Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2512.html   
Red Solidaria (Argentina)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Argentina
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — continental
Ámbito de la actuación — nacional
Agentes — sector privado; organización no gubernamental (ONG); asociación de profesionales; institución académica o de investigación.

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; formación profesional; acceso a créditos. Servicios sociales: educación; ocio; salud y bienestar; seguridad ciudadana; reducción y prevención del delito. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria; riqueza social y cultural; expresión y animación; educación cívica; artes.


Contacto Principal

Red Solidaria — organización no gubernamental (ONG)
Belen Quellet
Juan Carr
Las Heras 2774,
1602 Buenos Aires, Argentina

Teléfono: 011.4796.5828
E-mail: redsolidaria@ssdnet.com.ar
Web: http://www.redsolidaria.org.ar
http://www.rutassolidarias.com.ar


Socio

Grupo Carrefour — sector privado
Irina Braun, jefa de Relaciones Institucionales
Cuyo 3357-B1640GJA
Buenos Aires
Argentina

Teléfono: 54-11-4733-7093
Web: http://www.carrefour.com.ar
Colaboración financiera.


Socio

Instituto Pedro Poveda — institución académica o de investigación
Hector D'Angelo
Hipólito Yrigoyen, 751 
1638 Vte. López - Pcia. de Bs. As - Argentina
Teléfono y fax: 54-11-4795-1507 
E-mail: info.poveda@poveda.edu.ar
Web: http://www.poveda.edu.ar
Colaboración administrativa.


Socio

Asociación Empresaria Argentina (AEA) — asociación de profesionales
Cecilia Pasman, Coordinadora de Proyectos
Av. Madero 1020, p. 22 
1106 Argentina

Teléfono: 54-11-4312-7523/24 
E-mail: cpasman@aeanet.net
Web: http://www.aeanet.net
Colaboración financiera.
Colaboración en promoción y apoyo.


Resumen

El Departamento de Transformación de la Realidad (DTR) facilita y promociona la articulación de la participación directa de ciudadanos cualificados para dignificar la realidad de las comunidades gravemente marginadas. El DTR mejora la visibilidad de lugares específicos donde se está «librando una batalla de hambre y una lucha por la dignidad», y proporciona información fiable, detallada y actualizada sobre las necesidades y los logros de estos Centros de transformación de la realidad a la comunidad. Promociona también una implicación responsable, diversa e informada de las comunidades empresariales, los alumnos de colegios y universitarios, grupos de ciudadanos y la sociedad en general, para mejorar las vidas de sus conciudadanos, contribuyendo así al desarrollo de una cultura de solidaridad.

Cimentándose en los nueve años de experiencia de Red Solidaria en construir una red solidaria muy eficaz a escala local, y contando con el respaldo de la Asociación Empresarial Argentina (compuesta de 63 empresas grandes), el DTR ha sido, en menos de dos años, el instrumento clave para las asociaciones y las iniciativas de asistencia en emergencias que reúnen, entre otros, las principales comunidades empresariales, expatriados de todo el mundo y algunas de las comunidades más pobres del país. A día de hoy, ya cuenta con una detallada base de datos compuesta de 257 Centros de Transformación de la Realidad (CTR) que representan unas 50.000 personas. Son centros que combaten principalmente el hambre (un centro de comida, un centro comunitario, una parroquia, un templo, un centro de acogida, un colegio, etc.) donde los voluntarios demuestran un fuerte compromiso humanitario al alimentar y atender las necesidades más urgentes de sus vecinos. A aquellas personas que acuden a Red Solidaria para obtener información sobre dónde y cómo ayudar, se les orienta según la ubicación geográfica y según el tipo de ayuda o contribución que pretenden dar. Un proceso de articulación tan progresivo y específico como este genera una potente red y acerca a los ciudadanos en interacciones personalizadas, estimulando el desarrollo de una identidad compartida y la capacidad de ajustar recursos y medios a las circunstancias específicas.

Además, hay otras cuatro prácticas iniciadas por Red Solidaria estrechamente unidas al DTR: Por los Chicos (http://www.porloschicos.com), un mecanismo de contribución por Internet para la donación de alimentos que gestionan jóvenes ejecutivos de Citibank, Nutrir, un programa de apoyo nutricional y seguimiento respaldado por Repsol-YPF, la Agencia de Prensa Humanitaria (ganadora del premio Mejores Prácticas 2002), que proporciona medios de comunicación con información de interés periodístico sobre situaciones de desplazamiento social alarmante y de iniciativas solidarias, y la Red Solidaria Global que busca crear colaboraciones solidarias por todo el mundo a fin de atender a las personas y las comunidades necesitadas.

Centrados en la emergencia alimentaria, el DTR ha incorporado gradualmente al proceso de transformación activa basada en los ciudadanos, otras necesidades fundamentales de educación, salud, viviendas, agricultura, obtención de ingresos e integración social, que suelen aparecer en las comunidades que sufren de desnutrición y que son imprescindibles para construir una plataforma más amplia y sostenible para la dignidad.

El DTR, al igual que todas las prácticas de Red Solidaria, se basa en la idea de que el compromiso personal es la principal fuerza impulsora que tienen los seres humanos para transformar sus propias vidas y las de los demás. El compromiso, cuando se aplica a una iniciativa humanitaria, es una actitud orientada al servicio y profundamente consolidada que tiene su origen en la experiencia sostenida y directa de ayudar a otras personas a vivir una vida más digna.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

Las personas que se benefician de la práctica del DTR tienden a afrontar varios tipos de obstáculos:

Aunque en general el país ha experimentado una especie de explosión de solidaridad como respuesta a la crisis económica y política que alcanzó su punto más álgido en el año 2002, aquellos que combatieron la lucha contra el hambre y por la dignidad, permanecieron en el anonimato en la mayoría de los casos, mantuvieron su compromiso sobre la base de un inmenso esfuerzo individual y en grupo y, en general, desempeñaron esta tarea bajo condiciones realmente precarias. Estas circunstancias ejercieron una fuerte presión sobre el compromiso que mantenían muchas personas y con la mejora de la situación económica y política general, empeoraron las condiciones para proseguir con esta guerra de solidaridad, mientras el 60% de la población seguía viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Mientras la indiferencia experimentó una derrota sin precedentes, dignificar la realidad de 18 millones de personas requería que esta valiosa sensibilidad incrementada se alimentara progresivamente mediante mecanismos transparentes, eficaces y visibles de participación comprometida.

En resumen, las condiciones estaban sustancialmente maduras para el próximo reto, tanto dentro de la organización como en el país, dada:

Fijación de prioridades:

Establecimiento de prioridades

Formulación de objetivos y estrategias

Objetivo general: ayudar a transformar y dignificar la realidad del día a día de personas y comunidades gravemente marginadas mediante la participación directa de ciudadanos cualificados, con el fin de consolidar el desarrollo de una cultura de solidaridad, que es esencial para asegurar la continuidad sostenible de las iniciativas humanitarias.

Objetivos específicos:

Estrategias básicas:

  1. Recopilación de información: se está ampliando gradualmente una base de datos que refleja las necesidades y los recursos de los CTR de todo el país.
  2. Puente de comunicación: la idea es presentar ante la sociedad en general, con máxima delicadeza y respeto, la realidad de los CTR, es decir, el propio proceso activo de transformación. Se ha construido sólidamente este puente con comunidades empresariales, artistas, instituciones educativas, grupos religiosos y comunidades mediáticas. Hay un sitio Web a disposición de los ciudadanos para realizar consultas. La Agencia de prensa humanitaria (una práctica de Red Solidaria iniciada en 1997) es un recurso clave para facilitar información a los medios que, a cambio, difunden el proceso de manera transparente.
  3. Puente logístico: la idea es que los ciudadanos puedan colaborar con CTR contribuyendo en la elaboración de estructuras logísticas que se puedan mantener con el tiempo. Varias empresas y miles de ciudadanos han colaborado para proporcionar más de 80.000 kg de alimentos a estos centros en el período de un año. Es más, el mecanismo de donación de alimentos por Internet (http://www.porloschicos.com), creado con el esfuerzo conjunto entre los jóvenes ejecutivos de Citibank y Red Solidaria, genera alimentos para cubrir dos comidas completas al día para 1.500 niños.
  4. Dignidad: constituye el aspecto más desafiante de la estrategia del DTR. La idea es que los mecanismos anteriormente mencionados creen la base para una revolución cultural, de manera que la transformación de nuestra realidad nacional sea un proceso sostenible constante basado en los ciudadanos que incluya:

Movilización de recursos

La práctica nació cuando la Asociación Empresarial Argentina (AEA) acordó financiar el primer año de la práctica y respaldar oficialmente el esfuerzo. Esto supuso mantener a dos profesionales trabajando a media jornada durante los seis primeros meses, proporcionando el apoyo técnico para el desarrollo de la página Web, promocionando la iniciativa entre cada comunidad empresarial y difundiendo este esfuerzo conjunto con la publicación en octubre de 2002 de un extenso artículo en Clarin (el periódico más leído en Argentina) y mediante una serie de entrevistas de radio. Para entonces, ya se habían identificado 202 posibles CTR, la mayoría en la provincia de Buenos Aires, mediante voluntarios de Red Solidaria, organizaciones que trabajan estrechamente con Red Solidaria y el programa Nutrir, una iniciativa de apoyo a la nutrición y el seguimiento de la salud que lanzó Red Solidaria en 1997 y que financia Repsol-YPF. (miembro de AEA)

Proceso

La práctica presentaba dos desafíos básicos:
  1. crear una base de datos sólida y un mecanismo sostenible para mantener esta información actualizada, teniendo en cuenta las dificultades para mantener el contacto regular con muchos CTR (áreas marginales sin teléfono, ni Internet, prensa o televisión). Sigue siendo un desafío en la actualidad;
  2. apoyo de la comunidad empresarial defendiendo la idea de que el compromiso personal podría ser promocionado y articulado en una dimensión capaz de llevar a cabo la transformación deseada, teniendo en cuenta los recursos mínimos que requiere la fase inicial del DTR y el escepticismo general sobre las posibilidades de asegurar y mantener la cohesión social en un concepto tan romántico.

En cuanto a este último desafío, la explosión de acciones de solidaridad que se observó tras la crisis de diciembre de 2001, fuertemente plasmada por los medios de comunicación, y la credibilidad de Red Solidaria como una organización innovadora, eficaz y honrada, supuso una importante plataforma con la que empezar. Juan Carr, fundador de Red Solidaria, invitó a ejecutivos comerciales a que «pasearan por las calles con él» y a entrar en contacto con algunos de los héroes anónimos que alimentan a los hambrientos. Esta experiencia directa supuso un momento decisivo para el proceso. A día de hoy, hay 58 comunidades empresariales diferentes participando de manera más o menos activa para transformar la realidad de los necesitados, así como la suya misma.

Los demás desafíos se fueron superando con el arduo trabajo de los voluntarios, amigos y personas que trabajan en las trincheras. Se publicó la base de datos, los voluntarios que respondían a las llamadas y los correos electrónicos dirigidos a la Red Solidaria contaban con una herramienta sencilla y eficaz para proporcionar información sobre los CTR y el mecanismo comenzó a mostrar resultados concretos. Para comprender en mayor detalle el contexto de la práctica, debemos subrayar varios hechos:

Red Solidaria recibe una media de 60.000 llamadas, unos 6.000 correos electrónicos al año, su página Web recibe una media de 1.000 visitas al día y mantiene una relación permanente con 400 ONG en el país y en el extranjero, apoya 300 escuelas rurales y ha participado en la búsqueda de 690 niños desaparecidos.

El desafío que aún queda por superar es identificar más Centros de transformación de la realidad profundamente aislados (invisibles) y ampliar y pulir la red de apoyo y de difusión por todo el país.

Resultados obtenidos

Empezando por octubre de 2002, la fecha en que se lanzó el DTR, los siguientes hechos reflejan el alcance de esta práctica hasta el momento:

Se han valorado 257 CTR (Centros de transformación de la realidad) y se han introducido los datos resultantes en la base de datos en línea de la práctica. De esta cifra total, el 40,9% está ubicado en la provincia de Buenos Aires y el resto está distribuido en 21 de las 22 provincias de Argentina. Un total de 49.720 personas se benefician de la práctica (sin contar los que se han beneficiado por su compromiso humanitario).

Se han registrado 58 intervenciones de diferentes empresas. El 20% forma una asociación permanente con uno o más CTR.

Algunos ejemplos de la participación basada en ciudadanos:

http://www.porloschicos.com, un mecanismo de donación de alimentos por Internet. El DTR cuenta con dos empleados a tiempo parcial y dos voluntarios. Se recibe apoyo financiero de la AEA (Asociación Empresarial Argentina) y, en la actualidad, de la cadena de supermercados Carrefour. En este punto, es difícil que el apoyo esté en peligro, dada la naturaleza de nuestra relación con empresas tan importantes. Además, el DTR y Red Solidaria han intentando desde siempre articular y fomentar las prácticas y los recursos existentes, como es el caso actual del programa de desarrollo micro-agrícola estatal (Pro-Huerta) que contrata a 1.500 profesionales, pero que lleva 8 años prácticamente inactivo. A partir de este mes, el gobierno volverá a lanzar este programa y estará formalmente vinculado a los CTR de todo el país.

El impulso de la práctica está creciendo con el paso del tiempo gracias al efecto exponencial que observamos día a día. Gran parte de este efecto proviene de la publicidad boca a boca y los medios de comunicación muestran un interés cada vez mayor por este tema, dado que siempre ofrece una buena selección de historias.

Como se puede ver de todo lo anteriormente descrito, es escasa la carga financiera o institucional que condiciona la continuidad y expansión de la práctica. La sostenibilidad es en este caso una función de compromiso, y hay claros indicios de que esta variable crecerá en el país. Por otro lado, el prestigio de Red Solidaria como mediador social y el apoyo sostenido de los medios de comunicación proporcionan credibilidad y transparencia a la práctica.

Sostenibilidad

El DTR cuenta con dos empleados a tiempo parcial y dos voluntarios. Se recibe apoyo financiero de la AEA (Asociación Empresarial Argentina) y, en la actualidad, de la cadena de supermercados Carrefour. En este punto, es difícil que el apoyo esté en peligro, dada la naturaleza de nuestra relación con empresas tan importantes. Además, el DTR y Red Solidaria han intentando desde siempre articular y fomentar las prácticas y los recursos existentes, como es el caso actual del programa de desarrollo micro-agrícola estatal (Pro-Huerta) que contrata a 1.500 profesionales, pero que lleva 8 años prácticamente inactivo. A partir de este mes, el gobierno volverá a lanzar este programa y estará formalmente vinculado a los CTR de todo el país.

El impulso de la práctica está creciendo con el paso del tiempo gracias al efecto exponencial que observamos día a día. Gran parte de este efecto proviene de la publicidad boca a boca y los medios de comunicación muestran un interés cada vez mayor por este tema, dado que siempre ofrece una buena selección de historias.

Como se puede ver de todo lo anteriormente descrito, es escasa la carga financiera o institucional que condiciona la continuidad y expansión de la práctica. La sostenibilidad es en este caso una función de compromiso, y hay claros indicios de que esta variable crecerá en el país. Por otro lado, el prestigio de Red Solidaria como mediador social y el apoyo sostenido de los medios de comunicación proporcionan credibilidad y transparencia a la práctica.

El DTR cuenta con dos empleados a tiempo parcial y dos voluntarios. Se recibe apoyo financiero de la AEA (Asociación Empresarial Argentina) y, en la actualidad, de la cadena de supermercados Carrefour. En este punto, es difícil que el apoyo esté en peligro, dada la naturaleza de nuestra relación con empresas tan importantes. Además, el DTR y Red Solidaria han intentando desde siempre articular y fomentar las prácticas y los recursos existentes, como es el caso actual del programa de desarrollo micro-agrícola estatal (Pro-Huerta) que contrata a 1.500 profesionales, pero que lleva 8 años prácticamente inactivo. A partir de este mes, el gobierno volverá a lanzar este programa y estará formalmente vinculado a los CTR de todo el país.

El impulso de la práctica está creciendo con el paso del tiempo gracias al efecto exponencial que observamos día a día. Gran parte de este efecto proviene de la publicidad boca a boca y los medios de comunicación muestran un interés cada vez mayor por este tema, dado que siempre ofrece una buena selección de historias.

Como se puede ver de todo lo anteriormente descrito, es escasa la carga financiera o institucional que condiciona la continuidad y expansión de la práctica. La sostenibilidad es en este caso una función de compromiso, y hay claros indicios de que esta variable crecerá en el país. Por otro lado, el prestigio de Red Solidaria como mediador social y el apoyo sostenido de los medios de comunicación proporcionan credibilidad y transparencia a la práctica.

Lecciones aprendidas

En la medida que se proporcione información sencilla, clara y relevante sobre las necesidades (visibilidad), garantizando al mismo tiempo transparencia (honradez), la solidaridad se expresará de manera más autónoma, autosostenida y variada. El ciudadano medio considera una oportunidad espiritual dedicarse a aliviar el sufrimiento de otros.

Transferibilidad

El impulsor más básico para la difusión de esta práctica consiste en lo que la persona media, de cualquier parte del mundo, tiene como condición esencial de su humanidad: la necesidad de pertenecer a una comunidad. En los momentos más difíciles, esta necesidad se hace más palpable y la experiencia de unirse a otros para ayudar a aliviar el sufrimiento puede ser una de las experiencias más cohesivas, gratificantes y espiritualmente satisfactorias que se pueden vivir.

Al proporcionar orientación (básicamente, información fiable) y visibilidad centrada sobre dónde está la necesidad y dónde se ha aliviado el sufrimiento como resultado del compromiso de otro ciudadano (mediante la red telefónica, Internet y medios de comunicación y por último, aunque no menos importante, la publicidad boca a boca), se ha construido básicamente la plataforma de difusión. Cualquier persona, desde niños a ancianos, pobres o ricos, intelectuales o no, empleados o desempleados, puede vivir esta experiencia, y por lo que hemos podido ver, desea vivirla. Como ejemplo del recurso de comunicación boca a boca: el DTR ha animado a varias empresas (HSBC, Unilever, Banco Hipotecario, el periódico La Nación) a que presenten el Programa de orientación comunitaria (POC) a sus empleados. En un seminario de dos días compartimos lo que hemos aprendido sobre las herramientas de transformación de la realidad eficaces y sencillas que cualquier persona, ya sea como persona o como miembro de una comunidad, puede utilizar para mejorar la realidad de otras personas.

El principal desafío es promocionar cada vez más oportunidades y exponer a cada vez más personas a la experiencia, con el fin de desarrollar una cultura de solidaridad. Este es el punto donde la difusión pasa a ser un elemento de la educación, formal e informal, de toda persona. Creemos que la primera “desinauguración” de estos centros será un momento histórico, un momento simbólico muy potente que se debe celebrar y compartir en comunidad. Sin duda alguna, se merecerá aparecer en las portadas de los periódicos.

Perfil Financiero

SOCIOSAño 1Año 2Año 3Año 4Año 5
Motorola5%5%3%3%5%
Monsanto42%42%39%39%39%
Repsol-YPF33%33%29%29%29%
Citibank5%5%9%7%7%
F. Navarro Viola5%5%2%2%2%
F. Bunje y Born5%3%5%5%7%
Unilever5%5%6%6%6%
AEA5%5%
Carrefour2%5%
Total (en dólares americanos)65.26062.14023.56026.580 27.750

To contextualize: 2001-2004 total budget for Red Solidaria is U$S 203,760. As of December 2001 the local currency was devaluated to one third of its value in relation to the dollar. What is presented in the table bellow are the percentages of this total. The 2002-2004 budget for the RTD practice alone is U$S 12,000. Of this, 65% came from AEA (Argentine Business Assoc.), and the rest was contributed by Carrefour.

Referencias

Canal 13  (2004)   «TV Spot: Ayudar a Crecer»,   Grupo Clarin, Red Solidaria, Fundación Noble, AEA, desde febrero de 2004 

Carrefour Hypermarkets  (2003)   «Unir a quienes necesitan con quienes pueden dar»,   Carrofour, noviembre de 2003 
Clarín, Red Solidaria, AEA  (2004)   «Si hoy recibe educación, mañana tendrá mucho para dar»,   Diario Clarín, enero de 2004 

Fundación Noble, Red Solidaria, Grupo Clarín, AEA  (2003)   «Ayudar a Crecer»,   Diario Clarín, julio de 2003 

Norte Supermarkets  (2003)   «Vos tenés ganas de dar una mano. Nosotros ayudamos a tus ganas»,   Norte Supermarkets, julio de 2003 

Yanina Kinisberg  (2002)   «Lanzaron una propuesta contra la pobreza y por la dignidad»,   Diario Clarín, 21 de octubre de 2002 

Edición del 12-07-2004
Revisión: Raquel Moreno López
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2512.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio