Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 47/48: Sobre la (in)sostenibilidad en el urbanismo > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n47/anmor_5.html   
 
Huertos urbanos en tres ciudades europeas: Londres, Berlín, Madrid
Nerea Morán Alonso| Madrid (España), 2008-2009.
<<< 2.2 Berlín |2.3 Madrid| 2.4 Comparación de los casos analizados >>>

2.3 Madrid

2.3.1 Legislación y normativa

Legislación relativa a huertos urbanos (evolución histórica)

Parece evidente el reconocimiento institucional de los huertos urbanos en Europa, principalmente mediante la legislación (diversas leyes sobre allotments en Gran Bretaña, kleingärten en Alemania, etc), y también mediante las campañas de fomento del cultivo dentro de la ciudad en momentos históricos puntuales.

En todo el norte de Europa coinciden los momentos cruciales de redacción de leyes y de auge de los huertos urbanos. El primero de estos momentos es el proceso de industrialización con las consecuentes migraciones campo-ciudad, la formación de barrios obreros y las difíciles condiciones de subsistencia de los trabajadores. El segundo tiene que ver con las guerras mundiales y las campañas de cultivo urbano impulsadas por los gobiernos de distintas naciones.

Sin embargo, en nuestro país no se ha dado este mismo proceso (esta afirmación podría ampliarse a todo el ámbito mediterráneo) o al menos no existe una documentación tan prolija al respecto como para el resto de Europa.

El motivo parece claro, ya que el discurrir de la historia española y su ritmo de desarrollo no son iguales a los del resto de Europa. Sin embargo aunque fuera en momentos posteriores, cabría esperarse la réplica del modelo de huertos urbanos en las ciudades españolas.

Podemos suponer que, debido a las características peculiares del proceso de industrialización y urbanización en nuestro país, no existe una cultura de los huertos urbanos comparable a la del norte de Europa. En primer lugar, la industrialización fue tardía, y las migraciones campo-ciudad fueron una dinámica constante hasta los años 60, con una creciente extensión de suburbios chabolistas en las periferias de las grandes ciudades. Este modelo de crecimiento retrasa la consolidación de las ciudades españolas, y durante el siglo XIX y principios del XX no existen en España ciudades de la extensión de Londres o Berlín. Además se produce cierta debilidad del planeamiento, que no puede acabar con los suburbios (hasta los años 90 del siglo XX no se consigue remodelar los barrios chabolistas de la periferia de Madrid).

En cuanto a la Guerra Civil y la evidente necesidad de alimentos en las ciudades, en el caso de Madrid no es tan prioritario el problema del transporte de alimentos, pues estaba rodeada de campos de cultivo. No es tampoco comparable la localización de Madrid (en el centro del combate desde los primeros momentos de la guerra) a la situación estratégica de las grandes ciudades europeas (alejadas del frente de combate) que permite a los gobiernos la organización de los cultivos urbanos.

Sin embargo sí que existe un mecanismo equivalente a los «huertos para pobres» europeos, aunque en el caso español con un carácter marcadamente rural y con unos objetivos y un modo de funcionamiento bastante distinto del de los huertos europeos. Se trata de los llamados «huertos familiares» que impulsa el Instituto Nacional de Colonización (INC) durante la dictadura franquista. Para entender el sentido de esta iniciativa tal como se planteó en su contexto histórico bastan unas líneas:

Ahora, en los pueblos donde la Falange dio huertos familiares, todo es distinto. La alegría domina. El aspecto desolador y miserable ha desaparecido. Quedan los pueblos sucios y descuidados, pero, en el rostro de los obreros, antes hambrientos y resentidos, hay ahora una señera alegría, la tranquilidad por saber sus hogares a salvo del hambre y la gratitud al Caudillo, que ha hecho posible este milagro falangista y provinciano.
INC, 1945

En los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil se promulgan diversas leyes que definen las labores del INC, como la Ley de Colonizaciones e Interés Local del 25 de noviembre de 1940, la del 23 de julio de 1942, la del 5 de julio de 1944 o la del 14 de marzo de 1947. Será el Decreto de 12 de mayo de 1950 de cesión de fincas a Ayuntamientos, para el establecimiento de huertos familiares o para su aprovechamiento comunal del Ministerio de Agricultura el que defina en detalle lo relativo a «huertos familiares» citando las anteriores leyes, con las que se relaciona en algunos aspectos. En dicho decreto se establece que las fincas obtenidas por el Instituto Nacional de Colonización (INC) pueden ser adjudicadas a los ayuntamientos para la explotación individual en huertos familiares o como bienes comunales. Así, los terrenos pueden ser en régimen comunal si las fincas que adquiere el INC no son aptas para dividirlas en parcelas, o no son cultivables pero sus «producciones espontáneas las hagan especialmente idóneas para su aprovechamiento comunal». Puede ser necesaria la realización de obras o mejoras, que correrían a cargo del Ayuntamiento o del INC.

El decreto establece que «cuando el inmueble sea apto para el establecimiento de huertos familiares, el disfrute de éstos tendrá lugar mediante el abono de un pequeño canon a obreros agrícolas cabezas de familia que con el cultivo de dicha clase de unidades podrán obtener productos de consumo directo que complementen su modesta economía familiar y encontrarán empleo a su actividad laboral durante los paros estacionales».

Define los huertos familiares del siguiente modo: «Tendrá la consideración legal de huerto familiar toda pequeña parcela de regadío próxima a un poblado en la que una familia campesina pueda obtener empleando en su cultivo las horas libres de trabajo, productos hortícolas con los que atender a sus necesidades elementales de consumo directo. (...) La extensión de los huertos estará comprendida entre 5 y 20 áreas, en secano la equivalencia será fijada por el Ministerio de Agricultura.» Y concreta que el canon anual de disfrute «en ningún caso podrá ser superior al 2 % de la suma del precio de adquisición de la tierra y el costo de las obras o mejoras.»

Según un folleto informativo editado por el INC en 1945, los «huertos familiares» se situarían en una parcela que mediante el pago de una cuota anual llegaría a ser propiedad del campesino. El cuidado del huerto se debe realizar en las horas libres de los miembros de la familia, sin desatender sus ocupaciones habituales. Para ello, los cultivos deben ser variados (verduras, hortalizas, frutas, piensos y forrajes) y estar distribuidos a lo largo del año, de modo que su cuidado no interfiera con los momentos de cosecha de las grandes propiedades locales y alivie el paro estacional, procurando una mayor estabilidad social.

El INC destaca una serie de ventajas que denomina de carácter sanitario (mayor variedad de alimentos), social («despertar la idea de propiedad en el mayor número posible de españoles»), económico (ahorro en el transporte) y nacional (descenso de la mortalidad infantil y servir como escuela de regadío para futuras colonizaciones). Además recuerda a los empresarios agrícolas que de este modo los campesinos rendirán más en el trabajo.

En este folleto se detallan además las características que deben tener los huertos según las regiones en que se sitúe, definiendo la superficie y distribución, el tiempo de trabajo familiar, los productos para consumo y venta, el calendario anual y el diseño de cierres y elementos interiores.


   inmor-013.jpg

   Figura 8: Ejemplo de huerto familiar para la región central

INC, 1945


Sin embargo, parece que no se realizaron realmente demasiadas parcelaciones y cesiones de huertos debido a las posturas obstruccionistas y especulativas de los grandes propietarios, la iniciativa tuvo poco alcance a pesar de las expectativas creadas. Como concluye Gómez Herráez (1999) sobre el programa de parcelaciones y de huertos familiares, «su alcance general sería limitado, no jugaría gran papel ante la crisis de la agricultura tradicional ni detendría el éxodo rural».

  

Instrumentos normativos

La sucesión de planes de ordenación del municipio de Madrid en contados casos ha considerado el uso de huertos urbanos dentro de la red de espacios libres. Más bien al contrario, siempre han sido actividades en precario que se intentaba erradicar, desde que en la posguerra las migraciones campo-ciudad y el crecimiento de asentamientos de autoconstrucción en las periferias de las ciudades produjera un paisaje de casas bajas con las que convivían pequeños huertos y animales de corral.

Hasta mediados de los 80 los huertos se consideraron un uso marginal. En 1983 la Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana de Madrid (COPLACO) encarga un estudio sobre el estado de la agricultura periurbana en dicha área.

Uno de los temas del estudio es el caso de los huertos metropolitanos. En el documento Propuesta para la planificación y desarrollo de los huertos metropolitanos. Diagnóstico y propuestas para aportar a la redacción de las Directrices Regionales (Comunidad de Madrid, 1983), se analiza la situación de los huertos en ese momento, en el que se extiende el fenómeno de la ocupación de terrenos públicos para su uso como huertos particulares, y se hace una propuesta de legalizar ese uso e incluirlo en el planeamiento municipal.

En el estudio se realiza un inventario de lo que los autores denominan «huertos metropolitanos en precario», los definen como procesos de agricultura no comercial, en huertos clandestinos, ilegales y en precario. Existen en ese momento unos 1.300 huertos, que ocupan unas 100 hectáreas en la Comunidad de Madrid.

El 64 % de la superficie total ocupada y el 57 % de los hortelanos se encuentran en el término municipal de Madrid. El 33 % de la superficie y el 35 % de los hortelanos se encuentra en el Este. (...) Casi en su totalidad ocupan terrenos sin autorización del propietario, en general el Estado (márgenes de ríos y redes de infraestructuras, cañadas reales, suelos residuales sin propietario aparente, etc).
Comunidad de Madrid, 1983


Cuadro 7: Huertos urbanos en la Comunidad de Madrid

Fuente: Comunidad de Madrid, 1983
   Superficie total (m2) Número de huertos Tamaño medio (m2)
Zona este 333.650 466 700
Zona norte 26.000 80 325
Zona sur 5.100 29 175
Zona oeste - - -
Madrid 647.000 758 850
Total Área Metropolitana Funcional de Madrid 1.011.750 1.133 760


Localización y número de huertos:

Los huertos son principalmente de subsistencia, aunque también se da la venta de excedentes en algunos casos. Los cultivan en general hombres mayores de 45 años, parados o jubilados. Se comparte el cultivo con otros usos como reciclaje o cría de ganado (gallinas, conejos, cerdos e incluso corderos).

Si en la Europa rica los huertos urbanos son el recreo para el obrero y empleado socialdemócrata sin serios problemas económicos, en Madrid los huertos son el sustento ante la escasez.
Ballesteros, 1984

Según el estudio estos huertos no son bien vistos por las administraciones porque recuerdan al chabolismo.

Es evidente que el huerto en precario conduce a la caseta, ésta conduce a la residencia secundaria y la residencia secundaria a la residencia permanente.
Ballesteros, 1984

A partir de la necesidad detectada con el anterior análisis se elabora una propuesta muy detallada para la planificación y desarrollo de «huertos metropolitanos». Los objetivos de este programa son: intensificación del uso agrícola, redistribución social de la riqueza, regeneración de suelos (vertederos y escombreras ilegales), reforestación y mejora paisajística, función recreativa, descongestión y generación de espacio verde complementario al urbano, contacto con la naturaleza y evitar ocupaciones clandestinas en precario.

Entre los criterios de la puesta en marcha del programa estaban el de comenzar por los emplazamientos que requirieran menos inversión, en terrenos municipales que deberían ser parcelados y dotados de instalaciones de distribución de agua (un hidrante en cada parcela, destacando como mejor opción el riego con aguas residuales depuradas). No se considera necesario en este momento pavimentar los terrenos ni dotarlos de servicios, como ocurre en el modelo europeo; mediante autoconstrucción se podrían realizar las casetas y en su caso un centro comunitario.

Otros criterios son: que los primeros beneficiarios sean quienes en esos momentos cultivaran huertos en precario; que los huertos se situaran cercanos a los lugares de residencia; la tenencia podría ser por cesión gratuita, concesión o arrendamiento; la iniciativa sería municipal con subvenciones de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Agricultura, para ensayar diferentes modelos; autoorganización de los hortelanos, constituidos en asociación; exigencia de cultivos biológicos y prohibición de agroquímicos; se permitiría la construcción de casetas pero prohibiendo la residencia; los hortelanos deberían abonar un canon anual que podría ascender a unas 5.000 ó 6.000 pesetas.

En principio las experiencias se desarrollarían en suelo urbano público, sería necesario en los nuevos planes generales incluir la calificación de huertos metropolitanos, como zonas verdes; si no existiera suelo municipal se trataría de obtener por cesiones. También se consideraba posible el uso de suelo urbanizable para cesiones temporales. Como última opción, si no existiese suelo disponible, se obtendrían terrenos privados en suelo no urbanizable mediante los siguientes sistemas:

Se definen tres tipos de huertos cuyas características se resumen en el cuadro siguiente.


Cuadro 8: Características de los distintos ‘huertos metropolitanos’ que se proponen

Fuente: Agricultura periurbana, 1983
   De ocio y recreo al aire libre De producción para autoconsumo y ayuda a la subsistencia Lotes de regeneración forestal
Tipología edificio Caseta estándar, suministrada por la asociación. Caseta autoconstruida dirigida. Caseta autoconstruida, libertad creativa.
Autorización de pernoctar Sí, nunca residencia permanente. Ídem. Ídem.
Forma de tenencia de la parcela Concesión por sorteo entre los que reúnan los requisitos. Ídem. Concesión automática mientras haya suelo disponible, si no por sorteo.
Duración de la concesión 2 años. 5 años prorrogables si no hay presión de demanda en la zona. 10 años prorrogables si no hay presión de demanda en la zona.
Canon anual (ptas/m2/año) Como mínimo el coste de mantenimiento y tasa de amortización de la inversión. Ídem. Ídem.
Instalaciones comunitarias Club social. Bar. Bar y equipamientos recreativos básicos.
Otras actividades permitidas en parcela:         
Ecotécnica No
Artesanía
Reciclaje No No Sí, según tipo de materiales reciclados.
Cría de animales No Sí, siempre como actividad secundaria. Ídem.
Promoción y ejecución Pública municipal. Pública municipal. Pública municipal o regional (ICONA, IRYDA).
Obligatoriedad de cultivo biológico No
Tamaño del lote o parcela 100 a 200 m2 200 a 1.000 m2 1.000 a 5.000 m2
Localización recomendable Suelo urbano, urbanizable o no urbanizable, siempre cerca del casco urbano. SUNP o no urbanizable, siempre a menos de 3 km del casco. Suelos de baja calidad agrícola, alejados de cascos urbanos.
Uso principal Recreo, flores, árboles, cesped y algo de hortaliza. Hortícola. Forestal.
Tipo de arbolado permitido Libre, guardando distancias con los vecinos. De menos de 4 m de porte. Preferentemente frutales. Especialmente prohibidos pinos, cipreses y eucaliptus. Libre, pero orientado por zonas según la calidad del suelo.
Destino de la producción Autoconsumo (prohibida la venta). Autoconsumo y venta directa de excedentes. Paisajismo.
Formas de abastecimiento de agua de riego y clase de aguas Toma en cada parcela con agua de la red general de agua potable o residuales depuradas. Toma en cada parcela, con agua de pozos o residuales depuradas. Aguas de pozos, residuales depuradas y sin depurar, según áreas. No definido el sistema de abastecimiento a pie de parcela.
Abastecimiento de energía Autónomo, renovable. Ídem. Ídem.
Anchura del viario 2,5 m, aparcamiento en parcelas. 3,5 m, aparcamiento en parcelas. 3,5 m, aparcamiento en parcelas.
Pavimento del viario Gravilla. Gravilla. Tierra compactada.
Vallado general del polígono Sí. Alambrada y seto general. Discrecional, según las zonas. Quizás un encintado arbóreo de 10 m de anchura (2 hileras) con árboles frondosos o frutales. No
Vallados interiores entre parcelas Sólo vegetal. Discrecional, vegetal. No
Posibilidad de edificio
Superficie máxima edificable 15 m2 30 m2 30 m2


Se puede advertir la influencia de esta propuesta en algunos planes generales redactados en años posteriores, que incluyen huertos de ocio, como el PGOU de Madrid (1985) o el de San Fernando.

Sería interesante rastrear la evolución de los terrenos inventariados en 1983 como huertos en precario y observar cómo han sido tratados en los sucesivos planeamientos municipales, sin embargo es una tarea que excede el ámbito de este estudio, por lo cual nos contentaremos con seguir la deriva de una de las zonas de huertos, en el municipio de Madrid, la situada en el barrio de San Fermín.

  

Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, 1985

Este Plan se caracteriza por su intención de actuar sobre el suelo urbano frenando la expansión de la ciudad, estableciendo medidas de protección del patrimonio y del medio ambiente. Establece una red de espacios verdes, mediante cuñas, parque lineal y reforestaciones bordeando la ciudad. Dentro de estas zonas verdes se contempla el uso de huerto de ocio, que aparece en las condiciones particulares de algunos parques urbanos y cuñas verdes, como es el Parque Lineal Manzanares Sur (SG7), en el que se realojarían los huertos existentes en San Fermín.

El plan establecía el uso de huertos de ocio en régimen de alquiler en las condiciones particulares de siete sistemas generales, destinando 5 hectáreas en cada uno de ellos para este uso. También propone usos agropecuarios en alguno de los PAU que define.


Cuadro 9: PAU definidos en el PGOU de Madrid (1985) con usos de huertos de ocio o agropecuarios

Fuente: Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, 1985
Área SG2
Nombre Huerta del Obispo (Tetuán), Cuña no 8
Figura de planeamiento Plan Especial
Superficie total (ha) 42,98
Iniciativa de planeamiento Pública
Instrucciones para la ordenación del área - Diseño de 5 ha destinadas a huertos de ocio a lo largo del Arroyo de los Pinos.
   - 5ha para huertos de ocio en régimen de alquiler.
Área SG7
Nombre Parque Lineal Manzanares Sur: Parque suburbano + Cuña urbana no 3
Figura de planeamiento Plan Especial
Superficie total (ha) 369,2625
Iniciativa de planeamiento Pública
Características El parque suburbano de uso mixto: recreativo, cultural y agropecuario
   (granja escuela, huertos de ocio, parcelas agropecuarias, repoblación forestal, viveros).
Instrucciones para la ordenación del área - Recuperación de caminos y acequias.
   - 5ha para huertos de ocio en régimen de alquiler.
Área SG11
Nombre Parque Lineal Manzanares Norte: Parque suburbano + Cuña urbana no 9
Figura de planeamiento Plan Especial
Superficie total (ha) 528,1575
Iniciativa de planeamiento Pública
Características El parque suburbano de uso mixto: recreativo, cultural y agropecuario
   (granja escuela, huertos de ocio, parcelas agropecuarias, repoblación forestal,
   viveros, vega con regadíos en concesión).
Instrucciones para la ordenación del área Conjugar la explotación de los viveros existentes con su uso público.
Esquema de ordenación Huertos de ocio en alquiler próximos al Embalse del Pardo.
Área SG12
Nombre Cuña no 6: La Piovera
Figura de planeamiento Proyecto
Superficie total (ha) 54,61
Iniciativa de planeamiento Pública
Instrucciones para la ordenación del área 5ha para huertos de ocio en vaguada idónea, al norte.
Área SG13
Nombre Cuña no 5: Vicálvaro-O'Donnell
Figura de planeamiento Proyecto
Superficie total (ha) -
Iniciativa de planeamiento Pública
Instrucciones para la ordenación del área 5ha a lo largo de los arroyos existentes, para huertos de ocio.
Área SG14
Nombre Cuña no 1: Latina
Figura de planeamiento Proyecto
Superficie total (ha) -
Iniciativa de planeamiento Pública
Características                                           Cuña Latina Centro (entre c/ Barberán, Collar y Alhambra):
   Carácter menos natural que la anterior: agrícola y urbano.
   Huerta de ocio (5ha).
Área SG15
Nombre Cuña no 10: Pozuelo
Figura de planeamiento Proyecto
Superficie total (ha) -
Iniciativa de planeamiento Pública
Instrucciones para la ordenación del área 5ha para huertos de ocio a lo largo del arroyo Pozuelo.
Área PAU1
Nombre Olivar de la Hinojosa
Figura de planeamiento Urbanizable no programado
Superficie total (ha) 418,9
Carácter de la actuación Público
Instrucciones para la ordenación del área Parque suburbano de uso mixto: recreativo, deportivo, cultural, ferial,
   agropecuario (viveros, granja escuela), forestal.
Área PAU14
Nombre Anillo Verde de Villaverde
Figura de planeamiento Urbanizable no programado
Superficie total (ha) 69,9
Carácter de la actuación Plan Parcial y Plan Especial
Instrucciones para la ordenación del área Se considera conveniente localizar una granja escuela en contacto con el Parque del Arroyo,
   que dará un carácter positivo a la zona forestal.


Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, 1997

El Plan General del 97 reclasifica como urbanizables grandes áreas del territorio, incluso suelo protegido por el plan anterior, por eso no es de extrañar la práctica desaparición de los huertos urbanos en la nueva ordenación.

El Plan sólo mantiene en principio los situados en San Fermín, que en el 85 formaban parte del SG7, Parque Lineal Manzanares Sur, que como hemos visto incluía el uso agropecuario, con una granja escuela, huertos de ocio, parcelas de cultivo y viveros.

En el Plan General del 97 se mantiene este Parque Lineal, dividido en dos grandes tramos. Actualmente se ha ejecutado el tramo 1, en los distritos de Usera y Puente de Vallecas; el segundo tramo (paralizado) se sitúa entre Villaverde y Villa de Vallecas. La ordenación del ámbito ha sufrido varias modificaciones desde la aprobación del Plan 97 hasta la modificación del Plan Especial, en las que el uso de huerto urbano va perdiendo importancia.

  

Plan Especial de contenido medioambiental en el ámbito del Área de Planeamiento Específico APE 12.01 Manzanares Sur, tramo 1

En la modificación de abril de 2005 se establece lo siguiente:

Artículo 5.4.A. Ordenanza de Equipamiento II. Aula-Huerto. Dentro de esta Ordenanza, se incluye la posibilidad del uso de los Huertos de Ocio, como aquellos terrenos que, dentro de una política de creación de espacios verdes periurbanos que contengan posibilidades de ocio activo y recreo, tengan capacidad de organizar una estructura de pequeñas parcelas, obtenibles por concesión temporal, en las que desarrollar la imaginación y la aplicación de un esfuerzo físico, creando pequeños jardines o cultivos de autoconsumo, sirviendo de entretenimiento o diversión a los usuarios. Asimismo, se incluye la posibilidad del uso de Aula de la Naturaleza en esta Ordenanza para reubicar las instalaciones del Aula de la Naturaleza ‘La Semilla’ como Aula-Huerto de carácter educativo.
Ayuntamiento de Madrid, 2005

En un principio el Plan Especial había previsto la reubicación de los huertos de San Fermín en el borde de la N-IV, reservando 4,08 hectáreas para este uso. Sin embargo, en la modificación se considera que esa reserva es innecesaria y se elimina para destinarla a zonas verdes y aparcamientos, aunque se incluye el huerto de ocio como uso tolerado en la ordenanza de parque público.

En cuanto al resto de instalaciones de carácter agropecuario se mantienen los viveros previstos entre la calle Embajadores y el Nudo Sur y se recupera la previsión de Aula de la Naturaleza de la que se había prescindido en el Plan Especial previo, situando el Aula-Huerto de La Semilla en la margen izquierda, en terrenos del antiguo poblado de Santa Catalina.

La ejecución del tramo 1 está prácticamente finalizada. Se trata de un parque urbano con instalaciones deportivas y recreativas, sendas peatonales, carril bici y dos montañas de residuos convertidas en miradores. Como elemento destacable se encuentra el centro deportivo La Caja Mágica, situado precisamente sobre lo que fueron los huertos de San Fermín.

  

Parque Lineal Manzanares Sur, Tramo 2

El tramo 2 se encuentra paralizado por la falta de fondos. Su uso aparece ligado a las necesidades del Madrid olímpico, y se han sucedido distintas propuestas para su diseño: desde club de campo con distintas instalaciones deportivas, hasta el canal de remo olímpico. Un diseño alternativo del propio ayuntamiento en el año 2008 proponía un área forestal en la margen izquierda, entre el río y las vías de alta velocidad, con áreas de cultivo ecológico, granja escuela y huertos urbanos de ocio; sin embargo, parece que una vez más se ha desechado esta opción.


   inmor-014.jpg

   Figura 9: Plan General 1985. Condiciones de desarrollo del área SG7

Parque Lineal Manzanares Sur: Parque suburbano + Cuña urbana n0 3



   inmor-015.jpg

   Figura 10: Plan General 1997. Parque Lineal Manzanares Sur. Tramos I y II



   inmor-016.jpg

   Figura 11: Parque Lineal Manzanares Sur. Tramo I. Proyecto ejecutado


2.3.2 Situación actual


Cuadro 10: Situación actual

Fuente: Instituto Nacional de Estadística
   AMM1 CM2
   2005 2005
Superficie 279.959 ha 802.573 ha
Población 5.593.269 hab. 5.964.269 hab.
Densidad 19,98 hab./ha 7,43 hab./ha
1 AMM: Área Metropolitana de Madrid (la definida por el Consorcio de Transportes). 2 CM: Comunidad de Madrid.


Es complicado delimitar el área de análisis en el caso de Madrid, pues tanto el municipio como el área metropolitana presentan problemas para la comparación con los otros casos estudiados. Debido a la dificultad de encontrar huertos urbanos en el municipio ampliaremos la búsqueda a su área metropolitana. Sin embargo, ésta no es una entidad legalmente definida ni delimitada, por lo tanto no existen instrumentos para su ordenación urbanística, pues cada municipio cuenta con su propio planeamiento y no existe una planificación regional.

Por otra parte, a la hora de comparar los datos sobre la ocupación del suelo con los de Londres o Berlín, vemos que el área delimitada por el Consorcio de Transportes como corona metropolitana es considerablemente superior a la de las otras ciudades y no presenta sus características de continuidad urbana, por lo tanto nos limitaremos al término municipal para estudiar los usos del suelo.

  

Suelo no edificado y huertos urbanos


Cuadro 11: Ocupación del suelo por usos urbano-industriales en la Comunidad de Madrid

Fuente: Naredo y García Zaldívar (2008)
   ha % total % e. libres
Superficie 60460      
Total no edificado 17008 28,13 100,00
Agricultura 3391 5,61 19,94
Regadío 67 0,11 0,39
Secano 3324 5,50 19,54
- Secano labor 3278 5,42 19,27
- Secano leñosas 46 0,08 0,27
Horticultura    0,00 0,00
Huertos urbanos    0,00 0,00
Espacio verde público 2697 4,46 15,86
Vertederos y escombreras 1015 1,68 5,97
Terrenos en transformación 3718 6,15 21,86
Promoción 1681 2,78 9,88
Afectados 2037 3,37 11,98
Suelo no productivo 6187 10,23 36,38


Los datos que se presentan en el cuadro de terrenos no edificados (cuadro 11) han sido obtenidas del trabajo Ocupación del suelo por usos urbano-industriales en la Comunidad de Madrid (Naredo y García Zaldívar, 2008), con datos correspondientes a 2005.

La agrupación de categorías se ha realizado con el fin de poder comparar los datos existentes para Madrid con los disponibles para Londres o Berlín. De este modo se consideran terrenos no edificados las áreas verdes urbanas, las distintas actividades extractivas y de vertido, y los terrenos afectados por la expansión urbana.

Podemos ver que en el término municipal los suelos agrícolas ocupan el 20 % de los espacios libres, siendo casi en su totalidad cultivos de secano. Más elevado es el porcentaje de los terrenos en transformación, que suponen el 22 %.

Los espacios que podrían incluir huertos urbanos serían el verde público (16 % de los espacios libres) o los vacíos urbanos (que son el 12 %).

Aunque el plano adjunto (figura 12) no corresponde al estudio antes citado, sino al proyecto CORINE Land Cover (existen discrepancias entre ambas fotointerpretaciones), la mapificación de los espacios libres nos permite hacernos una idea general de su localización. Sería necesaria una aproximación más detallada, realizada a otra escala, para situar las zonas verdes y vacíos urbanos de menor tamaño.


   inmor-010.jpg

   Figura 12: Localización de los espacios libres en Madrid

Elaboración propia a partir de CORINE Land Cover


Evolución del suelo agrícola

Es interesante detenerse en una de las conclusiones del estudio sobre Ocupación del suelo por usos urbano-industriales en la Comunidad de Madrid (Naredo y García Zaldívar, 2008). Nos referimos a la pérdida de suelo agrícola por abandono de cultivos, que nos da idea de la dificultad cada vez mayor de lograr el desarrollo de producciones locales para su consumo en la ciudad.


Cuadro 12: Municipio de Madrid. Suelo agrícola años 1980-2005 (ha)

Elaboración propia a partir del estudio Ocupación del suelo por usos urbano-industriales en la C.M.
   Regadío Secano labor Secano leñosas Secano Agrícola No productivo
1980 1.182 12.411 270 12.681 13.863 2.594
Pérdida por ocupación. Uso urbano. Industriales. 516 5.603 127 5.730 6.246 1.852
Pérdida por cambio de uso. No ocupado. 614 4.247 118 4.365 4.979 53
Pérdida 1.131 9.850 245 10.095 11.226 1.905
Formación 16 717 21 738 754 5.499
2005 67 3.278 46 3.324 3.391 6.187



Cuadro 13: Área metropolitana de Madrid. Suelo agrícola años 1980-2005 (ha)

Elaboración propia a partir del estudio Ocupación del suelo por usos urbano-industriales en la C.M.
   Regadío Secano labor Secano leñosas Secano Agrícola No productivo
1980 13.584 85.392 10.288 95.680 109.264 10.696
Pérdida por ocupación. Uso urbano. Industriales. 3.356 21.684 1.631 23.315 26.671 5.385
Pérdida por cambio de uso. No ocupado. 4.810 23.905 5.492 29.397 34.207 1.665
Pérdida 8.166 45.589 7.123 52.712 60.878 7.050
Formación 1.562 11.545 2.566 14.111 15.673 25.432
2005 6.980 51.348 5.731 57.079 64.059 29.078


La extensión de la urbanización y la pérdida de suelo agrícola en el periodo 1980-2005, tanto en el municipio de Madrid como en su área metropolitana, ha sido muy intensa. Como expone J.M. Naredo, «el proceso urbanizador, no sólo no respeta las vocaciones naturales del territorio, sino que demuestra especial querencia a ocupar o invalidar los suelos y usos agrarios de mejor calidad y productividad. Más de la mitad del suelo consumido por usos urbanos en el período, recayó sobre este tipo de cultivos, que apenas ocupaba un tercio del suelo disponible».

Además el suelo agrícola desaparece por abandono más que por ocupación por usos urbanos, con lo que aumenta el suelo no productivo. En Madrid el abandono de la actividad agraria es masivo, desapareciendo casi por completo el regadío (de 1.182 a 67 hectáreas) y reduciéndose a una cuarta parte de su ocupación en 1980 el secano (de 12.681 a 3.391 hectáreas).

  

Definiciones. Tipos de huertos y modelos de gestión

No ha sido posible obtener datos concluyentes sobre el número o la extensión de huertos urbanos en el municipio de Madrid o su área metropolitana. Existen iniciativas dispersas y con distintas características en cuanto a su gestión y finalidad por lo cual el escenario general es muy poco homogéneo.

Perspectivas de futuro

Uno de los principales problemas para la consolidación de este tipo de proyectos en Madrid es que no hay tradición de huertos urbanos, o más concretamente no existe tradición municipal de reconocer los huertos como un uso del suelo adecuado o beneficioso. Sin embargo, sí hemos podido advertir cierta tradición popular, desde los huertos en precario de los años 80 hasta los jardineros urbanos y las ocupaciones dispersas que existen aún hoy en algunos puntos de la Comunidad. Puede ser precisamente la picaresca asociada a las ocupaciones de terrenos que a veces derivan en urbanizaciones ilegales, lo que ha provocado la desconfianza de los ayuntamientos.

Al no existir tampoco legislación ni reconocimiento normativo, resulta muy difícil defender los proyectos amenazados de desalojo y conseguir que lleguen a consolidarse. Estas actividades suelen verse como usos urbanos irregulares que hay que eliminar, aunque quizás estemos asistiendo a un cambio de actitud con la cesión temporal del solar de Lavapiés y con programas municipales como el de Rivas.


Edición del 25-1-2012
Boletín CF+S > 47/48: Sobre la (in)sostenibilidad en el urbanismo > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n47/anmor_5.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio
Citar este documento Descargar PDF