Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2489.html   
Programa de Integración Laboral de personas con discapacidad intelectual (Córdoba, Argentina)

Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004, y catalogada como GOOD. (Best Practices Database)
País/Estado — Argentina
Región según Naciones Unidas — América Latina
Región ecológica — árida y semiáridacontinental
Ámbito de la actuación — metropolitana
Agentes — gobierno central; sector privado; organización no gubernamental (ONG).

Categorías — Erradicación de la pobreza: generación de ingresos; creación de puestos de trabajo; formación profesional; acceso igualitario al empleo, la formación y el crédito. Equidad de género e inclusión social: funciones y cometidos por razón del género; funciones y cometidos por razón del género; eliminación de trabas a la igualdad de género (medidas de discriminación positiva); integración. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria; riqueza social y cultural; expresión y animación; educación cívica; artes; respeto a la diversidad cultural.


Contacto Principal

Asociación Padres y Amigos del Discapacitado Mental (APADIM) — organización no gubernamental (ONG)
Martín Passini
Av. Velez Sarsfield 5000
Córdoba - CP 5000 - Argentina
Tel/Fax: 54 0351 4942471
E-mail: apadim@arnet.com.ar
Web: http://www.apadim.org.ar
http://apadim.blogspot.com/


Socio

Ministerio de Trabajo de la Nación — gobierno central
Web: http://www.trabajo.gov.ar
Colaboración política.
Colaboración técnica.


Socio

Molinos Gastaldi — sector privado
Colaboración administrativa.
Colaboración financiera.


Resumen

La Asociación Padres y Amigos del Discapacitado Mental (APADIM) es una institución dedicada a la formación integral e integración social de personas con discapacidad intelectual. Trabaja en la ciudad de Córdoba, donde sólo el 3% de personas discapacitadas intelectualmente en edad laboral tiene trabajo. Por eso, desde 1996 implementa un Programa de Integración Laboral a través de dos estrategias: las pasantías en empresas de la ciudad y el desarrollo de un taller protegido dedicado a la elaboración de productos de panadería y pastelería. Luego de ocho años, el programa ha alcanzado logros cuantitativos y cualitativos, superando ampliamente las expectativas iniciales: más de 70 personas han tenido una experiencia laboral positiva, 50 personas se encuentran actualmente trabajando en empresas y en el taller protegido de producción, 7 empresas líderes de Córdoba participan del programa, el taller protegido produce diariamente unos 400 kilos entre 26 productos de pastelería y panadería y que son consumidos por unas 2000 personas, empresas de selección de recursos humanos e instituciones dedicadas a la discapacidad están interesadas en replicar el programa o generar experiencias propias y articuladas, se experimentó una resignificación social de las personas con discapacidad dentro de sus familias, en las empresas y en la sociedad, contando con mayor autonomía y participación en decisiones, mayor poder de autogestión ante problemas diarios y mayor autoestima. los trabajadores se integran mejor a actividades culturales, sociales, deportivas y/o recreativas. Se desempeñan en forma autónoma en los distintos ámbitos de su vida, participan responsablemente en elecciones y otras instancias cívicas, los procesos de integración son más cortos, son más las empresas interesadas en integrar y las familias se sienten más seguras de las posibilidades de sus hijos. el programa de integración laboral es una práctica sustentable económica, financiera, social, cultural y ambientalmente.

Fechas Clave

Descripción

Situación previa a la iniciativa

En Argentina, sólo el 10% de las personas con discapacidad en edad laboral tiene trabajo, y sólo el 3% de personas con discapacidad intelectual. En la ciudad de Córdoba no existían programas o experiencias sistemáticas de integración laboral de esta población. Tampoco había una representación social de personas con discapacidad como trabajadores. No había reconocimiento de sus capacidades sufriendo una constante descalificación como personas miembros de la comunidad.

Establecimiento de prioridades

Entre sus servicios y programas de formación e integración APADIM ejecuta el proyecto de integración laboral en empresas y el taller protegido. La prioridad de esta iniciativa es promover para los egresados del ciclo educativo la posibilidad de desempeñarse laboralmente y desarrollar así una mejor calidad de vida, sin discriminación por sus características intelectuales y enriquecer el medio social a partir de la participación activa y la diversidad que estas personas aportan. Es prioritario promover un cambio cultural tanto en las empresas como en los alumnos, sus familias, las instituciones y la sociedad; persistiendo en la importancia de la normalización y de la responsabilidad social.

Formulación de objetivos y estrategias

Objetivos

Estrategias

Movilización de recursos

La asociación APADIM desde el inicio y hasta la actualidad dispuso la infraestructura necesaria y los recursos técnicos y humanos y fue generando alianzas con otros socios que colaboraron de diversas maneras con el proyecto: el Estado Nacional financió en 1997 la compra de maquinarias (ley de cheques[1]), empresas proveedoras donan mensualmente parte de los insumos y la Fundación empresarial Arcor colaboró en 1999 con la compra de nuevas máquinas. APADIM está dirigida por una Comisión Directiva ad honorem, conformada y elegida por los socios de la institución. En el programa de pasantías y Taller Protegido trabaja un equipo técnico compuesto por una Trabajadora social y una Docente, un responsable administrativo, un maestro panadero, un panadero auxiliar y una psicóloga. Este proyecto está apoyado por el equipo administrativo y de Relaciones Institucionales. Todo el personal es remunerado por APADIM. También colaboran voluntariamente estudiantes universitarios de diversas disciplinas humanas y de administración.

Desde el año 2000 la panificadora es un emprendimiento autosostenido, generando ingresos que se reinvierten en mejoras y mantenimiento del sistema de producción (compra de una Camioneta Traffic para la distribución de los productos, mejoras y ampliaciones en la Cámara de Frío, el depósito de materia prima, los puestos de ventas y la cuadra de trabajo de la panadería)

Además el programa de capacitación y pasantías recibió el premio Aces a la educación, de la Agencia Córdoba Solidaria. El monto se invirtió en compra de una videocámara.

Proceso

La Escuela de Formación Integral y Capacitación Laboral de APADIM brinda dos especialidades de capacitación a los alumnos entre 18 y 24 años. Los egresados cuyas condiciones y expectativas personales se identifican con la actividad laboral se integran en empresas o en el sistema protegido, luego del período de pasantías y capacitación.

En el año 1996 se comenzó a trabajar en las Pasantías Laborales para que el joven pueda continuar capacitándose en un puesto concreto de trabajo. Y en 1997 se construyó un taller protegido de producción: un micro emprendimiento social apoyado y contenido por la institución y dedicado a la elaboración de productos de panadería y pastelería, que se comercializan en diferentes puestos de ventas de la ciudad. Esta panificadora permite a los operarios optar entre permanecer en un sistema protegido o incorporase al empleo abierto. Comenzó empleando a unos 30 operarios.

Se trabajó con los jóvenes (pasantes y trabajadores del taller protegido) el sentido de responsabilidad, personalidad adulta y compromiso laboral; y la concientización de todos los actores involucrados (educativos, cercano- familiares, empresariales), y de la sociedad en general de la importancia de la normalización y de la responsabilidad social, evitando la caridad o la manipulación publicitaria de estas personas.

En un primer momento existían muchas resistencias, provocados por los miedos de las familias de que los jóvenes fueran rechazados o que no estuvieran suficientemente capacitados para asumir la responsabilidad correspondiente. Algunas empresas sólo ofrecían puestos secundarios como gestos compasivos; esto era rechazado por el equipo profesional ya que se buscaba que la empresa involucre al pasante en un rol significativo para el sistema productivo de la organización, logrando que la integración sea efectiva.

A medida que fue pasando el tiempo, y gracias a la seguridad que los jóvenes transmitían en su desempeño fue transformándose la actitud original, desarrollándose una relación distinta con el proyecto.

Desde entonces, se apunta a empresas líderes (que generen imitación en otras empresas) que cuenten además con una política de apertura hacia la comunidad y hacia la discapacidad. Una vez instrumentada la pasantía se realiza un seguimiento de la misma intentando alcanzar la satisfacción de todos los actores involucrados.

Un problema que tuvo que encarar el Taller Protegido de Producción fue el autosostenimiento en un contexto económico y social crítico en la Argentina. Se tuvieron que generar acciones que permitieran continuar con el proyecto, buscando socios, donantes y promoviendo el crecimiento en la demanda.

Resultados obtenidos

Desde el comienzo del programa hasta diciembre de 2003, 73 personas con discapacidad intelectual han tenido una experiencia laboral productiva en empresas o en el taller protegido.

20 egresados de APADIM están trabajando en 7 empresas de la ciudad de Córdoba, integrados en la planta permanente de cada una de ellas

El Taller Protegido emplea a 29 operarios que producen por día más de 400 kilos y una variedad de 26 productos de pastelería y panadería. Alrededor de 2000 personas consumen por día estos productos que se comercializan en empresas, supermercados, comedores y comercios del rubro. Desde hace dos años la panificadora es un proyecto autosostenido. La demanda del mercado es creciente.

Se evidenció en todos los casos una resignificación de las personas con discapacidad dentro del seno familiar, en las empresas y en la sociedad, contando con mayor autonomía y participación en decisiones de los jóvenes en el plano personal, familiar y social, mayor poder de autogestión ante problemas diarios y mayor autoestima. Se posicionan como persona adulta tanto dentro de su familia como en la comunidad y en su lugar de trabajo donde se integran a equipos de trabajo.

Se integran mejor a actividades culturales, sociales, deportivas y/o recreativas. Se desempeñan en forma autónoma en los distintos ámbitos de su vida. Participan responsablemente en elecciones y otras instancias cívicas.

Actualmente, los procesos de integración son más cortos, son más las empresas interesadas en integrar y las familias se sienten más seguras de las posibilidades de sus hijos.

Sostenibilidad

Sostenibilidad financiera

Luego de varios años de financiamiento económico por parte de APADIM, actualmente se alcanzó un equilibrio entre los gastos fijos y los ingresos del taller protegido. A partir de la construcción de alianzas, se obtuvo la donación de una gran parte de la materia prima que utiliza la panificadora por parte de distintas empresas proveedoras.

Social y económica

A partir del crecimiento productivo del taller se ha incrementado el equipo técnico de la panificadora y el grupo de operarios que se capacitan. También se pudo instrumentar un aumento paulatino en los salarios y estímulos de los operarios. Algunos pasantes están experimentando un crecimiento económico y laboral, ocupando roles relevantes en sus grupos de trabajos y con posibilidades de ascender económicamente. Algunos jóvenes, a partir de su incorporación al mundo laboral, se convirtieron en sostén de familia y otros suman sus aportes económicos a la canasta familiar, muchas de éstas se encuentran por debajo del nivel de la pobreza.

Cultural

Con el paso del tiempo se evidenció un crecimiento en el proyecto y una maduración en el equipo de trabajo que se manifiesta en lo cotidiano: en la coherencia e interrelación de las distintas áreas (la de formación y capacitación, de pasantías y taller protegido) Esto se constata en las experiencias concretas de pasantías. Se observa una evolución en las mismas, en el rendimiento, en las responsabilidades asumidas por los jóvenes y en las relaciones que mantienen con su grupo de trabajo. Muchos jóvenes están convirtiéndose en líderes y comunicando sus logros a compañeros y nuevos padres de niños con discapacidad intelectual.

Ambiental

En el taller protegido se utilizan productos naturales, sin aditivos y conservantes.

Lecciones aprendidas

Aprendimos a trabajar articulada y sistemáticamente, contemplando todos los factores y actores intervinientes en el proceso: el trabajo con la empresa, con la familia, con los medios de comunicación, con los futuros alumnos y con las otras instituciones. Esto implica también respetar y articular los diferentes tiempos y dinámicas de maduración y expectativas de cada uno.

Aprendimos a identificar las habilidades específicas que cada operario tiene para ocupar un rol específico dentro de la estructura del taller protegido y a adaptar las condiciones de trabajo a las necesidades y procesos de aprendizaje y asimilación de cada operario. En este sentido, las empresas aprendieron que los trabajadores con discapacidad intelectual aportan fortalezas a la empresa: generando cohesión en el grupo de trabajo, enriqueciendo la cultura organizacional y motivando un buen clima de trabajo.

Aprendimos a establecer un equilibrio entre contención del grupo de los operarios que se capacitan en el taller y la sostenibilidad del emprendimiento, promoviendo la integración grupal y la realización de actividades recreativas (no laborales) necesarias para un desarrollo humano integral.

Aprendimos a no limitar los beneficiarios del programa a los alumnos de la institución y a generar integración y sinergia con otras organizaciones.

Aprendimos a generar valor en recursos humanos para empresas integradoras y responsables. Gracias a los resultados obtenidos, cada día son más las empresas que requieren información acerca de la integración laboral y las instituciones que requieren ayuda en sus procesos.

Transferibilidad

Acciones realizadas

Se dictan cursos de panadería a docentes y profesionales de otras instituciones de discapacidad, con el fin de transmitir formas de trabajo y técnicas útiles para el oficio, replicables en otras experiencias de taller protegido en sus instituciones respectivas.

Se brindan prácticas en la panificadora a alumnos de otras instituciones especiales próximos a egresar, como una forma de capacitación en un medio de trabajo real. Estas son muy positivas para el futuro operario, debido a que se podrán evaluar si los conceptos teóricos brindados fueron adquiridos efectivamente y porque implica también un periodo de adaptación al medio laboral, la cual se realiza en el taller con el seguimiento de los profesionales, para que en el momento de la integración laboral se obtengan mejores resultados.

Junto a organizaciones que promueven la responsabilidad social empresaria se realizan charlas y jornadas de capacitación a empresas y organizaciones de discapacidad, impulsando la generación de nuevas experiencias de pasantías e inclusión de personas con discapacidad. Actualmente, también se está asesorando a empresas de selección de recursos humanos, capacitando respecto a las capacidades de estos trabajadores.

Proyectos

Red de talleres protegidos de Córdoba: Tiene como objetivo integrar los talleres protegidos de la ciudad, en un espacio físico común para todos donde poder exponer y comercializar los distintos productos elaborados por cada uno. Y al mismo tiempo generar colectivamente estrategias para potenciar y promover la Integración laboral. Este proyecto ayudaría sobre todo a talleres de menor envergadura a desarrollarse comercialmente y a autosostenerse.

Programa de pasantías de otras instituciones: se está estudiando la forma de desarrollar experiencias de integración a través del programa de pasantías con alumnos de otras instituciones educativas especiales, junto a los profesionales de esas instituciones para que esas entidades desarrollen instancias específicas de integración laboral.

Perfil Financiero

Socio20032002200120001999
APADIM91,01%86,77%100%100%93,92%
Molinos Minetti y Gastaldi8,99%13,23%---
Ag. Córdoba Solidaria (S.E.)----3,47%
Fundación Arcor----2,61%
Presupuesto total (dólares EEUU)[2]37394,0031495,8063984,4362246,9757560,70

Referencias

1. INTEGRACIÓN / Situación laboral de las personas con discapacidad, en la Voz del Interior, domingo 7 de marzo de 2004 http://www.lavozdelinterior.com.ar/2004/0307/sociedad/index.htm

2. Especial sobre APADIM e integración laboral, Programa El Oasis, Radio María Córdoba, Febrero de 2004

3. Promocionan los derechos de los discapacitados en lugares turísticos, en Infored 31/03/2004 15:42:05 - Año 2 http://www.infored.org.ar/VerArticulo.aspx?IdArticulo=2935

4. Una guía para ayudar a integrar, en La Voz del Interior, 11 de enero 2004 http://www.lavoz.com.ar/2002/0623/Especiales/Eloasis/nota216643_1.htm

5. Integrar la diversidad, Periódico El cisne, Buenos Aires enero 2004 http://www.elcisne.org/html/rse.html

6. Especial sobre la panificadora de APADIM, en Ecomanía Canal 2. Mes de julio 2003

7. Esta vez no pidieron: regalaron pan dulce, en La Voz Del Interior, 24 diciembre 2002

8. Jóvenes de APADIM comparten su pan, en La Voz del interior, 9 de agosto 2002

9. La crisis pone en peligro el futuro de la panadería de los jóvenes de Apadim, en La Voz del interior, 21 de febrero 2002 http://www.lavoz.com.ar/2002/0221/titulares

10. Trabajar sobre las capacidades, en Aquí vivimos, Córdoba, agosto del 2000


Notas


[1]: «ARTICULO 7.- Los fondos que recaude el Banco Central de la República Argentina en virtud de las multas previstas en la presente ley, serán transferidos automáticamente al Instituto Nacional de Seguridad Social para Jubilados y Pensionados, creado por ley 19.032. El instituto destinará los fondos exclusivamente al financiamiento de programas de atención integral para las personas con discapacidad descripto en el Anexo II que forma parte del presente artículo.» Ley 24452. Ley de Cheques. Discapacidad. Financiamiento de programas
[2]: Cotización del dólar años 1999, 2000 y 2001: 1 dólar EEUU =1 peso argentino.
Cotización promedio en 2002 y 2003: 1 dólar EEUU =3 pesos argentinos.


Edición del 12-07-2004
Revisión: Rodrigo Calvo López
Buenas Prácticas > Latinoamericanas > Concurso Internacional 2004 > http://habitat.aq.upm.es/bpal/onu04/bp2489.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio