Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 14 -- Hacia una arquitectura y un urbanismo basados en criterios bioclimáticos > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n14/nequinox.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X


Volver al índice

Equinox 2000, proyecto de investigación teórica y práctica sobre tecnologías energéticas sostenibles, en el parlamento europeo.


Equinox 2000 es un proyecto de diseño teórico y práctico de tecnologías energéticas sostenibles para el nuevo milenio, cuya financiación corre a cargo de la UE. A propuesta de Paul Lannoye, líder del grupo de los Verdes, el pasado 27 de septiembre de 2000 se dedicó una sesión monográfica del parlamento europeo a este proyecto.

La discusión se centró en la necesidad de compromiso político y financiación adecuada para mejorar la calidad de vida y del medio ambiente; hasta el momento se cuenta con suficiente documentación y ya se ha producido el debate necesario, pero aún no se han puesto en marcha actuaciones en consonancia.

Equinox 2000 muestra un extenso plantel de proyectos europeos de innovación y constituye por sí mismo una demostración de nuestra concienciación sobre temas ambientales, así como de nuestra capacidad técnica y de diseño para conseguir transformaciones a gran escala. Los ponentes han mostrado los problemas y han desarrollado las soluciones que proponen. La cuestión en este momento es si la UE está capacitada para dirigir sus políticas y sus fondos hacia una realidad significativa, en lugar de convertir los diversos proyectos realizados en objetos de exposición. La transformación debe realizarse a escala global, ya no bastan las iniciativas a pequeña escala. Las instituciones como la UE tienen el tamaño y los recursos financieros suficientes para llevar a cabo los cambios globales que son necesarios para la supervivencia de nuestras comunidades. Los ponentes han demostrado cómo se pueden realizar dichas transformaciones a través de proyectos que en cualquier caso requieren poca financiación más que otros proyectos convencionales. Lo que resulta imprescindible son políticos dispuestos a arriesgarse y aceptar enfoques diferentes.

¿Qué se puede hacer en este contexto?

Los participantes:



Paul Lannoye, presidente del grupo de los Verdes en el parlamento europeo, representado por su ayudante Dominique Berger

(plannoye@europarl.eu.int)

«Como ayudante de Paul Lannoye, os doy la bienvenida a la sala de reuniones del grupo parlamentario europeo de los Verdes, un lugar donde tradicionalmente las actuaciones de la Comisión Europea se valoran, se apoyan o se rechazan.

«Se ha invitado al grupo de estudio TAPED para que exponga y explique los desarrollos actuales y futuros en la disputa en favor de la ecología urbana.»

«En relación con estos temas, apenas existe una política muy genérica, tanto en el ámbito de la Comisión Europea, como en el de los partidos Verdes que están representados en el Parlamento Europeo. Por ejemplo, en cuanto a la construcción ecológica, no se ha ido más allá de una serie de consejos genéricos y tradicionales: utilizar materiales respetuosos con el medio, ventilar las emisiones de gases contaminantes, elegir materiales no perjudiciales para el ser humano, utilizar de forma restrictiva los recursos (al menos los no renovables), proteger a las personas frente a las radiaciones eléctricas, evitar la inhalación de gases tóxicos, no propiciar el incremento del agujero de la capa de ozono, no ingerir dioxinas, etc.»

«Pero, ¿quién puede proporcionarnos más información sobre estos temas? No existe ninguna norma europea que pueda servir de base; tampoco hay un decálogo o norma civil que nos indique lo que puede y no puede hacerse. El partido ecologista belga ha intentado llevar a cabo la tarea que le corresponde, reflexionando sobre la posibilidad de diseñar una serie de normas generales sobre medio ambiente desde un enfoque integrador, el único válido desde el punto de vista ecologista, y tratando de impulsar y coordinar los diferentes centros de investigación y análisis.»

«La propuesta consiste en apoyar la construcción ecológica intentando dar a conocer a la opinión pública sus beneficios y ofreciendo una serie de incentivos fiscales para aquellos que pongan en marcha proyectos sujetos a estos principios. A parte de esto, se van a poner en marcha diversas iniciativas: estudios oficiales con fines pedagógicos sobre las experiencias realizadas; incentivos para el ahorro energético y el uso de fuentes de energía renovables; multas para los responsables de la contaminación o del mal uso de la energía; ayudas para el tratamiento de los residuos propios; protección a las organizaciones ecologistas, etc. Debemos aclarar quienes son los actores que deben realizar este cambio y reunirlos para trabajar en común.»



Dennis Sharp, Dennis Sharp Architects, Londres

(sharpd@globalnet.co.uk)

Crítica arquitectónica.

Dennis Sharp enfocó su intervención en la estética de la sostenibilidad y en la nueva forma y expresión emocionante de una arquitectura más en sintonía con la naturaleza y la psicología humana.

Exponiendo diversos prototipos de edificios ecológicos, Sharp demostró la posibilidad de diseñar ciudades energéticamente autosuficientes que fomentan la interacción social. El error de los desarrollos urbanísticos de los años sesenta radica en el diseño de una arquitectura enfocada exclusivamente hacia los aspectos formales y funcionales. Una ciudad sin cultura, arte o expresión se convierte en una entidad sin alma que no tiene sentido en el marco de un desarrollo sostenible. Por otro lado, algunas ciudades se han servido de la cultura como instrumento de regeneración y desarrollo sostenible, como es el caso de Bilbao y el museo Guggenheim.



Margot Wallström, Comisaria Europea de Medio Ambiente, representada por Herbert Aichinger, responsable de la Dirección General de Medio Ambiente

(herbert.aichinger@cec.eu.int).

Aunque la intervención de Herbert Aichinger estuvo más relacionada con las competencias relativas a su puesto, se refirió a asuntos que complementan el tema de la sesión. Así, su ponencia trató sobre la ingeniería ecológica en torno a tres puntos principales:




Lucien Kroll, arquitecto AUAI: Atelier d'Urbanisme, d'Architecture et d'Informatique (Taller de Urbanismo, Arquitectura e Informática)

(kroll@brutele.be, http://homeusers.brutele.be/kroll).

Las personas, la política y el medio ambiente.

El movimiento en contra de los mercados avanza lentamente, incluso educadamente. El ahorro energético, también en el ámbito de la ecología, se sitúa en un contexto del desarrollo de cada civilización y muchas veces queda reducido a una simple cuestión mercantilista: gastar o ahorrar energía. En cualquier proyecto deben coordinarse las tres ecologías de Félix Guattari: la social, la mental y la física (la ingeniería verde).

La marca francesa HQE (Haute Qualité Enviromentale / Alta Calidad Ambiental) es única en su especie: consiste en una serie de normas que abordan el tema desde un enfoque holístico, implicando a todos los agentes de la construcción en la búsqueda de una respuesta a los objetivos ambientales y un equilibrio de las contradicciones existentes. El instituto de formación profesional de Caudry en la región de Nord-Pas de Calais es la primera experiencia completa.



Yasmin Sharif, Dennis Sharp Architects, Londres

(sharpd@globalnet.co.uk)

Innovación europea.

Los instrumentos de diseño con que cuentan los profesionales europeos se encuentran infrautilizados debido a que los organismos oficiales que encargan nuevos edificios no son capaces de valorar el hecho de que la arquitectura energéticamente eficiente requiere una mayor inversión inicial que repercute en unos menores gastos de mantenimiento. Estas instituciones son muy conservadoras y no quieren asumir ningún tipo de riesgo. La mayor parte de los proyectos innovadores se encuentran en Alemania y los Países Bajos, debido a que sus gobiernos se encuentran más dispuestos a desarrollar proyectos innovadores que otros gobiernos europeos. En el Reino Unido, donde el 40% de la construcción es de iniciativa pública, existe un gran debate y una gran cantidad de documentación sobre el tema de la sostenibilidad, pero muy pocos ejemplos construídos.



Ekhart Hahn, Universidad de Dortmund

(oekocity@aol.com)

Cambios ambientales.

Los combustibles fósiles comienzan a escasear y los precios aumentan, pero el problema no reside en la subida de precios sino en la falta de interés que demuestran los responsables políticos por las leyes de la naturaleza. El informe Brundtland y el más reciente GEO 2000 proponen reducir, a lo largo del próximo siglo, las emisiones de CO2 y el resto de los contaminantes a una décima parte de las actuales. Para alcanzar dicho nivel es indispensable abandonar la actual fase de industrialización basada en los combustibles fósiles del «Jurásico». Deben producirse cambios fundamentales, redirigiendo el enfoque tecnológico del «tanque industrial» al «velero post-industrial». El velero requiere la cooperación entre el hombre y la naturaleza, un ejemplo útil para la industria de la construcción.



Jon Kristinsson, Universidad de Delft

(arch@kristinsson.nl).

La intervención del arquitecto en la construcción.

Desde un enfoque más en detalle, el proceso de nueva construcción debería situarse en el cuarto puesto de una lista de prioridades:

  1. La redistribución y la reutilización son preferibles a la demolición.
  2. Los lugares preferibles para construir son los lugares próximos a otros edificios y a la red de transportes públicos.
  3. Son necesarias condiciones espaciales, flexibilidad y belleza sostenible.
  4. La calidad de la construcción puede medirse pensando lo que desearán heredar las generaciones futuras.
El proyecto Schiedam del propio autor ilustra perfectamente estos conceptos: la durabilidad es posible. Por ejemplo, se han conseguido ahorros energéticos de hasta el 95% (Factor 20, de Amory Lovins, «Natural Capitalism», Earthscan Publ)



Pierre-Agustin Lefèvre: arquitecto, profesor de la Escuela de Arquitectura de la Villete, París

(pierre.lefevre@wanadoo.fr).

Ecología urbana.

Pierre Lefèvre expone el desarrollo de proyectos que han obtenido la marca HQE (Alta Calidad Ambiental) en Francia, su éxito y su generalización. Desde el punto de vista de la administración, la marca de alta calidad ambiental es una consecuencia de la introducción de la marca de alta eficiencia energética (Haute Performance Energétique). Esta iniciativa se fundamentaba en la definición de una serie de objetivos ambientales; sin embargo no se admitían aplicaciones experimentales en proyectos de vivienda social, ni se admitían sobrecostes en la construcción, lo que limitaba los beneficios de los promotores y constructores. La marca de alta calidad ambiental se desarrolló a nivel regional, y fue la región de Nord-Pas de Calais la que la incorporó como normativa para la construcción de sus institutos de formación profesional. El primer proyecto en Calais ha recibido la autorización a pesar de los problemas presupuestarios iniciales. El segundo proyecto de edificación en Caudry ha conseguido incorporar ciertas innovaciones. El tercer proyecto de centro educativo es considerado una «generalización» de la marca HQE: ¿esto significa que a partir de este momento todos los edificios de uso educativo se regirán por esta normativa, o que en el futuro se admitirá una versión banalizada de estos proyectos? Por fortuna, la UE está dedicando financiación al desarrollo sostenible, lo que crea una dinámica saludable, aunque esto no es garantía de la calidad de la investigación, el cumplimiento de los plazos y la suficiencia de las inversiones. En cualquier caso, siempre existe el riesgo de no ir más allá de declaraciones y promesas superficiales, no incorporándolas en forma de severo control y evaluación del proceso constructivo.



Peter Thoelen, VIBE (Institut Flamand pour la construction et l'habitation Bio-Ecologique / Instituto flamenco para la construcción y la vivienda bio-ecológica), Berchem

(info@vibe.be)

La construcción energéticamente eficiente a menudo olvida otros vínculos con la sostenibilidad.

Desde un punto de vista bio-ecológico, los edificios energéticamente eficientes son una prioridad de la construcción sostenible. Pero el ahorro energético es tan sólo una de las prioridades, de acuerdo con el enfoque integral de la bio-ecología. Con el fin de construir de acuerdo con los principios genuinos del desarrollo sostenible, es necesario tener en cuenta otros criterios, tales como la gestión de los recursos hídricos, la utilización del espacio y la aplicación de materiales locales y renovables.

Más allá, debemos concienciarnos de la necesidad de replantear nuestra noción occidental de los estándares de calidad de vida, si queremos reducir la huella que estamos dejando en nuestro planeta.



Henri Simmons, adjunto del alcalde para la planificación urbana, la participación y la vivienda de la ciudad de Bruselas

(berghmans@gial.be)

Dignificar la ciudad.

Henri Simmons se ha hecho cargo de la tarea de transformar, lenta y pacientemente, algunos de los peores hábitos de la ciudad de Bruselas (demoliciones, en su mayor parte de los casos ilegales, realizadas para dejar sitio a objetos brutales, construidos sin ninguna relación con el lugar, las personas, la historia o el porvenir) en prácticas acordes con un desarrollo sostenible, con la participación tanto de las administraciones como de los promotores inmobiliarios. Simmons considera la participación ciudadana una condición natural; los instrumentos para articularla son los siguientes:

Fecha de referencia: 13-12-2000

Boletín CF+S > 14 -- Hacia una arquitectura y un urbanismo basados en criterios bioclimáticos > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n14/nequinox.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio