Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 37: Fe en el progreso > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n37/nnews-3.html   
Antonio Estevan Estevan [1]
Mariano Vázquez[2]
Isabel Velázquez[3]
Ondara y Denia (España), 20 y 24 de septiembre de 2008.

Falleció en Ondara en la madrugada del pasado 19 de septiembre. Aunque nació accidentalmente en Madrid en 1948, los genes valencianos, si es que tal cosa existe, circulaban por todo su ser. En parte por esto eligió instalar en Alfatares la que ha sido su última residencia y que, desafortunadamente, disfrutó pocos años.

Su trayectoria humana no admite resumen: fundador del movimiento ecologista con aquel Manifiesto de Benidorm, consultor internacional para Naciones Unidas, ingeniero industrial y urbanista, empresario independiente, ensayista y conferenciante, y un larguísimo etcétera.

Cabe resaltar quizás la que fue una pasión en sus últimos años: conseguir aigua bona en esta tierra «que no sabe llover». Fue de los primeros en dar un paso al frente para evitar la catástrofe que hubiera supuesto el trasvase del Ebro para el Turia, el Júcar y el Segura, despreciando los cantos de sirena de especuladores y ventajistas, sorteando con éxito la manipulación mediática, que aun continúa, haciendo ver que el populista y electoral «agua para todos» sólo escondía, detrás, negocio para unos pocos y agua mala y escasa para todos. Participó en el extraordinario movimiento social para salvar el Júcar del trasvase al Vinalopó, junto a Xúquer Viu, los regantes de la Ribera y más gente. Ya minadas sus fuerzas por el cáncer se propuso e intentó que la ciudad de Valencia recuperara su río, el Turia, superando las supersticiones técnicas y populares que la gran riada dejó.

Esta es nuestra intervención en su funeral, el pasado 20 de septiembre de 2008.

-o--O--o-

Diré algo en representación de los amigos de Antonio, que son muchos y de muchos sitios.

Nos enseñó a hacer paellas o cocinar con brasa los pescados, gastando apenas dos kilos de poda, esos restos valiosos de naranjos, almendros,... que otros queman sin más. Él, un hombre de orden: la leña gruesa, para la estufa; la media, para hacer brasa; la fina, para el arroz...

Nos enseñó a observar los pájaros desde detrás de las ventanillas del coche, observando sin ser vistos, sin molestar o dar la lata. Recuerdo a mi familia, mirando con él una lechuza, apenas a medio metro de distancia...

Nos mostró que la solución para la basura no era hacer compost, aunque hacer compost esté bien, que era tener patos, o gallinas, u ocas... y darlas de comer, y dejar que te alimenten a su vez.

Nos aconsejó llevar siempre el bañador, las gafas y el tubo, porque cualquier playa puede contener tesoros insospechados.

Quiero también recordar a Antonio como ingeniero. Como Alberti, el arquitecto italiano cuyo manual de arquitectura es uno de los pocos que merece la pena leer de todos los que se han escrito, como Alberti, digo, apenas construyó. No era falta de ingenio o destreza, es que Antonio eligió ser artesano de lo necesario, en vez de ser empresario del derroche y del despilfarro, al revés que tantos colegas suyos y tantos colegas míos, que han llenado el País Valencià de obras suntuosas, sin otra utilidad que causar pérdidas al erario público año tras año. Mucho de su ingenio es invisible para la publicidad mediática, pero permanecerá en las redes que suministran aigua bona a mucha gente en muchos sitios, durante muchos años...

Ahí nos queda su casa, un bello ejemplo de rehabilitación, y su finca, un ejemplo de diversidad biológica: siempre recordaré ese almendro al que le salían almendras... pero también ciruelas. Eran parte de un proyecto vital con Carmina y Blanca del que ya no verá su continuación.

No quiero dar la impresión de que todo fue de color de rosa, pero no enumeraré nuestras controversias o los motivos de conflicto, y no es que fuera de mal tono sacarlas a la luz, es que, desafortunadamente, ya no podrán continuar.

Si es que he entendido correctamente sus enseñanzas, todas las muertes son necesarias para que la espiral de la vida prosiga, y no deberíamos deplorarlas. A pesar de ésto, me embarga a mí, y a todas las personas que estáis aquí, y a tantas otras que no han podido acudir, una tristeza profunda por su pérdida.

-o--O--o-

Te vamos a echar de menos, Antonio.

Pocas veces se encuentra en la vida alguien tan especial, tan profundo, tan rico de ideas, tan certero de pensamiento, tan generoso...

Muchos de los que aquí estamos hemos pasado de ser tus amigos entrañables, tus cómplices, tus discípulos... a compartir contigo proyectos, trabajos, sueños, utopías y muchas cosas más.

Hay están Gea21, La Maloka del Montgó, o La Mistelera, que aunque denominadas sociedades limitadas, están lejos de dejarse atrapar en el estrecho propósito de una empresa mercantil.

Es difícil conseguir mantener la amistad y, al tiempo, hacer tantas cosas juntos, pero tu iniciativa, tu tenacidad, tu clarividencia, tu ánimo y tu sentido común han conseguido este milagro.

Parte de nuestras vidas no se explican sin tu acogida, sin tu apoyo...

Tendremos que imaginar solos, que pensar solos, que decidir solos, o mejor dicho, hacerlo juntos pero sin ti...

Echaremos de menos tu sonrisa seria y tu mirada atenta, y volveremos a visitarte en Alfatares, charlando con Carmina y Blanca, mirando al infinito al atardecer.

Esperamos seguir siendo dignos de ser llamados Los Amigos de Antonio.

-o--O--o-

La muerte de Antonio es el final de una semana aciaga en Ondara y Madrid, pues en breve plazo nos dejaron Gaspar, el hermano de Pepa, Luisa,... personas humanas no menos importantes cuyo recuerdo permanecerá.


Notas


[1]: [N. de E.: Versión original del artículo publicado en CANFALI marina alta, 27-IX-2008, p.68.]
[2]: Vecino de Ondara
[3]: Vecina de Madrid


Edición del 2-10-2008
Boletín CF+S > 37: Fe en el progreso > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n37/nnews-3.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio