Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Boletín CF+S > 12 -- Especial: ACCIÓN ASOCIATIVA EN EL DESARROLLO LOCAL > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n12/apcas.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Presentación del Seminario Metodología para la acción asociativa en el desarrollo social


Prisciliano Castro
Presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid.

Madrid (España), febrero de 1999

La celebración de un seminario de trabajo interno del movimiento ciudadano de Villaverde y Usera sobre el pensamiento reflexivo de su acción, y la publicación de sus principales contenidos y resultados en el presente trabajo, constituye un hecho tan poco frecuente como gratificante, y, además, nos muestra las enormes potencialidades que es capaz de desarrollar el movimiento ciudadano cuando establece estrategias de cooperación y es capaz de poner en común las diversas sensibilidades que le conforman. Este seminario no ha sido sino un momento de un proceso, sin duda, singular. Es un alto en el camino para reflexionar sobre lo andado hasta ahora y buscar los elementos necesarios para proseguir la exploración en la calidad de vida de nuestros barrios y en la democracia participativa. Ha sido producto y, con toda seguridad, productor del propio proceso ciudadano en el que se inscribe lo que me lleva a describir, aunque de forma muy somera, el proceso en sí.

Distintos estudios técnicos entre 1992 y 1996 pusieron en evidencia la situación de segregación espacial y exclusión social que sufren los barrios del sur de la ciudad. Todos esos estudios han reflejado la necesidad, y en ese sentido han plasmado propuestas en la dirección de desarrollar un Plan de Desarrollo Socio Urbanístico, Social e Integral que precisa de fuertes inversiones y de una discriminación positiva para resolver esa problemática. Por otro lado la sensación de declive, de inseguridad vital, la persistencia de núcleos chabolistas y de marginación social, las altas tasas de paro (sobre todo juvenil), el problema de las toxicomanías, el fracaso escolar, la degradación del medio ambiente, la existencia de vertederos y espacios desestructurados, la desarticulación del territorio y el aislamiento de los barrios son elementos que precisan de fuertes inversiones.

La necesidad hace la virtud, y surge como respuesta a todo ello un Movimiento Por La Dignidad del Sur que se propone dignificar los barrios a través del desarrollo de un Plan Integral (Integración Social, Transporte, Educación, Empleo, Vivienda, Medio Ambiente) en el que intervengan todas las administraciones implicadas y en el que se de cabida a mecanismos de participación ciudadana.

El planteamiento inicial ha sido crear una amplia y densa red de colectivos y profesionales implicados en la zona capaz de crear un movimiento potente por la "Dignidad del Sur". Posteriormente se pretendían actos informativos, movilizaciones combinados con procesos de negociación con la administración y el establecimiento de compromisos concretos. Para por último crear órganos inter-administrativos (agencias, consorcios) con participación del propio movimiento que fuera capaz de canalizar inversiones de una forma coordinada, suficiente y eficaz. El primer paso fue la elaboración de un Documento "Por la Dignidad del Sur" donde se establecían las necesidades de la zona y su cuantificación que resulto ser de 182.000 millones de pts. Se realizo un propuesta de plan de inversiones a 10 años. Este documento ampliamente difundido ha jugado un papel fundamental y ha sido en cierta manera el punto de arranque.

Sin embargo, la situación insostenible ha ido acelerando ese proceso. La manifestación masiva del mes de Junio convocada por asociaciones de Villaverde Bajo con un mensaje que hacía referencias exclusivas a los núcleos de chabolistas, el problema de la inseguridad ciudadana y de la droga, y que provocaron problemas de orden público, aceleró el proceso ante la necesidad de reorientar hacia lo que los firmantes del documento consideraban la raíz de los problemas (el desempleo, sobre todo el paro juvenil, la formación y la educación, y el medio ambiente). En ese marco se implicó la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos como elemento equilibrador dentro del movimiento, y como intermediario en las negociaciones con la Administración. De ese proceso surgen unos primeros compromisos por parte de la Comunidad de Madrid. Una Convocatoria de Gran Manifestación el 30 de Septiembre de 1997 por parte de todos los Barrios bajo el lema Por la Dignidad del Sur y el posterior proceso de negociación con la Administración muestran la eficacia que surge de la complementación de dos culturas asociativas: la reivindicativa y la de la gestión, la combinación de ambas están dando sus frutos en un plan de inversiones cuyos primeros resultados podemos identificar en los siguientes aspectos:

  1. En primer lugar, es imprescindible reseñar la capacidad para coordinar la práctica totalidad de las entidades sociales de la zona que de una u otra forma están conectadas al Movimiento por la Dignidad del Sur. Nivel de coordinación que no se lograba desde los movimientos ciudadanos de finales de los años 70.

  2. En segundo lugar, los compromisos adoptados por la administración y los mecanismos de seguimiento aceptados por ésta. En general el proceso de negociación abierto y con perspectivas de mantenimiento a lo largo del tiempo. Se consolida la idea de que hay una "Deuda Histórica" con el Sur de la ciudad.



    Compromisos adoptados por la Administración


  3. Inversión por parte de la Comunidad de Madrid de 18.000 millones de pts durante seis años (3.000 millones al año, incluyendo la primera partida en los presupuestos de la Comunidad de 1998). Decisión del carácter de la inversión por parte de las entidades ciudadanas.

  4. No más realojamientos en Villaverde Usera y erradicación de los asentamientos marginales.

  5. Plan de apoyo al pequeño comercio.

  6. Apuesta decidida y diversificada por la formación y el empleo. Creación de una Oficina de Promoción Territorial en Villaverde Bajo, un Vivero de Empresas y una Agencia de Empleo de la Comunidad de Madrid. Creación de dos escuelas taller y generación de diversos recursos para la formación por parte del IMAF.

  7. Construcción de diversos equipamientos y zonas verdes (escuela infantil, centro cultural, centro de salud, zonas deportivas, residencia de ancianos, albergue juvenil, etc....).

  8. Realización de operaciones estructurantes que resuelvan problemas accesibilidad entre barrios y de degradación paisajística: Es el caso de la remodelación de la Avenida de Córdoba y del cubrimiento de las vías ferroviarias en el proyecto denominado Gran Vía de Villaverde.

Sin duda hay que profundizar en algunos de estos aspectos, sobre todo en los relacionados con el empleo que es el objetivo del seminario que da pie al presente trabajo, y otros muchos temas quedan pendientes, pero el proceso continúa y lo repensamos con las aportaciones de este seminario que se marcaba objetivos en este sentido y partía de los siguientes planteamientos.

El movimiento ciudadano en su conjunto y las entidades sociales de barrio más singularmente se encuentran en un proceso de adaptación a los nuevos problemas urbanos. Surgen nuevas iniciativas que adoptan nuevos valores y nuevas formas de intervención en la ciudad. Ya no se trata tanto de reivindicar, aunque también, como de poner en práctica procesos de transformación social sobre las condiciones de vida de los ciudadanos. Importa más, por su eficacia probada, la apropiación, la autogestión, el control de los procesos y las intervenciones que les afectan, en definitiva la profundización en la participación; que unos logros ajenos a los propios afectados. En todo caso, la emergencia y consolidación de esas nuevas formas para reencontrar la ciudadanía parece que necesitan de una nueva cultura de la intervención pública, así como de una nueva cultura asociativa.

De hecho aparecen lagunas entre sistemas de naturaleza diferentes, terrenos de nadie, resquicios que no interesan a la acción lucrativa del Mercado, y dónde la intervención del Estado no ha llegado aún o es incapaz de llegar adecuadamente para satisfacer las necesidades de sectores y territorios concretos de la ciudad. La acción pública tiene pocos reflejos, poca voluntad política y poca disponibilidad presupuestaria para dar respuesta con agilidad a los nuevos retos de un mundo que cambia cada vez más, y cada vez con mayor rapidez. Pero sí tiene oportunidad de reconocer y apoyar a las asociaciones ciudadanas que, en su sentido mediador, tienen capacidad y potencialidad para desarrollar sus propias fuerzas y para intervenir eficazmente en procesos de reparación social y ambiental.

Si bien, el desarrollo de iniciativas sociales con capacidad de gestión, de implicación en procesos formativos y en la creación de empleo, precisan de recursos materiales, de recursos humanos, de recursos técnicos, de conocimientos y metodologías... para poder afrontar estrategias participativas con capacidad de transformación social. Ello requiere, entre otras cosas, de un sólido compromiso de las administraciones públicas que "ponga a la gente en primer lugar" reconociendo la utilidad social y la profundización de la democracia que supone la existencia de este tipo de tejido asociativo. Al respecto habría que decir que la inexistencia de una política estratégica desde el sector público hacia el apoyo y la creación de una economía social de amplio espectro dirigida a determinados sectores, en espacios con características determinadas, hace que estas iniciativas, en unos casos dependan en exceso de voluntades políticas particulares, y en otros que se encuentren en situación permanente de improvisación, y de competitividad entre las propias entidades sociales, confiriéndoles en ambos casos una situación de fragilidad que dificulta el desarrollo de este sector. Superar estas dificultades es el reto que tenemos por delante, y este seminario tiene intención de aportar ideas al respecto.

La múltiple estrategia relacional (Primera parte del seminario) que necesita desarrollar el movimiento ciudadano y las entidades sociales, como un sector mediador con vocación de gestionar y participar en los procesos de formación y empleo: relaciones con las administraciones públicas, relaciones con la base social, relaciones entre inter-asociaciones, relaciones internas intra-asociaciones; requiere de nuevos métodos de trabajo, de competencia y capacidad de gestión, de formación para la mediación, de conocimientos sobre la formación y el empleo. La reflexión, la propuesta, la estrategia, necesarias para afrontar los nuevos retos de la formación y el empleo que tiene el movimiento ciudadano y las asociaciones de barrio (Segunda parte del seminario) son el motivo que llevaron a plantear una espacio de encuentro que haga posible un avance al respecto, en los distritos de Villaverde y Usera.

Finalmente, el objetivo más claro del seminario era el de facilitar el conocimiento e intercambio de experiencias y metodologías de intervención social entre las asociaciones que participan del "Movimiento por la Dignidad del Sur", pero con la intención de que los vínculos generados se articulen de forma estable en una red de intercambio de información/orientación sobre los aspectos relacionados con el Desarrollo Local, y más particularmente, con los aspectos relacionados con la formación y el empleo. La elaboración de propuestas y la identificación de los problemas para llevarlas a buen término era otro de los retos de este seminario y por ello se estableció un trabajo que recogiese la esencia de la aportación del seminario los propios retos que se había marcado, esfuerzo de síntesis que fue encargado al Centro de Estudios de Mercado y Ciudadanos (CEMYC) y que conforma la tercera parte del libro.

No quisiera terminar esta introducción sin reseñar que la realización de un seminario como este exige la colaboración de muchas personas que merecen un mínimo gesto de agradecimiento, y que aún a riesgo de olvidar alguna de ellas, si quisiera dejar constancia de la labor de coordinación que han prestado Eusebio Calle y Mari Luz de Federación, Enrique Díaz y Víctor Renes de San Fermín, Paco Roca y Joaquín Espejel de Villaverde Bajo, Paco Pascual y Julio de Villaverde Alto, Juan, Manuel y Paloma de Cornisa de Orcasitas y Mari Prado de San Cristóbal. Es obligado también el agradecimiento al IMAF y a su Directora General M. Antonia Agudo sin cuyo apoyo y patrocinio este seminario no se hubiera podido llevar a cabo. Finalmente debo agradecer su colaboración a los autores de las ponencias así como a los más de 100 miembros de asociaciones que asistieron a los grupos de trabajo y a las sesiones plenarias y sin cuyas aportaciones y discusiones no hubiera podido ser el resultado e informe final del seminario.

Fecha de referencia: 1-2-1999

Boletín CF+S > 12 -- Especial: ACCIÓN ASOCIATIVA EN EL DESARROLLO LOCAL > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n12/apcas.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio