Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2519.html   
Proyecto de Salud Mental de Belo Horizonte (Brasil)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Brasil
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — tropical y subtropical
Ámbito de la actuación — ciudad
Agentes — gobierno local; organización no gubernamental (ONG).

Categorías — Servicios sociales: salud y bienestar. Equidad de género e inclusión social: acceso a los recursos; integración. Participación ciudadana y riqueza cultural: riqueza social y cultural.


Contacto Principal

Coordinadora de Salud Mental de la Secretaría Municipal de Salud [Coordenação de Saúde Mental da Secretaria Municipal de Saúde] — gobierno local
Dra. Miriam Abou-yd
Avenida Afonso Pena, 2336, 5º andar
CEP 30130-007
Belo Horizonte, Minas Gerais
Brasil
Tlf.: 55.31.3277-7793
Fax: 55.31.3277-7791
E-mail: smental@pbh.gov.br


Organización Nominadora

Secretaría Municipal de la Salud de la Prefectura Municipal de Belo Horizonte [Secretaria Municipal de Saúde da Prefeitura Municipal de Belo Horizonte (SMSA/PBH)][1] — gobierno local
Dr. Hélvecio Miranda Magalhães Jr., Secretario Municipal de Salud
 
Avenida Afonso Pena, 2336
CEP 30130-007
Belo Horizonte, Minas Gerais
Brasil
Tlf.: 55.31.3277-9550


Socio

Foro Local para la Salud Mental (FLSM)[2] — organización no gubernamental (ONG)
Mark Nápoli Costa
Hermilo Alves, 31 sala 209
Belo Horizonte, Minas Gerais
Brasil
Tlf.: 55.31.3224-2386
E-mail: fmsaudemental@ig.com.br
Colaboración financiera.
Colaboración política.


Socio

Asociación de Usuarios de los Servicios de Salud Mental de Belo Horizonte [Associação de Usuários de Serviços de Saúde Mental de Belo Horizonte (ASUSSAM)] —
Colaboración política.


Socio

Movimento do Graal no Brasil
Colaboración política.


Socio

Grupo Espírita o Consolador
Colaboración administrativa.


Socio

Instituto Marista de Solidariedade
Colaboración política.


Socio

Ministerio de Salud [Ministério da Saúde] —
Colaboración financiera.


Socio

Coordinadora Municipal de Derechos Humanos [Coordenadoria Municipal de Direitos Humanos] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Secretaría Municipal de Abastecimiento — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Secretaría Municipal de Cultura — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Secretaría Municipal de Asistencia Social [Secretaria Municipal de Assistência Social] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Secretaría Municipal de Deportes [Secretaria Municipal de Esportes] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Departamento de Desarrollo Económico de la Secretaría Municipal de Planeamiento [Gerência de Desenvolvimento Econômico da Secretaria Municipal de Planejamento] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Empresa de Tránsito y Transportes de Belo Horizonte [Empresa de Transportes e Trânsito de Belo Horizonte (BHTRANS)] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Secretaría de Estado de Salud [Secretaria de Estado da Saúde (SES)] — gobierno local
Colaboración política.


Socio

Grupo de Defensa de las Personas con Sufrimiento Mental [Grupo de Defesa dos Direitos das Pessoas Portadoras de Sofrimento Mental (DETRANSME)] —


Socio

Ministerio Público Estatal [Ministério Público Estadual] — gobierno regional
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Programa de Atención Jurídica Integral al Paciente con Sufrimiento Mental del Tribunal de Justicia de Minas Gerais [Programa de Atenção Integral ao Paciente Judiciário Portador de Sofrimento Mental do Tribunal de Justiça de Minas Gerais (PAI-PJ)] — gobierno regional
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Projeto Polos Reprodutores de Cidadania da Facultade de Direito da Universidade Federal de Minas Gerais
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Unicentro Newton Paiva
Colaboración técnica.


Socio

Facultad de Ciencias Humanas- Centro Universitario Fumec [Facultade de Ciências Humanas- Centro Universitário Fumec] — institución académica o de investigación
Colaboración técnica.


Socio

Universida Católica Pontificia de Minas Gerais [Pontifícia Universidade Católica de Minas Gerais] — institución académica o de investigación
Colaboración técnica.


Socio

Consejo Regional de Psicología [Conselho Regional de Psicologia] — gobierno regional
Colaboración política.


Socio

Consejo Federal de Psicología [Conselho Federal de Psicología] — gobierno central
Colaboración política.

Resumen

El Proyecto de Salud Mental de Belo Horizonte (MHP-BH) se enmarca en el contexto de la reforma psiquiátrica brasileña, que está estableciendo las nuevas directrices de la política nacional sobre salud mental. Pretende combatir la estigmatización a la que se ven sometidas aquellas personas que padecen serios problemas mentales. Frente al manicomio, símbolo principal de esta exclusión, éste es, principalmente, un proyecto de desinstitucionalización [3].

En la ciudad, de 2.300.300 habitantes, se han creado varios servicios, distribuidos en su territorio y articulados en una red municipal de salud mental, que han hecho posible que los ciudadanos de Belo Horizonte puedan prescindir de los hospitales mentales -a los que se tiene como lugares de segregación de la locura- y realicen su tratamiento mientras participan activamente en la vida política y social de la ciudad. Son los siete Centros de Referencia para la Salud Mental (CERSAMs), que están preparados para el tratamiento intensivo de las emergencias, ofreciendo atención durante toda la noche cuando es necesario. Además, hay nueve Centros de Rehabilitación Psicosocial (también llamados Centros de Aprendizaje), en los que las personas que padecen psicosis pueden participar en talleres de música, teatro, pintura, trabajo con madera, etc. También salen a pasear, asisten a fiestas y van al cine. Existe el proyecto, en proceso de planificación, de una Incubadora para Iniciativas de Solidaridad Económica, cuyo objetivo es proporcionar autonomía financiera a aquellas personas aquejadas de desórdenes mentales. Sesenta y cinco Centros de Salud del sistema sanitario de la ciudad disponen de profesionales de la salud mental, que actúan en coordinación con el Programa de Salud Familiar. Junto a la ayuda técnica, se están llevando a cabo numerosas actuaciones intersectoriales para los niños y adolescentes, en las que intervienen las áreas de educación y asistencia social. La ciudad dispone de siete complejos residenciales en los que viven unos setenta pacientes, ex-internos de larga permanencia en hospitales, que no tienen lazos familiares. Más de cincuenta pacientes han vuelto a sus casas y reciben actualmente una ayuda equivalente al salario mínimo (unos ochenta dólares). Los recursos financieros que se habían destinado previamente a los hospitales mentales han sido invertidos en esta red sustitutiva, que ha hecho posible la cancelación de cerca de 1.200 camas psiquiátricas en la ciudad. Todo este proceso se sustenta en el desarrollo democrático de las políticas sociales públicas, respetando la participación social y manteniendo un diálogo constante con las organizaciones civiles, fundamentalmente con el Movimiento de Desinstitucionalización. Los resultados a lo largo de estos últimos diez años han sido muy favorables, mostrando el éxito de un enfoque de la salud mental basado en la búsqueda del acuerdo y de la participación del usuario y de su familia en lo concerniente a su tratamiento. También asegura su acceso a los servicios públicos, teniendo en cuenta sus derechos y promoviendo el ejercicio de la ciudadanía, a través de su participación en las actividades sociales.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Los únicos servicios disponibles para las personas que padecían desórdenes mentales severos eran los hospitales psiquiátricos, fundamentalmente privados, que prestaban servicio al sector público. Era lo que se conocía como la «industria de la locura», cuyos usuarios eran sometidos a condiciones indignas e inhumanas. No existía una modalidad de tratamiento dispensada por los servicios de salud comunitarios, basada en la idea de libertad o de ciudadanía.

Establecimiento de prioridades

Al tiempo que las personas que padecían serios desórdenes mentales se encontraban prisioneros en los asilos, los servicios ambulatorios de salud mental atendían a una demanda indiscriminada de problemas menores, aplicando la mayoría de las veces un tratamiento médico a casi todos los conflictos sociales. En estos servicios nunca se veía a los pacientes psicóticos, ni siquiera cuando estaban en situación estable. Con la puesta en práctica del programa, el sistema municipal de salud dio prioridad a los pacientes que padecían severos desórdenes mentales. No acuden a los servicios ambulatorios complementarios de los hospitales, sino que se ha creado una red de acciones, iniciativas y servicios sustitutivos de los asilos, que favorecen la libertad y promueven la inclusión social. Igualmente prioritario es garantizar que los servicios sean gratuitos y el acceso universal, de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud y la legislación brasileña.

Estas prioridades se definieron en reuniones nacionales y estatales del Movimiento de Desinsitucionalización (movimiento social autónomo, no afiliado a ningún partido) y en las Conferencias Nacionales, Estatales y Municipales de Salud Mental (organizadas por el gobierno, con participación mayoritaria de los usuarios y sus familiares y con representación también de los trabajadores del área de la salud mental, tanto del sector gubernamental como de los servicios de voluntariado). Más aún, las Conferencias Municipales de la Salud y el Consejo Municipal de Salud discutieron y aprobaron estas directrices y, junto con entidades representativas de los usuarios de los servicios de salud mental (Asociación de Usuarios de los Servicios de Salud Mental de Belo Horizonte (ASSUSAM)) y el Foro de Salud Mental de Minas Gerais (núcleo defensor de la desinstitucionalización en Minas Gerais), realizaron el seguimiento y el control de su aplicación.

Formulación de objetivos y estrategias

El principal objetivo del proceso de desinstitucionalización del PSM-BH fue la deconstrucción del hospital psiquiátrico. Con la finalidad de hacerla realidad, las 2.093 camas existentes en el año 1992 fueron gradualmente eliminadas, siempre después de la creación de nuevos servicios, como los Centros de Referencia para la Salud Mental y los Centros de Rehabilitación Psicosocial (también denominados Centros de Aprendizaje), entre otros ya mencionados en el punto 12. De esta forma, hemos llevado a cabo una transformación del modelo, sin interrumpir la asistencia a los usuarios. Al mismo tiempo promovemos su inserción social en los distintos espacios de la ciudad (arte, ocio, trabajo, participación social, etc), buscando una intervención real en la cultura, para hacerla más receptiva hacia los problemas de salud mental y al intercambio con las personas que los padecen. Una parte esencial de los objetivos y las estrategias, es la permanente asociación con los movimientos sociales organizados y el seguimiento de todo el proceso por instancias de acción social.

Movilización de recursos

El Departamento Municipal de Salud se apoya en sus propios recursos humanos: tiene cerca de seiscientos empleados en la red pública de servicios de salud mental. La articulación intersectorial -en todos los niveles de gobierno (municipal, estatal y federal)- con las Secretarías de Educación, Cultura, Derechos Humanos y Transporte, entre otras, amplía la cantidad y la calidad de los recursos. El acceso de los usuarios y de sus familias a las actividades y a las reuniones de los movimientos sociales, y su participación en las Conferencias de la Salud y en eventos similares de acción social, les permite ser protagonistas del proceso de la reforma psiquiátrica. La colaboración con diversas instituciones asegura la mejora constante de la capacitación técnica de los profesionales sanitarios. Mediante acuerdos con las universidades, los estudiantes pueden trabajar, por un sistema de rotación, en diversos servicios municipales de salud mental. El Ministerio de la Salud aporta también recursos financieros al sistema público municipal, conforme a la legislación brasileña. Un equipo de cinco miembros, perteneciente al Departamento Municipal de la Salud, coordina el Programa de Salud Mental de Belo Horizonte.

Proceso

Además de los prejuicios existentes en la sociedad hacia la locura, la reforma psiquiátrica ha tenido que hacer frente a una gran oposición por parte de los hospitales del sector privado, que hasta ahora habían obtenido fáciles beneficios con los recursos procedentes de la administración pública, a cambio de la hospitalización indiscriminada de las personas con problemas de salud mental. Para combatir la situación, se requiere que la gestión municipal del Programa de Salud Mental se mantenga en una postura política clara. En 1993, se eligió una administración municipal democrática, iniciándose el diálogo con los movimientos sociales. El Movimiento a favor de la Desinstitucionalización era uno de los más organizados y activos de la sociedad civil y el Programa de Salud Mental de Belo Horizonte se elaboró en permanente diálogo con este movimiento y contando con el apoyo político de sus líderes. En los últimos diez años, el MHP-BH ha pasado por distintas administraciones municipales, haciendo frente, a veces, a momentos difíciles. Sin embargo, siempre ha preservado sus conquistas más importantes gracias, fundamentalmente, a la presión de los movimientos sociales.

Resultados obtenidos

De forma equivocada, muchos atribuyen el innegable éxito de la iniciativa basagliana [4], en Trieste, al tamaño de la ciudad: sólo en pequeñas o medias ciudades podrían realizarse este tipo de procesos. De hecho, las reformas psiquiatras efectivas son raras en centros urbanos de gran tamaño. Sin embargo, precisamente en este sentido son importantes los resultados del MHP-BH: el programa se ha aplicado a una ciudad de 2,3 millones de habitantes y se observa una tendencia creciente hacia la des-institucionalización de la enfermedad mental. El MHP-BH apunta decididamente hacia la extinción de los hospitales psiquiátricos. Sin embargo, no se autolimita al proceso de des-institucionalización. Rechaza mantener a los pacientes de forma dócil y pasiva mediante la utilización de códigos de normas, el control del comportamiento y la excesiva medicación. Podemos afirmar que la mayoría de las personas que padecen problemas mentales en Belo Horizonte ya no van a experimentar la humillante hospitalización psiquiátrica. Hoy en día pueden encontrar asistencia libre, digna y de calidad en los servicios del MHP-BH. Más aún, participan activamente en los espacios de producción, ocio y cultura de la ciudad, cuya población acepta cada vez más las particularidades de las enfermedades mentales y las propuestas del MHP-BH. Los retos de las grandes ciudades, no sólo en el área de la salud, son precisamente aquellos que deben ser afrontados por la administración municipal. El MHP-BH es un magnífico ejemplo de lo que puede hacerse y de éxito en este tipo de confrontación.

Sostenibilidad

El MHP-BH, como los restantes servicios sanitarios municipales, está financiado por el Fondo Municipal de la Salud, constituido por recursos del Ministerio de Salud y del Ayuntamiento. En lo concerniente al MHP-BH, hasta el momento no ha habido dificultades de financiación ya que el nuevo modelo es significativamente más barato que el modelo hospitalario. El MHP-BH ha alcanzado espectaculares logros en el área de la integración social, que es su característica más distintiva. Las personas que padecen serios desórdenes mentales ya no son consideradas dignas de lástima por sus familias y por la sociedad, sino como seres humanos que precisan apoyo y solidaridad en los momentos de crisis, respeto hacia sus limitaciones y estímulo de sus posibilidades. Muchos pacientes se han organizado en defensa de sus derechos y de los derechos humanos en general. La gran mayoría conoce y busca, cuando es necesario, a las organizaciones que los representan. Progresan en la producción de artesanía y, en el ámbito laboral, cientos de usuarios del programa han participado ya en cursos de capacitación profesional ofrecidos por el Foro de Salud Mental de Minas Gerais III. Se organizan en grupos para fabricar objetos para el mercado y uno de estos grupos está actualmente liderando la organización de la Incubadora para Iniciativas de Solidaridad. La manifestación popular del 18 de mayo, el Día Nacional de la Lucha por la Des-institucionalización, que reúne a más de dos mil participantes, ha pasado a formar parte de la vida cultural de la ciudad. La población de Belo Horizonte lo pasa bien y acepta estos cambios. Finalmente, la relación entre la ciudad y la enfermedad mental se ha transformado sensiblemente en los últimos diez años. Aunque pueden darse retrocesos, debidos a los cambios en la administración municipal, esta transformación deja una indeleble marca en la ciudad que, sin ser un seguro de éxito permanente, sí constituye un impulso para ir más allá.

Lecciones aprendidas

La lección más importante, sin duda, es la experiencia de la relación en condiciones igualitarias con aquellas personas comúnmente llamadas locas. Estas personas diferentes, que escuchan voces, dicen extrañas cosas y se comportan de forma poco habitual, se muestran siempre receptivos cuando nos interesamos de forma real por ellos, reconociendo que su situación es una experiencia humana más. Otra lección significativa concierne a la producción teórica en el área de la salud mental. El conocimiento psiquiátrico y psicológico, en su condición actual y tomando en consideración la forma en que se practica, es absolutamente insuficiente: limitarse a lo técnico es siempre un gran obstáculo para la aproximación a los desórdenes mentales severos. Es fundamental el énfasis en la producción teórica, no para hacer nuestra práctica más fácil y cómoda, sino para aportarle curiosidad, creatividad y estímulo. En este sentido, el MHP-BH ha posibilitado una producción de alta calidad, característica y singular, reflejada en las numerosas publicaciones, seminarios y eventos científicos y culturales.

Perfil Financiero

Año200120022003
Departamento Municipal de Salud78,5% (34.303,15 US$)95% (79.749,82 US$)86,3% (276.363,85 US$)
Foro de Salud Mental de Minas Gerais (socio 1)21,5% (9.424,85 US$)5% (4.141,19 US$)1,9% (6.004,21 US$)
Secretaría Estatal de Salud (socio 2)--1,8% (5.435,00 US$)
Ministerio de Salud (socio 3)--10% (32.113,00 US)
Total100% (43.728,00 US$)100% (83.891,01 US$)100% (319.916,06 US$)

Notas


[1]: El MHP-BH es una de las actividades más importantes de la Secretaría Municipal de la Salud de Belo Horizonte. Está coordinado por un equipo del Departamento de Salud Mental conforme a la política pública municipal de salud y al sistema brasileño de salud.
[2]: El Foro de Salud Mental de Minas Gerais, núcleo del Movimiento por la Desinstitucionalización en el estado, fue Best en el concurso de 2000 bpal/onu00/bp491.html. Asímismo, en el transcurso del Premio Internacional de Dubai del año 2002, fue incluído entre las buenas prácticas que se presentaron en el Primer Catálogo de Iberoamerica y Caribe (pp. 327-332).
[3]: La desinstitucionalización es un proceso práctico encaminado a la deconstrucción y el cierre de los hospitales psiquiátricos y a la creación de una red de servicios comunitarios capaces de satisfacer las necesidades de salud mental de una comunidad dada y de promover itinerarios personales y colectivos de emancipación sanitaria y social. La desinstitucionalización, distinta de des-hospitalización (o la mera expulsión de los pacientes de los hospitales mentales), es un proceso de crítica teórico-práctica a la maquinaria legal, administrativa y científica que sostiene a estos asilos.
[4]: N de la T: referente a Franco Basaglia, psiquiatra italiano fundador de la Psiquiatría Democrática.


Edición del 12-07-2004
Traducción del inglés: Anna Moll Dexeus
Revisión: María Cifuentes Ochoa
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2519.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio