Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
 

Boletín CF+S 31. Diciembre 2005

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Quinto Catálogo Español de Buenas Prácticas

Editorial

Informes de los expertos

Cartas | Noticias | En la Red | Libros

Equipo de Edición: Rodrigo Calvo López, Agustín Hernández Aja, Carlos Jiménez Romera, Adrián Masip Moriarty, Raquel Moreno López, Alfonso Sánchez Uzábal.

Editorial

José Miguel Fernández Güell
Madrid (España), diciembre de 2005.

Los proyectos premiados en este V Concurso de Buenas Prácticas son un claro reflejo de la creciente madurez de las administraciones locales españolas a la hora de tomar en consideración los principios del desarrollo sostenible en el ámbito urbano y territorial. Aparte de esta positiva madurez, en el citado concurso se pusieron de manifiesto una serie de tendencias, que, en mi opinión, resultan muy alentadoras.

En primer lugar, entre las entidades locales se observa un enfoque cada vez más integrado para abordar la complejidad inherente al medio urbano o territorial. En otras palabras, los retos actuales que presenta una urbe o un territorio se analizan y afrontan con una visión integral en la que se contemplan sus dimensiones sociales, económicas y ambientales. La gran ventaja del enfoque integral sobre el puramente sectorial es que no oculta las diferencias e, incluso, contradicciones que mantienen entre sí los objetivos sociales, económicos y ambientales.

En segundo lugar, el concepto de gobernabilidad (o gobernanza para otros) comienza a considerarse como una condición necesaria en la consecución de la sostenibilidad. La gobernabilidad, entendida como la suma de la acción del gobierno, la concertación interadministrativa, la implicación de agentes locales y la participación ciudadana, se configura como un instrumento eficaz para manejar y equilibrar las demandas sociales, económicas y ambientales. Mi impresión personal es que este concepto no responde a una moda pasajera, sino que va a permanecer entre nosotros por un largo tiempo.

En tercer lugar, se percibe un incipiente, pero creciente esfuerzo por llevar a cabo reflexiones estratégicas que antecedan los procesos de planificación y ejecución de los proyectos. Actualmente, son muchos los agentes locales que valoran la planificación estratégica como un complemento útil para abordar cuestiones complejas que requieren un elevado nivel de consenso y como un instrumento para incrementar el capital social. Frente a los primeros planes estratégicos que aparecían un tanto sesgados hacia el marketing político, los planes actuales transmiten mayor rigurosidad profesional y utilidad práctica.

Para no pecar de excesivo optimismo, también debo reconocer que estas tres tendencias, indudablemente positivas, no se están implantando ni con la rapidez ni el alcance geográfico deseados en nuestro país. Queda todavía mucho camino que recorrer y barreras por superar. En cualquier caso, la dirección trazada es correcta y muy esperanzadora.


Edición del 30-12-2005
Boletín CF+S > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n31/   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio