Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 52/53: En defensa de la reflexión pausada > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n52/nnews.html   
Noticias: Cumbre y contracumbre Río+20
Alejandro Rodríguez Sebastián
Madrid (España), julio de 2012.

Capitalismo Verde: una huida hacia delante

Mariola Olcina Alvarado[1]

La Conferencia Oficial de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible —Río+20—, celebrada en Río de Janeiro (Brasil) este pasado junio, ha sido una muestra más de la incapacidad política de nuestros gobernantes para afrontar la crisis socioambiental que vivimos. Veinte años después de la primera Cumbre de la Tierra —Río 92—, no se ha aprendido nada y se vuelve a recetar más crecimiento económico para alcanzar la sostenibilidad ambiental y la equidad social, camuflándolo detrás de un nuevo artilugio semántico: la economía verde.

Dicho concepto, muy presente en todo el proceso de Río+20, arranca de raíz cualquier posibilidad de cambio. No hay nada en la Economía Verde que cuestione los pilares que sustentan el sistema actual, sino que se vuelve a colocar el crecimiento en el lado de las soluciones en vez de en el de las causas estructurales de esta crisis global.

Así pues, «el futuro que queremos» (tal y como se titula el documento final de Río+20) es, en realidad, el futuro que quieren. La situación de crisis ambiental ha pasado de ser negada a ser reconocida cuando se ha convertido en una oportunidad de negocio para las grandes compañías transnacionales. Las mismas que celebraron su propio Foro de la Sostenibilidad de las Corporaciones y desarrollaron su impecable trabajo de presión política sobre los gobiernos ganando un acceso privilegiado a los espacios de decisión más importantes, creando dependencia económica y convirtiendo las políticas públicas en rehenes de sus intereses lucrativos.

Todo este proceso oficial ha sido duramente criticado por toda la sociedad civil, incluidas casi todas las ONG que han seguido de cerca las negociaciones. Una crítica respaldada por una colorida Cumbre de los Pueblos, que se celebró de forma paralela a la Conferencia oficial. Tanto las Naciones Unidas como los distintos gobiernos han esquivado este espacio, a pesar de ser el evento que aglutinó el grueso de los movimientos sociales y de resistencias del mundo. Todas las reivindicaciones y alternativas impulsadas por parte de los movimientos feministas, ecologistas, sindicalistas, campesinos, etc. que allí convergieron fueron desoídas por los poderes fácticos.

Sin embargo, frente a este escenario en el que cabe esperar más privatización, mercantilización y especulación de nuestro patrimonio natural, se tejió un nuevo modelo de coordinación internacional en el que las iniciativas se construyeron sobre un discurso coherente, multicolor y bien hilado. En definitiva, se gestó el nacimiento de una nueva etapa en las resistencias, a nivel global, para detener la mercantilización de la vida y defender los bienes comunes.

Los líderes reunidos en Río+20 no han tenido el coraje de decirnos a la ciudadanía que esta desbocada carrera nos lleva al abismo; que cuando hablan de Economía Verde, están hablando de capitalismo verde. Así pues, no nos queda otro remedio que hacer frente a esta nueva etapa de un sistema enfermo e intentar amortiguar sus impactos y atacar sus causas reales desde la lógica de la vida. Porque una enfermedad no se cura tratando tan solo uno de los síntomas, y la ‘economía verde’ es como poner una tirita en un sistema con todos los huesos quebrados.

Cumbre Río+20: lo que pudo ser y no fue

Río +20, la huella de las naciones y greenwashing de Estado Luiz Fernando do Amaral  (Puentes, febrero de 2012)

«Con la cercanía de la reunión de Río+20, la discusión sobre el desarrollo sostenible y economía ecológica toma un primer plano. Aunque los países en desarrollo (PED), se ubican en el centro de atención para mejoras en este tema, este debate también oculta la existencia de desafíos importantes para los países desarrollados (PD). Por lo tanto, con el fin de evitar la publicidad verde engañosa (o greenwashing), este artículo analiza la importancia de que en Río+20 los países se comprometan a informar sobre sus políticas y su impacto.»

Río+20 igual a cero Ma Ángeles Fernández y Jairo Marcos  (Rebelión, 21 de junio de 2012)

«El desarrollo sostenible, cuya infructuosidad ha quedado demostrada según los expertos, vuelve a erigirse como discurso dominador, como el camino a seguir para la erradicación de la pobreza. Aunque no lo parezca, han pasado veinte años desde la anterior Cumbre de Río, la del año 1992, y el desarrollo económico sigue presente como objetivo fundamental. Es mencionado ya en el cuarto punto. El testigo lo recoge la economía verde, concepto que no llega hasta el apartado duodécimo: Expresamos nuestra determinación de hacer frente a una economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y a la erradicación de la pobreza, en un marco institucional para el desarrollo sostenible. Más de lo mismo. Igual a cero.»

La cumbre verde acaba en decepción Francho Barón  (El País, 22 de junio)

«La Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible Rio+20 se clausura este viernes de la misma manera que se inauguró tres días antes: con un documento de mínimos que no hurga en las sensibilidades de nadie y que ciertamente no servirá de revulsivo para que la comunidad internacional reaccione con vigor ante el deterioro natural del planeta. En Río los líderes no han sido capaces de dar respuestas contundentes a las demandas de buena parte de la sociedad: de momento no habrá nuevos mecanismos de financiación para políticas de desarrollo sostenible, ni un acuerdo para crear una agencia que sea el brazo medioambiental de la ONU (actualmente lo que existe es el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente —PNUMA—), ni nuevos pasos al frente en la protección de los océanos, ni la decisión de eliminar los subsidios a los combustibles fósiles o medidas que contribuyan a la erradicación de la pobreza en el mundo.»

Greenpeace lamenta el fracaso de la Cumbre de Río+20 por la poca ambición de los gobiernos (Greenpeace, 23 de junio de 2012)

«Greenpeace lamenta profundamente los resultados de la Cumbre de Río+20, una reunión que pasará a la historia por la falta de ambición de los Gobiernos participantes y por sus buenas palabras vacías de contenido.

Prueba de ellos es que las organizaciones civiles allí presentes la han bautizado como la cumbre de Greenwashing+20, del maquillaje verde carente de compromiso y de medidas reales para cambiar la situación del planeta. Del texto de la declaración final de la cumbre no se pueden extraer decisiones ni pasos adelante para comenzar la transición hacia un modelo de desarrollo que pueda hacer frente a la actual crisis económica, ambiental y de equidad.»

«Hay una guerra continua contra los derechos humanos de las mujeres» Thalif Deen  (Periodismo Humano, 25 de junio de 2012)

«Anita Nayar, de la organización Alternativas de Desarrollo con Mujeres para una Nueva Era (DAWN, por sus siglas en inglés), con sede en Manila, expone que en el acuerdo histórico adoptado en 1992 hubo unas 170 referencias a las cuestiones de género y un capítulo entero sobre las mujeres. En la última versión de El futuro que queremos hay apenas unas 50, y estas han sido atenuadas y usadas como elementos de negociación por parte de los Estados, declaró Nayar. Tampoco es un simple asunto de menciones a temas de género, sino más bien que algunos estados exhiben claramente una falta de voluntad a acordar acciones concretas y un debilitamiento general de compromisos internacionalmente acordados sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, agregó. Según ella, mientras en general los derechos humanos son afirmados en el contexto de la salud sexual y reproductiva, la omisión específica de los derechos reproductivos es flagrante.»

Río+20, entre la decepción y la esperanza Mónica Oblitas Zamora  (Los Tiempos, 1 de julio de 2012)

«Le ha costado al Brasil 150 millones de dólares organizar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, que se realizó en Río de Janeiro del 20 al 22 de junio pasado. Representantes de 192 países se reunieron en esta ciudad, en el centro de convenciones Río Centro, para evaluar los logros y retrocesos que se han hecho después de 20 años de la creación de los llamados Acuerdos de Río, que se firmaron en 1992. [...]

Y también se realizó la llamada Cumbre de los Pueblos en Aterro do Flamengo, a 80 kilómetros de donde estaban reunidos los tomadores de decisiones de Río+20, en las que los activistas, ONG y algunos movimientos indígenas protestaron desde el principio hasta el fin de la reunión principal por lo que consideraron negociaciones demasiado lentas primero, y resultados demasiado débiles después. ¿Qué ha dejado Río+20 para el planeta?»

Contracumbre Río+20: la Cumbre de los Pueblos

Comenzó la contracumbre de Río+20 con representación marplatense (Punto Noticias, 16 de junio)

«Como es habitual en cada congreso oficial de los gobiernos, las organizaciones sociales, ambientales, de mujeres, jóvenes y políticas se dan cita para realizar la Cumbre de los Pueblos. Por eso, comenzó en Río de Janeiro la contra cumbre, como la denominan desde la cumbre oficial, que tendrá su punto máximo de concentración en la marcha mundial del 20 de junio.»

Río+20: ideas ultraverdes y feria en la contracumbre Lucas Viano  (La Voz, 20 de junio)

«Mientras los presidentes de los países debaten en la cumbre de Rio+20 sobre calentamiento global, economía verde y desarrollo sustentable, en la Cumbre de los Pueblos se habla otro idioma. En algún punto parece un lenguaje más cercano a los problemas de la gente.

Centenares de personas de todas partes del mundo se reúnen en este espacio paralelo al organizado por la ONU. Hay ferias y charlas debates orientadas en tres ejes: denuncias de las causas estructurales de la crisis y las falsas soluciones; soluciones y nuevos paradigmas de los pueblos, y promoción y articulación de lucha anticapitalista.»

Miles de personas defienden la Tierra frente a su mercantilización Jairo Marcos y Ma Ángeles Fernández  (Periodismo Humano, 22 de junio de 2012)

«La Tierra no se vende, la Tierra se defiende. Una serpiente multicolor zigzageó la tarde del miércoles por el centro de Río de Janeiro (Brasil), en contra de la mercantilización de la naturaleza y de la economía verde. Las fuerzas de miles de personas (las estimaciones varían entre 20.000 y 80.000) brotaron contagiosamente en el Día de Acción Global organizado por la Cumbre de los Pueblos.»

Cumbre de los Pueblos: «liberemos a la ONU de la cooptación empresarial» Rubén G. Herrera  (Tercera Información, 23 de junio de 2012)

«En esta contracumbre ha destacado Amigos de la Tierra Internacional, que ha presentado un completísimo informe en el que ha condenado los acuerdos alcanzados en la Cumbre oficial de Río+20, señalando que dejan el camino libre a las grandes empresas, donde una vez más, se pone en venta: las personas y la naturaleza

Declaración final de la Cumbre de los Pueblos Río+20 por Justicia Social y Ambiental (¿Economía Verde? ¡Futuro Imposible!, 26 de junio de 2012)

«El documento final de la Cumbre de los Pueblos sintetiza los principales ejes discutidos durante las plenarias y asambleas, y expresa también las intensas movilizaciones ocurridas durante ese período —del 15 al 22 de junio—, las cuales señalan las convergencias en torno de las causas estructurales y las falsas soluciones, de las soluciones de los pueblos frente a las crisis, así como los principales ejes de lucha para el próximo período.

Las síntesis aprobadas en las plenarias integran y complementan este documento político para que los pueblos, movimientos y organizaciones puedan continuar convergiendo y profundizando sus luchas y la construcción de alternativas en sus territorios, regiones y países en todos los rincones del mundo.»

Réplicas en otras ciudades

Este sábado comienza la contracumbre Río+20 con el Madrid Toma la Tierra medioambientesol  (Madrid Toma la Plaza, 14 de junio de 2012)

«Como punto de partida a las Jornadas de denuncia a Río+20 en Madrid, este sábado 16 de junio Toma la Tierra organiza un encuentro de luchas madrileñas en defensa de la tierra. Pero además del encuentro, la jornada tendrá presentación de proyectos ambientales, ekofestival mañanero, talleres y proyecciones para peques, comedor y cenador populares, barra y conciertazos...»

Santiago: Celebra la contra cumbre Río+20 en el Parque Forestal este sábado Karen Hermosilla  (Veoverde, 15 de junio de 2012)

«En Santiago de Chile se ha convocado para este sábado 16 de junio en el Parque Forestal, a un costado del Museo de Bellas Artes, a una jornada reflexiva de los grandes desafíos que necesitan enfrentarse desde una postura política y económica organizada y no individual, por lo tanto debemos conminar a la hegemonía a escuchar, ni siquiera a los ciudadanos, sino que a la misma ONU y sus informes que identifican al modelo económico como el principal responsable del descalabro producto de la sobre explotación de los recursos naturales.»

Notas


[1]: Mariola Olcina es periodista y ha participado en la Cumbre de los Pueblos.


Edición del 18-2-2013
Boletín CF+S > 52/53: En defensa de la reflexión pausada > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n52/nnews.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio