Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 45: La reina roja > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n45/ncartas.html   
Cartas


Índice General

 


La huelga de Metro no ahoga a Madrid

Fecha: 1 de julio de 2010
De: Agustín Hernández Aja

Todos nosotros (unos más y otros menos) sufrimos el lunes y el martes los efectos de la huelga del metro. La conurbación madrileña necesita de un transporte barato y masivo que permita a sus habitantes acudir allí donde es necesaria su fuerza de trabajo o su capacidad de consumo, desde los lugares en los que se les ha asignado vivir en función de su renta, y gracias a la huelga de estos días ha demostrado una de sus debilidades.

La huelga de metro no afecta a todos por igual. La sufren los que dependen de éste para llegar a sus trabajos y volver a sus hogares. Pero los que de verdad ‘no la soportan’ son los que nunca lo usan, aquellos para los que trabajan los que sí usan el metro y que ven resquebrajada su capacidad de imponer la disciplina a través de la exigencia de puntualidad (que siguen exigiendo de manera implacable estos días). Son los mismos que ven como la ventaja de utilizar su coche se ve reducida ante el desbordamiento de la capacidad de las calles para absorber la movilidad que el metro no abastece. Tampoco la soportan los que ven esta huelga como un presagio de nuevas movilizaciones ante posibles recortes económicos y sociales. Los que menos la soportan son aquellos que menos sufren la crisis gracias al esfuerzo de los que sí la están padeciendo.

Pero la huelga es más o menos importante, tiene un culpable u otro según la información que recibimos de ella. ¿Pero quién nos informa de la huelga? Nos informan los medios de comunicación propiedad de empresas que han reducido al máximo sus plantillas, que mantienen sus informativos gracias a un ejército de becarios a la búsqueda de estabilidad laboral. Opinan sobre la huelga un reducido número de tertulianos, siempre asociados a algún grupo económico o a algún partido político. ¿De qué nos van a informar? Del caos, de la gente que no llega puntual (se refieren a los empleados, no a sus jefes), de las pérdidas (¿quiénes de ellos pierden?). Y cuando no pueden más llegan a exigir "disciplina", como si la ciudad fuese un cuartel y los ciudadanos una masa de soldados que marchan al paso a la orden de mando.

Esta huelga ocurre por dos causas básicas que si nos sucediesen a cualquiera de nosotros nos indignarían: por una bajada de salarios fruto de la interpretación unilateral del gobierno de Esperanza Aguirre de un decreto que no es de aplicación a la empresa del metro de Madrid, y por la fijación de unos servicios mínimos que buscan que la huelga no cause ninguna molestia a nadie.

Ninguna de las dos causas de la huelga es achacable a los trabajadores. Si existe alguna duda sobre la aplicación de un decreto, no puede hacerse perjudicando a la parte más débil. Y si se quieren establecer unos servicios mínimos habrá que demostrar que sin ellos es imposible el funcionamiento de la ciudad y Madrid sin metro pudo funcionar, nadie faltó a su trabajo, varios miles de personas acudieron al ver el partido del mundial al Bernabeu, la gente pudo comer y tuvo luz y agua. Probablemente podría haber habido un mejor funcionamiento si se hubiese realizado un autentico plan de movilidad alternativo, reduciendo el uso del vehículo privado, utilizando el máximo número posible de autobuses (que circularían sin problemas por calles en las que estaría restringido el paso de los vehículos privados), establecimiento de líneas de autobuses alternativas al metro, y tras el estudio y planificación de estas medidas la propuesta de, ahora sí, unos servicios mínimos.

Pero no nos engañemos, la estrategia de la Comunidad de Madrid no es asegurar la calidad de movilidad de los madrileños ni la de reducir su deuda o sus gastos, es la de ganar nuevos espacios para aplicar sus políticas neoliberales (en realidad neo-autoritarias), señalar como culpable a cualquier sector con capacidad de organización y presión, adoctrinar a la población sobre el peligro que supone que alguien ponga en duda su visión de un futuro sin organizaciones sindicales ni ciudadanos críticos. Un orden en el que unos quedan relegados a los subterráneos de la ciudad, en la oscuridad de los que no tienen acceso a los medios de comunicación, mientras que los otros pasean a la luz del sol exhibiendo sus brillantes automóviles, mientras sus voceros llenan las tertulias de las nuevas televisores que ellos mismos adjudicaron. Un mundo Feliz y sin estridencias, en los que uno puede pasar meses sin pisar el metro.

A propósito de Nikolaev, Ucrania


Acerca de «Desarrollo sostenible de la ciudad a través de prácticas innovadoras: Agenda 21 Local y EMAS (Nikolaev, Ucrania)»

Fecha: 27 de agosto de 2010
De: Tamara Martín Frade

Estimados señores:

Soy una ciudadana española (madrileña, para más datos) que guarda cierta relación por asuntos familiares con la ciudad de Nikolayev (Ucrania). Buscando información sobre esta ciudad en Internet he descubierto el artículo Desarrollo sostenible de la ciudad a través de prácticas innovadoras: Agenda 21 Local y EMAS (Nikolaev, Ucrania) —experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 2004 y catalogada como Best Practices Database (Best)— dentro de la web http://habitat.aq.upm.es/dubai que firman, suscriben y/o apoyan los siguientes firmantes:

Desconozco cuántos integrantes de las instituciones arriba mencionadas han constatado esta información in situ; pero les rogaría que como instituciones españolas, de prestigio y alguna de ellas gubernativas (como es el caso del Ministerio de la Vivienda), contrastaran las informaciones que son fáciles de vender a Europa, pero que distan mucho de ser reales.

He visitado varias veces Nikolaev, he convivido con ciudadanos de esta región, y he visto y vivido sus problemas diarios. El desarrollo sostenible, laboral, humano y moral de las personas que viven allí­ debería pasar a llamarse subdesarrollo insostenible.

Les ruego que, si no lo denuncian, al menos no apoyen mentiras que crean imaginarios falsos en Europa. Las empresas privadas y la privatización no han hecho más que afirmar lo que la caída de la URSS iba a suponer para sus ciudadanos. Les aseguro que el 90% de la población de Nikolaev, y me atrevo a decir que un altísimo porcentaje de regiones de Ucrania, no querían ni propiciaron la caída del sistema soviético.

De primera mano, y como dato, les confirmo que en Nikolaev la gente fallece por no tener dinero para una operación médica.

Gracias por su atención.


Respuesta

Fecha: 8 de septiembre de 2010
De: Mariano Vázquez Espí

Querida amiga:

En primer lugar pedirle disculpas por la tardanza en contestar su mensaje.

Mas allá de sus razones para criticar la política de la ciudad de Nikolayev, creo que debería de entender el contexto en que se enclava la experiencia que usted parece criticar. Si se lee con atención la descripción de nuestra base de datos (http://habitat.aq.upm.es/org/info.html), verá que esta práctica se encuentra incluida en el Catálogo oficial del concurso de Naciones Unidas y que en este caso nos limitamos a incluirla en nuestra base de datos como una experiencia más de las seleccionadas por el United Nations Human Settlements Programme (UNCHS), sin que suponga por nuestra parte ningún juicio o valoración, esperando que la selección realizada por el jurado internacional haya sido capaz de establecer que gracias a esta actuación se hayan producido mejoras (no necesariamente en todas las dimensiones ni quizás con la profundidad que deseasemos) en la calidad de vida de los ciudadanos.

Somos conscientes, en todo caso, de que el jurado internacional comete errores de bulto, algo inherente a toda actividad humana. Su denuncia no es la primera que se produce ni, previsiblemente, será la última. Se trata de una contradicción interna en el actual planteamiento. Cabe la esperanza de que la nueva composición de la dirección de UNCHS afronte éste y otros problemas.

Si usted quiere tener una visión más clara de nuestra posición ante el compromiso de la sostenibilidad en todas sus dimensiones (ambiental, económica y social), le aconsejo que visite el resto de nuestras secciones, donde sí­ que incorporamos un filtro crítico a la documentación presentada.

Como le comentaba, ninguna de estas instituciones contrasta directamente la información publicada. Únicamente el Comité Habitat España contrasta, selecciona y propone al concurso prácticas españolas (y ni siquiera todas, puesto que cualquier institución puede presentar directamente su experiencia).

Salvo que me indique lo contrario, publicaremos su mensaje en la sección Cartas de nuestro próximo Boletín CF+S. (Note que al hacerlo así­ simplemente damos soporte a su información, sin que la contrastemos: su propia voluntad de informarnos nos parece motivo suficiente.)

Por último, nuestro Boletín está abierto a la publicación de artículos, por ejemplo críticas de las buenas prácticas publicadas, tras superar un proceso de revisión estándar. Y por supuesto le animo, si es de su interés, a aportar más detalles sobre el caso que menciona.

Salud
Mariano Vázquez Espí. ­


Agradecimiento y comentarios finales

Fecha: 9 de septiembre de 2010
De: Tamara Martín Frade

Estimado Sr. Vázquez:

Ante todo gracias por responder al escrito, que no tenía otro ánimo que llamar la atención acerca de una realidad concreta. No es mi objetivo crear polémica alguna, pues estoy segura que ustedes conocen y disponen de información real y actualizada. Ojalá se ponga en práctica sólo un 10% de lo que se desarrolla en el artículo. Solo un dato, en Mykolaiv capital hay una población de en torno a 600.000 habitantes (entre niños, ancianos y población en edad laboral). En este último año se han quedado en desempleo alrededor de 100.000 personas, en su gran mayoría hombres que representaban el único sustento familiar. Este dato es gravísimo, pues significa que la mayoría de las familias de Mykolaiv tienen a todos sus miembros en desempleo.

La sanidad, como ustedes sabrán, no es universal: hay que pagar incluso el algodón que el médic@ o enfermer@ utiliza para limpiar una simple herida. La gran mayoría de mujeres en Ucrania no pasa por ninguna revisión ginecológica en sus embarazos, pues éstas cuestan dinero. Una ecografía cuesta alrededor de 150 Hryvnia Ucraniano (UAH) (15 euros) y un sueldo medio ronda los 1.500-2.000 UAH (150-200 euros). Dar a luz también cuesta dinero, aunque en este caso no puedo concretar la cifra. Les recomiendo (sólo por curiosidad) el artículo Ucrania: La situación social y económica de la mujer, aunque sus datos son del año 2000.

Las Encuestas sobre Seguridad Popular (PSS) de la Organización mundial del trabajo (OIT) registraron que el porcentaje de familias que no podían permitirse una asistencia sanitaria básica ascendía al 88 por ciento en Ucrania.

Le copio sólo como anécdota este reportaje que podrá encontrar en Internet:

Ucrania anhela nuestros despojos. Joaquín Cardoso  (El Faro de Vigo, 24/8/2010)

Dos médicos del Este de Europa recorren 4.000 kilómetros para intentar llevarse a su país objetos hospitalarios que aquí no se utilizan.

En los tiempos que corren, las dificultades para sustentar la sanidad pública del Estado español se incrementan. No obstante, existen países en los que esta situación se eleva a su máximo exponente. Es el caso de Ucrania. Se encuentra al borde de una epidemia de VIH/SIDA. Los menores de clases menos pudientes presentan un estado de desnutrición. La cantidad de niños que viven en la calle se ha acrecentado en los últimos diez años. Es común la prostitución forzada. Un 20 por ciento de las mujeres sufre malos tratos de manera sistemática. Una realidad que parece más bien propia de cualquier país del Tercer Mundo y que, sin embargo, es el pan de cada día en esta nación europea. Para mitigar las carencias sanitarias, la Asociación de Solidaridad San Roque, de Leirado, ha traído a Galicia a dos médicos ucranianos que estudiarán los materiales en desuso de diferentes hospitales, para conocer si éstos son válidos para enviarlos a su tierra....

No tengo ningún inconveniente en que ustedes publiquen mi carta. Mi intención no es perjudicar a la ciudad de Mykolaiv, en concreto a sus habitantes, pues como les comenté tengo familia allí y me unen vínculos afectivos muy intensos a sus gentes. Amo Ucrania y deseo de corazón que sus habitantes puedan recobrar la dignidad que perdieron. Toda la responsabilidad es de sus gobernantes, que sin datos, por supuesto, soy de la opinión de que son simples títeres puestos y dirigidos por un despreciable elenco que maneja a todo el país.

Reitero mi agredecimiento por su contestación, y por supuesto leeré con detalle sus secciones.

Un saludo,
Tamara Martín Frade


¿Cómo sabe uno que está ante un golpe de estado?

Fecha: 1 de octubre de 2010
De: Lucas Álvarez del Valle

Desde Guayaquil, Ecuador.

¿Cómo sabe uno que está ante un golpe de estado?

La mañana empieza normal, uno llega al trabajo ajeno a que hoy todo va a ser distinto. De pronto a primera hora alguien corre la voz:

«Hay problemas con la policía en Quito.»

Parece que los policías están protestando por una ley aprobada ayer, que les quita una serie de dineros extras que estaban cobrando.

Se toman un cuartel de la policía. El presidente Correa va para allá, en plan padre de la patria a calmar los ánimos de los pacos. Los ánimos no se calman. El presi desde un balcón les dice que depongan de su actitud. Los ánimos NO se calman. El presi les llama traidores a la patria. El fuego se aviva. El presi les dice que le peguen ahí mismo un tiro en el pecho (abriéndose la chaqueta) porque no va a dar marcha atrás. Le empiezan a tirar piedras.

A la salida del cuartel le llueven golpes, botes de humo y toda clase de improperios. El presidente desaparece.

Empiezan a llegar noticias de peor cariz. Militares se han tomado el aeropuerto y en otras ciudades cortan calles y puentes. En Guayaquil, la falta de pacos en las calles, dispara los saqueos y los atracos.

Hora de comer.

En el comedor la gente está cómo si nada, comen tranquilos y bromean como otra mañana, se nota que tienen callo. Yo estoy flipando.

Vuelvo de comer y la cosa a ido a peor. No podemos salir de la oficna por si las moscas. Es raro, porque no vemos las calles, no se sabe que pasa, pero la tele no deja de vomitar tensión.

Ya no es una protesta policial, es una insurreción en toda la regla. La cúpula militar respalda al gobierno. Correa aparece, está en el Hospital de la policía, tratándose de los golpes y los gases. Desde el balcón del palacio presidencial, miembros del gobierno piden a los seguidores de Correa que vayan al hospital a rescatar al presidente.

Es irreal la sensación que tengo, de pronto el país se va al carajo sin previo aviso.

El gobierno acaba de declarar el estado de excepción a través de twitter. (Vaya con las nuevas tecnologías.) El ejército está tomando el mando. Parece que este finde no voy a poder ir a Quito, vaya por dios.

En fin, aquí estoy en la oficina, esperando noticias, para poder irme a casa. La gente ya reacciona, ya nadie está trabajando, las socias se han ido y la gente mira la tele, desconcertados.

Me quiero ir a casa, la oficina se va vaciando y yo no sé cómo salir de ahí. Parece que la calle es hoy menos segura que nunca, no hay transporte. Luis, mi vecino y jefe del área social de la organización va a irse a casa, pero primero tiene que esperar a sus familiares que no han podido viajar y están intentendo arreglarse un vuelo en el aeropuerto.

Para hacer tiempo vamos frente a la gobernación a defender la revolución ciudadana, a defender la democracia:

«Alerta, Alerta, Alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina.»

Dejo que me hierva la sangre, estoy indignado. El lado oscuro siempre espera cualquier grieta para asestar su golpe. No se puede permitir. Yo aún no lo sé pero mi amor está en ese momento convirtiéndose en heroína, tratando de rescatar su patria de acogida.

«¡Aguante Correa!»

Después de un rato, nos avisan de que van a soltar al presidente. La emoción se desborda, todo el mundo se abraza. Hemos resistido.

Volvemos a casa.

En la ciudad invisible el panorama es muy diferente. Allí no importa el futuro del estado, lo que importa es la falta de él. Ante la ausencia de policías en la calle, se han formado bandas de ladrones que van a la carrera arrasando con todo, detrás de ellos hay bandas de robados que los van persiguiendo. Al que pillan lo muelen a palos, hay un muerto en medio de la calle. Todos los puestos del mercado de la 8 están vacíos, no han dejado nada.

El día se acaba. Acabo de vivir un golpe de estado. La Perimetral está más tranquila que nunca. Me dicen que ni siquiera en navidad está tan vacía.

Un fuerte abrazo

Lucas,
http://supercostron.wordpress.com/


En defensa del Palmar

Fecha: 10 de octubre de 2010
De: Plataforma contra el megaproyecto hotelero de El Palmar

Hola a tod@s,

Os pido una firmita para salvar uno de los paraísos que aún quedan por Cádiz! La Junta de Andalucía ha dado luz verde a un megaproyecto hotelero en una de las pocas playas vírgenes que quedan en España, la de El Palmar, junto a Caños de Meca. Una vez más van a destruir el increíble patrimonio ecológico de nuestras costas para dar paso a la rancia cultura del ladrillo que tanto gusta en nuestro país... Se están recogiendo firmas para intentar crear un modelo de turismo sostenible y ecológico que sea compatible con la preservación de los recursos naturales de esta playa, y tratar de convertirlo en un ejemplo de turismo ecológico y rural de calidad, responsable y concienciado con el medio ambiente, evitando en la medida de lo posible el desastre natural que daría como resultado un megahotelazo de enormes dimensiones como los que ya tenemos en la mayoría de las costas del sur y este del país.

Se necesitan 500.000 firmas para parar esta locura de proyecto y, de momento, se está muy lejos de conseguirlas. Sólo os pido un minuto de vuestro tiempo para firmar la petición y reenviar el mail a los contactos que podáis. No cuesta nada y se puede hacer mucho más de lo que pensáis. Si os interesa el tema, echadle un vistazo a la pagina web, que tiene bastante información. No reenvíes este email, cópialo y usa el CCO para mandárselo a tus contactos con interés medioambiental, así no creas cadenas de email.

http://www.salvarelpalmar.es/


Edición del 30-9-10
Boletín CF+S > 45: La reina roja > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n45/ncartas.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio