Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 17/18 -- Tercer Catálogo de Buenas Prácticas Españolas. Estambul+5 > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n17/alote.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Programa de «caminos naturales» del Ministerio de Medio Ambiente.


Luis Otero
Madrid (España), junio de 2001.

Casi diez mil kilómetros de infraestructuras en desuso: cañadas, veredas, cordeles, senderos ribereños, canales y caminos históricos, antiguos trazados ferroviarios... constituyen el soporte adecuado para la implantación de un «tejido verde» que intenta dar solución al desarrollo de un turismo consciente y responsable, que permite al ciudadano conocer y disfrutar de su entorno cultural y ecológico.

La Comunidad Europea está dedicando en los últimos años una gran atención al problema de la diversificación de la oferta turística. Se habla ya de la conservación del patrimonio arquitectónico, del desarrollo de actividades turísticas en regiones desfavorecidas y de la promoción del turismo rural.

La práctica de deportes y actividades vinculadas con el contacto directo con la naturaleza, y la creciente atención a ésta por capas cada vez más amplias de población, determina claramente que las llamadas «actividades deportivas blandas» deben constituir el soporte idóneo para un desarrollo turístico alternativo. En efecto, actividades como el senderismo, cicloturismo, rutas a caballo, itinerarios naturales y culturales... participan del «carácter ecológico» que demandan de forma creciente amplios sectores de ciudadanos.

La importancia creciente de las actividades turístico-deportivo-culturales ha llevado a promover acciones encaminadas a dar un uso alternativo a aquellas infraestructuras que están abandonadas, que pueden dejar de ser operativas en su actual uso, o que su limitada utilización actual las haga compatibles con usos alternativos.

La amplia red de cañadas, cordeles y veredas existente en nuestra geografía constituye un entramado viario por el que se desplazaba el ganado. La decadencia de la ganadería, la aparición de medios de transporte alternativos y la profunda modificación de los usos y costumbres tradicionales de nuestro país, fueron factores determinantes del progresivo abandono y usurpación de estas vías.

La salvaguarda de la red de vías pecuarias pasa necesariamente por la reutilización de la misma, mediante la definición de nuevos usos compatibles con los prioritarios que establece la Ley (tránsito ganadero y comunicaciones agrarias) que no supongan un conflicto con éstos y que encajen dentro de las actuales tendencias de la sociedad: ocupación del ocio, turismo ecológico, educación ambiental, etc.

La escasa rentabilidad de determinadas líneas de ferrocarril hizo que se cerrasen itinerarios que actualmente aparecen abandonados y degradados. Sin embargo es importante conservar estos corredores de comunicación con otros usos alternativos, tanto por su beneficio social como por la eventualidad de que, en el futuro, las condiciones económicas hicieran otra vez rentable el uso del ferrocarril.

El establecimiento de una red de «caminos naturales» por todo el territorio nacional requiere que los itinerarios sean continuos y que tengan cualidades paisajísticas, históricas, naturales y culturales. Su diseño puede realizarse aprovechando, entre otros, los senderos a lo largo de las riberas de los ríos; los antiguos canales de transporte; las cañadas, cordeles y veredas; los trazados de antiguos ferrocarriles; las carreteras abandonadas; etc.

Estas infraestructuras ofrecen un especial atractivo para su reconversión en «caminos naturales», por el hecho de discurrir por espacios naturales de un gran valor, cuyo acceso por otros medios es difícil, especialmente cuando se localizan en áreas de escaso desarrollo económico. Además, proporcionan al usuario, básicamente al caminante y al ciclista, la seguridad en la práctica de sus aficiones, eliminando el riesgo de accidentes de tráfico que pueden sufrir cuando las practican en las carreteras y vías interurbanas.

Con el aprovechamiento de estas infraestructuras como «caminos naturales» se intenta dar respuesta a la demanda social de servicios turísticos alternativos, así como:

Teniendo en cuenta las singulares características de las diferentes actuaciones que hay que ejecutar para que estas infraestructuras ambientales se puedan adaptar a los nuevos usos que van a tener, a la hora de evaluar los recursos económicos para la ejecución del Programa hay que distinguir dos fases:

Las inversiones necesarias para acondicionar las infraestructuras son financiadas por la Secretaría General de Medio Ambiente del MIMAM a través de los presupuestos de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental.

Los costes de mantenimiento de las instalaciones y el desarrollo de programas de actividades recreativas y culturales corren a cargo de los ayuntamientos, diputaciones y/o comunidades autónomas las cuales podrían hacer concesiones administrativas a entidades, sociedades, fundaciones, etc. de carácter local, regional o nacional.

En general, las obras que se realizan en las infraestructuras ambientales del Programa de Caminos Naturales para que los usuarios puedan utilizarlas de una manera cómoda y segura se resumen en las siguientes:



Beneficios socio-económicos del programa


Los beneficios socio-económicos que reporta el Programa de Caminos Naturales en las zonas en que se actúa, se distribuyen en tres fases distintas de su desarrollo:

Fase de ejecución de las obras

En el período de tiempo en que se está ejecutando la obra, la maquinaria y la mano de obra utilizadas procede en general de los núcleos urbanos del entorno y así la actividad económica en esa zona adquiere un gran impulso y ayuda a estabilizar la población.

Fase de mantenimiento y conservación de las obras

En esta fase, las operaciones de limpieza, reparación de material deteriorado, reposición de señales, vigilancia, etc. obliga a los entes promotores y/o Entidades Gestoras del «camino de la naturaleza» a disponer de una serie de operarios que se encarguen de mantener en buen uso la infraestructura con lo que se crea empleo fijo para operarios no especializados.

Fase de desarrollo de actividades

La organización de actividades de animación para un uso intensivo del «camino de la naturaleza» preparando visitas con colegios, personas de la tercera edad, discapacitados, desarrollo de itinerarios culturales, etc. precisa de personal con una cierta especialización y con dedicación plena a dicha actividad.

Además, al desarrollar una política de gestión bien estudiada se podrá motivar al sector servicio en general (hostelería, camping, reparación de bicicletas, aparcamientos vigilados, etc.) a crear las infraestructuras mínimas para poder atender a las necesidades de los usuarios.



Cómo integrarse en el programa


Los Entes públicos o privados que quieran acogerse al "Programa de Caminos Naturales" deberán solicitarlo aportando la siguiente documentación:



Acciones desarrolladas


Desde el inicio del Programa de Caminos Naturales en el año 1993 se han construido y puesto en servicio 22 itinerarios con un total de 520 kilómetros y a lo largo del bienio 2001-2002 se espera completar otros 20 itinerarios con mas de 400 kilómetros.

Todas estas actuaciones han supuesto una inversión por parte del MIMAM de 4.681 millones de pesetas de donde se deduce que el coste medio de kilómetro de «camino natural» está entre 6 y 7 millones de pesetas.

Fecha de referencia: 21-11-2001

Boletín CF+S > 17/18 -- Tercer Catálogo de Buenas Prácticas Españolas. Estambul+5 > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n17/alote.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio