Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 2 -- Especial sobre RESIDUOS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n2/a1molina.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Recuperación de Materiales de Construcción


José María Molina Terrén
Profesor de Enseñanza Secundaria
IES Virgen de la Paloma
Francos Rodríguez, 109
28039 Madrid

Los escombros son los residuos producidos en obras de demolición, remodelación y construcción. Habitualmente son clasificados como residuos urbanos, aunque están más relacionados con una actividad industrial que doméstica.

Volumétricamente significan la mayor fuente de residuos industriales generada por un país desarrollado, evaluándose entorno a 450 kg por habitante y año. El nuestro produce anualmente entorno a 20 millones de m3, de los cuales no se recicla ni un uno por ciento, y se vierte incontroladamente casi todo el resto (la diferencia fundamental de un vertedero de escombros controlado y otro incontrolado es el volumen de escombros).
El estudio de este tipo de residuos es bastante precario. La diversidad de materiales y sistemas constructivos existentes en los países industrializados hace imposible cualquier simplificación metodológica.
Habitualmente las técnicas de reciclaje se importan de Norteamérica, pero como allí no preocupa tanto el escombro, y hay poco que copiar esta vez (la mayor parte de sus escombros arden, puesto que su edificación residencial consiste fundamentalmente en construcciones de madera).
Europa ha perdido más que ningún otro continente sus tradiciones de construcción homogénea, y esto multiplica el problema de gestión de escombros (una edificación de tierra demolida vuelve a ser tierra).
Ningún residuo se recicla si no genera provecho económico inmediato (papel, chatarra o neumático), crea una situación repugnante (algunos vertidos industriales) o contraviene una estricta legislación al respecto.
Nuestros escombros son los residuos menos cotizados, no son muy peligrosos, y la legislación contra su vertido indiscriminado hace reír (es frecuente ver un cartel de la Agencia de Medio Ambiente que informa sobre la multa por verter escombros, sepultado por ellos), por lo que quedan algunos años de vertido gratuito.

La solución para controlar estos vertidos es la misma que para cualquier otro, no producirlos y gravarlos.
Contaminación es un acto vandálico motivado por beneficio particular y no debe admitirlo sin agotar todos los mecanismos de amortización, reutilización, regeneración y sanción, necesarios para que el beneficio colectivo prime sobre el de cualquier tarado.
Para quien no este familiarizado con la cartilla ecologista, estos conceptos significan aproximadamente:





Copenhague, la única ciudad europea sin montañitas de escombro reciente.


El único caso de gestión inteligente y significativa, entre la escasa bibliografía, es el de la capital danesa, Copenhague, desde que comienza esta década. Quizá influya que la máxima altura del país no alcanza los 160 metros sobre el nivel del mar, y los montículos de escombros afean más.
Se procedió a una cuantificación de los residuos generados, clasificándolos por tipos de obra y composición:

Tipo de obra Residuos Composición por grupos de tratamiento similar

Pétreos Orgánicos Sintéticos Metálicos
Demolición 900 kg/m2 85% 13% 1% 1%
Construcción 15 kg/m2 60% 14% 6% 22%
Remodelación 10 kg/m2 58% 20% 1% 21%

Este municipio decidió reducir el impacto físico de tanto escombro y tomó las siguientes medidas:


Estas medidas ejercieron el siguiente efecto inmediato en las estadísticas de tratamiento de escombros, según los servicios municipales que gestionan este área:

año reciclado incinerado vertido incontrolado
1988 11% 0% 59% 30%
1992 60% 9% 1% 30%

Que en términos económicos supone, además del valor del material reciclado, un ahorro de 700.000 litros de gasóleo (en concepto de no transportar 22 millones tn/km) y la producción de 90.000 Mwh (en concepto de energía originada en plantas incineradoras, equivalente al consumo anual de 20.000 viviendas).

Como ejemplo de proceso de reutilización y reciclaje alternativo a una demolición convencional, se esquematizan los siguientes tajos:


Fecha de referencia: 30-09-1997

Boletín CF+S > 2 -- Especial sobre RESIDUOS > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n2/a1molina.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio