Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 17/18 -- Tercer Catálogo de Buenas Prácticas Españolas. Estambul+5 > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n17/avfer.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Vivienda decorosa: derecho de todos


Víctor E. Fernández[1]
Presidente de la FUCVAM (Federación Uruguaya de Cooperativas de Viviendas por Ayuda Mutua)
Uruguay, junio 2001.

Durante la primera mitad del Siglo XX, el Uruguay asistió a lo que se denominó comúnmente el Estado de Bienestar, instaurado por el Batllismo en la figura de don José Batlle y Ordóñez. A partir de la segunda mitad del siglo, sobre finales de la década del cincuenta, el modelo de Estado de Bienestar que se había basado en una distribución apropiada de los excedentes de la renta del suelo, comenzó a sentir el rigor de la entrada en vigencia de un nuevo orden mundial, producto del nuevo mapa económico surgido luego de la Segunda Guerra Mundial.

Uruguay, tradicionalmente exportador de productos derivados del agro, se encuentra con nuevos competidores en el mercado internacional y con nuevos productores, tradicionalmente compradores de nuestros productos. En ese entorno y con un fuerte apoyo financiero del Estado, las ciudades uruguayas crecieron al impulso autoconstructor de su gente. Entrados en la década del sesenta, el deterioro económico a que hacía referencia se va haciendo cada vez más ostensible.

El problema de la vivienda, en un País donde "lo primero es el techo", se va tornando en un problema sumamente angustiante para amplios sectores de la población. Un Estado en crisis va disminuyendo las inversiones en políticas sociales. Es así que las políticas de vivienda, salud y educación fueron sufriendo un franco deterioro. El gobierno de la época, crea una Comisión interministerial a la que le encarga el estudio de los problemas habitacionales. Se llega a la conclusión de que faltaban unas ochenta y cinco mil viviendas. El Poder Ejecutivo elabora una Ley de 49 artículos. Ley que, con el aporte de los Partidos Políticos, los técnicos comprometidos con el movimiento popular, los sindicatos y los diferentes actores sociales, sale de la Cámara de Diputados con 209 artículos. Es una de las leyes más modernas que tiene el País. En su artículo primero dice:


Toda familia, cualesquiera sean sus recursos económicos debe poder acceder a una vivienda adecuada que cumpla el nivel mínimo habitacional definido en esta ley.

Es función del Estado crear condiciones que permitan el cumplimiento efectivo de este derecho.



El concepto de "vivienda adecuada" sustituye al de "vivienda decorosa" establecido en la constitución de la República. Luego, el artículo 18 (muy extenso para detallarlo aquí) define al mínimo habitacional: 32 metros cuadrados para tipos de un dormitorio. Luego, 12 metros cuadrados más por cada dormitorio adicional. Y en el artículo 14 se define la cantidad de dormitorios por familia, separando por sexos y no más de dos personas del mismo sexo en una habitación. Luego agrega: "un cuarto de baño como mínimo, cocina, comedor y estar diarios, techos impermeables y aislamiento técnico mínimo, muros exteriores que impidan la entrada de humedad, condiciones de iluminación, agua potable, ventilación natural, desagües, energía eléctrica, etc."

Pero el advenimiento de los nuevos tiempos, el desarrollo de las políticas neoliberales, volvieron a imprimir un nuevo concepto de vivienda adecuada. En principio, se redujo la superficie a los 30 metros, modificando el artículo 26 de la Ley madre. Y todas las demás exigencias quedaron fuera. Es así, producto de políticas impuestas desde afuera, por los organismos crediticios internacionales, que el concepto de "vivienda adecuada" ha quedado en el olvido, precisamente para aquellos sectores más débiles de la población. Son los famosos "grupos de riesgo". De esta manera, inundaron el País de núcleos básicos evolutivos, que tienen mucho de básicos, y muy poco de evolutivos y distan mucho, muchísimo de ser una vivienda adecuada. También inundaron América Latina, porque estas cosas se hacen como chorizos, sin importar la realidad de cada País. Ya ni siquiera le llaman viviendas, sino "soluciones habitacionales".

Hoy, las políticas de vivienda son cada vez más nefastas. Nos hemos ido acostumbrando a los "asentamientos marginales", a los que ya no les llamamos "cantegriles". Se aprueba un Presupuesto, donde 180 millones de dólares, recursos genuinos, provenientes de los impuestos a los sueldos, van a rentas generales. Pero, por si fuera poco, el Gobierno Central no le otorga al Ministerio de Vivienda las partidas correspondientes. De esta manera, lo de la vivienda se va convirtiendo en un discurso cada vez más increíble. La problemática de los asentamientos no se arregla con seminarios y cursos, sino con políticas de vivienda adecuadas. Todo esto, para señalar lo que más nos preocupa.

En estos momentos, se está llevando a cabo en la Ciudad de Nueva York el evento "Estambul +5", convocado por Habitat, Organismo dependiente de las Naciones Unidas. Allí están reunidos los representantes de los gobiernos y de la sociedad civil del mundo.
Ya en Estambul, hace cinco años, el Gobierno de los Estados Unidos había querido eliminar el concepto de "vivienda adecuada para todos" como un derecho humano. Quizás, porque no quiera que se juzgue a los gobiernos por no respetar uno de los derechos humanos fundamentales del hombre, o quizás para justificar las políticas del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Este año, los Estados Unidos vuelven a la carga. Me gustaría saber qué piensa el Gobierno uruguayo al respecto, y qué es lo que va a votar en ese caso.

En Estambul, una férrea oposición de la sociedad civil impidió semejante dislate. No estoy seguro de que hoy las condiciones sean las mismas. La Sociedad Civil Mundial, ante los embates de las políticas de disgregación globales se ha ido debilitando. Sin embargo, en este evento, al que no sé qué cobertura le dará la prensa internacional, sobre todo las grandes cadenas, las Organizaciones No Gubernamentales y las Organizaciones Sociales realizaron una manifestación a la entrada del Edificio de la ONU, reclamando el cumplimiento de los acuerdos de Estambul. Lo de Estambul fue pura retórica, ya que muy pocos de los puntos acordados fueron cumplidos por los gobiernos. El nuestro, desde el segundo semestre de 1999, viene en absoluta decadencia.

Es hora de decir la verdad, de cambiar las políticas habitacionales, de encontrar soluciones a los asentamientos irregulares, prevenir su creación, trabajar en el sentido inverso al que se viene haciendo. Hace 31 años nacía FUCVAM. Es y ha sido una especie de "ente testigo" de lo que se construye en este país. Sin embargo, cooperativas que tendrían que haber salido en 1999, este Ministerio las prometió para febrero de este año. Estamos en junio y seguimos esperando, todos los días con un cuento nuevo. Parafraseando a León Felipe decimos que no queremos que nos duerman con cuentos. El Gobierno tiene la obligación de cumplir los acuerdos de Estambul, y también los que hizo con las Cooperativas. Estamos cansados de cuentos.



«Nada podemos esperar si no es de nosotros mismos»
«La causa de los pueblos no admite la menor demora»
«Que los más infelices sean los más privilegiados»
(José Artigas)

Fecha de referencia: 20-12-2001


1: Victor Fernández es miembro de Autogestión Vecinal, grupo que lleva 5 años elaborando comunicación alternativa para la participación y la organización popular.

Autogestión Vecinal: Primer medio uruguayo en Internet de difusión, noticias, información y documentación de temas sociales, vecinales, comunales, cooperativas, etc., de apoyo a las organizaciones y actores sociales, y para los vecinos en general. Espacio abierto el 18 de mayo de 1996. Secciones: Vecinales y Comunales; Vivienda Popular; Cooperativismo y Autogestión; Cultura e Identidad

http://www.chasque.apc.org/guifont

Correo-E: guifont@chasque.apc.org

Boletín CF+S > 17/18 -- Tercer Catálogo de Buenas Prácticas Españolas. Estambul+5 > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n17/avfer.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid Ministerio de Fomento
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras de EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio