Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 27 -- El Plan Hidrológico español: un estudio de caso > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n27/ajalb3.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

3 Descripción de la Agricultura de Regadío de Levante


El presente análisis se centra en el estudio de la agricultura de regadío del Levante mediterráneo entre Castellón y Almería, para la que el Plan Hidrológico Nacional propone la aportación de agua desde la cuenca del Ebro como solución a los problemas de sobreexplotación de acuíferos e insuficiencia de riego. El trabajo consiste en estudiar los efectos sobre la agricultura de las alternativas de gestión de demanda de agua. La metodología que se utiliza es la programación lineal con una desagregación comarcal, en la que se incluyen un total de 35 comarcas[1]. Las principales variables que se estudian son las superficies de cultivo, producciones, valor de la producción, margen neto, demanda de agua, y utilización de la mano de obra. Los escenarios que se analizan son los efectos que a nivel comarcal tendría sobre el sector agrario:

  1. el mantenimiento de los bajos precios actuales del agua, que iría unido al agotamiento de los acuíferos o a la prohibición de la sobreexplotación de los acuíferos;
  2. la reducción del exceso de demanda de agua sobre la oferta, como consecuencia de aumentar progresivamente los precios del agua.



3.1 La Zona de Estudio


El área de estudio abarca las zonas receptoras de agua del trasvase del Ebro, que recibirían los siguientes volúmenes para fines agrícolas y medioambientales: 141 hm3 la Comunidad Valenciana (Confederación del Júcar), 362 hm3 la Comunidad de Murcia (Confederación del Segura)[2], y 58 hm3 la provincia de Almería (Confederación del Sur).



3.1.1 Comunidad Valenciana


En la Comunidad Valenciana el regadío supone el 45 por cien de las tierras de cultivo, generando el setenta por cien de la producción final agraria y el noventa por cien de las exportaciones agrarias. El territorio de la Comunidad Valenciana es de 2.326.000 ha, que se distribuye entre tierras de cultivo 758.000 ha (33%), prados y pastizales (4%), terreno forestal (48%) y otras superficies (15%). El regadío tiene una gran importancia ya que ocupa 351.000 ha localizadas en la franja litoral y los valles de los ríos, y su distribución es 69.000 ha de cultivos herbáceos y 250.000 ha de leñosos. Los cítricos ocupan 185.000 ha y generan el treinta por cien de la producción final agraria. Las principales producciones del regadío en cada provincia por superficie son: naranjo, mandarino, arroz y melocotonero en Valencia; naranjo, limonero, almendro y viñedo uva de mesa en Alicante; y mandarino y naranjo en Castellón. Los cítricos y las producciones hortícolas generan una fuerte actividad exportadora apoyada por una potente industria agroalimentaria. Como señalan [Gil y García, 1998], la agricultura valenciana está muy integrada en el mercado y recibe pocas subvenciones de la Política Agrícola Común.

En la Comunidad Valenciana se distinguen tres tipos de agricultura; regadío en el litoral, secano en el interior y agricultura de montaña. En las zonas del litoral y los valles el clima es suave con elevada insolación y suelos muy productivos. La irregularidad de las precipitaciones y la escasez de recursos hídricos son factores que dificultan las actividades de cultivo. La irregularidad de las precipitaciones es tanto espacial como temporal, y aunque la precipitación media es de 450 mm, hay zonas como la Safor que superan los 800 mm y otras como el Bajo Vinalopó con lluvias inferiores a los 250 mm. Los períodos de sequía pueden ser largos y también hay temporales que pueden llegar a ser devastadores. Otras limitaciones son el minifundismo y la excesiva parcelación de las explotaciones. La pequeña dimensión de las explotaciones está ligada a la agricultura a tiempo parcial que impide la mejora de las estructuras del sector a través de la capitalización de las explotaciones y el avance tecnológico. La fragmentación de las explotaciones implica la intensificación del uso de los factores de producción en relación al recurso tierra.

Existen zonas con escasez de agua y sobreexplotación de acuíferos, como Plana Alta y Baja, Bajo Palancia, Serpis, Marina Alta y Baja, Vinalopó y Bajo Segura. Los problemas de gestión de agua son severos por la baja eficiencia del uso del agua en el regadío tradicional, y la degradación de la calidad del agua por contaminación de acuíferos. El sistema de riego más común es el riego por superficie, aunque los problemas de escasez de agua están fomentando la expansión del riego localizado que supera las 50.000 ha en la Comunidad Valenciana.

Cuadro 3.1. Balance hídrico en las zonas de escasez de la Comunidad Valenciana (hm3).

Zonas Recursos hídricos Demanda Balance
Bajo Maestrazgo - Plana Alta 71 130 -59
Marina Baixa 35 70 -35
Vinalopó - Alacantí 234 416 -182
Vega Baja Segura 245 328 -83
Comunidad Valenciana 3.148 3.304 Global Déficit
-156 -359

La aportación de recursos hídricos y la utilización de agua en la Confederación del Júcar según el Plan de Cuenca, son 3.482 hm3 de aportación y 2.927 hm3 de demanda. La Conselleria de Agricultura (1994) ha estimado los recursos hídricos disponibles en 1.413 hm3 de aguas superficiales, 1.466 hm3 de aguas subterráneas, y 100 hm3 de reutilización. Los 160 hm3 de transferencias externas del trasvase Tajo-Segura asignados a la Comunidad Valenciana nunca se han trasvasado. La Conselleria evalúa globalmente las disponibilidades en 3.148 hm3 frente a una demanda de 3.304 hm3 (que no coincide con el Plan de Cuenca), por lo que el déficit global alcanza los 156 hm3. También señala que debido a los fuertes déficits locales y considerando separadamente las distintas unidades de explotación, el déficit total es de 427 hm3 y afecta especialmente al sector agrario. El sector agrario cubre este déficit sobreexplotando los acuíferos y aplicando cantidades de agua inferiores a las necesarias. Los déficits son especialmente acusados en el Vinalopó, sur de Alicante y norte de Castellón. El balance hídrico por zonas de la Comunidad Valenciana se presenta en el cuadro 3.1. Es de destacar el desfase existente entre necesidades y recursos en las provincias de Alicante y Castellón, y las consecuencias para el medioambiente de la sobreexplotación de acuíferos.

Según el Plan Hidrológico de la Cuenca del Júcar, la demanda total de agua en el horizonte 2012 aumentaría en 455 hm3 lo que agravaría el desequilibrio entre oferta y demanda de agua. El Plan supone un aumento de la superficie regada del diez por cien, pero no contempla medidas de gestión de la demanda de agua, como el aumento de precios del agua que reduzca el exceso de demanda de agua y equilibre la oferta y la demanda.



3.1.2 Comunidad de Murcia


En la Comunidad de Murcia la superficie en regadío es de 190.000 ha, el 31 por cien de la superficie cultivada, de las que 51.000 ha se dedican a cultivos herbáceos y 91.000 a cultivos leñosos. Los principales cultivos en regadío por superficie ocupada son limonero, melocotonero, almendro, albaricoquero y lechuga al aire libre. Como señalan [Colino y Noguera, 1998], la agricultura tiene una gran importancia en la economía de Murcia, tanto en el valor de la producción como en el empleo y en la actividad exportadora.

Las producciones de hortalizas y frutales son fundamentales en la agricultura de Murcia. El cultivo de hortalizas se localiza en el litoral con sistemas de producción muy capitalizados y de tecnología avanzada, orientados a la exportación. Estos cultivos intensivos están ligados a la utilización de mano de obra inmigrante, y generan externalidades negativas como la contaminación y la sobreexplotación de acuíferos. La producción frutícola se lleva a cabo en los regadíos tradicionales, en los nuevos regadíos y en secano. En los regadíos tradicionales, las explotaciones son de reducida dimensión y bajo rendimiento, con un acceso al agua a precios muy bajos. En los nuevos regadíos las explotaciones tienen mayor tamaño, capitalización y nivel tecnológico, y las producciones son los cítricos y frutales de hueso. En el secano el principal cultivo es el almendro.

La cuenca del Segura tiene problemas muy importantes de escasez de agua y sobreexplotación de acuíferos. La precipitación media anual es de cuatrocientos milímetros con fuerte variación espacial y temporal, la evapotranspiración media de referencia alcanza los setecientos milímetros, y la escorrentía media es de un quince por cien. El aumento al doble de la superficie de regadío en los últimos treinta años, ha presionado fuertemente sobre los recursos hídricos generando una sobreexplotación muy grave e insostenible en los acuíferos del noreste, sur y sureste de la cuenca. El cuadro 3.2 muestra que según el Plan Hidrológico Nacional, la diferencia entre aportación y demanda en la cuenca del Segura es de 642 hm3 y la sobreexplotación de acuíferos es superior a los 200 hm3.



3.1.3 Provincia de Almería


La superficie de regadío en la provincia de Almería es de 61.000 ha, de las que los cultivos herbáceos ocupan 35.000 ha y los leñosos 19.000 ha. Los principales cultivos en regadío por superficie ocupada son pimiento invernadero, almendro, tomate invernadero, melón invernadero, y judía verde invernadero. El sector agrario tiene una gran importancia en la provincia tanto en valor de la producción como en población activa ocupada y exportaciones. La producción en invernadero alcanza las 30.000 ha y ha experimentado una fuerte expansión en los últimos veinte años en especial en el Campo de Dalias en el que el invernadero ocupa 25.000 ha y en el Campo de Nijar y Bajo Andarax con 4.000 ha de invernadero. Las tecnologías de cultivo son muy sofisticadas tanto en las estructuras de los invernaderos y material de cubierta como en los sistemas de riego, técnicas de control de las condiciones de cultivo y variedades de cultivos.

La provincia de Almería es la más árida de la península y el agua disponible no cubre una demanda que es insostenible y está degradando el medio ambiente. Las aportaciones alcanzan los 316 hm3 con unos recursos disponibles de 207 hm3 para cubrir una demanda de 433 hm3, por lo que el déficit es de 226 hm3. No solo hay un problema de cantidad de agua, sino también de calidad por la salinización por intrusión marina y por la contaminación de las actividades agrícolas y residuos urbanos. Las medidas que se han propuesto para solucionar la escasez son transferencias de agua externas y desalación, aumento de los precios del agua, gestión conjunta de aguas superficiales y subterráneas, reutilización, ordenación del territorio, y revegetación.



3.2 La Sobreexplotación de Acuíferos


El cuadro 3.2 muestra la estructura de la demanda y las previsiones de necesidades de agua en las cuencas del Júcar, Segura y Sur, según los Planes Hidrológicos de Cuenca, así como las asignaciones previstas de transferencias de agua del Ebro según el Plan Hidrológico Nacional. El balance es particularmente deficitario en la cuenca del Segura y en la provincia de Almería. En la cuenca del Segura hay un fuerte desequilibrio entre oferta y demanda, aún incluyendo las transferencias del trasvase Tajo-Segura, lo que explica la situación crítica de sobreexplotación de los acuíferos cuyo volumen supera los 200 hm3, y la asignación de 362 hm3

Cuadro 3.2. Demanda y previsiones de necesidades de agua en las cuencas del Júcar, Segura y Sur (hm3).

Demanda y aportación según Planes de Cuenca Trasvase del Ebro según Plan Hidrológico Nacional
  Demanda Aportación Aportación del trasvase
Júcar 2927 3482 300
Segura 1834 (1445 PHN) 803 420
Sur 1350 2351 100
Cuenca del Júcar
  Situación actual 1er horizonte 2. horizonte Incremento según Planes Hidrológicos de Cuenca Incremento según Plan Hidrológico Nacional
Regadío 2284 2420 2580 296 141 incluye medioamb.
Urbana 563 613 686 123 123
Industrial 80 92 116 36 36
Cuenca del Segura
  Situación actual 1er horizonte 2. horizonte Incremento según Planes Hidrológicos de Cuenca Incremento según Plan Hidrológico Nacional
Regadío 1639 1639 1639 0 362 incluye medioamb.
Urbana 172 180 184 12 43
Industrial 23 38 38 15 15
Cuenca Sur
  Situación actual 1er horizonte 2. horizonte Incremento según Planes Hidrológicos de Cuenca Incremento según Plan Hidrológico Nacional
Regadío 1070 1127 1172 102 58 incluye medioamb.
Urbana 248 283 317 69 
Industrial 32 37 42 10 

de transferencias del trasvase del Ebro para cubrir el cese de sobreexplotación de los acuíferos y la infradotación de regadíos. La zona occidental de la cuenca Sur tiene una situación de equilibrio entre oferta y demanda de agua, y los problemas de escasez más graves se dan en la provincia de Almería, donde la sobreexplotación de acuíferos alcanza los 71 hm3 y la asignación del trasvase del Ebro para cese de sobreexplotación e infradotación es de 58 hm3.

Existen diversos trabajos sobre las aguas subterráneas, entre los que destacan el Libro Blanco de las Aguas Subterráneas [MOPTMA, 1995] y los estudios realizados en los Planes de Cuenca y en la documentación del Plan Hidrológico Nacional. La información relativa a la sobreexplotación de acuíferos en el Levante mediterráneo tiene algunas carencias, ya que aunque se dispone de información sobre el censo de puntos de bombeo, no se conoce con precisión las cantidades extraídas al no existir mecanismos de medida y control de las extracciones. La información sobre acuíferos sobreexplotados es más precisa en la cuenca del Segura, pero más deficiente en las cuencas del Júcar y Sur.

En el Libro Blanco de las Aguas Subterráneas se señala que la utilización directa de aguas subterráneas en uso agrario es de unos 3.500-4.500 hm3 en España, de los que unos 1.725-2.220 hm3 corresponden al Levante mediterráneo (cincuenta por cien). Este uso agrario en Levante se reparte de la siguiente forma: 900-1.080 hm3 en el Júcar, 570-730 en el Segura, y 250-410 en el Sur. Según el Libro Blanco, el déficit por sobreexplotación de acuíferos alcanza 711 hm3 en toda España, de los que 54 hm3 corresponden a la cuenca del Júcar, 66 hm3 al Júcar-Segura, y 69 hm3 al Sur; es decir cerca del sesenta por cien del déficit por sobreexplotación se genera en las cuencas del Júcar, Segura y Sur. Estas cifras de sobreexplotación de acuíferos son distintas de las que aparecen en la documentación del Plan Hidrológico Nacional.

Los problemas que genera la sobreexplotación de acuíferos son la salinización por intrusión marina o intrusión salina, la reducción de la disponibilidad de agua superficial y subterránea, la degradación de la calidad del agua con menor capacidad de absorber las emisiones por contaminación puntual (residuos urbanos e industriales) y contaminación difusa (abonado, sales y fitosanitarios de la agricultura), la desaparición del caudal ecológico de los cursos de agua, la reducción de las superficies de humedales, y los hundimientos del terreno.

A partir de las distintas fuentes de información, se ha estimado la sobreexplotación de acuíferos en las comarcas de la Comunidad Valenciana, la Comunidad de Murcia, y la provincia de Almería. En las comarcas de la Comunidad Valenciana de la confederación del Júcar, la sobreexplotación se ha estimado en 157 hm3 y afecta en especial a las comarcas de la Plana Alta y Baja, Ribera Baja, la Safor, Marina Baja, y Vinalopó-Alicanti. En las comarcas de Murcia y Alicante de la cuenca del Segura la sobreexplotación se ha estimado en 226 hm3, y afecta en especial a las comarcas de Valle de Guadalentín, Nordeste-Altiplano, Vega del Segura, Campo de Cartagena y Bajo Segura. En las comarcas de Almería de la cuenca Sur la sobreexplotación se ha estimado en 71 hm3, y afecta a las comarcas de Campo Dalias, Campo Nijar y Bajo Andarax, y Bajo Almanzora.

< anterior | índice | siguiente >

José Albiac, Javier Tapia

Fecha de referencia: 30-9-2004


1: En la Comunidad Valenciana se estudian 22 comarcas del total de 34. En Murcia se estudian las seis comarcas que forman la región. En Almería se estudian siete de las ocho comarcas.
2: Incluye la comarca Bajo Segura de Alicante.

Boletín CF+S > 27 -- El Plan Hidrológico español: un estudio de caso > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n27/ajalb3.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio