Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 55: Noveno Catálogo de Buenas Prácticas Españolas > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n55/nred.html   
En la Red: En busca de la Marca Madrid
Ana Sanz Fernández
César Corrochano Barba
Alejandro Rodríguez Sebastián
Madrid (España), octubre de 2013.

Desde hace un par de décadas, se viene observando cómo las ciudades españolas —a través de sus dirigentes— se esfuerzan en redefinir su presencia en el ámbito global mediante la aplicación de la planificación estratégica, un instrumento proveniente del mundo empresarial que empezó a implementarse en el ámbito urbano en los años ochenta en Estados Unidos. [1] El objetivo del plan estratégico de una ciudad es sentar las bases de una actuación integrada a largo plazo, definiendo el modelo futuro de desarrollo que se tiene pensado para la ciudad en cuestión y desarrollando las estrategias que harán posible la culminación de dicho modelo.

Las claves para que un plan estratégico tenga éxito (o al menos gran parte de ellas) recaen en la política de comunicación que éste lleve a cabo. Crear una imagen corporativa, publicar documentos divulgativos o desarrollar campañas de publicidad en los medios de comunicación son algunas de las herramientas empleadas para lograr la difusión del plan. Asimismo, para conseguir un mejor posicionamiento de la ciudad frente a sus rivales, los políticos y los técnicos municipales han extendido la práctica de lo que se ha venido a denominar marketing urbano, actividad de origen empresarial en la que el punto de partida se encuentra en considerar a la propia ciudad como un producto en sí (producto que, como tal, puede comprarse, venderse y competir con otros de su mismo rango).

Es de esta manera como surgen en los (llamados) países desarrollados lo que conocemos como marcas ciudad, es decir, una serie de atributos (positivos, obviamente) vinculados a una ciudad en concreto sobre los que se incide de manera constante para que ésta quede asociada en el imaginario colectivo a un determinado modelo de ciudad.

En esta sección se va a tratar el caso particular de Madrid, una ciudad que busca desesperadamente una marca con la que darse a conocer en el mundo y situarse en el ranking internacional. Sin embargo, el problema de Madrid radica en su falta de un claro modelo de futuro. ¿Madrid como ciudad del deporte? ¿Ciudad de la cultura, tal vez? O... Madrid: ¿ciudad del juego?

Mientras los responsables del tema no se deciden por ningún modelo concreto, la ciudad sigue creciendo sin estrategia alguna basándose en un desarrollo especulativo extensivo, donde sólo prima el beneficio máximo inmediato que se pueda obtener de cada operación.

Es hora de que Madrid defina unas estrategias de futuro serias y responsables, construyendo un modelo de ciudad que vaya más allá del ladrillo y que supere la creación de falsas necesidades a las que nos tiene acostumbrados.

La ciudad de los macroeventos

El urbanismo mágico: megaproyectos en la era del despilfarro Patricia Molina y Pablo Rey Mazón  (Basurama, 16 de enro de 2013)

«La apuesta por la organización de macroeventos y la construcción de megaproyectos urbanísticos forma parte de un modelo de producción urbana que beneficia claramente a las élites locales, alimentando lo que Molotch y Logan 6 denominaron la ‘growth machine’ de la ciudad, una alianza de los sectores inmobiliario y financiero que se han beneficiado ampliamente de las inversiones públicas en estos últimos años. Como señala Carolina del Olmo 7 ¿hay que tener en cuenta las increíbles oportunidades para los negocios privados que suponen las transformaciones urbanísticas asociadas con los macroeventos. Incluso la voluntad de atraer turismo y mejorar la posición competitiva de la ciudad constituye un factor secundario si lo comparamos con la importancia del negocio a corto plazo para las élites locales?»

Madrid: locos por el tenis Carolina del Olmo  (Rebelion.org, 25 de septiembre de 2008)

«Si Madrid no tuviera ninguna instalación adecuada para jugar un gran partido de tenis, tal vez el despilfarro que supone montar una de quita y pon podría justificarse. Pero el caso es que sí la tiene. En 2002 el ayuntamiento de Madrid pagó 9,8 millones de euros para acoger durante cinco años el torneo de tenis Masters Series. Se trataba de un intento de dotar a la ciudad de proyección internacional en el mundo del deporte de elite con vistas a la fallida candidatura olímpica de 2012. Por supuesto, un torneo de estas características requería un espacio apropiado, así que, de nuevo a gran velocidad, se gastó otra fortuna en remodelar el antiguo rockódromo de la Casa de Campo, hoy flamante pabellón Telefónica Madrid Arena. »

La ciudad del consumidor

#PiensaSol o cómo seguir pervirtiendo el espacio público madrileño (Paisaje Transversal, 1 de octubre de 2013)

«¿Necesita Sol una remodelación? Desde luego, es uno de los espacios público más inhóspitos que puedan existir. Pero, como se suele decir: así no. Rotundamente no. ¿Acaso la historia más reciente de la arquitectura y el urbanismo, la burbuja inmobiliaria o las tres candidaturas olímpicas consecutivas fallidas no han sido suficiente para aprender que Madrid no puede seguir construyéndose basándose en el despilfarro y la arquitectura icónica?»

Callao, la plaza que se peatonalizó para ser un soporte publicitario Fernándo de Córdoba  (Ecomovilidad.net, 25 de abril de 2012)

«Los peatones recuperamos la plaza de Callao de los tubos de escape, el humo y los ruidos, pero estos se han sustituido por enormes casetas e instalaciones, que si bien pueden ser interesantes de cuando en cuando, nos impiden disfrutar de una de las plazas con más posibilidades para hacer vida en la ciudad. Lo que podría haber sido una positiva recuperación para el peatón ha sido en realidad la sustitución de asfalto por stands.»

Plazas 'secuestradas' a precio de saldo Bruno García Gallo  (Diario El País, 5 de diciembre de 2011)

«Las plazas del centro de Madrid cada vez están más libres de coches, fruto del empeño municipal en ganar espacio para los peatones. Pero en ese territorio rescatado no han brotado árboles, bancos o columpios, sino puestos de mercadillo. Esa actividad comercial dinamiza algunas áreas tradicionalmente abandonadas a su suerte y reporta beneficios económicos, muy reducidos, eso sí, al Ayuntamiento. Pero plantea inconvenientes: arrincona a los vecinos, hurtándoles el disfrute de la plaza, y genera ruido y suciedad.»

La ciudad de los fragmentos

Opinión: Miniciudades, ciudadelas, guetos contra la ciudad Eduardo Mangada  (Club de Debates Urbanos, mayo de 2013)

«El traslado de actividades, propias de la centralidad, a esos nuevos guetos unifuncionales y homogéneos, incluso en su vestimenta, en sus corbatas, nos conduce a concebir y percibir la ciudad como un salpicado de ‘ciudadelas’, cada una con su ‘señor’, su ‘muralla’ y su ‘ejército’ o cuerpos de seguridad propios. Casi un paisaje medieval, como acertadamente ya denunció Umberto Eco hace años. Algo que me he atrevido a llamar la ‘no-ciudad’.»

Vivir en la ciudad-empresa Luis Doncel  (Diario El País, 1 de abril de 2007)

«Hay una ciudad al oeste de Madrid que no tiene ayuntamiento, que ni siquiera figura en los mapas de carretera. A las 18.30 se apagan las luces y sólo quedan guardias jurados custodiando verjas y edificios. Y algún ejecutivo rezagado. Durante el día, sus 6.500 habitantes se entrenan en el mismo gimnasio, dejan a sus hijos en la misma guardería y, sobre todo, comparten el mismo jefe: Emilio Botín, presidente del Santander.»

La ciudad de los PAU

La ciudad equivocada El Osorio  (Caminado por Madrid, 4 de marzo de 2011)

«1-Los nuevos PAUS, barrios donde las calles son autopistas lentas y las plazas son glorietas, donde no hay tiendas ni bares en las calles y para todo hace falta el coche.

2-Las urbanizaciones, ejemplo de la especulación horizontal, la ciudad insostenible, adosados pero incomunicados.

Esto es lo que se ha edificado en las últimas dos décadas. Un conglomerado de cemento en cuyas calles apenas hay vida, donde la gente sale de casa en coche y desde el garaje de su casa va al garaje del trabajo o al del centro comercial.»

Modelos urbanísticos insostenibles: PAU de Las Tablas

«En estos nuevos barrios, la población se encierra en sus viviendas y se convierte en una ‘ciudad introvertida’ y ‘autista’, sin comercio de proximidad, en donde las distancias son largas y todo queda a desmano, sin espacios públicos cercanos donde establecer lazos de convivencia e interaccionar socialmente. De hecho, los espacios comunes de las promociones de viviendas se convierten en el espacio del que los vecinos se apropian para relacionarse, agudizándose la introversión del modelo como hecho relevante.»

La ciudad sin patrimonio

Vídeo: Edificios históricos convertidos en centros comerciales por la vía rápida (TM-EX, Julio de 2007)

«La Asociación Madrid, Arquitectura y Patrimonio denuncia que la nueva Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, aprobada en junio de 2013, solo servirá para agilizar ciertos trámites, precisamente los que permiten que determinados edificios históricos puedan utilizarse para fines comerciales. Se trata de una Ley, según afirman numerosos arquitectos, pensada para desproteger, y no para proteger, nuestro Patrimonio.»

Se alquila nombre Víctor Ventura  (ElDiario.es, 1 de Mayo de 2013)

«El patrocinio de nombres por grandes empresas es algo cada vez más común en España y la publicidad se hace dueña de espacios emblemáticos de todo tipo, como ocurrirá el próximo 1 de junio, cuando la histórica estación de Sol de Metro de Madrid pasará a llamarse "Sol Vodafone".»

Y la última ocurrencia: la ciudad del juego

Eurovegas: parque temático del neoliberalismo Sara González  (Plataforma Eurovegas NO, 19 de abril de 2012)

«El megaproyecto Eurovegas de casinos, campos de golf, hoteles y centros de convenciones que el magnate americano Sheldon Adelson propone traer a España no es una aberración inaudita, sino uno más en la saga de megaproyectos que España ha coleccionado en los últimos años y que son la punta del iceberg del modelo económico que nos llevó a la crisis en primer lugar.

Se trata del urbanismo del megaproyecto o del pelotazo, forma parte del repertorio más amplio del neoliberalismo, un conjunto de ideas sobre cómo organizar la economía que ha marcado a los gobiernos occidentales desde los años 70. »

Eurovegas: la no ciudad Eduardo Mangada  (Asociación sostenibilidad y arquitectura (ASA), 13 de septiembre de 2012)

«Una condición para que operaciones inmobiliarias de esta magnitud se conviertan en nuevas piezas enriquecedoras del tejido urbano ya consolidado es que alberguen una diversidad propia de la ciudad (residencia, comercio, equipamientos, parques...y algún prostíbulo). Nunca puede reducirse a un espacio destinado al monocultivo de una sola actividad o la preponderancia de un uso dominante. La mezcla, la hibridación, es la cualidad propia de la ciudad. Como afirma Manuel de Solà-Morales, la ‘mixity’ más que la ‘density’ es la condición primera de una ciudad contemporánea.»

En definitiva, la ciudad del urbanismo sin control

Diez años de business inmobiliario (Observatorio Metropolitano, Mayo de 2009)

«Durante toda una década el uso intensivo del territorio ha sido el factor clave del crecimiento económico madrileño. En el periodo 1993-2003 el suelo comprometido para su desarrollo urbanístico aumentó un 49%, una cantidad equivalente, nada más y nada menos, que a la mitad de lo que ha crecido Madrid en toda su historia. Un gran número de municipios de la Comunidad ha duplicado sus dimensiones y algunos han multiplicado su tamaño cuatro, seis e incluso diez veces. La fiesta del desarrollo urbano ha llevado las expectativas de crecimiento a amplios espacios de la región antes considerados periféricos o que habían permanecido completamente al margen de las dinámicas metropolitanas como las Sierras Norte y Oeste, las Vegas del Sureste y el límite sur de la región.»

Una ciudad con dos planes urbanísticos Bruno García Gallo  (Diario El País, 11 de febrero de 2013)

«La sentencia anuló el desarrollo urbanístico del último cuarto de siglo, incluido el barrio de Valdebebas, la Ciudad Deportiva del Real Madrid y la ampliación del aeropuerto de Barajas. Legalmente, no existen. Eso no significa que haya que derribar todo lo construido. Pero, a la espera de solucionar el entuerto, el mayor al que se ha enfrentado la capital en su historia reciente, todos los actos administrativos se han paralizado en esas áreas.»

Ayuntamiento y Comunidad de Madrid pierden el juicio con el Urbanismo Raúl Pozo  (VozPopuli, 14 de julio de 2013)

«En apenas quince días, la Justicia ha echado por tierra dos desarrollos urbanísticos relevantes en Madrid: la sempiterna ‘operación Chamartín’ y la permuta de unos terrenos pertenecientes a El Corte Inglés por la autorización a incrementar la edificabilidad de tres de sus centros comerciales. Pero no han sido los únicos casos en el último año y medio.»

El Tribunal Supremo declara PAUs ilegales (Descriptivas de narrativas urbanas, 15 de diciembre de 2012)

«Se trata de dos sentencias que anulan definitivamente (en tanto son en firme y, por tanto no se pueden recurrir) el cambio que se llevó a cabo en la clasificación del suelo para acoger la mayor parte de los PAUs. Básicamente, se convirtieron en Urbanizable suelos declarados como No Urbanizables Protegidos (el natural y tradicional cinturón verde de Madrid) sin justificarse los motivos.»

Notas


[1]: Para más información, consultar el libro:

Fernández Güell, José Miguel  (2006)   Planificación estratégica de ciudades.   Barcelona: Editorial Reverté. Edición original: 1997, Barcelona: Gustavo Gili. 

Edición del 5-10-2013
Boletín CF+S > 55: Noveno Catálogo de Buenas Prácticas Españolas > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n55/nred.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio