al diálogo y la transparencia en las acciones son dos elementos claves para que el resto de los actores accedan a participar para conformar políticas de desarrollo local. De más está decir que estas dos acciones deben declamarse y plasmarse en lo desarrollado en forma cotidiana. Las ambigüedades entre el discurso y los hechos conspiran contra el éxito de cualquier concertación.

Perfil Financiero

Socio20002001200220032004Origen
Municipalidad de General Pico450.000380.000400.000400.000280.000Tasa municpal para el desarrollo(1)
Presupuesto total (en dólares estadounidenses)450.000380.000400.000400.000280.000  


(1) La tasa se denomina FOCOPRODE y surge de gravar con 0,24 dólares por cada metro de frente de las propiedades de los vecinos de la ciudad. Permite recaudar aproximadamente 30.000--35000 dólares al mes. Por otra parte también el fondo se nutre del recupero de los créditos otorgados, de alquileres de galpones industriales propiedad del municipio y de otros aportes (en algunos casos han sido transferencias del gobierno provincial).

Referencias

Artículos periodísticos
La Reforma  (2005)   «Lanzaron línea de créditos para microempresas»,   Diario La Reforma, detalle de conferencia de prensa. 29 de octubre. En http://www.diariolareforma.com.ar 
La Reforma  (2005)   «La Fundación para el Desarrollo Regional tendrá sus fondos. El intendente firmó acuerdo»,   Diario La Reforma, 5 de julio. En http://www.diariolareforma.com.ar 
La Reforma  (2005)   «Es clave la decisión del Concejo Deliberante»,   Diario La Reforma, entrevista al ingeniero Gustavo Peyronnet, 8 de mayo. En http://www.diariolareforma.com.ar 
La Reforma  (2005)   «Se intenta que el desarrollo local sea algo en conjunto entre lo público y lo privado»,   Diario La Reforma, entrevista al ingeniero Gustavo Peyronnet, 8 de febrero. En http://www.diariolareforma.com.ar 
La Arena  (2002)   «Comisión Asesora para la Producción. Celebraron 100ma.reunión»,   Diario La Arena, 7 de junio. En http://www.laarena.com.ar 

Edición del 24-11-2006
Revisión: Susana Simón Tenorio
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2006 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu06/bp0056.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio