Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2628.html   
De la basura a las casas: construcción con materiales reciclados (Cuba)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004, y catalogada como BEST. (Best Practices Database)
País/Estado — Cuba
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — isleña
Ámbito de la actuación — provincial/estatal
Agentes — institución académica o de investigación; organización no gubernamental (ONG); gobierno central; gobierno local.

Categorías — Vivienda: vivienda asequible; acceso a la financiación de la vivienda; industria de la construcción; materiales de construcción y tecnología constructiva. Situaciones de emergencia y desastres naturales: reducción de la vulnerabilidad (ordenanzas de la edificación y normativa de la ingeniería); capacidad de reacción; rehabilitación y reconstrucción. Tecnologías, instrumentos y métodos: transferencia de tecnologías; investigación y desarrollo; creación de redes; tecnologías apropiadas; formación y capacitación.


Contacto Principal

Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM) — institución académica o de investigación
Fernando Martirena [F.Martirena@enet.cu], ingeniero civil
Universidad Central de las Villas
Carretera a Camajuani km 5
Santa Clara, Villa Clara, Cuba
Teléfono: +53 42 281064 / 65
Fax:      +53 42 281539


Socio

Grupo Sofonias — organización no gubernamental (ONG)
Kurt Rhyner, arquitecto
Schatzgutstr 9,
8750 Glarus
Suiza
Tel/Fax: +41 55 6401081
E-mail: Sofonias@compuserve.com
Colaboración técnica.
Colaboración administrativa.


Socio

Instituto Nacional de la Vivienda — gobierno central
Salvador Gomila, subdirector
Calle 21 e/ 2 y Paseo, Vedado
Habana, Cuba
Tel: 322042
Fax: 553922
E-mail: viceinv@netcons.com.cu
Colaboración política.


Socio

Werkhof Darmstadt e.V. — organización no gubernamental (ONG)
Wolfgang Jakob
Runde Turmstrasse 16
64283 Darmstadt
Alemania
Teléfono: +49 6151 26664
Fax:      +49 6151 20285
E-mail: whd@werkhof-darmstadt.de
Colaboración financiera.


Socio

Entidad Municipal de Microbrigadas Sociales y Servicios a la Vivienda, Municipio de Sagua La Grande — gobierno local
Javier Rojo Rodríguez
Calle Martí y Máximo Gómez; Sagua La Grande;
Villa Clara, Cuba
Colaboración política.
Colaboración financiera.
Colaboración administrativa.


Socio

Entidad Municipal de Microbrigadas Sociales y Servicios a la Vivienda, Municipio de Caibarien — gobierno local
Lázaro Castro Alvarez
Avenida 15 no. 817, entre 8 y 10, Caibarien
Villa Clara, Cuba
Colaboración política.
Colaboración financiera.
Colaboración administrativa.


Socio

Entidad Municipal de Microbrigadas Sociales y Servicios a la Vivienda, Municipio de Quemado de Guïnes — gobierno local
Alfredo Pérez Finalet
Avenida 9 Sur no. 28, Quemado de Guines
Villa Clara, Cuba
Colaboración política.
Colaboración financiera.
Colaboración administrativa.


Socio

Entidad Municipal de Microbrigadas Sociales y Servicios a la Vivienda, Municipio de Camajuani — gobierno local
Leonel Ricardo Crespo Saura
Calle Martí no. 81, Camajuaní
Villa Clara, Cuba
Colaboración política.
Colaboración financiera.
Colaboración administrativa.

Resumen

El concepto del proyecto De la basura a las viviendas reúne dos elementos: la producción ecológicamente viable de materiales de construcción y la mejora de viviendas en zonas expuestas a huracanes.

La crisis económica cubana a principios de los años 90 ha limitado la producción de materiales de construcción con cemento portland, lo que impulsó al CIDEM a buscar alternativas viables tanto desde el punto de vista ecológico como económico.

Estas tecnologías se han desarrollado en un programa de ivestigación aplicada del CIDEM e incluyen, entre otras, un cemento alternativo fabricado a partir de los residuos de la industria azucarera. Este material puede sustituir hasta el 40% del cemento portland empleado en bloques de hormigón sin afectar a su calidad. El material reciclado es quemado para obtener cenizas puzolánicas que se incorporan al conglomerante.

Puesto que no hay dispobilidad de materiales de construcción para reparar las viviendas tras el paso de los cada vez más frecuentes huracanes, esta iniciativa ha supuesto una revolución para el mercado local de materiales de construcción, aumentando la oferta y permitiendo a los propietarios renovar y reparar sus propias viviendas. El resultado ha sido una nueva estrategia de intervención urbana.

En la costa norte de la provincia de Villa Clara el proyecto desarrolla la producción de los materiales de forma descentralizada, a través de una red local de fabricantes de materiales de construcción. Cuatro talleres, que producen bloques, tejas y cemento alternativo, se encuentran plenamente operativos en los municipios de Sagua la Grande, Quemados, Caibarién y Camajuani, bajo la titularidad de los organismos locales del Insituto Nacional de la Vivienda.

La actividad productiva se combina con la introducción de flexibilidad en el mercado de estructuras bajo el auspicio de las autoridades locales, con el objetivo de capacitar a los propietarios para realizar por sí mismo las reparaciones que necesiten sus viviendas.

Los productos son vendidos principalmente a propietarios cuyas viviendas han sufrido daños por las tormentas, quienes deben gestionar las obras de reparación; muchos de ellos reciben asesoramiento para solicitar préstamos bancarios con los que adquirir los materiales. 1.200 familias han renovado sus viviendas gracias a este programa innovador.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Debido a la crisis económica de principios de los años 90, la producción de cemento portland se redujo, lo que afectó a la producción de materiales de construcción. Los programas de vivienda se recortaron y la población se vio incapaz de mantener y reparar sus casas y apartamentos. Por último, el paso recurrente de huracanes por la provincia agravó la situación.

Establecimiento de prioridades

EL CIDEM respondió a esta situación buscando formas de producir cementos alternativos, investigando el uso de subproductos de la industria agrícola como materia prima para producir cementos puzolánicos sobre una base de cal. A partir de este conglomerante se puede producir toda una serie de materiales en pequeños talleres locales que posteriormente son vendidos a la población a precios asequibles en la moneda local.

Numerosos municipios, así como el Instituto Nacional de Vivienda, han mostrado interés en el proceso y han instalado plantas piloto con prioridad para las zonas golpeadas recientemente por huracanes.

Por otra parte, se ha establecido una estrecha cooperación con el banco para proporcionar financiación a los propietarios despuestos a invertir en el mantenimiento y la reparación de sus viviendas con estos materiales fabricados en talleres locales.

Formulación de objetivos y estrategias

Generalizar un sistema innovador de producción y comercialización de materiales de construcción para permitir a los propietarios cubanos renovar y reparar su viviendas particulares, especialmente en las zonas castigadas por desastres.

Convertir residuos potencialmente peligrosos en materiales de construcción.

Reforzar los resultados obtenidos en proyectos piloto, que han conseguido grandes mejoras en la disponibilidad de materiales de construcción en el mercado libre de cuatro localidades al norte de Villa Clara, incrementando la producción del cemento alternativo y de productos derivados, contribuyendo de esta manera a la reducción del consumo energético. Igualmente se pretende extender servicios de asesoramiento técnico como los arquitectos de la comunidad a mayores segmentos de la población.

Movilización de recursos

La movilización innovadora de recursos organizativos a través de sinergias entre socios locales, regionales e internacionales ha resultado clave para el éxito del proyecto.

El CIDEM ha puesto sus recursos humanos y técnicos a disposición del proyecto, realizando tareas de coordinación y supervisión técnica y administrativa, proporcionado expertos y técnicos, realizando las pruebas de laboratorio de los materiales producidos y llevando toda la contabilidad del proyecto.

El Grupo Sofonias proporciona apoyo técnico y contactos con los donantes internacionales a través de visitas periódicas de expertos que coordinan el proceso de transferencia tecnológica con otros países y generan una retroalimentación del proceso.

En la medida que el proyecto responde a los objetivos del Instituto Nacional de Vivienda, el CIDEM ha podido contar con recursos humanos, técnicos y políticos de las ramas locales del instituto. Los esfuerzos para consguir un coordinación estrecha entre las entidades implicadas y los beneficiarios durante el proceso de toma de decisiones han resultado de gran importancia para la ejecución dle proyecto.

Un último elemento es el sistema bancario, que proporciona préstamos para los propietarios.

Las autoridades municipales recurren a su conocimiento de la situación local para movilizar a los beneficiarios finales, creando grupos informales de auto-ayuda para renovar sus viviendas. Algunos de sus empleados han podido acogerse a cortos periodos de excedencia para poder trabajar a tiempo completo en sus viviendas. Además, el departamento municipal de construcción facilita los aspectos legales de los proyectos y se encarga de difundir sus resultados.

Proceso

La falta de divisas para adquirir cemento portland y otros materiales, así como el alto consumo energético de otros materiales habituales fueron el detonante para poner en marcha este proyecto:

En la medida en que los materiales de construcción solían ser distribuidos por el estado como subsidio a los programas de renovación no cubren la demanda existente, esto crea un déficit de materiales que se acumula año tras año:

La acción combinada de la falta de mantenimiento y el paso de huracanes tiene como resultado un deterioro grave de las viviendas:

Puesto que las únicas soluciones disponibles solían ser aquellas patrocinadas por el estado, los propietarios no estaban acostumbrados a desarrollar un papel activo en el proceso de gestionar los recursos y las reparaciones; simplemente esperaban a que llegasen las ayudas:

Los materiales de construcción solían fabricarse en centros industriales regionales para transportarse posteriormente a municipios distantes con un alto coste:

Resultados obtenidos

Las condiciones de vida se han mejorado gracias a la renovación de 1.200 viviendas. Se han creado 50 nuevos puestos de trabajo directos y más de 130 indirectos, muchos de ellos ocupados por mujeres. Este es un proceso en marcha que se están extendiendo a otros municipios.

Se ha puesto en marcha un proceso de fortalecimiento de la autonomía de las comunidades, fomentando la participación de los propietarios en el proceso de renovación.

Se ha diseñado y desarrollado en cuatro municipios un nuevo modelo de gestión descentralizada que otorga a las autoridades locales nuevas posibilidades para actuar de forma independientes y aumentar su capacidad de resolver los problemas relacionados con la regeneración urbana. Se ha puesto en marcha un nuevo marco de colaboración entre las filiales locales del Instituto Nacional de Vivienda, los gobiernos municipales y el sistema bancario permitiendo el acceso al crédito para la adquisición de materiales de construcción minimizando las trabas burocráticas. La gestión descentralizada del presupuesto del Instituto Nacional de Vivienda ha demostrado ser una opción más flexible que la gestión centralizada.

El CIDEM se ha enfrentado a la crisis económica desarrollando materiales de construcción que reducen las dependencia respecto de la energía y las divisas extranjeras y aplicándolos a un proyecto de renovación de viviendas:

Al enfocarse principalmente hacia zonas afectadas con regularidad por el paso de huracanes, las tecnologías y las metodologías desarrolladas en el proyecto han tenido un mayor impacto.

Una vez que se alcanza un número crítico de viviendas reparadas, los barrios cobran un mejor aspecto y las autoridades locales renuevan los parques, las aceras y los monumentos, se produce una mejora gradual de la actitud de los vecinos.

Sostenibilidad

La producción descentralizada de materiales de construcción, unida a la participación del gobierno local en la provisión de recursos escasos, ha demostrado ser financieramente sostenible a largo plazo. Los nuevos materiales de construcción son más baratos, de mejor calidad y más respetuosos con el medio ambiente que los tradicionales, aparte de tener una mejor aceptación entre la población local.

Los acuerdo de crédito con los bancos son una fuente continua de financiación para que la población pueda acceder a los materiales de construcción disponibles.

Se han reparado o renovado 1.200 viviendas con materiales producidos en este proyecto. Se ha reducido el tiempo de espera necesario para la llegada de ayuda estatal destinada a la reparación de viviendas. Estos logros suponen una población satisfecha y una ciudad más atractiva y mejor organizada.

Los talleres de producción de materiales de construcción se han convertido en una importante fuente de empleo y han reactivado el sector de la construcción, creando numerosos empleos indirectos.

El sistema desarrollado, badado en la participación directa de los propietarios de viviendas, a través de un mecanismo asistido de auto-construcción, ha demostrado ser más eficaz que los modelos existentes en Cuba. Una investigación sobre los efectos del proyecto ha ganado un premio nacional y el proyecto forma parte de un estudio internacional que está documentando mejoras en los sistemas de entrega de vivienda. Otros municipios están empezando a replicarlo.

La transferencia de conocimiento se ha completado con éxito y las tecnologías se han mejorado con aportaciones locales proporcionadas por los usuarios finales.

Se ha producido un estímulo a la participación de los propietarios en la renovación de sus viviendas, dando lugar a un cambio en la mentalidad tradicional muy positivo.

Por último, se han encontrado alternativas viables para reciclar residuos potencialmente peligrosos de la industria azucarera de la costa norte de Villa Clara.

Lecciones aprendidas

Un programa de renovación urbana debe venir precedido de una estrategia lcara de intervención urbana con el fin de establecer las prioridades en el uso de recursos, un punto crucial en la ejecución de cualquier proyecto ya que permite extender los recursos más allá de lo dispuesto en el presupuesto inicial:

Las tecnologías desarrolladas y aplicadas por el CIDEM han demostrado ser apropiadas tanto desde el punto de vista económico como ecológico:

Las sinergias y la coordinación alcanzada entre el amplio espectro de agentes implicados han resultado decisivas para la ejecución del proyecto, han permitido una amplia aceptación y han establecido una base prometedora para el diseño de nuevos modelos de renovación urbana a escala nacional basados en la sostenibilidad. La incorporación de las instituciones bancarias en las fases de planificación y desarrollo del proyecto ha resultado especialmente importante para la movilización de mayores recursos financieros a través de planes de crédito dirigidos directamente a la población beneficiaria.

Transferibilidad

El nuevo modelo de renovación urban que ha emergido como resultado del proyecto, diseñado sobre una base práctica, puede replicarse en otros municipios cubanos que ofrezcan características similares. Esto podría representar un modelo viable de descentralización de los programas de vivienda social, aplicable también a la construcción de nueva planta. El Instituto Nacional de Vivienda está estudiando en la actualidad las posibilidades de extender estas experiencias a otros municipios del país.

La transferencia tecnológica entre países del sur, en este caso desarrollada directamente por el CIDEM, pero también en interacción con experiencias y proyectos de otros países, ha producido una experiencia más amplia y rica en términos de soluciones innovadoras para los problemas de vivienda social. Este proyecto es un punto de referencia en la cooperación internacional y beneficia a otros países de la región, de hecho la Red del Hábitat Ecológico y Económico (ECOSUR) está aplicando esta experiencia en varios países latinoamericanos y africanos.

Los logros científicos y técnicos alcanzados en esta iniciativa se han publicado en numerosas publicaciones internacionales que alcanzan un público amplio, lo que proporciona una buena visibilidad y ha creado las condiciones para replicarlo en otros países y contextos.

Los datos generados por el proyecto se han procesado y almacenado sistemáticamente con el objetivo de ofrecer información útil y replicable. Los principales resultados de las investigaciones paralelas se han introducido ya en la práctica académica de la Universidad de Santa Clara y se ha presentado en congresos internacionales.

Hace tres años se puso en marcha un programa interdisciplinar de investigación de un alto nivel en el que participan universidades de Alemania, España y Canada bajo la coordinación de un equipo de Santa Clara. Numerosos estudiantes de doctorado están investigando los componente técnicos y sociales de esta empresa, incluyendo la conversión de residuos industriales y urbanos en materiales de construcción, la optimización de la relación coste-beneficio, el perfeccionamiento de los procedimientos tecnológicos y el diseño de instrumentos de gestión para los municipios cubanos.

Perfil Financiero


Cuadro 1: Participación de los socios en el presupuesto

Cifras en dólares EEUU
Socio -- Año 2000 2001 2002 2003 2004
CIDEM 25.000 25.000 25.000 25.000 25.000
Grupo Sofonias 15.000 25.000 25.000 25.000 25.000
Werkhof e.V.   70.000 70.000 70.000 40.000
Sagua la Grande 5.000 5.000 8.000 8.000 10.000
Caibarien     5.000 5.000 10.000
Quemado de Guines     3.000 5.000 5.000 
Camajuani     2.000 5.000 5.000
Total 45.000 125.000 138.000 143.000 120.000


Referencias

Werkhof e.V.  (2001)   Cuba, die Mangelwirtschaft beenden   Darmstadt, September 

Fernando Martirena  (2001)   «Housing Renovation as part of a post hurricane response program»,   Development Alternatives India, May 2001, pp 5-6 

Fernando Martirena et al  (2000)   «Puzzolanic properties of residues of sugar industries»,   Materiales de la construcción, Vol 50, n. 260, Diciembre 2000, pp 71-78 

Fernando Martirena  (1999)   «Biomass for the manufacture of building materials, the efficiency at small scale production»,   Basin News, November 1999, n. 18, pp 23-27 

Fernando Martirena  (s.f.)   Science and technology made in the third world : The result of successful networking,   in Enhancing research capacity in developing and transition countries, KFPE, pp 59-65 

F. Martirena et al  (1998)   «Use of wastes of the sugar industry as pozzolana in lime-pozzolana binders: study of the reaction»,   Cement and Concrete Research, Vol. 28, n. 11, pp 1525-1536 

Theo Schilderman  (1996)   «Research and development on affordable binders and production processes»,   Basin News, n. 11, March 1996, pp 19-21 

Edición del 12-07-2004
Traducción del inglés: Carlos Jiménez Romera
Revisión: María Cifuentes Ochoa
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2628.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio