Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 9 -- Por una arquitectura y un urbanismo contemporáneos > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n9/agarc.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X


Volver al índice

Huertos de autoconsumo como modelo de asentamiento humano


Apoyado en el proceso de expulsión de ciertos colectivos sociales a la periferia urbana con la consiguiente consolidación de la situación de marginalidad de los mismos, producido durante las últimas décadas en las grandes ciudades, ha tomado consistencia un nuevo entendimiento del concepto de utilización del espacio periurbano, proliferando como consecuencia una serie de actividades vinculadas al uso y disfrute de los suelos de características rústicas.

Así se propone por una apuesta de intervención municipal en orden a la consecución de un preacondicionamiento físico de las grandes cuñas verdes suburbanas, antes de su degradación y deterioro.

No cabe duda del hecho de que problemas como la privatización del suelo público o el fomento indirecto de condiciones de proliferación de urbanizaciones marginales de infravivienda, representan lógicos temores que habrán de combatirse con un mayor control a posteriori de las operaciones y un mayor rigor en la adecuación normativa previa a las mismas.



1. Huertos de Autoconsumo


Son terrenos de unos 250 m2 de iniciativa pública destinados tanto a la residencia familiar en viviendas en régimen de autoconstrucción dirigida, como al cultivo hortofrutícola mediante el ejercicio en ellos de la agricultura orgánica o ecológica, destinándose los productos de la misma al autoconsumo familiar.
Los términos agricultura ecológica, biológica, orgánica, biodinámica o biológico-dinámica definen un sistema agrario cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos y sin el empleo de productos químicos de síntesis.




2. Descripción de un Huerto de Autoconsumo


TAMAÑO Lotes situados entre los 100 y 250 m2
USO El uso principal será el residencial compartido con el cultivo hortofrutícola
DESTINO DE LA PRODUCCIÓN Los productos obtenidos se dedicarán exclusivamente al autoconsumo
LOCALIZACIÓN En suelos próximos a núcleos de población. Urbanísticamente hablando, y teniendo en cuenta que una operación mínima de 100 lotes requeriría alrededor de dos Has. de suelo, podría localizarse en todo tipo de suelos
PROMOCIÓN Y EJECUCIÓN Una de las características definitorias es el de ser actuaciones promovidas por organismos públicos y ejecutadas en suelos de propiedad municipal





3. Características y componentes básicos para la creación de un asentamiento de Huertos de Autoconsumo


Tamaño del lote o parcela De 100 a 250 m2
Localización recomendable En suelo siempre cerca del casco urbano
Uso principal Residencial y productivo de primera necesidad
Destino de la producción Autoconsumo
Forma de abastecimiento de agua de riego y clase de aguas Toma en cada parcela con agua de la red general de agua potable, o residuales depuradas
Sistema de saneamiento Separativo
Abastecimiento de energía Autónomo y renovable
Vallados interiores entre parcelas Sólo vegetal
Tipo de edificación Autoconstrucción dirigida
Superficie máxima edificable 70 m2
Tipología de edificio Se mantendrá la tipología del entorno
Instalaciones comunitarias Equipamientos básicos: escuela, centro de salud, centro social.
Iniciativa Ayuntamientos, Asociaciones vecinales, organizaciones para la cooperación y el desarrollo
Promoción y ejecución Pública municipal
Tipo de cultivo Obligatoriedad del cultivo biológico



4. Agricultura orgánica


La agricultura orgánica es un sistema de producción que evita o excluye, de una manera amplia, el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas, reguladores del crecimiento y aditivos en los piensos. Hasta donde es posible, los sistemas de agricultura orgánica se basan en la rotación de cultivos, residuos de cosechas, estiércol, leguminosas, abono verde, desechos orgánicos, rocas, minerales y método de control biológico de plagas, todo eso para mantener la productividad del suelo y del cultivo, para proporcionar a la planta nutrientes y para controlar los insectos, las malas hierbas y las enfermedades.

Según la IFOAM (International Federation of Organic Agriculture Movements-Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Biológica), define los fines esenciales a partir de siete principios:

  1. Trabajar todo lo que se pueda dentro de un sistema cerrado y depender de los recursos locales.
  2. Evitar todas las formas de contaminación que puedan resultar de las técnicas agrícolas.
  3. Producir alimentos de calidad nutritiva óptima en suficiente cantidad.
  4. Reducir al mínimo el uso de energía fósil en la práctica agrícola.
  5. Dar a todo ganado las condiciones vitales conforme a sus necesidades fisiológicas y a los principios éticos.
  6. Conceder al agricultor unos ingresos satisfactorios y que le gratifiquen su trabajo.
  7. Mantener una relación positiva con el ambiente natural a todos los niveles.

Para conseguir estos objetivos se utilizan unas técnicas que básicamente consisten en:


La agricultura biológica se basa en la devolución al suelo de la materia orgánica necesaria para construir y mantener un buen nivel de fertilidad. Hay que tener en cuenta que por fertilidad del suelo no sólo se entiende el garantizar elementos nutritivos a las raíces de las plantas, sino que hay que cuidar la actividad biológica y la estructura física del suelo.

Las plantas que obtenemos del suelo están compuestas, por término medio, por un 80% de agua y un 20% de materia seca. La materia seca está formada por elementos químicos de los cuales el carbono (42%), oxígeno (44%) e hidrógeno (6%), lo obtienen las plantas directamente del agua y del aire. El restante 8% son elementos químicos, que los suministra el suelo y, por tanto, son los que tenemos que garantizar su devolución. Estos elementos son: nitrógeno (2%), fósforo (0,4%), potasio (2,5%) y diversos microelementos que se encuentran en cantidades muy pequeñas.

Desde un punto de vista ecológico, los objetivos que debe cumplir el abonado son los siguientes:


La principal manera de abonar en la agricultura biológica, es aportando a la tierra materia orgánica (5 a 10 kg por m2). La materia orgánica se puede incorporar en forma de estiércol, compost, abonos verdes, etc., que puede provenir del saneamiento separativo.



5. Participación social


Los asentamientos de Huertos de Autoconsumo deberían dejar al máximo grado de autoorganización a los agricultores-hortelanos o parcelistas, que deberían constituirse en asociación a través de la cual se realizarían las relaciones con la Corporación Municipal. El Ayuntamiento se limitaría a poner a disposición la tierra con agua y caminos, y los lotes marcados sobre el terreno. Tratando de evitar que estos asentamientos se vayan convirtiendo en miniurbanizaciones sumergidas y clandestinas con la desaparición de los cultivos hortícolas.



6. Líneas generales a seguir para la creación de un asentamiento de Huertos de Autoconsumo


El proceso de toma de decisión y ejecución del asentamiento podría ser el siguiente:

  1. Se partiría de unas reuniones de trabajo entre la municipalidad y los hortelanos.
  2. Posteriormente se celebrarán reuniones informativas, tanto para conocer la demanda potencial como posibles contrariedades con las asociaciones.
  3. En una primera fase tendrían prioridad las familias más necesitadas.
  4. Localización del terreno. Dicho emplazamiento habría de reunir algunas características como la cercanía al casco; la calidad aceptable, o fácilmente mejorable con compost, del suelo; facilidad para la dotación de agua y para el sistema de saneamiento separativo y plantas de compostaje.
  5. Elaboración del proyecto.



7. La importancia de la producción local y la pequeña empresa para el desarrollo en asentamientos humanos


Es preciso acompañar las políticas de ajuste macroeconómico con otras políticas específicas a nivel microeconómico y mesoeconómico.
El nuevo planteamiento del desarrollo económico territorial debe garantizar la expansión de las innovaciones tecnológicas y organizativas en el conjunto de sistemas productivos territoriales, a fin de potenciar su desarrollo endógeno. Para avanzar en ese sentido habrá que:


El nuevo planteamiento destaca la gestión local del desarrollo y la creación concertada de organizaciones. Desde esta perspectiva, lo pequeño no sólo es importante, sino que debe ser objeto primordial de atención como factor de desarrollo económico, social y territorial.

Mercedes Alcalde Fernández
Gema Arcusa Moragrena

Fecha de referencia: 30-4-1999

Boletín CF+S > 9 -- Por una arquitectura y un urbanismo contemporáneos > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n9/agarc.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio