Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 29/30: Notas para entender el Mercado Inmobiliario > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n29/nnews_13.html   
 
Noticias
<<< El Gobierno estudia cambiar la ley (de viviendas protegidas) |Las casas unifamiliares disparan el consumo de agua| Debate sobre el sector inmobiliario y la construcción >>>

Las casas unifamiliares disparan el consumo de agua

Diario La Vanguardia
Barcelona, 10/11/04.

Ramón Suñé

El consumo por persona en pueblos con mucha casa aislada o adosada triplica el de las ciudades compactas Un estudio alerta de los elevados costes económicos y ambientales del urbanismo disperso catalán

Las personas que residen en los municipios de la región metropolitana con mayor producción de vivienda unifamiliar --aislada y adosada-- consumen el triple, y en ocasiones hasta cuatro veces más veces agua que los habitantes de las ciudades donde predomina la edificación en bloque o plurifamiliar. Lo que hasta ahora era una percepción generalizada se convierte en una prueba lacerante de los costes sociales y económicos que acarrea el urbanismo disperso de las últimas dos décadas, a la vista del trabajo Urbanalización: la producción residencial de baja densidad en la provincia de Barcelona, realizado por el geógrafo y profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona Francesc Muñoz.

En su tesis doctoral, que obtuvo la máxima calificación en la lectura efectuada el pasado junio, Muñoz demuestra que la proliferación de casas unifamiliares provoca una ruptura con el modelo de ciudad mediterránea y causa segregación social (ver La Vanguardia del 9 de septiembre). Pero, además, apunta los peligros en materia de sostenibilidad medioambiental y económica que conlleva el urbanismo en taca d'oli, tolerado o propiciado por los ayuntamientos y la Generalitat desde los ochenta hasta la actualidad. El del excesivo consumo de agua para uso doméstico, muy ligado a la tenencia de jardines y piscinas, es uno de esos peligros.

A partir de la experiencia de los trabajos de Salvador Rueda, director de la Agencia Local d'Ecologia Urbana de Barcelona, de los datos sobre construcción de vivienda del Collegi d'Aparelladors i Arquitectes Tècnics y de un informe sobre la demanda de agua en la región metropolitana, firmado por el profesor de la UAB David Saurí, Francesc Muñoz ha cruzado las estadísticas de producción residencial y consumo de agua en 40 municipios. Los resultados son incontestables: cuantas más casas unifamiliares se construyen, más intenso es el uso del grifo.

Los ejemplos hablan por sí solos. Así, se observa que el municipio de Castellví de Rosanes (Baix Llobregat), donde tres de cada cuatro viviendas edificadas entre 1987 y 2001 son casas unifamiliares aisladas, registra un consumo doméstico de agua de más de 450 litros por persona y día, es decir el triple del agua gastada en el conjunto de los municipios del área metropolitana (la primera corona de Barcelona), que no supera los 130 litros. Algo parecido sucede en Matadepera (Vallès Occidental), Collbató (Baix Llobregat) o Cabrils (Maresme), ejemplos de municipios donde más de un 80% de las viviendas construidas son aisladas o adosadas. Por el contrario, en Santa Coloma, l'Hospitalet, Sant Adrià, Cornellà o El Prat, ejemplos de ciudades con una alta densidad de población, cada habitante consume menos de 120 litros diarios.

También a partir de los datos recopilados por David Saurí, Francesc Muñoz compara el consumo de agua para uso doméstico en los mismos 40 municipios y el precio al que sus habitantes pagaban en 1999 por un metro cúbico de agua. También en este caso las cifras mueven a la reflexión. Municipios como Santa Coloma, l'Hospitalet, Sant Adrià, Cornellà, Badalona, Sant Joan Despí, Esplugues, Viladecans o Barcelona, en los que la inmensa mayoría de las viviendas que se construyen son pisos en bloque y donde el consumo de agua no es de los más elevados, el metro cúbico se pagaba por encima de las cien pesetas. En cambio, Castellví de Rosanes, Matadepera, Collbató, Cabrils,Cabrera de Mar, Olèrdola, Vallromanes y un largo etcétera de municipios especializados en la producción de vivienda unifamiliar abonaban menos de veinte duros por la misma cantidad de agua. La Generalitat parece dispuesta ahora a introducir medidas correctoras, como el gravamen sobre el uso suntuario del agua previsto en los presupuestos del 2005 presentados ayer.

La preocupación por el consumo excesivo de un bien escaso como el agua ha sido también objeto de estudio por parte del Pla Estratègic Metropolità de Barcelona, que en un estudio reciente cifra en unos 1.200 millones de euros el coste de las inversiones que realizar en los próximos seis años por las administraciones y los operadores privados para garantizar el suministro en el área metropolitana.


Edición del 15-11-2013
Boletín CF+S > 29/30: Notas para entender el Mercado Inmobiliario > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n29/nnews_13.html   
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio