Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 34: Polémicas, reincidencias, colaboraciones... > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n34/arcor_2.html   
 
Documentación gráfica sobre sostenibilidad
Rafael Córdoba Hernández| Madrid (España), 2004.
<<< Distribución de la riqueza |Agua: distribución y consumo| Energía: consumo, contaminación y cambio climático >>>

Agua: distribución y consumo


El agua en el planeta
El agua en el planeta El contenido de agua del planeta se estima en 1.300 trillones de litros. La mayor parte, un 97,47%, la almacenan los océanos, el resto es agua dulce. El agua dulce es un recurso limitado y su calidad está bajo presión constante. El agua potable es un bien escaso por la cantidad de energía que hay que invertir en su formación. El agua de los polos no es directamente utilizable a gran escala, y es necesario recurrir a los acuíferos, algunos de los cuales son fósiles, es decir, no renovables, y a los ríos. Preservar la calidad del agua dulce es importante para el abastecimiento del agua potable o la producción de alimentos. El mayor porcentaje de esta agua se encuentra en los casquetes polares y en las aguas subterráneas.

Esta cantidad ha estado circulando siempre por la Tierra, originando y conservando la vida en ella. Disponemos actualmente de la misma cantidad de la que disfrutaban los dinosaurios hace 65 millones de años.

Fuente:

Robert P.Ambroggi  (2001)   «El agua»,   Investigación y Ciencia, (Edición española del Scientific American), 2o trimestre, pp 16-27 

FAO. Elaboración propia.


Distribución de recursos hídricos en el mundo
Distribución de recursos hídricos en el mundo La escasez de agua dulce es uno de los principales problemas ambientales ante los que nos encontramos. De forma sencilla se puede decir que estamos alcanzando el límite de extraer agua dulce de la superficie terrestre, pero el consumo no deja de aumentar. Sin embargo, una gran amenaza la constituye el efecto que el cambio climático tendrá sobre el ciclo hidrológico y la disponibilidad de agua dulce. Básicamente se agravarán las condiciones de escasez de las zonas que ya son áridas (menos lluvias y mayor evaporación). Actualmente el 20% de la población no tiene acceso a agua de calidad suficiente y el 50% carece de saneamiento. África y Asia Occidental son las zonas de mayor carencia. De forma simplificada podríamos decir que en los países enriquecidos el problema del agua afecta sobretodo a la conservación de la naturaleza y a las posibilidades de crecimiento económico mientras que en el sur, además de todo eso, la falta de agua potable es la causante directa de enfermedades como la diarrea y el cólera que causan la muerte de 15 millones de niños cada año.

Para asegurar nuestras necesidades básicas necesitamos de 20 a 50 litros de agua potable, libre de contaminantes, por día. Un recién nacido en un país desarrollado consume una cantidad de agua 30 a 50 veces mayor que la de un recién nacido en un país en desarrollo.

Fuente: UNESCO. Elaboración propia.


Distribución de recursos hídricos en Europa
Distribución de recursos hídricos en Europa La situación de la distribución del agua en Europa no es especialmente grave. La demanda de agua esta en descenso gracias a la mejora en la gestión, reutilización y cambios en los procesos industriales. Existe abundancia de embalses e infraestructura hidráulica. El problema más grave ha sido siempre la contaminación de origen industrial sobre los ríos, sobretodo en Europa central y en los países del Este. Sin embargo, se está produciendo una mejora general significativa, sobretodo en la situación de los ríos, gracias a la extensión de plantas de tratamiento, el endurecimiento del control y la legislación y el empleo de fondos estructurales para mejoras, infraestructuras e investigación medioambiental.

Fuente: European Envirovement Agency


Consumo de agua por continentes y sectores
Consumo de agua por continentes y sectores El consumo de agua con destino agrícola se lleva el 70% de agua dulce consumida por el uso de técnicas de riego inapropiadas. El consumo industrial se doblará en el 2050 y en países de rápida industrialización como China se multiplicará por 5. El consumo urbano también aumenta con la renta per cápita, sobretodo en usos recreativos (campos de golf, parques y jardines, etc) y derivados del turismo.

A nivel mundial el consumo global de agua dulce se ha multiplicado por 6 entre 1900 y 1995 mientras que la población sólo lo ha hecho por 3.

Fuente: FAO. Elaboración propia.


Precio del agua
Precio del agua

El agua siempre ha tenido un precio, desde que las primeras comunidades sedentarias comenzaron a controlar el acceso a manantiales y vertientes estratégicamente ubicados. La creación de ciudades demandó grandes gastos en pozos, acueductos y cisternas. En nuestra era, la expansión urbana, agrícola e industrial ha convertido al agua en algo muy valioso en muchas partes del mundo. De hecho en algunos países, el agua de los vendedores ilegales es más de 100 veces más cara que el agua suministrada por conexión a la red.

El «precio del agua» se define como «el importe global o marginal que pagan los usuarios por todos los servicios relacionados con el agua (por ejemplo, tratamiento de las aguas residuales), incluido el aspecto ambiental».

Fuente: UNESCO. Elaboración propia.


Consumo diario doméstico per cápita
Consumo diario doméstico per cápita El volumen de agua que se gasta en los hogares crece de año en año. La instalación de dispositivos economizadores y un cambio de hábitos son las medidas que debemos emprender para gastar menos.

Pero lo más relevante son las diferencias entre el consumo entre los países. Así la India consume un volumen total de agua en uso doméstico muy similar al que un europeo medio gasta sólo en lavar los platos y cocinar. Al final se hacen cuentas y resulta que un país como el nuestro puede llegar a gastar sólo en consumo doméstico hasta 6 veces más agua que la India, pero si además tenemos en cuenta las distintas poblaciones de ambos países las cifras son para llevarnos las manos a la cabeza.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud: BVSA - Acciones del programa, Información general sobre agua potable, El agua, Calidad del agua (CEPIS). Elaboración propia


Consumo del agua en regado de jardines
Consumo del agua en regado de jardines Si existen diferencias entre el consumo hidráulico de los países más evidente se hace dentro de los mismos. En la actualidad la población tiende a optar por un modo de vida insostenible, y entre las cualidades de este modelo está el de tener jardín propio a las afueras de una gran ciudad. Con este tipo de crecimientos lo que estamos ocasionando, entre otras cosas, es triplicar el consumo doméstico per capita. Este consumo varía según las superficies de estos jardines.

Fuente: Ecologistas en Acción. Elaboración propia.


Consumo de agua por sectores. España y la C.A.M.
Consumo de agua por sectores. España y la C.A.M. En España, donde las sequías son cada vez más frecuentes y virulentas, las polémicas sobre el abastecimiento y el uso del agua se agudizan. Nadie afronta con seriedad factores tan vitales en esta escasez de agua como son: el cambio climático; la falta de bosques (España ha perdido mas de 4 millones de hectáreas en las últimas décadas); la contaminación de las aguas (unos 33.000 Hectómetros cúbicos de aguas son de calidad regular, deficiente o baja y no pueden ser utilizadas); las pérdidas en el suministro y canalizaciones (cerca del 20% del agua canalizada se pierde en fugas); los sistemas de riego derrochadores (la instalación de sistemas de micro riego podrían reducir en más de un 40% --unos 10.000 hectómetros cúbicos-- el consumo de agua en la agricultura); el consumo excesivo de cada uno de nosotros (tras EE.UU., Rusia y Canadá somos el cuarto país mayor consumidor de agua del mundo, con 1.174 metros cúbicos por habitante y año).

Fuente: Ecologistas en Acción. Elaboración propia.


Consumo de agua en Madrid por distritos
Consumo de agua en Madrid por distritos Tras el regadío, el segundo sector en cuanto a consumo de agua es el abastecimiento para las ciudades. Aunque en el total del España sea inferior al 15%, el consumo de agua para usos urbanos es muy importante en algunos puntos de nuestras cuencas. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, dos tercios van dirigidos para uso urbano e industrial, frente a un tercio utilizado en agricultura. La escasez de agua en grandes ciudades crea tales problemas de índole social , que la contención de la demanda debiera ser una premisa básica en la política de aguas.

Fuente: Ecologistas en Acción. Elaboración propia.


Tendencias anuales de precipitación
Tendencias anuales de precipitación En cuanto a las precipitaciones, las tendencias recientes indican un aumento en latitudes medias y altas del hemisferio norte de un 0,5 a un 1% por década, excepto en Asia oriental. Estos aumentos resultan consistentes con los aumentos observados en las medidas de nubosidad. En la zona subtropical (de 10 a 30 grados de latitud norte), por el contrario, parecen haber disminuido alrededor de un 0,3% por década, aunque en los últimos años presentan indicios de recuperación. Y en las zonas tropicales (<10 grados de latitud), las medidas de los observatorios terrestres presentan un aumento de 0,2 a 0,3% por década a lo largo del siglo XX, si bien en las últimas décadas el aumento ya no resulta tan evidente. En el hemisferio sur no se ha encontrado evidencia de cambios en la precipitación similares a los del hemisferio norte.

Aparte de los cambios en los valores medios de la precipitación, se ha detectado un aumento en la frecuencia de episodios de precipitaciones abundantes (de un 2 a un 4%más), generalmente en zonas en las que los promedios han aumentado, pero también en otras en las que han disminuido o no han variado apreciablemente.

En cuanto a la falta de precipitaciones, a nivel global la superficie de las zonas que experimentan sequías fuertes ha aumentado relativamente poco, aunque en algunas áreas de Asia y África sí que se ha observado una mayor frecuencia e intensidad de las sequías en las últimas décadas. Otros fenómenos de tiempo adverso, como tormentas tropicales, ciclones extratropicales, tormentas, granizo, tornados, etc, resultan difíciles de estudiar por su escasa frecuencia y elevada variabilidad espacial. Algunos trabajos apuntan a una mayor frecuencia en el Pacífico septentrional y zonas de Norteamérica y Europa en las últimas décadas, pero no son concluyentes en cuanto a señalar tendencias estables de variación a largo plazo.