Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
El sistema de abastecimiento de Sevilla: ...embalse de Melonares > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n11/armarac.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X

Rendimiento hidráulico del sistema EMASESA y Aljarafesa

   (Volver al índice.)

El rendimiento hidráulico se define como el porcentaje de agua facturada en baja respecto al total del agua bruta aducida. Es la cara opuesta (complementario a uno) de las pérdidas totales, que en sentido amplio incluyen diversos conceptos: como pérdidas en alta (por transporte y potabilización) y en baja (pérdidas de la red de distribución, mermas en tratamientos y explotación de redes, consumos gratuitos o desviación de contadores). Su cuantificación en el sistema de EMASESA se detalla a continuación:

Las pérdidas en alta (cuadro 16) corresponden a:


Cuadro 16: Desglose de la pérdidas en alta del sistema EMASESA y Aljarafesa.

Volumen aducido (Hm3) Mermas de transporte (%) Mermas de potabiliza ción (%) Salida Carambolo (Hm3)
1975 102,3 3,6 2,2 90,7
1976 82,1 3,2 1,2 75,5
1977 95,1 3,2 1,5 85,5
1978 115,3 3,7 2,1 103,1
1979 126,1 3,7 3,7 110,6
1980 128,4 3,6 4,0 111,3
1981 82,2 3,0 1,6 73,4
1982 104,8 3,6 2,0 91,2
1983 99,2 3,3 5,0 84,2
1984 109,2 3,7 8,4 89,1
1985 116,3 3,3 8,3 95,0
1986 126,9 3,4 7,3 105,0
1987 137,8 3,5 5,0 115,7
1988 149,0 3,4 3,4 126,8
1989 153,0 3,4 3,0 129,1
1990 162,3 3,9 2,8 134,9
1991 173,8 3,4 2,7 141,6
1992 167,0 5,6 2,9 135,4
1993 133,3 4,3 2,5 110,1
1994 138,9 4,0 2,2 112,7
1995 129,2 2,8 4,6 107,2

Fuente: [Bonneau, 1996].



Las pérdidas en baja corresponden al concepto de "Agua no Controlada" (ANC), manejado por EMASESA. En lo que respecta a las "pérdidas en red" se observa una discrepancia entre los datos proporcionados por EMASESA en el Informe sobre Sequía de 1997 [EMASESA, 1997a] y los datos citados en [Bonneau, 1996], que se recogen en la última columna del cuadro 17. Las pérdidas en baja comprenden:


Cuadro 17: Desglose de las pérdidas en red (en baja) de EMASESA.

(Hm3 y porcentaje de la "Salida del Carambolo")
Salida Carambolo (Hm3) ANC (*)
total (%)
ANC (*) Pérdidas en red
(%) (**)
1975 90,7 29,3 2,9 8,2 4,6 13,4 19,2
1976 75,5 25,8 2,6 7,3 4,1 11,8 15,7
1977 85,5 30,0 3,0 8,4 3,5 15,1 18,1
1978 103,1 35,4 2,1 9,9 5,6 17,7 23,5
1979 110,6 35,1 2,0 9,7 5,6 17,5 23,3
1980 111,3 34,7 2,0 9,7 6,5 16,4 23,1
1981 73,4 26,0 2,5 7,2 4,2 11,9 16,3
1982 91,2 35,6 3,2 9,9 6,0 16,3 24,2
1983 84,2 31,6 3,2 8,8 5,1 14,5 22,1
1984 89,1 31,8 1,9 8,8 5,1 16,0 20,8
1985 95,0 29,7 1,8 8,3 4,7 14,8 18,4
1986 105,0 31,2 1,9 7,8 5,5 15,6 20,1
1987 115,7 33,4 2,0 8,0 6,6 16,7 21,8
1988 126,8 40,0 2,3 9,6 8,0 19,9 27,5
1989 129,1 39,0 2,3 10,1 7,0 19,4 26,5
1990 134,9 35,6 2,1 9,9 5,7 14,4 23,0
1991 141,6 37,0 2,2 8,9 7,3 18,5 24,8
1992 135,4 34,6 3,7 7,6 7,2 15,6 22,1
1993 110,1 35,3 3,9 7,7 5,0 18,5 22,8
1994 112,7 37,0 4,1 8,0 6,4 18,3 22,8
1995 107,2 37,3 4,1 8,2 6,4 18,5 22,3

ANC: Agua no Controlada.
Fuente: Elaboración propia a partir de (*) [EMASESA, 1997a]
(**) [Bonneau, 1996].



En conclusión, los valores de rendimiento hidráulico global (RH) para el sistema de EMASESA que se desprenden de los anteriores datos son notablemente bajos, generalmente alrededor de 0,60 (o 60%). Se pueden observar aumentos hasta el 70%, que coinciden con las sequías de 1974-76 y 1981-83, pero en la última década la tendencia ha sido más bien hacia un empeoramiento por debajo del 60%. Ello implica unos valores de pérdidas totales (en alta y baja), bajo distintos conceptos, del 40%, cifra muy por encima de los niveles considerados aceptables a nivel nacional y internacional. De la comparación del RH en alta y en baja del sistema de EMASESA se desprende que en la distribución en alta queda poco margen para reducir pérdidas; por contra, es la mejora de la distribución en baja la que puede contribuir en mayor medida al incremento del rendimiento hidráulico global.

Mejora del Rendimiento Hidráulico: referencias nacionales e internacionales

Los objetivos de rendimiento hidráulico que se fijan en la literatura y documentación especializada son claramente superiores al actual RH del sistema EMASESA + Aljarafesa. El borrador del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (POTAS), elaborado por la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, se propone como objetivo alcanzar un rendimiento hidráulico del 75% en Sevilla y su zona para el año 2.011. Por su parte, el borrador de Anteproyecto de Ley de Abastecimiento de Agua y Saneamiento de Andalucía de 18 de Julio de 97, elaborado por el Gobierno Andaluz, es aún más ambicioso al establecer en su artículo 16.5 un tope del 15% del agua facturada para las pérdidas admisibles en las redes de distribución de agua potable [Junta de Andalucía, 1997], es decir un rendimiento hidráulico de 85%. Se podría considerar esta cifra como nivel de pérdidas fisiológico, tomando en cuenta los volúmenes que se pierden inevitablemente en las conducciones, en los procesos de tratamiento y gestión de la red (purgas, desviación de contadores). Este nivel ya se ha alcanzado o se piensa realistamente alcanzar en varias ciudades, de las que la continuación se presenta una relación indicativa:


Para las comparaciones internacionales, lo ideal es disponer de cifras de pérdidas en red expresadas en m3/Km de red/día. A titulo de ejemplo, en 1996 el promedio oficial de pérdidas en redes de distribución era 3,7 m3/Km/día en los Länder occidentales de Alemania, 4,2 m3/Km/día en Francia, entre 3,77 y de 8,4 m3/Km/día en Dinamarca; 8,4 m3/Km/día en Inglaterra y 15,7 m3/Km/día en Gales. Además, los homólogos franceses de la Confederaciones Hidrográficas (Agences de Bassin) han anunciado que dejarán de subvencionar obras de regulación hidráulica a los municipios, cuando sus niveles de pérdidas en la red superen los siguientes umbrales: 1.5-2.5 m3/Km/día (para las zonas rurales); 3-5 m3/Km/día (en zonas semi-rurales) y 7-10 m3/Km/día (en zonas urbanas) [Environment Agency/NRA1995-97].    

Comparando estos órdenes de magnitud con el caso del abastecimiento de Sevilla, según los datos de pérdidas para el año 1995 (19,9 Hm3 sin considerar otros conceptos incluidos en el apartado "Agua No Controlada", [EMASESA, 1997a:23])- y considerando una longitud de la red de 2.702 Km [EMASESA, 1997b], se obtienen valores de pérdidas de cerca de 20 m3/Km/día, ampliamente superiores a los valores citados en la literatura internacional.

Consuelo Gisante, Ricardo Marqués Sillero, Leandro del Moral Ituarte, Carlos Pérez Bonilla y Fernando Sancho Royo.

Fecha de referencia: 5-11-1999


1: En ambos casos, con una inversión de cerca de $8.5 m, que el banco Mundial estimó que sería compensada por los beneficios derivados de la disminución de pérdidas al cabo de 3 años [Mediterranean, 1996].

El sistema de abastecimiento de Sevilla: ...embalse de Melonares > http://habitat.aq.upm.es/boletin/n11/armarac.html

Edita: Instituto Juan de Herrera. Av. Juan de Herrera 4. 28040 MADRID. ESPAÑA. ISSN: 1578-097X
 
Ciudades para un Futuro más Sostenible
Búsqueda | Buenas Prácticas | Documentos | Boletín CF+S | Novedades | Convocatorias | Sobre la Biblioteca | Buzón/Mailbox
 
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Universidad Politécnica de Madrid
Grupo de Investigación en Arquitectura, Urbanismo y Sostenibilidad
Departamento de Estructuras y Física de la EdificaciónDepartamento de Urbanística y Ordenación del Territorio